Investigador UBB desarrolla productos cárnicos reducidos en sodio listos para consumir

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Juan Esteban Reyes, impulsa el proyecto financiado por la Fundación para la Innovación Agraria, FIA-PYT- 2016-0649, titulado “Desarrollo de productos cárnicos listos para consumir reducidos en sodio, mediante el uso combinado de tecnologías innovadoras: reformulación de ingredientes y altas presiones hidrostáticas”. En dicho marco convocó al Encuentro Técnico-Científico denominado “Estrategias para reducir el contenido de sodio en productos cárnicos”.

La actividad se desarrolló en dependencias del Hotel Diego de Almagro de Chillán y consideró la participación de dueños, técnicos e ingenieros en alimentos de fábricas elaboradoras de productos cárnicos procesados de la zona, quienes tuvieron la oportunidad de conocer y discutir los principales inconvenientes y avances tecnológicos destinados a lograr reducir el contenido de sal (sodio) en productos cárnicos procesados.

En la oportunidad, Juan Esteban Reyes, profesor asociado del Departamento de Ingeniería en Alimentos UBB, Mg. Sc. Mención Microbiología, expuso el tema “Desarrollo de productos cárnicos listos para consumir reducidos en sodio”, donde dio cuenta de los principales resultados obtenidos en el proyecto FIA que dirige.

El académico Juan Esteban Reyes Parra comentó que el excesivo consumo de sodio (sal) es una de las principales causas de la hipertensión arterial, lo que incrementa el riesgo de padecer accidentes cardio- y cerebro-vasculares. Es por ello que varios países han implementado estrategias para reducir su consumo.

“En Chile, la promulgación de la nueva ley de etiquetado de alimentos busca que la industria alimentaria haga una reducción progresiva de este nutriente crítico. Esta exigencia, supone un gran desafío para la industria cárnica, ya que la reducción de sal (sodio) en productos cárnicos procesados es una de las tareas más difíciles que deben enfrentar, debido a la naturaleza multifuncional que desempeña la sal. Este ingrediente ejerce un fuerte impacto sobre el sabor, la textura, el color y la estabilidad microbiológica”, aseguró.

El académico Reyes Parra describió que existen estrategias que pueden permitir la reducción del contenido de sal (sodio) en productos cárnicos procesados, sin mayor desmedro de sus propiedades texturales, sensoriales y microbiológicas.  “Entre ellas, destaca la reformulación de ingredientes, que se basa en la substitución parcial del cloruro de sodio (NaCl) por otras sales como el KCl, así como del uso de potenciadores y bloqueadores de sabores. También se cuenta con tecnologías como la alta presión hidrostática (APH), la cual permite paliar los efectos negativos de la reducción de sal, particularmente las asociadas con la retención de agua, textura, inocuidad y estabilidad microbiológica”, aseveró.

El profesor Juan Esteban Reyes explicó que resulta importante señalar que las estrategias para la reducción de sodio en productos cárnicos “siempre tendrán un costo más elevado que el de no reducirlo, pero tendrán la ventaja de crear nuevas oportunidades de negocio para alimentos más saludables, acorde con los requerimientos de las autoridades y los consumidores, haciendo a las empresas más competitivas y comprometidas con la sociedad”, señaló.

En la ocasión también expuso el ingeniero en alimentos Francisco González, representante técnico-comercial del Área Cárnicos de la División Alimentos del Grupo Blumos, quien se refirió a la “Reformulación de ingredientes para la reducción de sodio en productos cárnicos”.

En tanto, Luis Arancibia, tecnólogo en alimentos y asesor de Lab-Consultores, abordó el tema “Costos asociados a la elaboración de productos cárnicos reducidos en sodio”.




Estudiante de la Universidad de Playa Ancha realiza pasantía en el Departamento de Ciencias Básicas UBB

La alumna de tercer año de Pedagogía en Química y Ciencias de la UPLA, Ana Morales Abularach, realiza una pasantía académica junto al Dr. Enrique Werner Navarrete. El propósito de la estadía es conocer los enfoques pedagógicos en la enseñanza de las ciencias, especialmente en Química, así como interactuar con académicos e informarse sobre algunas de las líneas de investigación que se desarrollan en el Departamento.

Ana Morales Abularach explicó que pudo visitar la UBB tras postular a una beca de la Universidad de Playa Ancha orientada a estudiantes de pregrado. Asimismo, supo de la alternativa del Departamento de Ciencias Básicas pues el académico Alejandro Madrid Villegas, Doctor en Ciencias con mención en Química de la UPLA, desarrolla trabajos conjuntos con el Dr. Enrique Werner Navarrete.

“Me interesaba conocer una realidad diferente y saber cómo se trabaja en otras universidades. Pude optar a esta pasantía en atención a mi rendimiento académico y aptitudes orientadas a la investigación”, comentó la joven.

El itinerario de la estudiante consideró la visita al prorrector de la UBB, Dr. Fernando Toledo Montiel, quien destacó el aporte que suponen las experiencias de movilidad estudiantil tanto el interior del país como hacia el extranjero, puesto que permiten a los estudiantes ampliar la mirada del mundo y visualizar nuevas áreas de proyección profesional.

“La movilidad estudiantil nacional e internacional es necesaria para la formación del estudiante y su inserción en el mundo globalizado; pero también es fundamental para proyectar la colaboración entre las instituciones en el ámbito de la doble titulación y graduación. El desarrollo y fortaleza de las diferentes áreas de investigación en las Universidades se nutre de las redes de colaboración de los académicos, de los proyectos de investigación en conjunto, de los programas de movilidad para estudiantes de pregrado y postgrado, y de la interacción entre los centros de investigación”, acotó.

El Dr. Enrique Werner Navarrete, del Laboratorio de Bioquímica y Microbiología Ambiental, señaló que parte del proceso formativo de pregrado de la UPLA considera una pasantía de sus estudiantes en otra casa de estudios superiores, y en este caso, el vínculo se dio a través del Dr. Alejandro Madrid Villegas.

“Ana ya se vinculó con el Grupo de Enseñanza de la Química que integran el Dr. Hernán Ahumada y el Dr. Luis Moreno. También trabajará en el laboratorio del Dr. Julio Alarcón Enos donde abordará aspectos de la química de productos naturales, conocerá algunos experimentos y podrá dialogar e interactuar con otros estudiantes”, aseveró.

Ana Morales explicó que trabaja regularmente en el Laboratorio de Recursos Naturales de la UPLA, donde ha podido abocarse a su propia línea de investigación. “Me interesa investigar sobre síntesis orgánica clásica. Mi línea de investigación busca identificar compuestos que inhiban la acción de un oomycete (hongo) denominado saprolegnia que afecta a la industria del salmón. En Chile, es la segunda enfermedad más importante luego de la anemia infecciosa del salmón conocida usualmente como ISA. El oomycete se encuentra presente en agua dulce y opera como un patógeno secundario”, ilustró la estudiante.

Morales Abularach explicó que parte de su trabajo pudo exponerlo en modalidad póster, en un reciente congreso realizado en Trujillo, Perú.

La alumna pasante también se reunió con el académico Dr. Hernán Ahumada Gutiérrez, con quien pudo dialogar sobre el quehacer de investigación, la pedagogía orientada a la enseñanza de la Química y visiones sobre la educación.

“Me interesa conocer el modo en que trabajan los académicos, así como la vinculación que entablan con las carreras de pedagogía, particularmente con Pedagogía en Ciencias Naturales mención Química. La idea es conocer las mallas curriculares y comparar el modo de enseñanza y el perfil de egreso de los profesionales”, aseveró.

La estudiante se reunió igualmente con el director de la Escuela de Pedagogía en Ciencias Naturales, profesor Patricio Chandía Peña y tuvo oportunidad de conocer la visión y enfoque de la carrera de pedagogía, aspectos de la malla curricular y prácticas profesionales. Además quedó invitada a participar en la semana de la Ciencia que la carrera promueve.

Ana Morales Abularach también ha tenido tiempo para recorrer el Campus Fernando May y los nuevos Laboratorios de Ciencias Básicas, que llamaron su atención por la incorporación de normas arquitectónicas de accesibilidad y por su amplitud.




Nuevos Laboratorios de Ciencias Básicas refuerzan presencia de la Universidad del Bío-Bío en la naciente Región de Ñuble


Moderno edificio posee una superficie de 1.040 metros cuadrados y considera seis laboratorios: dos de Química e igual número de Biología y Física. La obra supuso una inversión de 802 millones 133 mil 519 pesos y cumple con la normativa vigente de accesibilidad universal. Rector Héctor Gaete Feres presidió el corte de cinta junto a la prorrectora Gloria Gómez Vera; el vicerrector de Investigación y Postgrado, Mario Ramos Maldonado; el decano de la Facultad de Ciencias, Fernando Toledo Montiel; el director del Departamento de Ciencias Básicas, Julio Alarcón Enos; el director académico Juan Carlos Marín Contreras y el académico Luis Lillo Arroyo.

Un ambiente de auténtico júbilo se vivenció durante el acto de inauguración de los nuevos Laboratorios de Ciencias Básicas emplazados en el Campus Fernando May de la sede Chillán.

La construcción del nuevo edificio se inserta en el plan de obras institucional, orientado a responder a las necesidades del desarrollo universitario en sus diferentes dimensiones: formación de capital humano, investigación y vinculación con el medio. Su implementación refleja los avances institucionales en materia de infraestructura y refuerza la presencia de la Universidad del Bío-Bío en la naciente Región de Ñuble.

El rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres, precisó que la construcción de los Laboratorios representa un sueño que se venía gestando hace ya algunos años, y contó siempre con el respaldo y compromiso de los distintos directores de departamento.

“El Departamento de Ciencias Básicas es esencial para la Universidad; sabemos que parte importante del esfuerzo que ha tenido la Universidad en Ciencias se debe al aporte de este Departamento. Si uno revisa la información, no es imaginable la acreditación en Investigación sin la contribución importante de nuestra Facultad de Ciencias y particularmente del Departamento de Ciencias Básicas, de manera que muchas gracias por la contribución que hacen y seguirán haciendo”, aseveró el rector.

El rector Gaete Feres destacó que así como la concreción de los nuevos laboratorios, la Facultad de Ciencias también se plantea otros desafíos como el futuro Centro de Ciencias Exactas, propuesta aprobada en forma unánime por el Consejo Académico universitario.

“Para el logro de estos sueños es fundamental la contribución de nuestros científicos, directivos, el personal administrativo; todos ellos aportan un grano de arena para concretar los esfuerzos institucionales, en este caso, a través del Departamento de Ciencias Básicas y de la Facultad de Ciencias.

El Dr. Héctor Gaete también tuvo palabras de reconocimiento para el Departamento de Proyectos y Construcciones de la UBB, así como para los obreros y la empresa constructora que levantó la obra.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo Montiel, expresó su satisfacción por el logro que implica la construcción del nuevo edificio, lo que grafica la importancia de la Facultad y del Departamento de Ciencias Básicas en el desarrollo científico de la Universidad y en la formación de los estudiantes. “Agradecemos, en la persona de nuestro Rector, el apoyo del gobierno universitario, no sólo en la concreción de este importante laboratorio, sino que además en el apoyo de los logros y desafíos que el Departamento de Ciencias Básicas ha estado planteándose”, aseveró.

El decano Toledo Montiel también valoró la participación de científicos, personal administrativo y estudiantes de pregrado y postgrado, presentes en el acto inaugural. “Con este laboratorio responderemos a múltiples necesidades de formación, pero también nos permitirá dar justas soluciones a investigadores que no tenían espacios para desarrollar sus investigaciones. Responder con justicia y oportunidad es también contribuir a mejorar nuestro aporte científico”, argumentó.

El Dr. Fernando Toledo destacó que sobre la base de los logros actuales, la comunidad de la Facultad de Ciencias se plantea desafíos más exigentes que requieren ante todo un trabajo armónico y una visión compartida de desarrollo.

Tras el corte de cinta los concurrentes realizaron un breve recorrido por las nuevas dependencias.




Referente nacional de Bioética Dr. Manuel Santos Alcántara protagonizó Primer Workshop de la disciplina en la UBB


“Regulación de la Investigación Científica: Estado Actual y Desafíos” se denominó el Primer Workshop en Bioética de la Universidad del Bío-Bío. El espacio congregó a especialistas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile, Universidad de Santiago, Comisión Nacional de Bioética y de la propia UBB.

“Generar un espacio de conversación reflexiva plural, multidisciplinaria y crítica, en torno a problemas éticos frecuentes dentro de la investigación científica, estimulando el proceso de autocrítica y concienciación entre los estudiantes e investigadores de la enorme responsabilidad que implica investigar en Ciencias”, fue el principal objetivo del Primer Workshop en Bioética de la Universidad del Bío-Bío, organizado a través de la Facultad de Ciencias y el Magíster en Ciencias Biológicas en alianza con la Sociedad Chilena de Bioética

La conferencia inaugural fue dictada por el Doctor en Genética y especialista en Bioética, Manuel Santos Alcántara, presidente de la Sociedad Chilena de Bioética, quien expuso sobre “Concepto y Principios de Bioética” y luego sobre “Aspectos Bioéticos de la Investigación Científica con Seres Humanos”.

Al iniciar la conferencia el Dr. Santos Alcántara precisó que su postura bioética es más cercana a la corriente personalista que principialista, y no concuerda con la corriente utilitarista ni con la transhumanista. Esta definición es fundamental porque existen distintas perspectivas antropológicas sobre este tema.

“Esta es una muy buena iniciativa surgida en la Universidad del Bío-Bío, porque hoy no se puede realizar ninguna investigación científica sin que se respeten algunos requisitos éticos, particularmente, en todo lo relacionado con investigación en seres humanos, animales, plantas, bacterias. El científico tiene una responsabilidad frente a la sociedad respecto a los estudios que pueda hacer con toda forma de vida. En este contexto, quien regula esta normativa sobre cómo hacer investigación respetando la vida en todas sus formas es precisamente la Bioética”, expresó el conferencista.

El especialista comentó que es el investigador Van Rensselaer Potter, en la década de 1970, quien acuña el concepto y definición de Bioética. El científico advierte que la supervivencia de todo el ecosistema se encuentra en peligro debido a la ruptura entre el saber científico y el saber humanístico. Por ello propone establecer un puente entre la cultura científica y la humanista, rol que desempeñaría la Bioética, con el objetivo de enseñar a cómo usar el conocimiento en el campo científico-tecnológico. En su perspectiva, la Bioética debe unir los valores éticos, no sólo referidos al hombre sino a la biósfera y los hechos biológicos, puesto que ello permitiría la sobrevivencia del ecosistema.

El Dr. Manuel Santos Alcántara explicó igualmente que la Bioética considera las áreas de la Biomedicina que atañe a seres humanos y animales de experimentación; Estudios Sociales, referidos a los seres humanos; Biología, donde se considera a microorganismos animales y plantas; y la Ecología.

Los modelos o corrientes de la Bioética se sustentan en las distintas concepciones del hombre, es decir, el modelo ético que se utilizará se sustenta en una mirada antropológica específica. Es así como se identifican los siguientes modelos: Ética Deontológica o Kantiana, Principialista, Relativista (Casuista, Utilitarismo), Personalista, Casuista, Sociobiologista, Ética de la Virtud (Bienes Humanos) y Transhumanismo, según ilustró el Dr. Santos Alcántara.

Acto inaugural

El Workshop se desarrolló en el Aula Magna del Campus Fernando May y consideró la participación de autoridades universitarias, académicos y académicas, estudiantes de pregrado y de postgrado, junto a los conferencistas invitados.

La prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, felicitó y reconoció la pertinencia y necesidad de reflexionar sobre el tema que propuso el Workshop. “Efectivamente, podemos decir que los investigadores e investigadoras poseen una óptima formación científica, disciplinar y con toda seguridad, también personal. Sin embargo, ello no impide que en el desarrollo de sus tareas investigativas se vean enfrentados a dilemas, a profundas disquisiciones que nos plantean interrogantes, porque la naturaleza de la cuestión que se analiza es compleja, no se revela con claridad como el blanco o el negro, sino más bien como un área nebulosa o difusa”, aseguró.

Lo anterior, cobra plena relevancia cuando dichas investigaciones se vinculan con las personas, con los seres vivos y el medioambiente, agregó la prorrectora. “Como lo hemos dicho, el poseer una formación científica no siempre es garantía de un proceder ético. La historia nos enseña que con el argumento de la investigación científica, en más de una ocasión se han traspasado límites y se han cometido abusos”, advirtió.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo Montiel, citando al Dr. Van Rensselaer Potter, enfatizó que “-a medida que se ingresa a la era del tercer milenio, cada vez estamos más conscientes del dilema formulado por el aumento exponencial del conocimiento, sin un aumento de la sabiduría necesaria para manejarlo-. Se refería (Van Rensselear Potter) con preocupación a la fragilidad del uso de este conocimiento, el cual no necesariamente tiene por objetivo la supervivencia humana o la mejora de su condición”, manifestó.

El decano Toledo Montiel precisó que en virtud de lo anterior, el desafío para las universidades es la adecuada aproximación a los dilemas que conciernen al campo de la Bioética en una visión abarcadora de todas las manifestaciones de la vida.

“Para ello debemos tener presente algunos fenómenos que deben formar parte de nuestra reflexión crítica constante. La globalización, como fenómeno que incide fuertemente en los equilibrios de la vida; la interculturalidad, que reclama nuevos y urgentes esfuerzos de diálogo entre culturas diferentes y la búsqueda de caminos convergentes en torno a problemas que se observan comunes; la rehumanización de la producción del conocimiento, como necesidad de buscar caminos convergentes, orientados a recuperar la capacidad de unir a la sociedad. Y quizás un cuarto punto, nuestra creciente falta de nivel de conciencia sobre el sentido de la responsabilidad compartida, y no ser conscientes, a veces, de que somos parte de una cultura que debe nutrirse de prioridades con sentido para el crecimiento de la sociedad. En suma, no tenemos a veces conciencia de que estamos invitados a promover y a aportar los equilibrios dinámicos sobre los que descansa la vida”, advirtió.

El Dr. Toledo comentó que en este sentido las universidades tienen una gran oportunidad de formación, pues a partir de la valoración de la autonomía moral de los miembros de la comunidad, las interdependencias y convergencias que se generan en torno a valores compartidos, el pensamiento ético emerge como una herramienta fundamental para valorizar la dimensión del diálogo, los consensos y los acuerdos capaces de orientar la toma de decisiones fundadas en la prudencia y responsabilidad, como sello de actuación de las personas que componen una institución.

El coordinador general del Workshop, Dr. Enrique Zamorano Ponce expresó un especial reconocimiento a la Sociedad Chilena de Bioética en la persona de su presidente, Dr. Manuel Santos Alcántara, por confiar y brindar su apoyo a la realización del encuentro.

“Desde que Van Rensselaer Potter acuñara el término bioética en la década de los años 70, esta joven disciplina ha adquirido una importancia gravitante en el desarrollo de diferentes líneas de investigación. Y pese a que la bioética se ha desarrollado en estrecha relación con la esfera sanitaria y ha sido considerada como aquella disciplina que da respuesta a los cuestionamientos éticos generados por el avance de la ciencia y la técnica y su aplicación en la medicina, este no es su único objeto de estudio”, comentó el investigador UBB.

El Dr. Zamorano Ponce precisó que la bioética, como ética aplicada, pretende dar solución a las contrariedades morales que germinan, ya sea en la relación del hombre con el resto de la biósfera y las generaciones futuras; de la relación del sujeto con las instituciones de la sociedad; como de la relación entre los individuos durante la atención sanitaria o la ejecución de un protocolo de investigación.

“Es así que en el ejercicio de la bioética, independiente del ámbito, se identifican los problemas, se formulan principios legítimos y razonables, se especifican los posibles contextos de su uso, y se aplican reglas en casos concretos. Por lo tanto, el modelo de la ética es transdisciplinar, procedimental y dialógico, es decir, un diálogo entre oyentes con distinta formación, experiencias y creencias en condiciones de reconocimiento recíproco, los cuales comparten y contextualizan el significado de los conceptos que utilizan, con el fin de lograr un discurso que sea legítimo socialmente y que permita el entendimiento en una sociedad pluralista que presenta diversos códigos morales”, describió.

El Dr. Zamorano subrayó que la bioética es necesaria para mediar la relación entre las ciencias de la vida y los valores que son esenciales para la sociedad. Asimismo, la bioética es trascendental en el contexto actual y las reivindicaciones relacionadas con el bienestar humano y del medioambiente.

“Nuestros tiempos requieren valores consistentes en el trabajo científico. La Bioética, exegética en su fundamento, es un área multidisciplinaria del conocimiento cuyo objeto de estudio es la vida, su conservación y progreso. Se ocupa de examinar y precisar aquellos elementos que proporcionan una óptima conducta humana con relación a la vida, referida a la humanidad, a la vida animal o vegetal así como del medio en que puedan darse los contextos admisibles para la convivencia”, reflexionó.




Ingeniería en Recursos Naturales UBB vivenció su primera ceremonia de titulación

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, recayó en Karem Grandón Malverde. El premio al Desarrollo Estudiantil, en tanto, fue para Haydée Parra Morales. El Premio Carrera de Ingeniería en Recursos Naturales se otorgó a María Luisa Salazar Roa.

Un verdadero hitó vivenció la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales de la Facultad de Ciencias de la Universidad del Bío-Bío, al realizar la primera ceremonia de titulación desde que fuera creada el año 2010. En la oportunidad se hizo entrega de diplomas de título a 22 profesionales.

El acto solemne se desarrolló en el Aula Magna del Campus Fernando May, y fue presidido por el decano de la Facultad de Ciencias, Fernando Toledo Montiel, junto con la participación del Rector electo de la Universidad, Mauricio Cataldo Monsalves; el director académico de la Honorable Junta Directiva, Juan Carlos Marín Contreras; la secretaria académica de la Facultad, Nelly Gómez Fuentealba; el director del Departamento de Ciencias Básicas, Julio Alarcón Enos; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el jefe de carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, Boris Rebolledo Gajardo, académicas y académicos de la carrera, familiares de los nuevos profesionales e invitados especiales.

El decano de la Facultad de Ciencias, Fernando Toledo Montiel, felicitó a las nuevas ingenieras e ingenieros en Recursos Naturales por el esfuerzo evidenciado en el desarrollo de su vida universitaria y también por haber confiado a la UBB su educación y formación profesional.

“Cuando nos encontramos ante una ceremonia como esta, donde celebramos a nuestros estudiantes y también a nuestra casa de estudios, es importante recordar un poco la historia, pues nos indica que las grandes construcciones humanas, las emociones y los sueños, cuando son compartidos, nos dan la tranquilidad que perdurarán en el tiempo”, aseveró.

El decano Toledo Montiel precisó que la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales fue creada el 23 de septiembre del año 2010, en la sexta sesión de la Honorable Junta Directiva de la Universidad.

“Nuestra carrera surge como una necesidad para la formación de profesionales del área medioambiental con un amplio rigor científico. Es por ello, que la carrera se crea al alero del Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad del Bío-Bío, el que se caracteriza por ser una unidad académica con una clara orientación científica. Así, con el cultivo de este sello de formación, han pasado varios años y nos encontramos hoy como carrera, en una posición de desarrollo y crecimiento expectante, al alero de un Departamento y Facultad que continuarán otorgándole el apoyo en recursos técnicos y humanos”, manifestó.

El decano Fernando Toledo reconoció la labor de quienes han contribuido a la consolidación de la carrera identificando a la Vicerrectoría Académica, la Dirección de Docencia y la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, quienes aseguró han apoyado el plan de desarrollo, así como han posibilitado el proceso de renovación curricular junto a distintos actores.

También agradeció a los jefes de carrera que han sido partícipes del proceso formativo de los estudiantes: Dra. Marcela Vidal, Dr. Luis Moreno, Dra. Jeannette Vera y Dr. Francisco Valenzuela, así como a los jefes del proyecto de creación de la carrera en sus distintas etapas: Dr. Carlos Céspedes, Dr. Julio Alarcón, a quienes se suma el propio Dr. Fernando Toledo.

El decano Fernando Toledo Montiel hizo especial referencia al perfil de egreso de los ingenieros e ingenieras en Recursos Naturales de la Universidad del Bío-Bío. “Se trata de un profesional que gestiona los recursos naturales en beneficio de la sociedad y el medioambiente. Debemos resaltar que vuestro perfil de egreso se complementa con las características y valores que cada uno de ustedes posee; con las competencias genéricas que han adquirido en los cursos de formación integral de nuestra casa de estudios, y también con las relaciones personales y de amistad que ustedes han desarrollado a lo largo de estos años, y todo ello sumado al cariño y apoyo de sus respectivas familias”, reflexionó.

La entrega de diplomas de título profesional fue dirigida por el actual jefe de carrera, Boris Rebolledo Gajardo, así como por la primera jefa de carrera, Marcela Vidal Maldonado.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, recayó en la egresada Karem Grandón Malverde, quien recibió el importante galardón de manos del decano de la Facultad de Ciencias, Fernando Toledo Montiel.

En tanto, el Premio al Desarrollo Estudiantil, fue para la egresada Haydée Parra Morales, quien recibió el reconocimiento de parte del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

El Premio Carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, a su vez, fue conferido a María Luisa Salazar Roa, quien recibió el reconocimiento de manos del jefe de carrera, Boris Rebolledo Gajardo.

En nombre de las egresadas y egresados recién titulados, correspondió a la ingeniera en Recursos Naturales, Andrea Palma Contreras, dirigir el mensaje final donde dio cuenta del tiempo vivido en la Universidad, así como de los desafíos y de la responsabilidad que ahora les cabe como nuevos profesionales.




Académico UBB dictó conferencia plenaria en el primer Euroindoamerican Natural Products Meeting realizado en Madrid-España

El académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Carlos L. Céspedes Acuña, dictó una conferencia plenaria en el Primer Euroindoamerican Natural Products Meeting realizado en Madrid, España. El congreso reunió a científicos y académicos, centros de investigación, empresas de la industria y organizaciones gubernamentales para compartir nuevos avances en la investigación básica y aplicada de productos naturales provenientes de plantas o de microorganismos.  

El Dr. Carlos L. Céspedes expuso los principales avances del Grupo de Investigación de Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos de la Facultad de Ciencias de la Universidad del Bío-Bío. El encuentro internacional brindó el marco en que el académico UBB dio cuenta de las distintas investigaciones que se llevan a cabo en por el Grupo, quienes han logrado constatar que los productos naturales de las plantas poseen variadas actividades biológicas como la actividad inhibitoria del crecimiento de insectos, por mencionar un ejemplo específico.

“Junto con ello hemos descubierto que estos compuestos químicos de las plantas, que conocemos como metabolitos secundarios, tienen efectos inhibidores de enzimas que están relacionadas con diferentes partes de la fisiología del cuerpo de los animales. Entonces, el trabajo ha ido diversificándose hacia la inhibición enzimática”, precisó.

El Dr. Céspedes Acuña comentó que al investigar sobre inhibición enzimática se ingresa al ámbito de la bioquímica y para eso es necesario manejar una serie de conceptos y principios propios de este conocimiento específico.

“Esto implica que debemos trabajar con conceptos y principios bioquímicos. A partir de ello podremos determinar la actividad enzimática, identificar el mecanismo de acción, el sitio específico de acción y ver cuáles son las diferentes formas de inhibición de esas enzimas. Por ejemplo, ahora estamos realizando la búsqueda de inhibidores de la enzima acetilcolinesterasa, que es una de las enzimas responsable de los males neurodegenerativos como el mal de Parkinson, el mal de Alzheimer, entre otros”, aseveró.

Junto a lo anterior, el investigador de la UBB explicó que también se ha descubierto que muchos metabolitos secundarios de algunas plantas poseen actividad antioxidante, lo que redunda en claros beneficios para la salud. En términos muy generales, un antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. Las reacciones de oxidación pueden producir radicales libres que comienzan reacciones en cadena que dañan las células. De ahí la importancia de identificar actividad antioxidante en algunos productos naturales.

Durante la conferencia plenaria el Dr. Carlos L. Céspedes Acuña se refirió puntualmente a los avances registrados en investigaciones realizadas con las plantas herbáceas conocidas como “zapatito de doncella” (Calceolaria integrifolia s.l.), “talguén” (Talquenea quinquenervis) y el “maqui” (Aristotelia chilensis).

“Principalmente me referí a los mecanismos de inhibición o actividades inhibitorias de las enzimas acetilcolinesterasa, tirosinasa y proteasa, presentes en calceolarias y en la hoja del maqui. La actividad inhibitoria de acetilcolinesterasa del maqui está muy regulada, en parte, por los compuestos fenólicos, pero también está regulada por alcaloides indolicos. Por ejemplo, para el tratamiento quimioterapéutico del cáncer se ocupa vincristina y vinblastina, y el principio activo de esos medicamentos son precisamente alcaloides indólicos”, aseguró el investigador UBB.

Respecto de los alcaloides indolicos presentes en las hojas de maqui, se descubrió que los extractos totales presentan actividad inhibitoria de acetilcolinesterasa y por lo tanto se podrían emplear, potencialmente, para controlar enfermedades neurodegenerativas.

El maqui también presenta una fuerte actividad biológica de inhibición de tirosinasa, enzima presente en tejidos de plantas que cataliza la producción de melanina y otros pigmentos de la tirosina por oxidación, lo que produce, por ejemplo, el pardeamiento de la fruta expuesta al aire.

El Dr. Céspedes Acuña aseguró que el pueblo mapuche utiliza el maqui ancestralmente para tratar diversas enfermedades y dolencias, lo que da cuenta de sus propiedades terapéuticas.

Por otro lado, comento que dentro de las actividades del congreso mantuvo reuniones de trabajo con colegas de América y Europa, con quienes forman parte de un conglomerado que se reúne periódicamente para intercambiar los avances científicos quedando el próximo evento para realizarse en la ciudad de Puerto Natales.

Finalmente, el profesor Céspedes comentó que para la edición del próximo X Simposio Internacional de Química de Productos Naturales y sus Aplicaciones, que organiza periódicamente el grupo, se logró la edición de números especiales en las revistas ISI, Food Chemical Toxicology, Phytochemistry Letters y en el Industrial Crop and Products, donde él será editor huésped de cada número especial, junto con los colegas del grupo de Investigación de la UBB.




Investigador UBB integra consejo editorial de revista científica de Estados Unidos “Journal of Food Science”

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dr. Guillermo Petzold Maldonado, fue invitado a integrar el consejo editorial del “Journal of Food Science” del Institute of Food Technologists (IFT), en reconocimiento a su labor investigativa.

La prestigiosa revista “Journal of Food Science” publica artículos científicos revisados por pares que cubren todos los aspectos de la ciencia de los alimentos, incluida la seguridad alimentaria y la nutrición. Actualmente posee un factor de impacto de 2.018 según el Thomson Reuters Journal Citation Reports, es editada por John Wiley & Sons y es una de las revistas asociadas al Institute of Food Technologists (IFT) de EEUU.

El Dr. Petzold precisa que la invitación es para formar parte del consejo editorial de la sección “Food Engineering, Materials Science and Nanotechnology” de la revista “Journal of Food Science”, lo cual es un honor e importante reconocimiento a la actividad investigativa realizada en temáticas de ciencia e ingeniería en alimentos en el Departamento de Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío.

Entre las labores a realizar como miembro del consejo editorial se puede mencionar: contribuir con manuscritos a la revista, revisar manuscritos y asesorar al Editor Científico sobre las formas de mejorar la calidad de la revista para beneficio de autores y lectores.

El Dr. Petzold en su actividad investigativa ha publicado en diversas revistas científicas de la especialidad; ha participado en proyectos de investigación externos como responsable y colaborador; igualmente forma parte del comité editorial de la revista científica “Food Research International” y en el último tiempo ha logrado estrechos lazos de colaboración académica internacional con el Tecnológico Nacional de México y la University of Illinois at Urbana-Champaign en EEUU.




Estudiante del Magíster en Ciencias Biológicas UBB “promesa de la herpetología” expondrá en simposio nacional de la especialidad

La estudiante de segundo año del Programa de Magíster en Ciencias Biológicas, Valentina Rojas Vásquez, que también integra el Grupo de Investigación en Cambio Global UBB, fue invitada a exponer en calidad de “Promesa de la Herpetología” en el Simposio de Historia Natural y Conservación de Herpetozoos de Chile.

El Simposio es organizado por la Agrupación de Estudiantes para la Flora y Fauna Silvestre (ADEFAS) en conjunto con Revista Trile y Aves de Piedra, el patrocinio de la Universidad Santo Tomás y la Asociación Red Chilena de Herpetología, y la colaboración del Ministerio del Medio Ambiente (MMA).

La directora del programa de Magíster, Dra. Marcela Vidal Maldonado, precisó que la Red Chilena de Herpetología agrupa a especialistas de diversas disciplinas del área de las Ciencias Biológicas, dedicados al estudio de diferentes tópicos relacionados con los anfibios y reptiles que habitan en Chile. “La RECH es el punto de encuentro de quienes se interesan por el estudio de este grupo de animales, los herpetozoos, con el propósito de intercambiar experiencias, generar instancias de discusión, proyectos, y facilitar el flujo de información sobre anfibios y reptiles que se genera en los diferentes centros de estudios, tanto dentro como fuera del país”, ilustró la académica.

La Dra. Vidal Maldonado valoró que se haya destacado el trabajo de la estudiante de postgrado Valentina Rojas Vásquez, cuya investigación se propone observar los efectos conductuales en anfibios ante la presencia de ciertas hormonas en un contexto de comunicación animal.

Valentina Rojas explicó que en su trabajo aborda las interacciones ecológicas, dentro de las cuales se identifica la comunicación entre individuos de distinta o de una misma especie. Dentro de una misma especie existen distintos tipos de comunicación; en el caso de anfibios como las ranas el más conocido es el canto, pero también ocurre que las ranas ocupan señales químicas para reconocerse a un nivel básico entre individuos hembra-macho, según explicó la estudiante.

“Mi intención es estudiar cuál es el efecto que la hormona Gonadotropina podría producir en la respuesta olfatoria de las hembras hacia los machos, es decir, si en presencia de la hormona la hembra presenta un incremento en sus respuestas olfatorias. Eso se puede determinar a través del análisis de la conducta”, ilustró la investigadora.

Valentina Rojas aseveró que la hormona Gonadotropina, en el eje hipotalámico pitutario gonadal, es la que coordina y regula la reproducción en los vertebrados. En relación a ello, estudios electrofisiológicos y conductuales en anfibios del orden caudata (salamandras) demostraron que dicha hormona puede afectar las neuronas olfatorias de las salamandras.

“Esos antecedentes me llevaron a postular que dentro de la comunicación química, esta hormona, a través de una estructura enterocraneal, que también es algo bastante novedoso, podría estar afectando la respuesta olfatoria y por consecuencia la reproducción”, manifestó.

La estudiante Rojas Vásquez explicó que esta área de estudio es bastante reciente y que no hay datos fácticos sobre cómo el calentamiento global o el cambio climático podrían afectar la comunicación química. “Sobre la base de conocimiento básicos, uno podría inferir que el cambio en la temperatura podría desnaturalizar las sustancias químicas que están siendo utilizadas como señales. Si un sapo libera una feromona y esta feromona es de carácter proteico y se transmite en el agua, es muy determinante la variación de la temperatura en este proceso de comunicación química. Pero hasta ahora no hay datos fácticos”, aseveró la joven investigadora.

La directora del Magíster en Ciencias Biológicas, Dra. Marcela Vidal Maldonado, también participará en el Simposio a través de la presentación de dos conferencias: “Desafíos de la conservación de especies a partir del conocimiento básico. El caso de 2 especies amenazadas en el sur de Chile: Eupsophus calcaratus y Eupsophus migueli” y “Priorización de esfuerzos de conservación para los reptiles en Chile”.

En la primera conferencia se referirá a los esfuerzos emprendidos desde la institucionalidad chilena para evitar la pérdida de biodiversidad de anfibios y reptiles. Igualmente, dará cuenta de un ejemplo de cómo contribuir a conservar una especie a partir de datos básicos tales como la correcta recolección de datos en terreno, datos relevantes a considerar, entre otros puntos.

En la segunda charla la Dra. Vidal Maldonado abordará los mecanismos de la institucionalidad que han permitido levantar información sobre reptiles chilenos, así como cuáles son las prioridades en materia de conservación y rescate.




Académico integra Grupo de Estudio de Matemática del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico

El académico del Departamento de Matemática de la Facultad de Ciencias, Dr. David Mora Herrera, fue invitado a integrar el Grupo de Estudio de Matemática del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), función que cumplirá por un año.

El Dr. Mora explicó que su rol se basará en asesorar en los procesos de selección de los proyectos que se presentan en los diferentes concursos Fondecyt, particularmente, en el Grupo de Matemática, conformado por 12 investigadores de distintas universidades del país. “Mi línea de investigación es el Análisis Numérico de Ecuaciones Diferenciales Parciales, y estimo que mis tareas estarán relacionadas con esa área de especialización”, precisó.

Igualmente, expresó que esta invitación “es un reconocimiento importante, pero al mismo tiempo es una gran responsabilidad y espero poder aportar de la mejor forma. También responde al alto nivel que hemos alcanzado como Departamento de Matemática en todas las actividades que realizamos, en particular, investigación y posgrado, mostrando altos niveles de productividad científica medidos, por ejemplo, en prestigiosas publicaciones y en la adjudicación de proyectos concursables como Investigadores Responsables”.

Asimismo, el investigador destacó el trabajo que se viene realizando en el Grupo de Investigación de Métodos Numéricos y Aplicaciones (GIMNAP), en el área de Análisis Numérico de Ecuaciones Diferenciales Parciales, al interior del Departamento de Matemática de nuestra Universidad http://ciencias.ubiobio.cl/gimnap




Académico UBB profundizará investigaciones sobre preeclampsia junto a equipos de Reino Unido y Suecia

El académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Carlos Escudero Orozco, se entrevistó con el Dr. Jeffrey Penny de la Universidad de Manchester, Inglaterra y con la Dra. Anna-Karin Wïkström de la Universidad de Uppsala, Suecia, en el marco del proyecto CONICYT denominado “Red multidisciplinaria para el análisis de los mecanismos fisiopatológicos subyacentes al daño endotelial cerebral presente en preeclampsia”. El Dr. Escudero oficia como investigador asociado (director alterno) de la iniciativa que lidera el Dr. Pablo Torres Vergara de la Universidad de Concepción.

Importantes acuerdos sobre investigación científica en el corto, mediano y largo plazo concretaron los investigadores Dr. Carlos Escudero Orozco, del Departamento de Ciencias Básicas de nuestra casa de estudios, y el Dr. Pablo Torres Vergara, académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Concepcion, en recientes visitas académicas a la Universidades de Manchester y Uppsala, en Inglaterra y Suecia, respectivamente.

El Dr. Escudero explicó que el objetivo de las visitas fue dar a conocer los objetivos del proyecto “Red multidisciplinaria para el análisis de los mecanismos fisiopatológicos subyacentes al daño endotelial cerebral presente en preeclampsia” y conocer directamente a los equipos de investigación de las universidades europeas.

En la ocasión también se expuso las líneas de investigación desarrolladas en torno a preeclampsia tanto en la UBB como en la UdeC.

“Este proyecto de cooperación busca generar una red de colaboración multidisciplinaria para estudiar la función endotelial en el cerebro, específicamente en la patología que hemos estudiado durante los últimos 15 años que es la preeclampsia”, ilustró el Dr. Carlos Escudero.

En la Universidad de Manchester se concertaron reuniones con el Dr. Jeffrey Penny y otros académicos de la división de Farmacia y Optometría. El Dr. Penny es ademas director de Investigación de Postgrado de la Escuela de Ciencias de la Salud de dicha casa de estudios superiores.

El Dr. Escudero explicó que desde hace un tiempo les ha llamado la atención estudiar la función vascular en el cerebro durante embarazos de pacientes con preeclampsia, un tema escasamente abordado en la literatura científica mundial.

“Como laboratorio hemos tratado de hacer relevante la pregunta de saber cómo está la vasculatura en el cerebro de mujeres en embarazos con preeclampsia. La idea es que todo el conocimiento que hemos acumulado sobre el tema vascular en la placenta, lo llevemos a otro lecho vascular que es poco estudiado en la literatura mundial; se sabe muy poco sobre cómo funciona la vasculatura en el cerebro de las mujeres y de los niños que han sido expuestos a esta patología del embarazo que es la preeclampsia”, manifestó el investigador de la UBB.

El Dr. Escudero comentó que la hipertensión es una de las patologías del embarazo más importantes a nivel mundial y es así como las complicaciones asociadas al cerebro son las responsables del 75% de las muertes asociadas a preeclampsia.

“En términos de política de salud pública, si se quisiera evitar la mortalidad materna asociada a esta patología, deberíamos ser capaces de identificar cuáles son los mecanismos que están involucrados en el desarrollo de estas alteraciones en el cerebro”, aseveró.

El investigador principal del proyecto, Dr. Pablo Torres Vergara, realizó sus estudios de Doctorado en Manchester, en el laboratorio del Dr. Jeffrey Penny, abordando una función específica del cerebro que se identifica como barrera hematoencefálica. En términos muy generales, dicha barrera regula el transporte de moléculas desde el vaso sanguíneo hacia el tejido cerebral.

El Dr. Carlos Escudero explicó que resulta interesante y necesario estudiar la función de barrera hematoencefálica de los vasos sanguíneos del cerebro, pues podría aportar indicios para la comprensión de la preeclampsia. “Una de las posibilidades es que esta barrera deja de funcionar y entonces cualquier sustancia podría atravesar desde la sangre hacia el cerebro. Eso podría desencadenar daños en el cerebro y llevar a las complicaciones de las que hablamos”, señaló.

Ademas, el Dr. Carlos Escudero detalló que durante esta visita se entablaron una serie de conversaciones con investigadores y académicos, así como con estudiantes de postgrado que desarrollan tesis en estas materias. También se interactuó con otros académicos de University of Manchester.

En lo concreto se acordó postular proyectos de investigación conjunta y promover el intercambio de estudiantes de postgrado entre las universidades vinculadas. “Enviaremos estudiantes del Magíster en Ciencias Biológicas a Manchester para que se formen y adquieran nuevas metodologías. La idea es que ellos aprendan esas metodologías y luego nosotros podamos replicar investigaciones en las mismas condiciones”, ilustró.

Asimismo, los investigadores de la universidad inglesa concurrirán en calidad de conferencistas a la tercera Reunión de Investigación e Innovación en Salud Vascular de GRIVAS, que se realizará en Chillán entre el 4 y 6 de abril de 2019.

Tras ello, el Dr. Carlos Escudero visitó la Universidad de Uppsala en Suecia, donde desarrolló un programa académico similar que contempló entrevistas con académicos e investigadores del Departamento de Ginecología y Obstetricia.

En este caso el vínculo se entabló con la Dra. Anna-Karin Wïkström y con la Dra. Lina Bergman, médicos que realizan investigación clínica. “Ellas reclutan mujeres que presentan hipertensión arterial y que han desarrollado patologías del cerebro y las estudian en detalle. Eso significa que han estudiado marcadores en sangre y marcadores en imágenes del cerebro. La experiencia que tiene este grupo es bastante elevada”, expresó el Dr. Escudero.

El Dr. Carlos Escudero explicó que en atención a que en Suecia prácticamente no se registra preeclampsia y eclampsia, debido al alto desarrollo de su sistema de salud, los investigadores reclutan pacientes en Sudáfrica, donde las patologías del embarazo son más prevalentes, como ocurre en la mayoría de los países en vías de desarrollo.

El investigador UBB explicó que si bien el equipo sueco desarrolla investigación de altísimo nivel, ellos no abordan investigaciones sobre la barrera hematoencefálica en atención a su carácter de investigadores clínicos.

“Nosotros vamos a aportar directamente, contestando preguntas que en Suecia no pueden ser resueltas debido al tipo de investigación que ese equipo realiza. Ellos nos aportarán muestras y en Chile haremos la experimentación con las preguntas y con la expertise que hemos adquirido todos estos años y con la retroalimentación desde Manchester. Así se establecerá este círculo potenciador de personas que están estudiando el cerebro pero en distintas escalas. Si pudiéramos resumir, nosotros vamos a ver desde la parte in vitro, hasta lo que ocurre en la paciente a través de este loop de interacción”, aseguró el académico UBB.

El Dr. Carlos Escudero hizo hincapié en que la colaboración de los equipos se establece en un marco de horizontalidad, donde cada actor aporta desde su experiencia, complementando y potenciando el trabajo de la red.

Las investigadoras Dra. Anna-Karin Wïkström y Dra. Lina Bergman, también concurrirían al encuentro de GRIVAS en abril de 2019.

Asimismo, se facilitará el intercambio de académicos en ambos sentidos y se acordó trabajar en publicaciones científicas conjuntas.

“Con esta plataforma idearemos una estrategia para buscar fuentes de financiamiento internacional. Vamos a poder hacer algunos avances que en la literatura mundial no están disponibles. Estamos muy expectantes pues nos hemos vinculado y trabajaremos con centros de alto reconocimiento mundial. Eso también es una responsabilidad enorme para nosotros como investigadores”, concluyó el Dr. Escudero.