A los 87 años, murió el destacado académico y artista Eduardo Meissner Grebe

Figura emblemática de la cultura penquista y regional, el deceso de Eduardo Meissner Grebe -ocurrido durante las primeras horas del lunes 18 de noviembre- causó profundo pesar en nuestra comunidad universitaria, a la que estuvo estrechamente ligado. Su velatorio se está llevando a cabo en la Iglesia Luterana de Concepción, ubicada en Colo Colo 54.

Eduardo Meissner fue el primer profesor emérito de la Universidad del Bío-Bío, lo que da cuenta de la profunda valoración y reconocimiento de la comunidad UBB a su labor tanto en nuestra institución como en el medio externo, advirtió el rector Mauricio Cataldo Monsalves. La autoridad universitaria resaltó particularmente la preocupación de Meissner por promover el arte y la cultura, una de las tareas que también corresponde a las universidades, dijo. Hasta hace no mucho tiempo, nos acompañó en la inauguración de nuestras actividades culturales, recordó.

El Rector puso de relieve igualmente que Eduardo Meissner fue uno de los fundadores de nuestra Escuela de Arquitectura, formadora de destacados profesionales. Asimismo, expresó sus condolencias a su familia.

Meissner Grebe nació el 9 de julio de 1932 en Concepción y estudió en el Liceo Alemán penquista. En 1950 ingresó a la Universidad de Concepción, donde obtuvo el título de cirujano dentista, con la tesis Reproducción del iris en prótesis ocular. De 1955 a 1959 realizó estudios de posgrado en la Universidad Friedrich Wilhelm, Alemania, alcanzando el grado de Doctor en Medicina Dental con especialidad en Ortodoncia. Paralelamente a su formación en odontología, estudió pintura y grabado en la Academia de Bellas Artes de Concepción, con Tole Peralta y Julio Escámez, en la Escuela Internacional de Verano de Zalsburgo, con Oskar Kokoschka, y, como alumno visitante, en la Akademie der Bildenden Künste, en Viena. Asimismo y en calidad de instrumentista en flauta traversa, en 1953 integró el grupo de músicos fundadores de la Orquesta Sinfónica, en ese tiempo de Cámara, de la Universidad de Concepción.

En 1960 se incorporó como docente a la Escuela Dental de la Universidad de Concepción, alternando su quehacer académico con el ejercicio profesional y su actividad creativa. En 1969, fue parte del equipo de profesionales que creó la Escuela de Arquitectura de la sede local de la Universidad Técnica del Estado -antecesora de la UBB-, realizando estudios y trabajos de investigación sobre percepción y semiótica aplicada a las artes visuales y la arquitectura. Publicó artículos y textos, entre los que destacan La configuración espacial I y II (2000, en colaboración con Víctor Lobos del Fierro y Ernesto Vilches) y Teoría del signo en arquitectura: Charlas de Nottingham (2008). Fue también autor de un volumen de cuentos y una novela.

Ganador en concursos del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (Fondart), realizó numerosas muestras de su obra pictórica en galerías regionales y de Santiago, incluyendo una retrospectiva en el Museo Nacional de Bellas Artes, en 2001. Llevó adelante también el proyecto de construcción Casa Poli en Coliumo, junto a los arquitectos Mauricio Pezo y Sofía von Ellrichshausen.

Fue miembro correspondiente de la Academia de Artes del Instituto de Chile y obtuvo múltiples reconocimientos: Premio Municipal de Arte de la Municipalidad de Concepción (1965), Premio de Honor Aurelio Lamas Ibieta del Primer Salón Sur (1976), Premio de Honor del Colegio de Arquitectos (2000), Premio Regional Marta Colvin en Artes Visuales (2002) y Premio Bicentenario (2010) del Consejo Regional de la Cultura y las Artes. En 2004 y por su destacado desempeño profesional y académico, en docencia, investigación y extensión universitaria en las artes plásticas y literarias se convirtió en el primer profesor emérito de la Universidad del Bío-Bío.

Fue asimismo candidato al Premio Nacional de Arte los años 1993, 1996 y 2001, apoyado por diversas instituciones universitarias y culturales de Concepción.

 




En Barcelona: Académico UBB participó en Congreso Internacional de Ciudad y Territorio Virtual

 

Invitado por el Centro de Política de Suelo y Valoraciones de la Universidad Politécnica de Cataluña, el Dr. Héctor Gaete Feres participó en el XIII Congreso Internacional de Ciudad y Territorio Virtual, 13CTV, realizado en Barcelona, España, del 2 al 4 de octubre. El académico del Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la UBB dictó la conferencia Urbanismo, gobernanza y sustentabilidad. El Caso de Chile e integró asimismo el comité científico del encuentro.

La convocatoria al 13 CTV, cuyo eje central fue el tema Retos y paradigmas de la ciudad contemporánea, fue realizada por la Red Internacional Arquitectura, Ciudad y Medioambiente y abarcó ocho líneas temáticas: Cambio climático, planeamiento y urbanismo; eficiencia energética en el medio edificado; gentrificación, turismo y vivienda; frentes marítimos portuarios-urbanos; ciudades inteligentes y modelos virtuales; centros históricos y retos futuros; derecho a la ciudad, empoderamiento y género; y movilidad, infraestructura y territorio sostenible.

La cita congregó a arquitectos y expertos en urbanismo de todo el mundo. Su sesión inaugural, el miércoles 2, se llevó a cabo en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, mientras que las jornadas del 3 y 4 de octubre se desarrollaron en dependencias del Convent dels Angels, administrado por el Museo de Arte Moderno de Barcelona. El programa consideró sesiones temáticas con un total de más de 250 ponencias, posters y conferencias a cargo de académicos y especialistas de España y Francia, además del Dr. Gaete Feres.

En su exposición, el académico de nuestra Universidad planteó que la sustentabilidad de las ciudades depende de factores como las condiciones de desigualdad, el modelo de gobernanza y el estilo de desarrollo urbano. Se refirió asimismo a la economía circular, que recicla y reutiliza, en contraposición a una economía lineal que impacta fuertemente en la sustentabilidad.

Como miembro del comité científico del 13CTV, en tanto, Héctor Gaete compartió responsabilidades con arquitectos y catedráticos de las universidades de Roma Tre, Tecnológica de Viena, de Guadalajara, Politécnica de Cataluña y Nova de Lisboa.

El primer CTV se efectuó, el año 2004, también en Barcelona y fue organizado por el Centro de Política de Suelo y Valoraciones de la Universidad Politécnica de Cataluña, CPSV, como un encuentro para presentar desarrollos en modelos virtuales y herramientas de representación del entorno construido. Posteriormente, el congreso continuó realizándose alternadamente entre Europa y América latina, con el CPSV como coordinador general y laRed Internacional Arquitectura, Ciudad y Medioambiente, como plataforma de apoyo, incluyendo comités locales de organización. A través de sus distintas ediciones, sin perder su espíritu inicial, se han incorporado diversos temas sociales, siempre con incidencia en ámbitos territoriales y urbanos.




Muestra de marcas del Nodo RIVA: UBB impulsa visibilización y fortalecimiento del diseño local

Durante dos meses permanecerá abierta la muestra de marcas de las empresas que participan en la Red de Integración de Valor y Asociatividad del sector Calzado e Indumentaria del Gran Concepción basada en una gestión estratégica del diseño, Nodo RIVA. La exposición, inaugurada el viernes 4 de octubre, tiene como objetivo visibilizar y comercializar los productos diseñados por 15 empresarias locales y puede ser visitada por el público en la Galería Juana de Arco, ubicada en Camino El Venado  716, local 3, en San Pedro de la Paz. 

El Nodo RIVA, apoyado por Corfo, es dirigido por la académica del Departamento de Arte y Tecnologías del Diseño Jimena Alarcón. La iniciativa da continuidad al proyecto Distrito de Diseño del Gran Concepción: Articulación de una red de valor territorial para potenciar la contribución del sector en la matriz productiva regional, también respaldado por Corfo y orientado a evidenciar la oferta de productos y servicios de diseño, favorecer la asociatividad y posicionar a la región como un centro competitivo en esta área, con proyección internacional.

En la misma línea, el Nodo RIVA busca dar a conocer, articular y capacitar a 15 empresas de indumentaria y calzado, para incrementar su competitividad y rentabilidad, potenciando el trabajo colaborativo y dinamizando a este sector de la industria creativa. La propuesta considera diversas acciones, como coaching en gestión empresarial para la apertura hacia nuevos mercados, visita de distribuidores extranjeros, creación de una plataforma de comercio electrónico, coaching en marketing digital y redes sociales, taller de economía circular y materiales y la realización de dos showrooms para la comercialización de productos.

Según señaló Jimena Alarcón al inaugurar la muestra de marcas, la iniciativa marca el inicio del segundo año de ejecución del proyecto Nodo RIVA. En la oportunidad, la académica agradeció asimismo el respaldo de Corfo a los esfuerzos por ampliar la cultura del diseño en nuestra ciudad y la región. En representación de las empresas participantes, Esmirna Bravo, expresó también su gratitud a Corfo, a la Universidad del Bío-Bío y a la Galería Juana de Arco y valoró la oportunidad de visibilizar y comercializar sus productos, así como la capacitación que les entrega el Nodo RIVA. Estamos muy entusiasmadas y motivadas, afirmó.

Por su parte, el director de Extensión Leonardo Seguel destacó que el diseño y el vestuario son expresiones de la identidad cultural local, que a nuestra Universidad le interesa fomentar y preservar. Tenemos un compromiso irrenunciable con el rescate y promoción de nuestros valores identitarios, aseveró. El director de Innovación Francisco Vergara, en tanto, sostuvo que Nodo RIVA es un ejemplo de la alianza virtuosa entre empresas, el sector público y la academia, para la transformación del conocimiento en innovación en beneficio del desarrollo. Destacó también el “reverdecimiento” que está experimentando la industria creativa en el Gran Concepción.

Las empresas que integran el Nodo RIVA son, del sector calzado y accesorios en cuero: Factoría Izmir, de Esmirna Bravo; Pamela Maza Shoes y Claudia Vilaza; de vestuario femenino: Lo Vestuario, de Loreto Aburto; Mafca, de María Francisca Galdames, Garfac, de Nataly Riffo, e Imativa, de Verónica Garrido; de complementos textiles: Macuto, de Natalia Garrido, Martes 13, de Gissela Améstica, y La Suerte Diseño, de Paulina Fuentealba; de orfebrería, joyería y accesorios en seda: Keka Ruiz, Escuela Metal y Fuego, Meyfu, de Valeria Velozo, Ximena Solé y Sutraluz, de Begoña Flores; y de vestuario y textiles para bebés: Tienda Colores, de Francisca Navarro.




Acreditación de magíster en patrimonio consolida trayectoria y desarrollo de la Facultad de Arquitectura UBB

Un importante hito en la reconocida labor de estudio, difusión y preservación del patrimonio que lleva adelante la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío, Farcodi, marca la reciente acreditación del Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano, Pau. La certificación del programa convierte asimismo a la Farcodi en la segunda facultad de nuestra institución que alcanza la acreditación de la totalidad de sus posgrados, sumándose a la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos que también ostenta este logro.

La acreditación del Pau reafirma la consolidación de una línea de desarrollo que se viene impulsando desde la década de los 80, cuando diversos académicos comenzaron a publicar artículos sobre el tema y se inició la edición de la revista Arquitecturas del Sur, señaló el decano Roberto Burdiles Allende. Añadió que la certificación del magíster refuerza además los objetivos asumidos por la Facultad, para seguir avanzando hacia nuevas etapas de crecimiento.

En este sentido, indicó que están trabajando para ofrecer otros programas de posgrado en áreas como arquitectura latinoamericana, urbanismo, construcción en maderas y diseño, potenciando las capacidades académicas y científicas de la Farcodi. El decano se refirió igualmente al desafío de fortalecer las redes de colaboración y las actividades de vinculación con el medio. Queremos ratificar nuestro rol como actores relevantes en los ámbitos que abarca nuestro quehacer, en sintonía con las necesidades y demandas del entorno, precisó Roberto Burdiles.

La acreditación del Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano se extiende por dos años. El programa aún no cuenta con egresados caso en el cual, según la normativa de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, el período máximo de acreditación es de tres años. Como par externa actuó Pilar Barba Buscaglia, de la Universidad de Chile, quien estuvo en la UBB el 12 de julio recién pasado. En el informe emitido tras su visita, la evaluadora resaltó el cuerpo académico del Pau (todo el claustro tiene grado de doctor); la coherencia del diseño curricular con su condición de programa académico; el contexto institucional dado por el prestigio regional y nacional de la UBB y la existencia de mecanismos de aseguramiento de la calidad, así como el sello regional del magister.

Este enfoque abarca la puesta en valor del patrimonio arquitectónico y urbano de nuestras regiones y latinoamericano y lo diferencia de otros programas sobre patrimonio que se dictan a nivel regional, situándolo como el único de su tipo en la zona centro sur del país, comentó la directora del programa María Isabel López Meza. La académica manifestó que en la evaluación externa se destacó también la inclusión de estudiantes de distintas áreas, lo que permite una visión multidisciplinaria de las materias que se abordan. El aporte de las diferentes miradas resulta enriquecedor y acerca a los estudiantes a lo que debe ser el trabajo integral con el patrimonio, argumentó la directora.

María Isabel López coincidió en que la acreditación del Pau es un reconocimiento a una labor de larga data de muchos docentes de la Facultad. Aunque el programa comenzó a dictarse hace dos años, se sustenta sobre bases sólidas, dijo, agregando que la vinculación con el medio fue otro aspecto valorado positivamente para la acreditación. Con respecto a los pasos a seguir tras los resultados del proceso, en tanto, mencionó el fortalecimiento de la articulación con el doctorado y de mecanismos que faciliten la incorporación de alumnos extranjeros

El Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano tiene actualmente 21 estudiantes, entre los que se cuentan arquitectos, diseñadores, trabajadores sociales e historiadores. De acuerdo a lo informado por su directora, en octubre próximo se abren las postulaciones para el próximo año.

Con la acreditación del Pau, el porcentaje de magísteres de la UBB acreditados se eleva a 58.3 por ciento (7 de 12).




Muestra CINCUENTA de la Escuela de Arquitectura UBB

En la galería Punto de Cultura Federico Ramírez, de la Ilustre Municipalidad de Concepción, se desarrolla la muestra CINCUENTA, que conmemora el cincuentenario de la Escuela de Arquitectura de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, tras su fundación bajo el alero institucional de la Universidad Técnica del Estado (UTE), el año 1969.

Por Francisco Darmendrail S.

Su inauguración se produjo el jueves 12 de septiembre y contó con la asistencia de autoridades de la facultad y directivos universitarios, encabezadas por el decano Roberto Burdiles y el director de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, Leonardo Seguel. Además, contó con la presencia del director de la Escuela de Arquitectura, Jaime Jofré, quien dirigió las palabras de bienvenida a los numerosos asistentes a la jornada inaugural.

CINCUENTA es una muestra retrospectiva que ofrece un panorama sobre la producción arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de nuestra casa de estudios, donde se destaca la idea de conjunto o colectividad de obras bajo un mismo alero formativo por sobre las diferencias de escala, ubicación o época que puedan existir entre ellas.

La dirección de la muestra está a cargo del académico de la facultad, arquitecto Giuliano Pastorelli, con la colaboración del equipo creativo encabezado por los arquitectos Elisa Cifuentes, Matías Ramírez y Luciano Riquelme. Como curador de las piezas históricas se invitó al arquitecto y académico Luis Darmendrail y la producción de las piezas visuales estuvo a cargo de los alumnos Pilar Albornoz, Javiera Leighton, Matías Muñoz, Bárbara Sáez, Antonia Viñals e Ignacia Zurita.

Respecto de la génesis de la muestra CINCUENTA, Giuliano Pastorelli expresó que la idea de montar la exposición se enmarca en los cincuenta años de la Escuela de Arquitectura y tiene como objetivo destacar obras existentes en Concepción y en el país, realizadas por estudiantes y académicos de dicha unidad.

El académico espera que a partir de esta muestra se pueda dar a conocer la producción de la Escuela de Arquitectura y al mismo tiempo apreciar la calidad e importancia de estas obras, que constituyen parte de la historia de la Escuela.

CINCUENTA estará abierta al público hasta el viernes 27 de septiembre, de 8:45 a 13:45 y de 15:00 a 17:30 horas, en el Punto de Cultura Federico Ramírez de la Municipalidad de Concepción, ubicado en calle B. O’Higgins N°555, Concepción.




Doctorado en Arquitectura se acredita por 4 años y se sitúa como el mejor acreditado del país en su área

 

 

Como el programa del área con mejor nivel de acreditación del país se situó el Doctorado en Arquitectura y Urbanismo que imparte la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, tras ser acreditado por cuatro años – del 21 de agosto de 2019 a la misma fecha de 2023 – por la Comisión Nacional de Acreditación.

La vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, resaltó que este logro responde al trabajo realizado por el equipo a cargo del Doctorado en los últimos años. Hay un esfuerzo serio, responsable y persistente de autoevaluación y ajuste que hizo posible alcanzar esta destacada acreditación, comentó.

Agregó que para la Vicerrectoría que encabeza significa, además, un nuevo avance en el objetivo de acreditar todos los posgrados, ya que con este resultado cuatro de los cinco doctorados que imparte la UBB cumplieron la meta. Con ello reafirmamos el desafío de seguir fortaleciendo el posgrado, tras la acreditación del área en el marco de la acreditación institucional 2019, manifestó la Vicerrectora.

Por su parte, la directora del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, DAU, Dra. Maureen Trebilcock Kelly, recordó que los evaluadores externos José Rosas, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Walter Imilán, de la Universidad de Chile – que estuvieron en la UBB mayo pasado-, destacaron varios aspectos del programa: El fortalecimiento de su cuerpo académico, líneas investigativas y gestión, el apoyo institucional y la tradición y el prestigio de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra Universidad.

El informe de pares, uno de los insumos para la determinación de la acreditación, puso de relieve también las tesis desarrolladas en la línea de edificación sustentable respecto de la calidad de los ambientes construidos y su vinculación con las políticas públicas, así como el respaldo de unidades académicas de investigación aplicada de la UBB en este ámbito, que dan sustento y marco al Doctorado.

La directora del DAU señaló que otro aspecto fundamental para lograr la acreditación fue la renovación curricular. Los cambios en el plan de estudios -que incluyeron la incorporación al sistema de créditos transferibles- permitió superar las debilidades detectadas, dijo.

No fue una tarea fácil ni de un día para otro, subrayó la académica. Advirtiendo que asumió la conducción del Doctorado en marzo de este año, reconoció el trabajo del ex director y fundador del programa Dr. Rodrigo García Alvarado. Valoró igualmente la labor del equipo administrativo y el cuerpo académico, así como el apoyo de estudiantes y egresados. En cierta medida, yo he llegado a cosechar los logros de un trabajo de larga data y asumir los desafíos que trae esta nueva etapa, indicó.

En este sentido, Maureen Trebilcock mencionó la idea de seguir avanzando en la internacionalización del programa, que ya mantiene convenios activos con seis universidades de España, Bélgica, Inglaterra y Alemania, un acuerdo de cotutelaje de tesis con la Universidad de Alcalá de Henares y otro pronto a formalizarse con la Universidad de Lieja. Otros desafíos, dijo, son completar la renovación curricular, fortalecer el seguimiento de egresados, reforzar la divulgación de tesis y continuar robusteciendo el cuerpo académico.

Actualmente, el Doctorado de Arquitectura y Urbanismo cuenta con 27 profesores (18 de claustro), además de algunos docentes invitados. Su matrícula, es 30 estudiantes chilenos y extranjeros. El programa tiene una alta demanda y cada año se seleccionan entre 6 y 8 postulantes, señaló la directora.

En las imágenes, la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Dra. Gipsy Tabillo – la izquierda-, y la directora del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, Dra. Maureen Trebilcok K.




Académica UBB obtuvo Premio Sergio Larraín del Colegio de Arquitectos de Chile

La Dra. Maureen Trebilcock Kelly, del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura de nuestra casa de estudios, obtuvo el Premio Sergio Larraín García-Moreno, con que el Colegio de Arquitectos de Chile reconoce a profesionales de la orden que se distinguen en el campo académico o de investigación. Fue postulada al galardón por un grupo de arquitectos colegiados, quienes la destacaron como “pionera en Chile de la arquitectura sustentable, a partir de su labor como docente, investigadora y consultora por más de 20 años”.

La académica se manifestó muy contenta por el premio, que recibirá en una ceremonia a realizarse el próximo 2 de agosto, en Santiago. Subrayó asimismo que se trata de un reconocimiento a un trabajo colectivo y distingue también a nuestra Universidad, que goza de gran prestigio en el ámbito de la formación, investigación y proyección de la arquitectura.

El permanente apoyo institucional ha sido fundamental para abrir una nueva línea de estudio como la arquitectura sustentable que, a través de dos décadas, se ha incorporado a la docencia, publicaciones y proyectos que lleva adelante la Facultad, constituyéndose en un sello, argumentó. En la UBB, agregó, siempre hemos encontrado el respaldo y la colaboración necesarias para desarrollar todas estas iniciativas, en un esfuerzo colectivo que ahora es reconocido por el Colegio de Arquitectos.

Maureen Trebilcock  es arquitecto titulada en la Universidad del Bío-Bío, Master of Arts in Green Architecture y PhD in Sustainable Architecture de la Universidad de Nottingham, Reino Unido. Profesora titular y actual directora del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, también creó y dirigió, de 2008 a 2014, el Magíster en Hábitat sustentable y eficiencia energética, programa acreditado por la Comisión Nacional de Acreditación y con más de un centenar de graduados. Fue asimismo fundadora y editora de la revista Hábitat sustentable, de 2011 a 2014, publicación científica indexada en Scielo y en Web of Science.

Desde abril de este año forma parte del Grupo de Estudio Fondecyt en Artes y Arquitectura e integró igualmente el Grupo de Estudios Fondecyt en Arquitectura, Geografía, Urbanismo y Artes, de 2013 a 2016. Ha dirigido y participado en numerosos proyectos de investigación, con apoyo del Consejo Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, Conicyt, y otras entidades, promoviendo la calidad ambiental de las edificaciones. Autora de diversas publicaciones, ha participado en congresos y encuentros y ha sido consultora para instituciones públicas y privadas. Consejera alterna del Consejo Directivo del Programa Construye de Corfo, en 2018 fue reconocida como Mujer Destacada por el Gobierno Regional del Biobío y la secretaría regional de la Mujer.

Entre agosto de 2014 y agosto de 2018 se desempeñó como directora general de Relaciones Institucionales y desde octubre del año pasado es miembro de la Junta Directiva de la Universidad del Bío-Bío.




Trabajadora social de la U. del Valle de Colombia realizó exitosa pasantía en UBB

Lina Dorado, Trabajadora Social de la Universidad del Valle de Colombia, realizó una pasantía de tres meses en la Universidad del Bío-Bío en el marco del proyecto Adapto, iniciativa internacional que busca apoyar proyectos territoriales de mujeres líderes en torno a la adaptación al cambio climático.

Por Fernando Mejías.

Fueron tres meses de intenso trabajo en Concepción los que tuvo Lina Dorado, trabajadora social de la Universidad del Valle en Cali, Colombia, becada para realizar una pasantía en la Universidad del Bío-Bío gracias a fondos del proyecto Adapto, fruto de un consorcio de universidades americanas liderada por la Universidad de Montreal en Canadá y con participación de la Universidad del Bío-Bío.

Dorado, llegó a Chile el 3 de marzo por una pasantía de investigación con apoyo desde el Laboratorio de Intervención Urbana de la U. del Valle, una de las participantes del proyecto Adapto. “El proyecto Adapto contempla becas de pasantía, explica Dorado, y me otorgaron una para apoyar el equipo de arquitectura desde el área social, donde me tocó estar en el Laboratorio de Políticas Públicas de la UBB”.

¿Cuál era el objetivo del proyecto y tu trabajo en Chile?

El proyecto busca identificar iniciativas de mujeres líderes en los territorios, que apunten a la adaptación al cambio climático. Busca ejecutar y apoyar proyectos que estén en concordancia y relación con los municipios, las empresas privadas, la comunidad y la academia, para avanzar hacia el objetivo de adaptarse al cambio climático con enfoques de género.

Dorado, resalta que su trabajo fue aportar puntualmente al Plan de Gestión Social que se estaba haciendo en la comunidad y apoyar tareas del laboratorio, hacia la construcción de una relación vinculante con la comunidad para visibilizar los proyectos de las mujeres y hacerlos sostenibles en el tiempo.

“El proyecto Adapto tiene diferentes líneas de acción, entre ellas una de divulgación de conocimiento. Ahí se busca la generación de artículos y también pequeñas investigaciones en los territorios. También, trabajamos con los microproyectos, que son iniciativas de líderes mujeres en los territorios que se financian y se busca que sean sostenibles y sustentables en el tiempo. Digamos que los casos de estudio se están desarrollando en Colombia y acá en Chile en el Valle de Nonguén, donde estamos en proceso de identificación de los microproyectos, porque la idea es que se comiencen a ejecutar en el segundo semestre de este año”, explica la profesional.

Adapto, tiene una estrecha relación con la Escuela de Arquitectura a través del Taller de Barrios, que ya se estaban realizando en Quinchamalí y en Bellavista, Tomé. “Al final son ideas de la comunidad, ellos los presentan, se postulan, los acompañamos en el proceso y todos tienen relación con la adaptación al cambio climático”, concluye Dorado.

¿Cuál es el próximo paso luego de tu visita?

El próximo año, la idea es que vengan todos los investigadores internacionales al cierre del proyecto de cuatro años a Concepción con un gran encuentro. La idea es presentar los resultados de todo este proceso que se ha venido haciendo y los avances de los microproyectos que se deben sustentar en el tiempo e impactar directamente en los territorios y la vida de las personas.




Escuela de Arquitectura entregó diplomas de título a nueva generación de profesionales

La Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a los egresados que finalizaron con éxito sus estudios. La actividad se realizó el viernes 24 de mayo, en el Aula Magna de la sede Concepción, en el marco del quincuagésimo aniversario de la Escuela.

La ceremonia estuvo encabezada por el vicerrector Académico, Perter Backhouse Erazo; y el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende. La actividad contó con la presencia de autoridades universitarias, académicos, administrativos y estudiantes de la carrera, además de familiares de los egresados.

El director de la Escuela de Arquitectura, Jaime Jofré Muñoz, recordó los orígenes de la Escuela, y subrayó que los fundadores dejaron un legado imborrable construido bajo la base del diálogo, el respeto por la diferencia y el consenso.

La pertenencia estatal, agregó,  “nos deja a todos los que estudiamos aquí un sello indeleble de compromiso con el devenir del país, allí precisamente, en ese espacio de compromiso ético es donde debemos desplegar una labor profesional que se oriente hacia la construcción de una arquitectura que promueva el uso democrático de los espacios públicos, donde se escuchen las demandas de la sociedad y a quienes reclaman una vivienda digna, donde se practique la tolerancia hacia la diversidad sociedad y cultural para que todos, sin distinción de género, edad, etnia y nacionalidad, tengan un espacio que los acoja y una oportunidad para vivir en plenitud”.

Luego de la entrega de los diplomas de título a los egresados, se realizó la premiación a los estudiantes que destacaron por sus méritos personales y profesionales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Neftalí Vargas Rojas, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio Escuela de Arquitectura fue para Paul Giroux Bravo por haber obtenido el rendimiento promedio más alto considerando toda su trayectoria académica en la Escuela.

El Premio al Mejor Proyecto de Título lo obtuvo Iván Uribe Vivar por su proyecto titulado Edificio mixto en altura. Congestión de usos como rehabilitador urbano.

El Premio al Mejor Compañero fue para Harold Turner Medina, quien fue elegido por sus pares.

El presidente de la delegación zonal Concepción del Colegio de Arquitectos, Claudio Arce Ayub, hizo un llamado a los nuevos arquitectos a colegiarse y así fortalecer a la institución. En la ocasión, se distinguió a Neftalí Vargas Rojas con el Premio Colegio de Arquitectos, por haber obtenido el mejor rendimiento promedio en las asignaturas de taller. Asimismo, Álvaro Arcos Rivera recibió el Premio del Servicio de Asistencia Técnica del Colegio de Arquitectos, por su compromiso social.

Durante la ceremonia también se entregó el premio a los tres primeros lugares del concurso Master Plan Costanera de Talcahuano. El primer puesto fue para Diego Cárdenas Medina, mientras que el segundo y el tercero lo obtuvieron Daniela Figueroa Mendoza y Jorge Lazo Barraza, respectivamente.

Los recién titulados entregaron un obsequio a la Escuela de Arquitectura que fue recibido por Jaime Jofré; y destacaron la labor que cumplió en su formación la académica María Cecilia Poblete, distinción que se entrega por primera vez. Igualmente, se reconoció el aporte de los auxiliares Javier Hormazábal y Marco Córdova, y de la secretaria de la Escuela, Gina Gelmi.

En representación de los titulados, Gabriela León Ortega manifestó que los nuevos arquitectas y arquitectos de la Universidad del Bío-Bío, “nos llevamos de aquí nuevos conocimientos que son frutos del esfuerzo de unos excelentes guías que han dado lo mejor de sí, no solo para que seamos mejores profesionales sino para que seamos mejores personas. Ahora es tiempo de llevar a cabo el objetivo de creación de nuestra Escuela, el cual es descentralizar la enseñanza de la arquitectura formando estudiantes dentro de la realidad territorial del sur del país, con una sólida formación técnica y conscientes de la estrecha relación que debe existir entre la arquitectura y el lugar”.

 

 

 

 

 




Estudiantes de Arquitectura desarrollarán proyectos para Pabellón del Cine en Lebu

 

Con el propósito de conocer la ciudad para desarrollar proyectos arquitectónicos de carácter académico relacionados con equipamiento público, un grupo de 41 estudiantes y tres profesores de tercer año de la Escuela de Arquitectura estuvieron en Lebu, del 3 al 5 mayo. La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Municipalidad local y la Dirección de Desarrollo Estudiantil de la UBB, apunta al diseño de un Pabellón del Cine, que acoja esta importante actividad cultural ya tradicional de la ciudad, con miras a potenciarla y dotarla de instalaciones adecuadas.

Según informó Gonzalo Cerda Brintrup, se trata de un ejercicio académico que podrá aportar ideas para un futuro cine-teatro para Lebu –sede principal del Festival Internacional de Cine que, desde hace 19 años, se realiza en febrero-, con áreas interiores y exteriores, anfiteatro al aire libre, cafetería y baños para el público. El académico agregó que se han determinado cuatro posibles lugares para la instalación del proyecto, el que será desarrollado por los estudiantes entre de mayo y julio. Para el mes de agosto próximo, esperamos hacer una presentación pública a la comunidad y las autoridades de la ciudad de las propuestas de los alumnos, expresadas en maquetas y planos, adelantó.

En su reciente visita, los estudiantes junto con los arquitectos Gonzalo Cerda, Paula Heyden Pozo y la alumna ayudante Carla Lagos Aliaga, recorrieron y analizaron la ciudad desde el punto de vista arquitectónico y urbano.

Uno de los aspectos más destacados de la visita es el reconocimiento de  la gran belleza paisajística de la localidad, el valioso patrimonio arquitectónico existente y la gran preocupación de las autoridades municipales por el desarrollo y mantención de espacios públicos como costaneras, plazas, áreas de juegos infantiles, iluminación  y paseos públicos, por lo que las propuestas de los estudiantes se inscribirán en la idea de aportar al desarrollo urbano y cultural de la comunidad, comentó Gonzalo Cerda.