Estudiante de Trabajo Social obtiene importante logro deportivo en Argentina

En Neuquén, Argentina, el estudiante de Trabajo Social sede Chillán, Matías Sepúlveda Medina, demostró todo su talento en el deporte de equilibro en cuerda slackline logrando el segundo lugar en la competencia trasandina “Monkey´s Cup 3”, en la categoría profesional.

Con un 2018 lleno de logros, el joven destacó el nivel de competición al que se enfrentó, algo que lo llena de orgullo. “Me vi compitiendo con deportistas como lo son Ezequiel Camussi de Argentina (actual campeón de su nación), Matías Pavez de Chile (atleta internacional de Slackline Industries), y en una final junto a Emmanuel Conteras de Argentina (campeón nacional argentino y atleta internacional), así como Abraham Hernández de Chile (campeón nacional y mundial de slackline, atleta internacional de Gibbon Slacklines). Por ello intenté dar lo mejor de mí en cada ronda hasta llegar al podio”, sostuvo.

Sobre cómo se preparó para estar al nivel competitivo necesario, Matías comentó que entrenó sobre la cinta como “bajo ella, viendo lo que es fortalecimiento físico en el box de crossfit “Strong mind box”, así como mi recuperación de lesiones junto al centro kinesiologico “Move Center” para así llegar a un nivel óptimo el día de la competencia”.

La experiencia  significó, dijo el estudiante, tener la oportunidad de conocer personas increíbles, “lo cual me deja el aprendizaje más grande, que es el poder conectarme con personas que aman y comparten la misma pasión que yo hacia la cinta. Para mí, competir a este nivel es algo que jamás se me pudo pasar por la mente en mis inicios, el poder viajar, conocer, competir con atletas que tan solo podía ver por videos y ahora poder vivir y compartir con ellos es algo que no se puede comprar”.

Este segundo lugar fue el culmine de un 2018 exitoso, “fue un año de grandes logros en lo personal, cumplir algunos sueños que tenía desde que comencé con esto como lo fue el poder participar del mundial en duplas que se realizó en Munich – Alemania.  Así también el pertenecer a la empresa más grande de slackline en el mundo como lo es “Gibbon Slackline”, también el ejecutar maniobras quenunca se intentaron en el mundo, inventar un truco e inscribirla con el nombre de “Newen Flip” (Backflip 1080), ser galardonado como el deportista del año en mi disciplina”.

“Cada uno de estos logros es gracias a las personas que día a día están detrás de mí brindándome el apoyo incondicional para salir adelante en cada nueva meta y desafío que me propongo. Es por eso que doy gracias a cada una de esas personas y esperemos que el 2019 sea un año de muchos logros y éxito”, reflexionó el deportista.