XVIII Coloquio de Humanidades UBB destacó legado de María Luisa Bombal y de Violeta Parra

El XVIII Coloquio de Humanidades organizado por el Departamento de Artes y Letras, llevó por nombre “Mujeres escritoras: relato y canto”. En la ocasión, la académica Lucía Guerra-Cunningham dictó la conferencia “Transgresiones del cuerpo y la escritura, María Luisa Bombal”; en tanto que la investigadora de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dra. Paula Miranda Herrera expuso “Violeta Parra, poesía y canto, un homenaje”. La actividad formó parte del programa aniversario de los 45 años de la carrera de Pedagogía en Castellano y Comunicación.

La académica Lucía Guerra-Cunningham expresó que María Luisa Bombal marca un hito en la narrativa de la mujer latinoamericana y se cuenta entre las escritoras transgresoras que abrieron camino. “María Luisa Bombal no está sola, hay otras mujeres haciendo lo mismo, pero ella es evidentemente la más artística. Ella se crió en Francia e incluso escribía algunos textos en francés. Escribía de manera genial; la manera de contar la historia, su gran conocimiento de la cultura europea, que muchas escritoras latinoamericanas no tenían, su inteligencia vital, y ese manejo y dominio del lenguaje que le da a cada historia una especie de tensión”, refrendó la académica.

Al respecto, Lucía Guerra comentó como ejemplo la obra “La Amortajada”, donde sitúa a la protagonista en un ataúd, y pese a que está muerta puede ver, sentir, y al mismo tiempo va bajando al ámbito de la muerte en una especie de contrapunto, lo que es considerado una estructura de vanguardia.

“Yo la conocí y ella me decía –No hay nada más importante que la historia, la historia es la que tiene que avanzar– Y si uno lee “La última niebla” queda fascinado con la tensión que va produciendo, nada más que por los fragmentos. Hay toda una tensión casi cinematográfica. Ella trabajó como ayudante del director de la película Juana de Arco, entonces, estaba muy influida por el cine. En mi caso, yo hago lo mismo, mis historias son fogonazos, tal como ocurre en “Más allá de las máscaras”, ilustró Lucía Guerra-Cunningham.

Por su parte, la Dra. Paula Miranda Herrera en su conferencia “Violeta Parra, poesía y canto, un homenaje” dio cuenta de la vigencia de la obra de la artista ñublensina, que al mismo tiempo da paso a múltiples y cada vez más complejas y elaboradas lecturas.

“Hay algo que tiene que ver con los poetas –porque su obra yo la entiendo sustentada en su palabra- con los poseedores de esta palabra poética total o plena, como es el caso de Violeta Parra, que los hace vigentes. Esta vigencia tiene que ver con cómo sus escritos siguen cumpliendo la misma función que cumplieron cuando las canciones o los poemas fueron hechos es un principio. En ese sentido, sus canciones y poemas (décimas), cumplen funciones sociales, rituales y de uso del público, muy parecidas para las que fueron hechas. Y eso habla de una obra súper joven, que seguirá vigente y creciendo, y que depara algo que se llama ansia crítica, que implica que cuales sean las lecturas que se hagan en cualquier momento, no la van a agotar, pero sí es necesario hacer esas lecturas para entender que su obra es más compleja de lo que parece, para comprender también que la cultura popular de la cual ella se nutre es más compleja, diversificada, profunda, culta y entonces es muy necesario seguir escarbando”, aseveró.

La Dra. Paula Miranda Herrera explicó que esta situación que ocurre con la obra de Violeta Parra, también sucede con las creaciones de Gabriela Mistral, quien ha inspirado miles de artículos y libros sobre su obra. “Son obras hechas de muchas capas, muchos sentidos de capa, y lo importante por parte de los críticos e investigadores es ir develando esas capas para hacerlas más comprensibles a los públicos nuevos y para entender de mejor manera porqué es tan universal, vigente y tan clásica”, reseñó.

La académica aseguró que Violeta Parra ha sido mejor y más estudiada desde los estudios literarios desde donde se evidencia una evolución desde hace unos 20 años a la fecha, cuando comenzó el interés por entender su obra desde la poesía.

“Lo más interesante en los estudios más recientes –yo incluida y también otros- es instalar a Violeta Parra de igual a igual con poetas modernos, con artistas modernos, vanguardistas de la canción y de la poesía, y eso me parece muy interesante porque la sitúa en otro escenario, desde donde podrá ser mejor y más valorada”, reflexionó.

Durante el acto, realizado en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, la directora de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Dra. Alejandra Hernández Medina, señaló que el XVIII Coloquio de Humanidades permitió celebrar oficialmente el 45º aniversario de la carrera con un acto de real jerarquía.

“Esta carrera ha enviado al mundo exterior cerca de 500 profesores sirviendo en prácticamente todo el país y varios en el extranjero. Estamos orgullosos de esta labor, el ser formadores de formadores, porque lo realizamos con dedicación y compromiso. Es una tarea de muchísima responsabilidad; nuestra misión es formar profesores de Lengua Castellana y Comunicación, muy competentes, capacitados, responsables socialmente, comprometidos con la educación del país. Ese ha sido nuestro sello y lo que queremos proyectar al exterior”, comentó la académica.

A su vez, la directora del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría, agradeció la amplia participación de académicos y estudiantes en el Coloquio, así como en las actividades conmemorativas del 45º aniversario de la carrera.

“Este Coloquio posee una importante tradición y trayectoria. Es necesario agradecer al profesor Juan Gabriel Araya quien fue impulsor de esta actividad hace ya 18 años, y todos los años está recordándonos que debemos realizarlo, buscando los apoyos, las ayudas, las colaboraciones. Este Coloquio es muy importante para nosotros y creo que en el contexto de la Universidad es difícil encontrar actividades que tengan una trayectoria tan larga. Ha sido una vida larga y bastante fructífera, porque hemos traído siempre invitados de primer nivel que son un aporte para nuestros estudiantes y académicos”, reflexionó la directora del Departamento de Artes y Letras.




Estudiantes de Pedagogía en Inglés UBB exponen en prestigiosa conferencia TESOL en New York y Columbus

Los estudiantes de Pedagogía en Inglés, Belén Ojeda Bernal y Cristóbal Sepúlveda Toledo, participaron en la 47ª Conferencia Teaching English to Speakers of Other Languages (TESOL), realizada en Long Island, New York. Las académicas del Departamento de Artes y Letras, Florencia Casanova Luna y Elizabeth Quintrileo Llancao, orientaron a los jóvenes sobre cómo participar en el encuentro y les acompañaron durante el periplo.

La estudiante de quinto año, Belén Ojeda Bernal expuso la conferencia denominada “Mejorando la pronunciación y la motivación utilizando películas en una sala de clases chilena”, que corresponde a su trabajo de investigación conducente al título de profesora de Pedagogía en Inglés en la UBB.

“El propósito que se persigue con la investigación es mejorar la pronunciación de cuatro fonemas del idioma inglés, y para ello se ideó dos módulos, uno basado en clips de películas y otro en enseñanza tradicional del inglés. Los módulos fueron aplicados en mi práctica profesional realizada en el Colegio San Vicente de Chillán. Previamente realicé un pre test, luego desarrollé los módulos y posteriormente formulé un post test y una encuesta. Los jóvenes que utilizaron los módulos de películas evidenciaron una mejora significativa en la pronunciación de los fonemas, respecto de quienes utilizaron el módulo tradicional y también mostraron más motivación”, explicó la estudiante.

Belén Ojeda señaló que adquirió una vivencia enriquecedora pues su investigación concitó el interés genuino de otros académicos, profesionales y estudiantes de diversos países concurrentes, lo que le permitió recoger sus aportes, opiniones y orientaciones. “Hubo un académico chino que se sintió muy identificado con mi trabajo, porque él empleó la misma estrategia como forma de enseñanza cuando era más joven, es decir, recurrió a películas en inglés”, compartió la estudiante.

En tanto, Cristóbal Sepúlveda Toledo, estudiante de tercer año de Pedagogía en Inglés, tuvo una doble experiencia, pues expuso tanto en la conferencia de New York como en Columbus, Ohio. Cristóbal es ingeniero informático y desde su ingreso a Pedagogía en Inglés tuvo la idea de combinar sus dos grandes pasiones, la informática y el inglés. Su ponencia se refirió a “Videojuegos en la enseñanza del inglés como segunda lengua”.

“Mi trabajo consistió en recrear virtualmente toda la Universidad del Bío-Bío en un videojuego. Incluí a todos mis docentes y compañeros, los espacios y el ambiente. La idea es que el jugador adopte el rol de un alumno de primer año. Tiene que asistir a las distintas clases, igual que en la vida real, debe aprobar los ramos y se va a encontrar con todos los docentes. Se pueden practicar diversas áreas como gramática o fonética, por mencionar ejemplos, y en el caso de la clase de fonética, el profesor pide repetir ciertas palabras tal como en la clase real. El videojuego analiza la pronunciación y otorga un puntaje; así se puede mejorar el nivel de pronunciación. Es un proyecto muy ambicioso porque quiero incluir todos los contenidos de la carrera”, aseveró.

Cristóbal indicó que el videojuego es útil para enseñar tanto el inglés como el español, y tuvo la posibilidad de probarlo con estudiantes norteamericanos que lo valoraron positivamente.

Igualmente, el estudiante UBB puso hincapié en la experiencia adquirida, pues en su caso jamás había visitado Estados Unidos, por lo que pudo comprobar la dinámica de una cultura y mentalidad diferente y estimulante. “Después de la conferencia muchos se acercaron muy interesados para preguntarme cómo podían ayudarme con el proyecto, o dando consejos u ofreciendo contactos para colaborar”, aseguró.

Este último punto sorprendió tanto a Cristóbal Sepúlveda como a Belén Ojeda, pues advirtieron un interés real por aportar a los trabajos o investigaciones que desarrollan otras personas. “Es una cultura distinta y las personas buscan colaborar unas con otras. Sentimos que las personas creían efectivamente en nuestro trabajo”, señalaron los jóvenes.

La académica Florencia Casanova Luna precisó que si bien ella gestionó y orientó a Cristóbal como a Belén, fue la académica Elizabeth Quintrileo, quien realiza una estadía postdoctoral en Arizona, la que incentivó originalmente a los jóvenes de Pedagogía en Inglés para que se atrevieran a concurrir a conferencias y compartieran sus investigaciones.

“Aquí ha habido un trabajo colaborativo porque sin el apoyo de diversas instancias nuestros estudiantes no podrían haber concurrido a estas conferencias donde dejaron muy bien puesto el nombre de la Universidad del Bío-Bío. Debemos destacar el aporte de la Vicerrectoría Académica, la Decanatura de la Facultad de Educación y Humanidades, la Dirección de Desarrollo Estudiantil, la Escuela de Pedagogía en Inglés y el Programa de Español para Extranjeros”, detalló la académica Florencia Casanova.

La académica del Departamento de Artes y Letras relevó que por medio de estas actividades los estudiantes suman una experiencia extraordinaria puesto que expanden su horizonte y sus aspiraciones de desarrollo profesional y académico.




Académica UBB publica manual para la enseñanza de español a extranjeros

La académica del Departamento de Artes y Letras, Florencia Casanova Luna, publicó el “Manual de Español para extranjeros. Nivel básico”, una obra que sintetiza su experiencia de más de 15 años enseñando el Español como segunda lengua. La publicación se ideó para ser empleada en el aula de clases y corresponde a uno de los pocos materiales bibliográficos para la enseñanza del español que se habla en Chile. La publicación fue posible tras la adjudicación de un Fondo de Desarrollo de la Docencia.

La académica Florencia Casanova explicó que el interés por generar la obra se explica en atención al abundante material pedagógico que ha generado por más de 15 años en la tarea de enseñar el español como segunda lengua a personas extranjeras.

“Por esta razón surgió la idea de compactar y sistematizar este conocimiento. Esto se vincula directamente con mi experiencia como coordinadora académica del Programa de Español para Extranjeros de la Universidad del Bío-Bío, que venimos desarrollando hace 13 años ininterrumpidos con estudiantes de Oregon State University, y en forma más reciente desde hace 4 años, con estudiantes de Grand Valley State University”, explicó la académica UBB.

Florencia Casanova Luna se desempeñó como académica durante cuatro años consecutivos en Oregon State University, en jornada completa, enseñando el español como segunda lengua. Asimismo, desde el año 2003 es profesora visitante de dicha casa de estudios norteamericana.

Según describió la docente Casanova Luna, el manual pretende orientar la enseñanza del español al contexto de Chile, pues se asume que el español que se habla en el país es algo diferente al que se habla en otras regiones latinoamericanas o en la propia España. “En Chile no existe material para enseñar el español como lengua extranjera o bien existe pero proviene de España o México y no reflejan la idiosincrasia chilena”, aseveró.

La publicación considera 28 unidades abarcando desde los contenidos más básicos como información personal, saludos, género de sustantivos, verbos Ser y Estar, avanzando progresivamente a temas más complejos como verbos reflexivos y modo subjuntivo.

La académica del Departamento de Artes y Letras precisó que el proyecto del manual considera una segunda etapa que adiciona la creación de una plataforma online que deberá estar operativa en abril de 2018. De este modo, las lecturas se complementarán con audios y videos.

La creación de la plataforma es parte del proyecto de Iniciación de la Dirección de Investigación UBB, denominado “El español del extremo sur; diseño y aplicación de un modelo de enseñanza – aprendizaje para el español como lengua extranjera en Chile”, cuyo objetivo es precisamente desarrollar un modelo de enseñanza del español en el país.

La académica Florencia Casanova explicó que pretende postular un nuevo proyecto que le permita elaborar un manual del nivel Intermedio-Avanzado. Asimismo, reconoció el importante apoyo brindado por la Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, quien la incentivó a plasmar en una obra la experiencia adquirida durante más de una década.




III Simposio Internacional de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura congregó a especialistas en la UBB


Bajo el lema “Lectura y Escritura: tensiones y desafíos en su enseñanza e investigación”, académicos e investigadores de toda Latinoamérica protagonizaron el tercer simposio internacional, que además fue marco de la inauguración de la Subsede Catedra UNESCO en la Universidad del Bío-Bío.

Según explicó el académico coordinador de la Subsede UBB, Dr. Federico Pastene Labrín, el encuentro buscó generar un espacio de reflexión y discusión en torno a los cambios, tensiones y desafíos en la enseñanza e investigación de la lectura y escritura, junto con comunicar los resultados de investigaciones centrados en los procesos de comprensión y producción del discurso, desde una perspectiva interdisciplinaria. Asimismo, se pretendió socializar los aportes en didáctica de la lectura y de la escritura en los nuevos contextos escolares, académicos y profesionales, y profundizar los vínculos académicos entre los investigadores de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura,  tanto a nivel nacional como internacional.

La jornada inaugural se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la UBB, oportunidad en que se brindó la conferencia magistral “Creencias textuales y alfabetización académica: un esbozo conceptual y metodológico”, a cargo del Dr. Moisés D. Perales de la Universidad de Quintana Roo de México.

En la oportunidad, la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, destacó que para la Universidad constituye un privilegio cobijar el Tercer Simposio Internacional de la Cátedra Unesco para la Lectura y la Escritura, lo que brindaba mayor realce al acto de inauguración de la Subsede Catedra Unesco en la Universidad del Bío-Bío, acontecimiento que enorgullece a toda la comunidad universitaria.

“Probablemente, para profesionales o académicos de otras áreas del conocimiento, distintas a las Humanidades y las Ciencias Sociales, los procesos de aprendizaje y adquisición de lectura y escritura, pueden parecer fenómenos sencillos sin mayor complejidad. Sin embargo, quienes concurrimos a esta ceremonia, sabemos muy bien que estos procesos poseen una trascendencia y connotación esencial. Leer y escribir, adecuadamente, son requisitos fundamentales para cualquier persona, y especialmente, para todo estudiante. Es a través de estas capacidades que se logra acceder al conocimiento, dando paso a procesos cognitivos aún  más complejos (…) Por lo tanto, saber y leer y escribir cabalmente, en propiedad, asoma como un requisito indispensable en cualquier proceso formativo, sea este la educación básica, media o la educación superior”, aseveró.

A su vez, el director de la Sede Chile de la Cátedra UNESCO, académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dr. Giovanni Parodi Sweis, explicó que la Cátedra fue creada bajo la idea de promover la interacción entre instituciones e investigadores, en un afán por conectar y poner en común algunos temas disciplinares.

“Nuestra Cátedra cumplió 21 años. Esta red surge en 1996 bajo el alero de tres universidades que intentan impulsar en Latinoamérica, un estudio profundo de los procesos de lectura y escritura: la Universidad de Buenos Aires en Argentina; la Universidad de El Valle de Colombia, y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en Chile. Luego vamos creciendo, buscando integrar otras sedes en diferentes países de Latinoamérica. Hoy el listado es largo, estamos en casi todos los países de Latinoamérica. Las subsedes se generan con la idea de lograr mayor cohesión entre los investigadores. La idea es que al interior de cada país se genere un tejido, un entramado más fuerte y potente”, ilustró el Dr. Parodi Sweis.

En tanto, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, valoró el que la Universidad del Bío-Bío, haya alcanzado la categoría de Subsede de la Cátedra UNESCO, tarea que concitó el trabajo del Departamento de Artes y Letras y de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación durante largo tiempo.

“Cuando hablamos de la Cátedra UNESCO hablamos de algo superlativo, de importancia internacional, lo que supone un apoyo especial a nuestro país en materias de desarrollo de la lectura y la escritura. Este logro también se debe a las gestiones de nuestro Rector, quien a través del CRUCH ofició para que la UBB alcanzara esta calidad. Valoramos el trabajo en red que se puede generar a partir de esta instancia, porque hoy no se puede trabajar aisladamente, y nuestras universidades regionales, alejadas de los grandes centros de la política y de la cultura, necesitan este trabajo en red; es la única manera de estar intercomunicados con otros centros de desarrollo del saber”, reflexionó el decano.

Finalmente, el coordinador de la Subsede de la Cátedra UNESCO Universidad del Bío-Bío, Dr. Federico Pastene Labrín dio cuenta del desafío y privilegio que supone para la Universidad el convertirse en subsede. Asimismo, valoró la colaboración de diversas instancias, académicos y estudiantes que trabajaron comprometidamente para organizar con éxito el III Simposio Internacional de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura.

El Simposio fue organizado por el Grupo de Investigación en Lectura y Escritura para el Aprendizaje LEA-UBB; el Departamento de Artes y Letras; la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación; la Escuela de Pedagogía en Inglés y la Facultad de Educación y Humanidades. Igualmente, consideró el auspicio de la Sede Chile de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y de la Comisión Nacional de Cooperación con la UNESCO del Ministerio de Educación. El encuentro internacional consideró el patrocinio de la Dirección General de Planificación y Estudios de la Universidad del Bío-Bío y de la Dirección de Investigación de la Universidad del Bío-Bío.

 




Académica UBB hermana a la Quintrala y el Calibán en Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos

“La Quintrala y el Calibán: la reivindicación de lo indígena, lo mestizo y la mujer en Hispanoamérica” se denominó la conferencia brindada por la académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Maritza Aburto Durán, en el marco del Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), realizado en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en Lima.

La Dra. Maritza Aburto Durán realiza un análisis de las transformaciones narrativas que sufre la figura de doña Catalina de los Ríos y Lisperguer, la Quintrala, en la novela histórica chilena y en la nueva novela histórica chilena.

“Pude vislumbrar que en el último tiempo se han visto innovaciones, y me di cuenta que hay una nueva novela histórica que rompe con el canon tradicional porque incorpora la figura de la mujer, ya no como personaje secundario sino como protagonista. En la nueva novela histórica se incorporan miradas como el feminismo, algunas ideas provenientes desde las Ciencias Sociales como la “otredad”, entre otros conceptos.  También surgen otros personajes que no estaban presentes en la novela histórica como el indígena o el mestizo y ya no cargan las connotaciones negativas, sino que son personajes que tienen algo que decir”, describió la académica UBB.

La Dra. Aburto Durán explicó que al analizar diversas novelas del canon tradicional chileno, la Quintrala es signada con el símbolo de la barbarie. Esta situación tendría su origen en la obra de Benjamín Vicuña Mackenna, quien en su publicación “Los Lisperguer y La Quintrala (Doña Catalina de los Ríos) Episodio Histórico Social” realizada a fines del siglo XIX, brinda una mirada de la Quintrala como la representación simbólica del oscurantismo colonial español en América, y específicamente en Chile. Ella representaría la barbarie, lo salvaje y la corrupción derivada del mestizaje de la sangre europea e indígena.

La académica explicó que Vicuña Mackenna toma como modelo la figura del intelectual argentino Domingo Faustino Sarmiento quien expone su tesis en “Civilización y Barabarie”. El trasandino identifica la figura de Facundo Quiroga como sinónimo de la barbarie y de la población alejada de los conceptos de civilización y pensamiento racional.

Vicuña Mackenna, entonces, encuentra en la Quintrala al personaje a través del cual puede representar el periodo colonial español en Chile, que en ese entonces era mirado como una época oscura y decadente. Es una imagen negativa que permeará a varias generaciones de investigadores y escritores, según logra constatar la Dra. Aburto.

En obras posteriores como “La belleza del demonio, la Quintrala” (1914) de Antonio Bórquez Solar, Catalina de los Ríos es retratada como una mujer endemoniada, poseída por dos formas demoníacas, la lujuria y la ferocidad. En tanto, en la novela “La Quintrala” (1932) de Magdalena Petit, a la idea de barbárica, se adiciona la configuración de la Quintrala como bruja.

Recién en la novela “Maldita yo entre las mujeres” de Mercedes Valdivieso, se advierte un cambio en la mirada. “En esta última obra aparece Catalina de los Ríos, ya no la Quintrala, que viene a reivindicarse como mujer y junto con hacerlo con ella misma, lo hace con la historia de todas las mujeres, frente a la infamia que el mito y el documento de Vicuña Mackenna, teñido de un discurso patriarcal, han construido en su contra: una fábula de sangre, fanatismo, monstruosidad y lascivia”, aseveró la Dra. Aburto Durán.

Mercedes Valdivieso rompe con el canon tradicional y aporta una perspectiva diferente donde se reivindica el mestizaje y la identidad de lo latinoamericano. “Catalina de los Ríos también se reivindica como mestiza y, al hacerlo, habla de cuestiones que nos hermanan a todos los latinoamericanos: coloniaje, mestizaje y bastardaje, condiciones signadas negativamente por el poder, ahora asumidas como rasgos identitarios en su historia, hermanándose de paso con el Calibán. Así, esta versión de Catalina de los Ríos, que nos ofrece Mercedes Valdivieso, reivindica también a los indígenas, a los hijos mestizos de esta tierra, a los criollos autóctonos, en palabras de Martí y al Calibán, en palabras de Fernández Retamar, constituyendo el texto, un convincente alegato de reconocimiento al otro: mujer, indígena, mestizo y bastardo de este continente”, ilustró la Dra. Maritza Aburto.

El texto de Mercedes Valdivieso permite una resemantización de la imagen de la Quintrala como una mujer más humana, con sus virtudes y debilidades. “Es un texto que se construye en primera persona, y en esta novela la Quintrala saca la voz para defenderse de este mito y hace una suerte de contrapunto con el discurso del “dicen”, del “mito”, con su voz. Ella cuenta su vida y habla de cuestiones que son comunes para todos los latinoamericanos. Ella habla del bastardaje, de lo que somos los chilenos como hijos nacidos de relaciones entre españoles e indígenas, que eran relaciones no formales, hijos sin padre donde la madre cumple un rol fundamental”, aseveró.

En la novela “Maldita yo entre las mujeres”, la Quintrala no logra identificarse con el modelo de la virgen María, que es el propuesto como ideal en la sociedad chilena colonial e incluso durante todo el siglo XIX y XX, y se identifica más bien con las mujeres indígenas de su familia, pues Catalina de los Ríos y Lisperguer es bisnieta de la Cacica Elvira de Talagante, nieta del Inca Tala Canta Ilabe, amante del alemán Bartolomé Blumenthal.

“La Quintrala, en la novela, se identifica con su madre, porque la visualiza vestida a la usanza mapuche, y en ese sentido ella valora lo mestizo. En su reflexión, ella hace un proceso de reconocer quién es y así reconoce su condición. Las mujeres de la familia de Catalina de los Ríos escapaban a los moldes tradicionales”, describió la investigadora.

La Dra. Aburto Durán asimila y hermana a la Quintrala con la figura del Calibán, que en el pensamiento latinoamericano “es aquél príncipe que vivía tranquilamente en sus tierras hasta que llega el europeo, se las quita y lo esclaviza. El escritor cubano Fernández Retamar realiza un análisis de la figura del Calibán y plantea que representa al hombre de estas tierras, porque un día llegó el europeo, le quitó las tierras y lo esclavizó. Otros miran la figura del Calibán desde una perspectiva marxista como el pueblo oprimido y explotado”, describió la académica.

“Establezco una semejanza entre la Quintrala y el Calibán, los hermano como símbolos representativos de lo latinoamericano”, aseveró la Dra. Aburto Durán.




Seminario sobre Educación y Sociedades Multiculturales reunió a expertos del área en la UBB


La organizadora del seminario, académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, explicó que dicha actividad se vincula estrechamente con el Primer Seminario Internacional de Pueblos Originarios y su Reconocimiento en el Aula, y se origina en atención al creciente interés de la sociedad chilena por analizar y reconocer al pueblo mapuche como un actor  social, cultural y político imprescindible en la actual conformación del Estado.

La Dra. Quintrileo Llancao precisó que hasta hace algunos años muy pocos se referían a temas como la necesidad de reconocimiento al pueblo mapuche o de implementar programas de educación intercultural en las escuelas o en las propias universidades, a diferencia de lo que ocurre hoy. Por lo mismo, asevera que es necesario que esta suerte de “activismo” adquiera mayor sentido desde la perspectiva del pueblo mapuche, pues el riesgo es que dicho interés y entusiasmo termine folclorizando lo indígena y lo mapuche en específico.

De ahí la necesidad de contar en el primer seminario internacional, con la participación de especialistas que llevan años estudiando y aportando en los ámbitos de la interculturalidad y de la multiculturalidad.

“Consideramos necesario que los especialistas con mayor experiencia puedan hacer precisiones importantes, a propósito de este interés y activismo que ha surgido de parte de los estudiantes. Y por qué con los jóvenes de Pedagogía en Inglés, porque ellos ya están viviendo una experiencia en la adquisición y  enseñanza de una segunda lengua, por lo tanto, a ellos se les haría más fácil aprender mapudungun y manejar las herramientas para poder enseñar esa lengua. Hoy nosotros tenemos a los educadores tradicionales con quienes trabajamos, quienes son hablantes de la lengua, y estamos trabajando para que ellos también tengan las herramientas didácticas para enseñar la lengua”, ilustró la Dra. Elizabeth Quintrileo.

La Dra. Quintrileo plantea a modo de hipótesis que si los estudiantes de Pedagogía en Inglés han logrado aprender una segunda lengua con éxito, bien podrían aprender una tercera como el Mapudungun, aprovechando las herramientas que ya poseen. “Ellos están aprendiendo una lengua global, pero no deben olvidarse de su identidad porque siempre serán de Chile. Yo soy profesora de inglés y tengo mi identidad muy clara. El inglés me ha servido mucho, pero lo que está almacenado en las lenguas indígenas no lo tiene ningún otro idioma”, aseveró la académica.

En el marco del seminario, el académico del Departamento de Especialidades Educativas de Northern Arizona University, Dr. Jon Reyhner expuso la conferencia sobre “Programas de Inmersión en Lengua Indígena en los Estados Unidos”. Así dio cuenta de dos casos que ha vivenciado en su calidad de especialista.

La primera experiencia hace alusión al programa de inmersión en lengua indígena implementado en Hawai, que inicialmente se desarrolló a nivel de jardines infantiles y paulatinamente fue aplicándose en niveles superiores, esto en atención a la presión ejercida por los padres, quienes querían que sus hijos aprendieran los contenidos escolares en la lengua nativa.

El éxito de dicho programa se mide esencialmente a través de dos factores. Primero, en la capacidad de recuperación y revitalización de la cultura y luego en los mejores resultados obtenidos por los niños y niñas adscritos al programa, según las pruebas de medición de conocimientos realizados por el sistema educativo estatal.

“Esto demostraba que los estudiantes que habían estado en el programa de inmersión tenían mejores resultados respecto de aquellos que no habían cursado el programa. Básicamente se asume que si se aprende la lengua materna y el inglés, será más positivo para la identidad cultural propia, como para su capacidad de interactuar en la sociedad norteamericana”, describió el especialista.

En el caso de la comunidad Navajo, el profesor Reyhner explicó que se trató de una experiencia de inmersión donde lo esencial consistía en compartir y comprender un código de valores propio de esa cultura. En este caso la introducción al idioma inglés se realizaba en forma gradual, pues primeramente los contenidos se aprendían en la lengua materna.

La académica de la Universidad de Concepción, Dra. Jeanne W. Simon expuso “El derecho a ser diferente: reconceptualización de la ciudadanía en las sociedades multiculturales”

La académica estimó como fundamental plantear el sentido de igualdad entre las culturas desde la educación general, considerando los actuales contextos de mayor diversidad y multiculturalidad.

“En Chile podemos mirar a los asesores interculturales en los colegios de educación intercultural bilingüe. En general este tema no es considerado tan importante como matemáticas, castellano o las ciencias. Lo primero sería equilibrar ese reconocimiento e ir incorporando estos temas en cuanto a su riqueza y no solamente para las personas que son indígenas, porque actualmente se piensan o están normados para los territorios de escuelas donde hay una población significativa mapuche. Se requiere que comencemos a pensar que Chile es un país multicultural, que se valore la riqueza de los distintos pueblos; reconocer esa riqueza como parte de lo que significa ser chileno. Tiene que ver con poner dentro de la sala de clases de manera igualitaria, porque desde la ciencias políticas, la igualdad en términos de poder y reconocimiento es fundamental”, comentó.

La académica, que vive en Chile hace más de 20 años, puso como ejemplo una situación personal. A su hija, quien nació en EE.UU. pero vive en Chile desde los 8 meses de vida, le enseñaron en el colegio que ella no era chilena pues había nacido en otro país. Si bien, en este caso específico el ser estadounidense implica beneficios para ella, no es menos cierto que al planteársele dicha situación, también se le excluía. “Observa el mismo caso pero con otros inmigrantes, como pudiera ser un peruano o boliviano. Eso implica marginalizarlo porque le dices que no tiene iguales derechos. El Estado chileno, con la política inmigrante de ahora busca incluir a las personas para que formen parte de la sociedad. Pero no hacemos lo mismo necesariamente con los pueblos indígenas, todavía hay una discriminación en relación a los pueblos indígenas”, aseguró Jeanne Simon.

La Dra. Susan Adele Foote, académica de la Universidad de Concepción, expuso “Historias tradicionales, canciones y poesía contemporánea de la gente de origen: Mapuche, aborigen australiano, Anishanaabe, Navajo entre otros. Cómo utilizar estas literaturas para desarrollar un sentido intercultural del yo y de la sensibilidad en el Inglés como una lengua extranjera”.

“Mi investigación ha consistido fundamentalmente en el análisis de testimonios mapuches. Hoy me he referido a la poesía mapuche y también indígena. Actualmente, entre distintas sociedades indígenas hay mucha escritura, mucha poesía. Cito a poetas indígenas para dar la perspectiva desde lo indígena, pero en las palabras de los mismos intelectuales y escritores indígenas”, comentó.

Susan Foote expresó que revivir las tradiciones y socializar ese conocimiento con otros pueblos indígenas así como con los no indígenas, resulta fundamental, pues es una manera de decir “estamos vivos, seguimos hablando y escribiendo; no sólo hablan de nosotros sino que nosotros hablamos por nosotros mismos”, ilustró la académica.

“Hay escritores más tradicionales, que rescatan mucho más las historias y relatos tradicionales,  y hay otros que hablan del tema de la identidad en la sociedad hoy en día. Ellos sienten la construcción de la identidad como un proceso, pero también están conscientes del compartir algunos aspectos con la cultura colonizante. Esa identidad, es un poco en conflicto muchas veces, y ven en la literatura una forma de sanación, de presentar unos conflictos y problemáticas, pero también como una forma de armonizar, no del todo, pero dialogar o consensuar estas desavenencias, porque el racismo sigue vigente”, explicó la docente.

Por su parte, el Licenciado en Ciencias Políticas, Empresariales y Ética, además de especialista en Relaciones Internacionales de la Universidad de KwaZulu-Natal de Sudáfrica, Lona Gqiza, se refirió a la educación intercultural en Sudáfrica y la comparó con lo que sucede hoy en Chile, específicamente con la nación mapuche.

Lona Gqiza considera que debe haber educación intercultural no sólo para el pueblo mapuche sino que para todo el pueblo chileno. Asume del todo necesario, implementar iniciativas que valoren y resalten la diversidad y la multiculturalidad presente en la sociedad chilena y en las universidades.

Lona Gqiza aseveró que las personas formadas en interculturalidad también son capaces de abrir su mentalidad, logrando mayores niveles de desarrollo personal. Asimismo, puso énfasis en lo necesario que resulta para las sociedades conocer su origen, de dónde proviene su cultura y a partir de ello, avizorar hacia donde se encaminan.

La estudiante de cuarto año de Pedagogía en Inglés, Janette Cifuentes Bórquez, precisó que es vital asimilar desde el pregrado conceptos como el de sociedad intercultural o multicultural, porque en la actualidad, prácticamente todos los Estados son multiculturales y la idea de la existencia de un Estado asociado exclusivamente a una nación ya aparece superada.

“Resulta muy interesante para nosotros el poder entender de qué tratan estos asuntos, porque después nosotros debemos replicarlos en las salas de clases. Como futura profesora estoy interesada en ser lo más integral e integradora posible y sacar del aula aquel vocabulario que excluye y volverlo más integrador”, expresó.

Janette Cifuentes dijo estar consciente del rol que le cabe a los profesores en la tarea de sensibilizar sobre estos temas, además de contribuir con la formación de personas con una visión más amplia e integral, dispuestas a entablar relaciones de mayor igualdad entre pares.

“Nosotros somos los que nos involucramos con los niños y quienes de alguna manera los moldeamos. Es parte de nuestra labor moldear mejores ciudadanos, más conscientes y de una mentalidad más abierta. Nosotros debemos estar muy bien informados para luego replicar esos conceptos de buena manera en el aula de clases”, ilustró.

En esta línea, Janette Cifuentes valoró el espíritu que promueve la Escuela de Pedagogía en Inglés, respecto de la necesidad de acrecentar el intercambio cultural y de experiencias.




Primer Seminario Internacional de Interculturalidad UBB busca concientizar sobre el valor de las culturas originarias

La coordinadora del seminario, académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, explicó que el propósito del encuentro consistió en “desarrollar la competencia y sensibilidad cultural en profesores del sistema y futuros docentes, y de esta forma, contribuir a lograr   reconocimiento y valoración por las culturas originarias de nuestro país. Por ello el seminario contó con la participación de investigadores con experiencia en el ámbito de la Educación Intercultural Bilingüe de Chile, México y Estados Unidos, de manera de conocer experiencias de académicos con trayectoria reconocida en esta materia”, expresó Quintrileo Llancao.

La actividad, realizada en el Auditorio Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, congregó a estudiantes, académicos y profesores del sistema educativo de la provincia de Ñuble, y fue presidida por el decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca.

El académico de Northern Arizona University, Dr. Jon Allan Reyhner, se refirió en primer lugar a los sucesos históricos que afectaron los procesos de desarrollo de las lenguas indígenas de Estados Unidos, los cuales no difieren sustancialmente de aquellos ocurridos en nuestro país, pues se consideraba que sólo era necesario aprender inglés, pues éste idioma era supuestamente la lengua del progreso. De esta forma, no se reconoció el valor albergado en las culturas originarias de este país. A pesar de este panorama, no obstante, hoy Estados Unidos cuenta con experiencias exitosas de revitalización y enseñanza, especialmente, en Hawai, donde en la Universidad inclusive se llevan a cabo investigaciones escritas y defensas de tesis en la lengua local.

Por su parte, Dr. Omar Turra expuso la charla “El rol de la historia escolar en la construcción/alienación de identidad en escuelas interétnicas”. El investigador comentó que desde la disciplina histórica se observa un enfoque que contribuye notablemente en el reconocimiento de hechos históricos que tienden a visualizar la historia desde la perspectiva de la cultura mapuche, y cuyo objetivo apunta directamente a que la sociedad chilena comprenda desde una óptica contemporanea y actual los sucesos que marcaron el desarrollo de la cultura mapuche y otros pueblos originarios de nuestro país, considerando que este tema no corresponde a sucesos pasados, sino que es un tema actual que abarca el presente.

El académico de la Universidad de La Frontera, Dr. Héctor Painequeo Paillán, quien habla el mapuzungun como primera lengua y el español como segunda, brindó la charla “Observaciones Preliminares en torno a la Formación Docente en Lengua y Cultura Mapuche para la Enseñanza en Aula”.

La exposición abordó el fenómeno fonológico de la lengua mapuche, particularmente la revisión de algunos elementos fónicos que sufren la posibilidad de deteriorarse y quedar incluso al margen de lo que podría denominarse un alfabeto, en caso que se quiera escribir la lengua, según describió el Dr. Painequeo.

“También me referí al segmento alveopalatal fricativo (ch), que no está considerado con un estatus de fonema. Y la investigación que se está haciendo da cuenta que en ciertos sectores de la Araucanía, este último elemento tiene estatus de fonema, por lo tanto, debería ir en el alfabeto, y por ende debería enseñarse en el mapuzungun. En cuanto a los demás elementos interdentales, esos sí están cada vez en un momento de mayor deterioro. Habría que tomar en serio esto, porque significa que, si se excluyeran, si se omitieran en el tiempo, estaríamos debilitando el sistema fonológico de la lengua mapuche. Si una lengua se debilita en sus sistema fonológico ya es como echar abajo una casa, es algo muy grave”, reflexionó el académico Héctor Painequeo.

Considerando el estado descrito, Painequeo explicó que quienes quieren enseñar el mapuzungun, sobre todo a los profesores, muestran la necesidad de contar con formación universitaria idealmente, para evitar eventuales perjuicios a la propia lengua. “Las universidades deberían preocuparse de formar gente que enseñe mapudungun, y por otro lado, la gente que está trabajando debería tomar conciencia de esto. De otro modo, el mapudungun se va a ir enseñando de una manera que incluso lleve a su castellanización, afectando su sistema fonológico y fonético”, advirtió.

Para evitar este riesgo, el Dr. Painequeo hizo ver la necesidad de atender a los estudios científicos, los que deben estar centrados en los hechos. “Hay que ir a las comunidades, hablar con quienes hablan bien la lengua; trabajar con ellos, porque son los que todavía tienen el conocimiento y el saber de la lengua. Creo que ahí (en las comunidades) está la fuerza de la lengua”, aseveró.

Painequeo Paillán explicó que igualmente es posible trabajar con una realidad lingüística, pero según refieren los hablantes nativos y de acuerdo a su percepción, manifiestan que lo que hoy se habla fuera de las comunidades no es del todo bien logrado. “Creo que las comunidades son las que han manejado y usado la lengua, le han dado su sentido. La gente puede aprender y está bien que aprenda, pero no creo que sea conveniente alejarse de las comunidades, de los hablantes nativos”, recalcó el Dr. Painequeo.

Durante la misma jornada, el Dr. Painequeo realizó un taller de mapuzungun oral con estudiantes de Pedagogías de la UBB. Básicamente se buscaba motivar a los jóvenes a aprender la lengua.

“Hay interés por aprender. Hay que trabajar y eso pasa por conocer la lengua aplicando la lingüística. Es necesario conocer la fonética fonológica morfosintácticamente, conocerla culturalmente y también de qué manera podemos aplicar la didáctica. Creo que la didáctica no puede ir contra la cultura, ahí hay que tener cautela. La cultura es fundamental, y cuando hablamos del pronombre personal dual (ausente en el español) ya estamos aplicando la cultura; el saludo formal, el pasar la mano, el hacerlo en semicírculo, todo eso está muy apegado a la cultura mapuche. Entonces, la enseñanza no puede dejar de considerar eso. Hay que considerar la oralidad, la cultura y obviamente aplicar el conocimiento científico, la lingüística, la didáctica… Tienen que sumarse otras disciplinas probablemente, como la literatura, la tecnología, hay que ver cómo se va aplicando eso; hay harto que hacer”, aseguró el Dr. Painequeo.

El académico de la Universidad Autónoma de Querétaro, México, Dr. Pedro Cardona Fuentes, expuso la conferencia “Entre alfabetización y enseñanza de segundas lenguas: un panorama de la enseñanza de lenguas indígenas en México”.

El Dr. Cardona Fuentes dio cuenta de cómo se estructura la enseñanza de lenguas indígenas en el sistema educativo mexicano, y luego se refirió a lo vivenciado en un espacio más específico como el Estado de Oaxaca, uno de los estados con mayor diversidad lingüística en México, considerando que en todo ese país se hablan alrededor de 364 variedades de lenguas.

“México, de alguna manera, fue pionero en esta revolución del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y también de los derechos lingüísticos. A mediados de los ’90 con el levantamiento zapatista en México, empezó a ser más evidente esa diferencia, y esa riqueza de los pueblos indígenas. A partir de ahí hubo un despertar que después fue derivando en muchos otros movimientos y reconocimientos en toda América Latina”, expresó el investigador.

El académico Pedro Cardona precisó que con la creación de la Ley General de Derechos Lingüísticos publicada en 2003, se dio un marco jurídico que posibilitó el reconocimiento y la gestión de la diversidad lingüística.

“Hasta antes del año 2003 eso no existía. Sí había un subsistema de educación indígena que consideraba que había que dar una educación a los pueblos originarios de México, pero eso no se cristalizaba como un marco que pudiera dar derechos a los hablantes de recibir educación en sus lenguas. La Ley General de Derechos Lingüísticos da bastantes posibilidades para plantear soluciones y creo que ya entrados en el nuevo siglo, muchas de las actividades que se han impulsado para potenciar el fortalecimiento de las lenguas, derivan de ese marco, que empodera a las mismas comunidades, porque les da la posibilidad de poder luchar por nuevos espacios en donde su lengua se pueda hacer visible y se pueda usar”, ilustró Cardona.

El investigador mexicano explicó que durante las décadas del ’80 y ’90, las escuelas establecidas para atender a los indígenas estaban pensadas en función de castellanizarlos, de manera que no se orientaban necesariamente a fortalecer primero sus culturas, para luego transitar al castellano. Tras la década de los ’90 es que ocurre el cambio de perspectiva y se reconoce la riqueza cultural de los pueblos originarios.

“Hoy se sigue castellanizando, pero también se potencian elementos de la identidad local y se fortalecen las lenguas. Lo que antes se bloqueó, hoy se intenta impulsar y eso también ha generado cierto cortocircuito en las comunidades, porque las personas mayores se acuerdan que antes les prohibían hablar su lengua y ahora resulta que hay motivaciones para hablarla. Ha sido un poco contradictorio pero se dan posibilidades”, explicó el académico.

Durante la misma jornada, el Dr. Cardona Fuentes compartió con estudiantes algunas de sus experiencias en la producción de material audiovisual, aprovechando su formación de pregrado como ingeniero informático, línea que ha desarrollado en la revitalización y enseñanza de lenguas indígenas de México, haciendo uso de  herramientas tecnológicas de software libre, bajo la lógica que los mismos profesores puedan generar sus materiales. Es así como expuso algunos de esos materiales generados en México y en  Perú.

“La idea es producir materiales desde las propias escuelas, con las mismas comunidades de hablantes, a partir de los contenidos de su propio contexto. Se busca que los mismos profesores, de manera sostenida, puedan crear sus recursos educativos y no esperar a que el estado mexicano solucione la creación de materiales (…) Se da la posibilidad que las comunidades se apropien de elementos innovadores y potencien la producción local enfocada a documentar su lengua, a preservar ese patrimonio inmaterial, pero también a transmitir la lengua entre generaciones”, aseguró el investigador.

El Dr. Pedro Cardona comentó que estos recursos no solo sirven a las comunidades sino también a las sociedades mestizas y monolingües que solo hablan español y no conocen las lenguas indígenas, como es el caso de la sociedad chilena.

“Creo que esto puede ser interesante para un país como Chile, que quiere ser bilingüe pero en Inglés. Chile debe darse cuenta que también hay una diversidad en su nación, que no sólo tiene que mirar a Estados Unidos y al inglés, sino que puede mirar hacia dentro y ahí hay una diversidad bastante rica, que también merece ser valorada”, argumentó.




Coloquio internacional abordó el Conocimiento Intercultural desde las Comunidades

La Dra. Ana Gajardo Rodríguez explicó que el coloquio sobre interculturalidad se dio en el marco del proyecto de Extensión relevante denominado “El conocimiento intercultural de las comunidades”, el cual se desarrollará durante los años 2017 y 2018, y tiene como propósito contribuir a la reflexión sobre el conocimiento intercultural en la región y el país.

“Pretendemos vincular a la Universidad con la comunidad a través de la interculturalidad. La sociedad chilena ha puesto el tema de la interculturalidad como centro de muchas de sus preocupaciones y de alguna manera se está respondiendo a una deuda histórica que nuestro país tiene con el desarrollo de la interculturalidad. Como UBB debemos integrarnos a redes de colaboración nacional e internacional, con el objetivo de promover la cultura y los valores, y así constituirnos en un referente de opinión y protagonista del desarrollo político, social y económico de la región y del país”, esgrimió la Dra. Gajardo Rodríguez.

El coloquio se desarrolló en el Aula B8 del Campus Fernando May y congregó a estudiantes y académicos vinculados con el proyecto de Extensión como el Dr. Álvaro González Concha, el Dr. Luis Lillo Arroyo, y la académica Yuri Vega Rodríguez.

En esta línea, la Dra. Ana Gajardo expresó que se busca crear espacios de reflexión en torno a la interculturalidad y su rol en el desarrollo de la nación. En consonancia con esto, el Grupo de Investigación Nexus, integrado por académicos de la Universidad, trabaja desde hace algunos años junto a la Municipalidad de Alto Bío-Bío, a quien asesora en tareas propias del desarrollo de la educación intercultural en la comuna, donde familias y estudiantes pewenches de algunas de sus escuelas, hablan chedungun como primera lengua.

El coloquio tuvo como expositores al académico de Northern Arizona University, Jon Reyhner; al Dr. Pedro Cardona de la Universidad Autónoma de Querétaro, México; y al director del DAEM de la comuna de Alto Bío-Bío, Jorge Gallina Llaulen.

El profesor Reyhner aboca su trabajo investigativo al diseño de enfoques de enseñanza en el contexto de la educación indígena en EE.UU.

“Me referí al estado actual de la educación indígena en Estados Unidos. Tengo conocimiento limitado de las luchas que han dado los pueblos indígenas latinoamericanos y de Chile, pero sé que los mapuches han vivido en pobreza y han tenido educación sólo en español. En EE.UU. la educación también ha sido en inglés y eso es una desventaja para los pueblos indígenas. Los indígenas navajo son bilingües, pero no conocen a cabalidad su lengua y tampoco el inglés, entonces están en un punto intermedio y cuando se realizan test educativos, les va más mal que a los nativos de inglés, no porque no tengan capacidad, sino porque no han aprendido bien el inglés, pero tampoco han aprendido bien su lengua indígena”, explicó el académico.

A su juicio, a los pueblos navajo y mapuche, les une el hecho de haberse enfrentado históricamente en desventaja social y económica frente a las culturas dominantes.

El profesor Jon Reyhner asegura que el Estado de Arizona realiza algunos intentos por incluir la lengua indígena de los navajo en el currículo, pero se trata de una tarea compleja pues se trata de un estado conservador que privilegia la enseñanza del inglés.

Durante el coloquio también expuso el director del DAEM de la comuna de Alto Bío-Bío, Jorge Gallina Llaulen, quien hizo ver la necesidad de incorporar asignaturas de interculturalidad en las carreras de las universidades estatales, pues entiende que dicha formación es necesaria para toda la sociedad y no solo para los grupos pertenecientes a alguna etnia o cultura específica.

Asimismo, llamó la atención sobre la necesidad de que la sociedad chilena asuma y comprenda que los pueblos aborígenes no son un tema histórico del pesado, sino que se encuentran plenamente vigentes y vivos. Como ejemplo, mencionó el caso de la Escuela Ralco Lepoy donde muchos de sus estudiantes y familias hablan el chedungun como primera lengua.

Por su parte, el Dr. Pedro Cardona de la Universidad Autónoma de Querétaro, México. En su calidad de Maestro en Estudios Amerindios y Educación Bilingüe, dio cuenta de su trabajo que se orienta al desarrollo de las lenguas indígenas desde los espacios educativos y de formación comunitaria. Actualmente, realiza una investigación sobre la documentación y variación del zapoteco en el istmo de tehuantepec. Ha coordinado diversos espacios académicos enfocados al fortalecimiento de lenguas amerindias, entre ellos el Coloquio Internacional de Lenguas en Peligro y Tecnologías de la Información, el Foro Nacional de Enseñanza y Aprendizaje de Lenguas Indígenas, y el Encuentro Internacional de Lenguas Indígenas y Educación Bilingüe.

El Dr. Cardona es miembro de la Red Temática de Investigación de Educación Rural del CONACYT, así como del Seminario de Lingüística y Educación de El Colegio de México. Actualmente es Director de la Maestría en Aprendizaje de la Lengua y las Matemáticas, programa adscrito al Padrón Nacional de Posgrados de Calidad de CONACYT (México), con sede en la Facultad de Psicología de la UAQ.




Invariación diatópica en el habla culta chilena fue tema de clase inaugural de Pedagogía en Castellano y Comunicación UBB

“Datos fonéticos-fonológicos subjetivos y objetivos sobre la invariación diatópica en el habla culta chilena”, se denominó la clase magistral brindada por los académicos del Departamento de Español de la Universidad de Concepción, Dr. Jaime Soto-Barba y Dr. Daniel Ignacio Pereira, en el marco de la inauguración del año académico de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación de la Universidad del Bío-Bío.

La actividad se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, y fue presidida por el decano Marco Aurelio Reyes Coca, la directora (s) de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Tilma Cornejo Fontecilla; la directora del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría; el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Álvaro González Concha; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; académicos de la carrera y estudiantes.

Los académicos Dr. Jaime Soto-Barba y Dr. Daniel Ignacio Pereira, dieron cuenta de los principales hallazgos obtenidos en el marco del proyecto Fondecyt Regular N° 1120886 ya concluido, titulado “Descripción fonético-fonológica de un modelo de pronunciación enseñable del español culto de Chile”, cuyo objetivo apuntaba a formular una descripción fonética del habla, de una muestra amplia de profesionales de distintas zonas del país, todo ello basado en datos objetivos y acordes con los juicios valorativos que realmente operan en la comunidad.

Dicho proyecto también consideró los aportes de los académicos Hernán Pérez (UdeC) Magaly Ruiz (UFRO) y Héctor Ortiz (UMCE).

Los investigadores buscaban responder a la interrogante respecto de si existen diferencias fonéticas apreciables que permitan a hablantes chilenos identificar la procedencia geográfica de otros chilenos.

En este contexto, los académicos dieron cuenta de la invariación diatópica en el habla culta chilena, lo que puede advertirse de manera subjetiva, según consignó el Dr. Pereira, y de manera objetiva de acuerdo a lo expuesto por el Dr. Soto-Barba.

“El título implica que en el habla de los profesionales no se percibe y no se observa variación, de acuerdo a la procedencia geográfica del hablante. Desde Iquique hasta Punta Arenas, pareciera que habláramos igual”, ilustraron los investigadores.

Para el desarrollo de la investigación los académicos consideraron la clasificación de zonas geográficas propuesta por Wagner (2004), basada fundamentalmente en el léxico. De la zona norte escogieron hablantes de las ciudades de Iquique y La Serena; de la zona centro, individuos de Santiago y Valparaíso; de la zona sur, hablantes de Concepción y Temuco; y de la zona austral, sujetos de Coyhaique y Punta Arenas.

“El aspecto subjetivo lo medimos mediante una encuesta de apreciación subjetiva, y se estima como tal, porque se refiere a las creencias de las personas consultadas (jueces). Se consideró preguntas que se realizaron a los jueces, donde se les consultaba por el nivel educacional del hablante; es decir, si venía de un sector alto o bajo de la ciudad. Una de las preguntas de la encuesta incluía la consulta sobre de qué ciudad cree usted que es la persona hablante”, explicaron los investigadores Dr. Soto-Barba y Dr. Pereira.

En tanto, la medición objetiva pretendió dilucidar cómo se comportaban los datos fonéticos. “En general se comportan de manera homogénea o muy heterogénea, esto significa que la procedencia geográfica de los hablantes no es una causa. Específicamente se analizó los fonemas s, r, tr, b, dz, y también vocales.

“Los datos muestran que la procedencia geográfica de los informantes no es reconocida por la mayoría de los jueces. Esto indica que, al menos en el habla de los profesionales chilenos, es decir, en el segmento de mayor índice educacional, no existe variación diatópica reconocible en el plano fónico”, explicaron.

A partir de estos resultados, los académicos proyectan el siguiente estudio que consiste en medir los mismos aspectos, pero en el habla sub estándar, no profesional. “Ahora estamos grabando a ese informante y luego queremos contrastarlo. Pretendemos generar un modelo del comportamiento de pronunciación de un hablante típico chileno, que actualmente no existe”, expresó el Dr. Soto-Barba.

Sobre la base de los resultados obtenidos, el Dr. Jaime Soto-Barba comentó que se pueden proyectar algunas intuiciones. “El hecho que seamos un país largo y con muchas dificultades geográficas, puede que nos haga aunarnos más que separarnos. El que tengamos a Santiago como un centro político potente, hace que sigamos a Santiago como modelo. La televisión de alcance nacional también es muy homogénea y se produce en la capital”, ilustró el docente.




Día del Libro, la lectura y el derecho de autor se vivenció en la Facultad de Educación y Humanidades UBB

El libro y la lectura abren una infinidad de mundos, y permiten conocer y viajar a zonas distantes y épocas remotas e incluso irreales. Por ello resulta del todo pertinente la celebración del Día internacional del libro, la lectura y el derecho de autor, que se recuerda cada 23 de abril.

En este contexto, el académico del Departamento de Letras, Juan Gabriel Araya Grandón, quien además es miembro correspondiente de la Academia Chilena de la Lengua, brindó una conferencia donde, desde una perspectiva ecocrítica, relevó la tarea de autores nacionales, quienes a través de su arte han contribuido con la descripción del paisaje natural de Chile, permitiendo a las nuevas generaciones conocer características de los más diversos escenarios geográficos, incluso en épocas distintas.

El acto fue encabezado por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la directora del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, y estudiantes.

Primeramente, el académico Araya Grandón destacó los sucesos históricos que explican la celebración del día internacional del libro en esta fecha, aludiendo al deceso de dos grandes figuras de la literatura universal, e incluyendo además a un exponente americano.

“Los dos ilustres personajes son William Shakespeare, cima de la lengua anglosajona y el autor español Miguel de Cervantes y Saavedra (…) No obstante, como malos americanos y buenos imitadores de las costumbres y hábitos del Viejo Mundo, hasta hace pocos años olvidábamos a un excelso escritor de la época colonial de nuestro continente, nos referimos al Inca Garcilaso de la Vega, nacido en el Cusco, el último bastión de la realiza incaica y autor de crónicas acerca de sus orígenes indígenas y de la conquista de los españoles en el Perú”, ilustró el académico.

Juan Gabriel Araya explicó que el libro, más allá de su dimensión tangible, es el “vehículo del lenguaje”, y este último es un sello distintivo de cada individualidad. “Ben Johnson, dramaturgo inglés contemporáneo a Shakespeare, define en las siguientes palabras: -El lenguaje es lo que más muestra a un hombre: ¡Habla para que te pueda ver!-. Libro es por tanto, el espejo del alma y la intelectualidad de los hombres, de las naciones y el retrato vivo de la cultura de las personas, además de sus deseos, anhelos, frustraciones y todo lo que convierte al hombre en el ser más complejo de la naturaleza”, aseveró.

La lengua, precisó el literato, es vida, y por tanto el libro es residencia de la vida. Por eso, la lengua “ni es de las academias ni de los mesones, ni de los pobres ni de los poderosos, ni de los vivos ni de los muertos: constituye un patrimonio, a todos pertenece, en todos se vive y para todos es”, recalcó.

Araya Grandón manifestó que una de las formas que adopta la literatura chilena, para dar a conocer el país en el contexto mayor, es la descripción del paisaje en sus variadas expresiones.

“Benjamín Subsercaseaux con mucha gracia y hábil pluma, publicó un libro con un título que en esta instancia hacemos nuestro, “Chile o una loca geografía”, un ensayo que acota los diferentes tipos de territorios desde Arica a Magallanes”, comentó.

El académico también se refirió a cómo el escritor Mariano Latorre, a través de su obra, da cuenta de lo que él denominó “los siete paisajes y sus siete almas”, en alusión a la pampa salitrera, la selva del sur, la cordillera de los Andes, la cordillera de la Costa, Chiloé y Magallanes.

“Una apreciación ecológica de estos paisajes responde a una resignificación o construcción de un Chile retratado antaño, pero visto con los ojos del hoy. Descubrir el verdadero patrimonio del ser humano y respetar los diversos elementos que conforman el ecosistema, a fin de situarse con propiedad en el entorno que le servirá de hogar, es el primer paso para poseer un afincamiento real en el rincón que se ha elegido como hogar”, reflexionó.

El académico Juan Gabriel Araya comentó que “esta consideración paisajística ha llevado a que el poeta Nicanor Parra irónicamente – y de acuerdo con su habitual irreverencia- señale en su poema “Chile” lo siguiente: “Creemos ser país y la verdad es que somos apenas paisaje”.

Tras dicha exposición, el literato Juan Gabriel Araya compartió una serie de gráficas de autores chilenos y de sus obras, quienes en distintas creaciones, ya sean poemas, novelas o crónicas, intentan atrapar el paisaje a través de la lengua.

Durante el acto, la estudiante de tercer año de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Bárbara Muñoz, acompañada por el egresado de Ingeniería Civil en Informática, Jonathan Burgos, interpretó tres temas del repertorio de Violeta Parra.