Profesionales del Hospital de Chillán actualizan conocimientos en Centro de Simulación de Enfermería UBB

Profesionales enfermeras de la Unidad de Paciente Crítico Infantil del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán (HCHM), realizaron una capacitación y actualización en procedimientos en el Centro de Simulación Clínica de la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, en el marco del convenio docente-asistencial existente y en el afán de mantener un vínculo permanente entre el Hospital y la UBB.

La enfermera del HCHM, Katherine Espinoza Alarcón, explicó que se optó por realizar la capacitación en la UBB debido a las excelentes características del Centro de Simulación de la Universidad, y a la existencia de académicas de la Escuela de Enfermería que conocen la metodología de enseñanza-aprendizaje necesaria para cumplir con los propósitos de la capacitación.

“Decidimos hacerlo acá porque la UBB cuenta con una sala de simulación muy avanzada, que desde el punto de vista de cuidados críticos es bastante óptima para realizar las simulaciones. En este caso nos interesa trabajar con nuevas enfermeras que se incorporan a la Unidad de Paciente Crítico Infantil, así como a otras que tienen mayor experiencia”, explicó la profesional Katherine Espinoza.

Durante la jornada se trabajó en simulaciones de instalación de catéter epicutáneo, y en catéteres centrales en pacientes neonatales y pediátricos.

“La UBB cuenta con fantomas pediátricos y neonatales, con posibilidades de puncionarlos, con monitorización, lo que hace bastante real cada caso analizado. El Hospital Clínico Herminda Martin busca trabajar con los mejores estándares de calidad. Por eso es necesario que los profesionales, en este caso las enfermeras, actualicen conocimientos porque en la medida que la tecnología avanza se incorporan nuevos insumos, instrumentales y técnicas”, aseveró Katherine Espinoza.

La directora de la Escuela de Enfermería UBB, Pamela Montoya Cáceres, destacó la estrecha vinculación de la carrera y el Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán. Igualmente, precisó que el contar con el Centro de Simulación Clínica y con académicas expertas en la metodología de simulación, constituyen una fortaleza que distingue a la carrera en la región.

“Como Escuela de Enfermería accedimos a facilitar este espacio y además, en todo momento, la académica Ángela Astudillo Araya, experta en la metodología, asesoró la preparación de los escenarios. Para nosotros como carrera también implica algunos aprendizajes porque nos retroalimentamos sobre nuevas tecnologías y procedimientos que están desarrollando en el Hospital Clínico”, comentó la directora Pamela Montoya Cáceres.

La académica del Departamento de Enfermería, Ángela Astudillo Araya, precisó que la simulación clínica es una herramienta de enseñanza –aprendizaje que distingue la formación de los estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío. Asimismo, puso especial énfasis en el hecho que la Simulación Clínica no se reduce a una tecnología específica, sino que debe considerarse ante todo como una metodología de enseñanza y aprendizaje que incorpora activamente los aspectos tecnológicos.

Mediante esta metodología se escenifican situaciones que los estudiantes y profesionales deberán afrontar en la práctica clínica, brindando la oportunidad de vivenciar el proceso con el propósito de practicar, aprender y evaluar el desempeño.

“Esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes y profesionales podrán atenderle con mayor seguridad, experiencia y confianza. Siempre recalcamos que la etapa del debriefing es fundamental.  El debriefing se realiza luego de la simulación y después de observar la grabación de video que refleja el comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación. Durante el debriefing el estudiante o el profesional como ocurre en este caso, alcanza aprendizajes significativos, pues ahí logra relacionar los conocimientos previos con los que vivenció; así entiende y comprende. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes y profesionales involucrados” comentó la académica Ángela Astudillo Araya.




Académica de Enfermería UBB expuso metodología de Simulación Clínica en Virtual Educa Chile 2017

La académica Ángela Astudillo Araya presentó la conferencia “La Simulación Clínica como herramienta de aprendizaje y enseñanza en los estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío”, en el encuentro convocado por Enlaces, Centro de Educación y Tecnología del Mineduc de Chile, y la Secretaría General de Virtual Educa de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La actividad, realizada en el Centro Cultural Estación Mapocho de Santiago, tuvo como propósito dar a conocer las últimas tendencias, oportunidades y herramientas para explorar el mundo digital en que nos desenvolvemos. El encuentro consideró la participación de expertos nacionales e internacionales tales como el científico y profesor de tecnología educativa, Sugata Mitra; el creador de la campaña internacional Hora del Código, Hadi Partovi; la neuropsiquiatra infanto juvenil, Amanda Céspedes, y la psicóloga infantil, Neva Milicic, entre otros.

La académica del Departamento de Enfermería UBB, Ángela Astudillo Araya, participó en calidad de panelista destacada, en el Foro de Innovaciones en Educación Superior, Experiencias con Tecnología, concitando el interés de docentes de otras casas de estudios superiores, quienes si bien conocían la metodología de la Simulación Clínica, no manejaban aspectos metodológicos.

“Me correspondió dar cuenta del trabajo que realizamos en la Escuela de Enfermería de la UBB. Especifiqué las etapas que implica la Simulación Clínica, y precisé que la Simulación Clínica no es una tecnología sino una metodología de enseñanza y aprendizaje que incorpora activamente aspectos tecnológicos; creo que ese es un punto que hay que tener muy claro”, expresó la académica.

La académica UBB explicó que la simulación clínica es una herramienta de aprendizaje que permite recrear una situación que podría enfrentar el estudiante en su práctica clínica, permitiéndole vivenciar el proceso como si fuese un evento real, con el propósito de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor forma y con mayor seguridad la situación en la realidad. Asimismo, esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes logran enfrentar su práctica clínica con mayor seguridad, experiencia y confianza.

Según ilustró la académica Astudillo Araya, los estudiantes alcanzan aprendizajes significativos a través de esta metodología, destacando particularmente la etapa del debriefing, que tiene lugar una vez que ha concluido la simulación, y tras observar la grabación de video que da cuenta del comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación. Durante el debriefing el estudiante alcanza aprendizajes significativos, pues ahí logra relacionar los conocimientos previos con los que vivenció y así entiende y comprende. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes.

La académica Ángela Astudillo Araya destacó que la Simulación Clínica, junto con ser una metodología de enseñanza y aprendizaje, también constituye una línea de investigación de la carrera de Enfermería UBB.

Es así como se encuentra desarrollando un Proyecto de Investigación de Iniciación de la Vicerrectoría Académica, junto con un Proyecto de Docencia, con el objetivo de elaborar un manual sobre Simulación Clínica que pueda servir de base a los académicos que deseen conocer y aprender sobre la metodología.

A lo anterior se suman investigaciones previas que confirman que los estudiantes de la carrera valoran positivamente esta metodología, pues les permite enfrentar con mayor seguridad escenarios reales a los que se verán expuestos durante su práctica clínica.

La académica Ángela Astudillo también dio cuenta en su exposición sobre las distintas instancias nacionales e internacionales en que la UBB ha sido invitada para exponer sobre Simulación Clínica tal como el Primer Congreso Iberoamericano de 2015 en la Universidad de Coahuila, México;  el IV Congreso Latinoamericano de Simulación Clínica en Chile 2015; o la serie de capacitaciones en Simulación Clínica a profesionales del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán.

La docente UBB precisó que a raíz de la conferencia, fue posible entablar contactos con investigadores y académicos de otras casas de estudios, interesados en concurrir a la UBB para conocer más directamente sobre la experiencia de la carrera de Enfermería. Asimismo, se vislumbró la posibilidad de realizar investigaciones conjuntas.




Enfermería UBB conmemoró día profesional con charla sobre seguridad del paciente, simulación clínica y trato humanizado

“Seguridad del paciente: Importancia de la simulación clínica y el trato humanizado” se denominó la conferencia brindada por la académica de la Universidad de Chile, Esmérita Opazo Morales, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las/los Enfermeras/os.

Por Constanza Velásquez R. y Cristian Villa R.

El acto, realizado en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora de la Universidad, Gloria Gómez Vera; la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; la directora del Departamento de Enfermería, Juana Cortés Recabal; la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres; la secretaria académica Ximena Sanhueza Riquelme, la jefa del Departamento de Admisión, Registro y Control Académico, Cecilia Pinto Santuber, y el Profesor Emérito de la UBB,  José Luis Ysern de Arce.

En la oportunidad, la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, explicó que la fecha conmemorativa del 12 de mayo corresponde al natalicio de la precursora de la Enfermería, Florence Nightingale, nacida en dicha fecha el año 1820. Ya en el siglo XX, la Organización Mundial de la Salud (OMS), instituyó el 12 de mayo como Día de los Hospitales, como una forma de rendir tributo a Nightingale por su contribución a la teoría y práctica de la organización hospitalaria.

“Desde 1965 se celebra en todo el mundo cada 12 de mayo, el Día Internacional de la Enfermería (…) Esta celebración es impulsada cada año por el Consejo Internacional de Enfermería, federación fundada en 1899 y que reúne a más de 130 asociaciones nacionales de enfermeros y enfermeras que a su vez, representan a los más de 13 millones de profesionales del mundo entero”, comentó la decana.

Letelier Sanz precisó que los académicos y académicas de Enfermería comparten la tarea común de “enseñar a cuidar”, al igual que quienes se desempeñan en el ámbito clínico o de gestión de servicios de salud. “El cuidado, foco de nuestro quehacer, ayuda al otro a crecer, a realizarse, y a enfrentar dificultades y crisis propias de la vida”, comentó.

“Cuidar es un arte y una ciencia. Exige conocimientos, actitudes y comportamientos. En este afán de enseñar a cuidar no podemos dejar fuera el componente espiritual que es el que da fuerza, da sentido a la vida. Busca respuestas a aquello que no podemos explicar con la razón y con el conocimiento. Adquiere una mayor importancia o significado, en situaciones de enfrentar la enfermedad y la muerte. Entonces, ¿por qué el aspecto espiritual del cuidado permanece a menudo sin ser abordado?, al parecer no es clara la manera de hacerlo posible. La angustia espiritual es uno de los diagnósticos de enfermería establecidos por la Nanda ¿Con qué frecuencia lo identificamos?, con qué frecuencia enfrentamos a nuestros estudiantes a este análisis?”, inquirió la decana.

Por ello, la decana Letelier precisó que si se pretende brindar un cuidado “holístico”, no se debe dejar de considerar la perspectiva de “integralidad del ser”, creando vínculos en cada una de las acciones de cuidado que se realizan, incluyendo la espiritualidad.

En este marco, la decana Patricia Letelier enumeró una serie de tareas pendientes tales como “desarrollar habilidades en los profesionales de enfermería y en los futuros profesionales para valorar, diagnosticar y tratar el sufrimiento espiritual del ser humano; considerar que son los valores, creencias y el sentido que el hombre da a la vida lo que lleva a la Felicidad, o bien, lo que la Enfermería conoce como resultado NOC, la salud espiritual; y fomentar el desarrollo de investigación en el área de las necesidades espirituales y la divulgación de los resultados, lo que permitirá otorgar desde la Enfermería cuidados holísticos y de calidad, más allá de lo puramente visible”, aseveró la decana.

A su vez, la directora del Departamento de Enfermería, académica Juana Cortés Recabal, expresó que la comunidad demanda “una atención personalizada, equitativa, óptima, eficiente, segura, oportuna y conforme a valores éticos. Para cumplir con este ejercicio profesional es necesario el perfeccionamiento continuo en la búsqueda y profundización de nuevos conocimientos de la disciplina”, comentó.

Por ello, expresó que como Departamento de Enfermería, las y los académicos deben fortalecer en la formación de los nuevos profesionales aspectos como el compromiso social, la capacidad crítica racional, el trato humanizado, el compromiso con su propia identidad profesional, entre otros ejes. “Este año, el  Consejo Internacional de Enfermería ha elegido como tema “Enfermeras: una voz para liderar, Alcanzando los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, ocupando la salud un lugar central en estos objetivos (…) Los objetivos de desarrollo sostenible, nos presentan la oportunidad de aplicar nuestros conocimientos como profesionales de enfermería, para crear un mundo más saludable y mejor. Esta celebración es un buen momento para recordar y reflexionar sobre lo vivido, para reconocernos como equipo,  para hacer una pausa y revisar el pasado. Esto sin duda nos permite comprender el presente y trabajar unidos en la construcción del futuro”, ilustró la académica Juana Cortés.

La académica de la Universidad de Chile, Esmérita Opazo Morales, expuso la conferencia “Seguridad del paciente: Importancia de la Simulación Clínica y el Trato Humanizado”. “La simulación clínica es una técnica empleada en la formación de los estudiantes de Enfermería, y se orienta a la seguridad de la atención y al cuidado humanizado. Se trata de una técnica didáctica de aprendizaje y es la que pareciera tener mayor efectividad y profundización, previo a que los jóvenes se enfrenten a la atención de un paciente real”, comentó la académica.

Asimismo, destacó el rol desempeñado por enfermeras y enfermeros en la gestión del cuidado. “En el caso de los hospitales, más del 70% de las actividades vinculadas con el cuidado los realiza la enfermera o enfermero, esto en relación a los demás profesionales de la salud, de manera que la atención de Enfermería en momentos de enfermedad, es permanente y durante las 24 horas del día en casos de hospitalización. En la Atención Primaria de Salud, también cumplimos un rol  destacado en actividades de prevención y promoción de la salud”, comentó.




Departamento de Enfermería UBB dictará Diplomado Intervención en Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida en Adultos Mayores

A partir de abril de este año el Departamento de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío dictará el Diplomado Intervención en Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida en Adultos Mayores, que será dirigido por el académico Dr. José Leiva Caro. Los requisitos son contar con grado de Licenciado/Título profesional universitario de las siguientes profesiones: Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología, Kinesiología, Trabajo Social, Medicina y Psicología.

Según expresó el académico del Departamento de Enfermería y director del programa de diplomado, Dr. José Leiva Caro, “el programa busca proporcionar conocimientos y herramientas que permitan realizar una valoración integral de los adultos mayores abarcando aspectos personales y sociales, como también el generar proyectos de intervención orientados al envejecimiento saludable y mejora de la calidad de vida de los adultos mayores de la comunidad”, describió.

El Dr. Leiva Caro aseveró que la idea de desarrollar el programa se sustenta en que los cambios demográficos, sociales, económicos y culturales experimentados en las últimas tres décadas en Chile han originado un envejecimiento de la población, lo que trae consigo una serie de desafíos y necesidades para los adultos mayores como también para quienes deben prestar atención en salud, entre otros servicios. “Por ello, el recurso humano de los centros de salud debe contar con las herramientas necesarias para generar programas de intervención ajustados a los programas de salud  con que se cuenta, sustentados en las necesidades que observan al realizar atención de adultos mayores en los Centros de Salud Familiar, en las visitas domiciliarias y en base a los antecedentes epidemiológicos de las adultos mayores de la comunidad. El contar con estas herramientas permitirá generar programas que promuevan el envejecimiento saludable y calidad de vida en adultos mayores”, ilustró el académico Dr. José Leiva.

El Diplomado es conformado por tres asignaturas: “Generalidades de envejecimiento”, “Calidad de vida en adultos mayores” y “Proyecto de intervención social en calidad de vida de adultos mayores”. “Se desarrollará en modalidad semipresencial, por tanto contempla horas de trabajo presencial y horas de trabajo autónomo, con un total de 270 horas cronológicas. La metodología utilizada considerará lecturas, análisis de casos, foros de discusión, presentación de proyectos, entre otros. Las clases presenciales se llevarán a cabo en el Campus Fernando May, Universidad del Bío-Bío Chillán”, describió el académico UBB.

El Diplomado está destinado a profesionales y licenciados del área de la salud y Trabajadores Sociales del ámbito público y privado, que estén interesados/os en ampliar sus conocimientos sobre envejecimiento saludable y calidad de vida, cuyo trabajo se relacione de forma preferente con adultos mayores. Los requisitos son contar con grado de Licenciado/Título profesional universitario de las siguientes profesiones: Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología, Kinesiología, Trabajo Social, Medicina y Psicología.

Los académicos responsables de impartir las clases pertenecen a la Universidad del Bío-Bío, y entre ellos se cuentan: Carmen Luz Muñoz Mendoza, Enfermera, Doctora en Enfermería; Verónica Barrón, Nutricionista, Magíster en Gerontología Social y José Alex Leiva Caro, Enfermero, Doctor en Enfermería. Cabe señalar que tanto la Dra. Muñoz como el Dr. Leiva,  cuentan además con la formación de “Experto universitario en intervención en calidad de vida de personas mayores”.

Según se indicó, existen 30 cupos disponibles. El sistema de selección será por medio de entrevista personal y carta de intención a participar en el programa. Los postulantes deberán presentar certificado de título/grado o fotocopia legalizada y curriculum vitae. Para solicitar ficha de inscripción y mayor información pueden contactarse con el director del programa Dr. José Alex Leiva Caro: jleiva@ubiobio.cl, teléfono +56 42 2463088 o con la secretaria del programa, Jacqueline Gallegos Utreras: jgallegos@ubiobio.cl, teléfono +56 42 2463086.

 

 




Académica de Enfermería UBB expuso investigación en Segunda Jornada de Simulación Clínica

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Ángela Astudillo Araya, expuso el trabajo denominado “Satisfacción con la simulación clínica de alta fidelidad en estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, 2015: Estudio comparativo”, en la Segunda Jornada de Simulación Clínica y IV Asamblea de la Sociedad Chilena de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente (Sochisim), realizada en la Universidad de Concepción.

La jornada fue convocada por los Departamentos de Obstetricia y Puericultura y de Educación Médica, en conjunto con la Sociedad Chilena de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente, Sochisim, y reunió a especialistas en simulación clínica de todo el país.

La investigación, según explicó la académica Ángela Astudillo Araya, correspondió a un estudio comparativo que tuvo por objetivo conocer la diferencia entre la evaluación inicial y la evaluación final a la que fueron sometidos 78 estudiantes de la carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, de tercero y cuarto año, respecto de su experiencia y valoración de la metodología de enseñanza y aprendizaje conocida como Simulación Clínica de Alta Fidelidad.

La primera evaluación se aplicó a los estudiantes luego de haberse sometido a la experiencia de la simulación clínica, en tanto que la segunda evaluación se realizó durante el periodo de práctica clínica de los estudiantes. La idea era precisar si se experimentaban variaciones respecto de la evaluación de los jóvenes en uno y otro momento, describió la académica Ángela Astudillo.

“Los participantes de este estudio señalaron estar satisfechos con la simulación clínica de alta fidelidad en ambas oportunidades, y destacan la utilidad de la metodología como una herramienta de simulación. Sin embargo, el nivel de satisfacción disminuyó levemente al ser evaluada durante el transcurso de la práctica clínica. También observamos que los estudiantes que participaron en un mayor número de sesiones de simulación se encuentran más satisfechos que aquellos que lo han hecho en menor cantidad. Además, se evidencia que los estudiantes logran el aprendizaje significativo al experimentar la simulación clínica previo a las prácticas clínicas. Asimismo, al realizar la comparación de satisfacción segregado por las distintas variables del estudio, se observa que en la mayoría de estas, la dimensión que obtuvo mayor diferencia de puntaje entre ambas evaluaciones fue “aprendizaje significativo”, siendo las dos restantes las que obtuvieron menor diferencia de puntuación”, expresó la académica Ángela Astudillo.

De acuerdo a los resultados obtenidos, la académica Astudillo Araya aseveró que se estima necesario someter a una mayor variedad de escenarios de simulación a los estudiantes de Enfermería, de manera que al ingresar a sus prácticas clínicas hayan vivenciado una mayor cantidad de situaciones probables. “Esta posibilidad fue manifestada por los estudiantes en una consulta abierta que contempló la evaluación. Advertimos que ellos van conociendo la metodología y su sentido en la medida que la practican en mayor cantidad. Asimismo, valoran la dimensión de la relación interpersonal en la simulación clínica, pues les permite desarrollar habilidades de comunicación tanto con el paciente como con el equipo de trabajo”, aseguró la académica de Enfermería UBB.

La académica Ángela Astudillo explicó que los estudiantes alcanzan aprendizajes significativos a través de esta metodología, destacando particularmente la etapa del debriefing, que tiene lugar una vez que ha concluido la simulación, y tras observar en video el comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación.

“Durante el debriefing el estudiante alcanza el aprendizaje significativo, pues ahí relaciona los conocimientos previos con los que vivenció y así logra entender y aprender. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes”, comentó la académica del Departamento de Enfermería.

La académica Ángela Astudillo Araya destacó que la Simulación Clínica, junto con ser una metodología de enseñanza y aprendizaje, también constituye una línea de investigación de la carrera de Enfermería, y es así como se vislumbra realizar un nuevo estudio similar al presentado en las Jornada pero con una muestra de mayor tamaño.




Académico de Enfermería UBB expone en XXXIII Congreso de la Federación Mexicana de Asociaciones de Facultades y Escuelas de Enfermería

El académico del Departamento de Enfermería, Dr. José Leiva Caro, expuso dos ponencias que derivan de proyectos de investigación internos, los que se titulan “Relación entre competencia, ambiente y caídas en adultos mayores de la comunidad” y “Uso de bastón y caídas en adultos mayores de la comunidad”. Además, dictó una conferencia sobre Simulación Clínica.

El Dr. José Leiva Caro explicó que los trabajos presentados en el XXXIII Congreso de la Federación Mexicana de Asociaciones de Facultades y Escuelas de Enfermería A.C, en Nuevo Laredo, México, abordan un problema muy poco estudiado en Chile, como son las caídas en adultos mayores.

“En ese sentido la investigación “Relación entre competencia, ambiente y caídas en adultos mayores chilenos de la comunidad”, correspondió a un estudio cuantitativo, correlacional y transversal, que consideró hombres y mujeres de 60 años y más. El estudio abordó variables de la persona y del ambiente físico de la vivienda, siendo esto último por primera vez considerado en un estudio sobre caídas a nivel nacional. La investigación encontró una prevalencia importante de caídas en adultos mayores de la comunidad y además datos que difieren de los reportes internacionales respecto al riesgo de caer, lo que invita a continuar desarrollando investigación sobre el tema. Asimismo, pone de manifiesto la necesidad de realizar intervención para disminuir el riesgo de caer en adultos mayores de la comunidad, involucrando a personal de salud y familia”, ilustró el académico del Departamento de Enfermería UBB.

En tanto, el Dr. Leiva Caro expresó que la investigación sobre “Uso de bastón y caídas en adultos mayores chilenos de la comunidad”, correspondió a un estudio cuantitativo, descriptivo y transversal, que incluyó una muestra de adultos mayores de 60 a 94 años, todos quienes utilizaban bastón desde hace un año y más, según describió. “Se encontró una alta prevalencia de caídas, que triplica a la de adultos mayores que no utilizan bastón; además un alto porcentaje no utiliza el bastón y cerca de la mitad de la muestra expresó que no le agrada utilizar la ayuda técnica. Esta investigación, genera un área de oportunidad para continuar desarrollando investigación sobre el uso del bastón (y otras ayudas técnicas) y caídas, considerando otro alcance, pues además, como tema central de estudio es muy poco abordado en el contexto internacional. Cabe señalar que ésta investigación fue enviada a una revista nacional, y se espera sea publicada en el 2017”, aseveró el Dr. José Leiva Caro.

El congreso tuvo como eje estructurante los conceptos de “Educación, Cuidado e Investigación”, y consideró la participación de expositores de Estados Unidos, El Salvador, Cuba y México, congregando a más de mil concurrentes.

“Una de las conferencias más esperadas fue de la Dra. Callista Roy, quién es una destacada y reconocida Teorista en Enfermería. En la conferencia la Dra. Roy abordó temas de profundo interés para Enfermería, como investigación y práctica, dejando muy claro algunos desafíos para Enfermería a nivel global. Sin duda que fue un verdadero privilegio haber estado presente en su conferencia, como también muy enriquecedor en lo personal y profesional el haber podido conocerla y compartir con ella. El congreso me permitió también estrechar lazos y generar contactos con destacados académicos e investigadores de USA y México”, valoró el académico UBB.

En el marco de las conferencias, el Dr. José Leiva Caro fue invitado a dictar una conferencia, la que versó sobre “Simulación clínica: un método de enseñanza y aprendizaje”.

“La Simulación Clínica es una estrategia relevante en la Carrera de Enfermería, pues se ha transformado en un pilar en el proceso de formación profesional de los estudiantes, al ser una estrategia que se ajusta muy bien a las asignaturas profesionales. Esta estrategia la vengo trabajando por cerca de tres años en el contexto de una asignatura profesional que coordino. Ha sido muy bien acogida por los estudiantes; como académico, la encuentro muy dinámica, amigable y enriquecedora”, aseveró el Dr. Leiva Caro.

La conferencia, según ilustró el académico de Enfermería UBB, “abordó aspectos teóricos, prácticos y de investigación, desde la historia, el diseño, ejecución, como también sobre la implementación de la Simulación Clínica de Alta Fidelidad en la Carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío. En esto último aproveché de destacar el gran trabajo que ha realizado la académica del Departamento de Enfermería Mg. Ángela Astudillo. La conferencia fue muy bien recibida por la audiencia, y una vez finalizada, docentes y clínicos se acercaron a realizar preguntas y también a generar contacto para eventuales visitas de formación”, describió el Dr. José Leiva Caro.




Investigación de académica UBB es galardonada en XVIII Congreso Internacional de Enfermería

La investigación de la académica del Departamento de Enfermería, Carolina Luengo Martínez, referida a la “Calidad del cuidado del profesional de Enfermería y condiciones ambientales y psicosociales de trabajo”, fue distinguida con el tercer lugar entre los trabajos de investigación, en el XVIII Congreso Internacional de Enfermería y en las XXXVIII Jornadas de Enfermería, convocadas por la Clínica Alemana de Santiago.

La académica del Departamento de Enfermería de la UBB y actual candidata a Doctora, Carolina Luengo Martínez, presentó la investigación denominada “Calidad del cuidado del profesional de Enfermería y condiciones ambientales y psicosociales de trabajo”, trabajo que es parte de la prueba piloto realizada en el marco de su tesis doctoral en desarrollo.

La investigadora UBB expresó que la calidad y seguridad de la atención se alza hoy como un tema de primer orden a nivel mundial, en todos los niveles asistenciales y en todas las profesiones de la salud, más aún cuando diversos estudios que han abordado la calidad del cuidado de enfermería refieren que ésta presenta deficiencias que deben mejorarse.

La académica Luengo Martínez manifestó que para conocer si el profesional de enfermería está otorgando una atención de calidad,  los resultados del cuidado de enfermería requieren ser evaluados, con el propósito de implementar estrategias que permitan garantizar el mejoramiento en la prestación del servicio, según expresó. “En Chile, esta evaluación se ha centrado principalmente en indicadores de prestaciones técnicas de cuidado, con porcentajes de cumplimiento y metas programadas, pero es necesario  incorporar otras formas de apreciar el fenómeno, que consideren la percepción de quien entrega este cuidado, que es quien mejor puede evaluarla”, expresó Carolina Luengo.

La académica del Departamento de Enfermería de la UBB precisó que a través de su estudio busca dar cuenta de la relación entre la calidad de los cuidados de enfermería, con las condiciones de trabajo, el profesionalismo y el capital psicológico de los enfermeros. “La idea es medir la calidad del cuidado de enfermería, un tema que no ha logrado medirse, y cómo influyen en la calidad del cuidado, las condiciones de trabajo, el aporte del profesional y un concepto nuevo que es el capital psicológico. La idea es generar un modelo para ver qué cosas influyen realmente en la calidad de los cuidados y posteriormente intervenir en esos ámbitos para que se mejoren”, ilustró la investigadora Luengo Martínez.

Cada dimensión, es decir, condiciones de trabajo, profesionalismo y capital psicológico, se mide con instrumentos diferentes, de manera que si la medición arroja que el profesionalismo u otra dimensión es baja, es posible realizar una intervención y así potenciar las áreas deficitarias, trabajo que a la académica Luengo Martínez le interesa desarrollar en el futuro.

Una característica que llamó la atención de los concurrentes al Congreso, se refiere a la incorporación en la medición de aspectos subjetivos del cuidado, situación completamente novedosa pues no se realiza hasta hoy, ya que en enfermería la calidad del cuidado se mide con indicadores numéricos y no es posible graficar aquello que entrega el profesional en términos subjetivos.

“Ese aspecto llamó la atención y lo encontraron innovador. Pero también fue de gran interés el hecho que la evaluación midiera las condiciones de trabajo (físicas y psicosociales), y que relacionara dicho ámbito con la entrega de un buen cuidado profesional de enfermería. El profesional de enfermería debe desempeñarse en un contexto adecuado, en cuando a insumos físicos como psicológicos. Muchas veces se dice que los profesionales de enfermería no realizan bien su trabajo, pero ello obedece generalmente a que en los hospitales no siempre cuentan con los insumos necesarios, con equipamiento adecuado, o el personal suficiente, sin considerar que tienen una gran carga mental. El instrumento aparece como muy pertinente para la gestión, pues al medir las condiciones de trabajo, permite evidenciar las necesidades de personal o tecnología de un servicio clínico o de un hospital”, ilustró la académica Carolina Luengo.

El Congreso también permitió a la académica de la UBB confirmar que los temas abordados en sus estudios no difieren mayormente de los expuestos por conferencistas internacionales venidos de Estados Unidos, Brasil, aaa, entre otros países, lo que constituyó un estímulo para su tarea investigativa.

“Los resultados que entregué están muy acordes con lo que los conferencistas internacionales aseguran se vive en otros países. Profesionales de la Clínica Mayo o del Hospital de Adelaida, por mencionar ejemplos, exponen situaciones similares a lo que expuse en mi investigación, y eso confirma que voy por buen camino. Confirmé además que lo que está ocurriendo en Chile no es distinto de lo que sucede en otros países”, describió la investigadora Luengo Martínez.

De este modo, la académica de la UBB aseveró que para potenciar y mejorar la calidad del cuidado de enfermería resulta fundamental generar o crear un ambiente de trabajo favorable a la producción de salud; propiciar condiciones de trabajo adecuadas, que posibiliten al trabajador una relación interpersonal saludable y un menor desgaste físico y emocional; y favorecer la organización del proceso de trabajo de forma eficiente, argumentó la académica del Departamento de Enfermería, Carolina Luengo Martínez.




Académica de Enfermería UBB expuso en XX Congreso de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile

La académica del Departamento de Enfermería, Dra. Carmen Luz Muñoz Mendoza, presentó la investigación denominada “Validación de las viñetas COOP/WONCA en personas mayores que asisten a clubes de adultos mayores de la comuna de Chillán”. Dicho trabajo se realizó al alero del Grupo de Investigación en Envejecimiento (GIE-UBB) coordinado por la investigadora.

La Dra. Carmen Luz Muñoz explicó que la investigación presentada en el XX Congreso de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, convocado por la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, dio cuenta de la adaptación y validación de la versión española de las viñetas COOP/WONCA en personas mayores que asisten a clubes de adultos mayores de la comuna de Chillán.

Las viñetas COOP/WONCA corresponden a un instrumento genérico que permite estimar la Calidad de Vida Relacionada con la Salud (CVRS). En términos generales, explora dimensiones referidos a esta variable a través de siete láminas con 5 alternativas de respuesta y cada opción está ilustrada por un dibujo que representa un nivel de funcionamiento, correspondiendo al encuestado, en este caso a los adultos mayores, marcar aquella que mejor defina su estado. En este sentido, las láminas COOP-WONCA reflejan  la  percepción que la persona tiene de su funcionamiento en un momento determinado.  Para los profesionales de la salud supone un valioso instrumento, que  permite  realizar  valoraciones periódicas de manera sencilla, de fácil manejo en la consulta y bien aceptado por el paciente.

Según expresó la Dra. Muñoz Mendoza, la medición de la Calidad de Vida Relacionada con la Salud proporciona una evaluación más comprensiva, integral y válida del estado de salud de una persona.

“En Chile, se dispone de un instrumento genérico y multidimensional de CVRS: el SF-36. Sin embargo, por su extensión y dificultad para administrar e interpretar, es difícil de incorporar en la práctica clínica. En este sentido, las viñetas o láminas COOP/WONCA, despertaron gran interés entre los asistentes al Congreso, ya que  presentan ventajas únicas: utilizan un único ítem para medir una dimensión de CVRS; su brevedad y representación visual facilitan su uso en personas mayores con un bajo nivel de estudios; pueden ser autoadministradas y directamente interpretadas sin necesidad de cálculos aritméticos. Cada opción está ilustrada por un dibujo que representa un nivel de funcionamiento en una escala ordinal tipo Likert de 5 puntos; las puntuaciones más altas expresan peores niveles de funcionamiento”, ilustró la académica de Enfermería UBB.

La Dra. Carmen Luz Muñoz explicó que a nivel metodológico se trató de un diseño correlacional con componente longitudinal. “Se seleccionaron aleatoriamente 103 personas mayores, sin deterioro cognitivo severo, que asisten a clubes de adultos mayores. Los resultados evidenciaron que las viñetas COOP/WONCA son una medida de CVRS con adecuadas propiedades psicométricas, en términos de fiabilidad y validez, de fácil aplicación y comprensión”, aseveró la investigadora.

El XX Congreso de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile congregó a profesionales, investigadores y académicos de todo el país, además de conferencistas extranjeros invitados, quienes expusieron los últimos avances en materias tales como: adulto mayor hospitalizado y polifarmacia, diabetes en ancianos, demencias, oncogeriatría, unidades geriátricas de agudos, sueño en adulto mayor, inclusión de adultos mayores, dolor en el adulto mayor, depresión en el anciano, piel y medicina estética en adultos mayores, hombre y envejecimiento, mujer y envejecimiento, cardiogeriatría, micronutrientes y deterioro cognitivo, comunicación y envejecimiento, entre otros temas.

Mediante el congreso también se da cuenta de los objetivos fundamentales de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, que busca “fomentar el avance del conocimiento sobre el proceso del envejecimiento humano mediante observaciones e investigaciones clínicas, biológicas, sociales y del comportamiento. Agrupar a investigadores y otros profesionales que estudien los problemas de la vejez, siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud y de la Asociación Internacional de Gerontología (IAG). Promover movimientos de educación sanitaria y en general cuantas acciones vayan dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas de edad avanzada”, según indican sus estatutos.




Destacan metodología de simulación clínica en Enfermería UBB como innovación pedagógica

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Ángela Astudillo Araya, destacó las principales características de la metodología de simulación clínica que se desarrolla en la UBB, experiencia de la que ha dado cuenta en seminarios y congresos nacionales y del exterior. La simulación clínica se erige como una herramienta de enseñanza –aprendizaje que distingue la formación de los estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

Los nuevos desafíos de la Educación Superior han generado la necesidad de incorporar innovaciones en los planes de estudio, y con esta premisa como horizonte, la carrera de Enfermería de la UBB incorporó hace ya algunos años la metodología de simulación clínica como una herramienta de enseñanza-aprendizaje en directo beneficio de los estudiantes.

La académica del Departamento de Enfermería, Ángela Astudillo Araya, precisó que la innovadora metodología sintoniza con el Modelo Educativo UBB que centra el aprendizaje en el alumno y propicia una educación basada en el desarrollo de competencias.

“La simulación clínica es una herramienta de aprendizaje que permite recrear una situación que podría enfrentar el estudiante en su práctica clínica, permitiéndole vivenciar el proceso como si fuese un evento real, con el propósito de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor forma y con mayor seguridad la situación en la realidad. Asimismo, esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes logran enfrentar su práctica clínica con mayor seguridad, experiencia y confianza”, describió la académica Ángela Astudillo.

La experiencia adquirida por la UBB ha sido expuesta, entre otros espacios, en el I Congreso Iberoamericano de Enfermería realizado en la Universidad de Coahuila, México el año 2015; en el IV Congreso Latinoamericano de Simulación Clínica de Chile también el año pasado, y más recientemente durante la celebración anual del Día de la Enfermera en Ñuble, según se indicó.

De esta manera, se cumple un doble propósito, pues la UBB entrega a la sociedad profesionales altamente calificados capaces de dar una atención integral de calidad, oportuna y segura al usuario.

“Constituye una herramienta fundamental para preparar y habilitar a los estudiantes en la disminución de los eventos adversos; así como ayuda al estudiante a desarrollar habilidades sociales necesarias para enfrentar con mayor seguridad una situación real en el contexto de sus prácticas profesionales”, recalcó la académica del Departamento de Enfermería.

Como metodología de enseñanza-aprendizaje, la simulación clínica requiere de un proceso de implementación adecuado en el centro de simulación, y ello implica capacitación docente en el manejo de la herramienta, considerando el diseñado de escenarios y el manejo de tecnología.

“Previo a la simulación clínica propiamente tal, se realiza una suerte de instrucción a los estudiantes que tomarán parte en el ejercicio. Cada uno de ellos asume roles como el de médico, enfermera, técnico de enfermería y deben proceder de acuerdo a eso. Nuestro Centro de Simulación Clínica dispone de equipamiento tecnológico moderno y adecuado para reproducir distintos casos clínicos reales. Tras la simulación propiamente tal, etapa que es grabada con el propósito que posteriormente los propios estudiantes visualicen y analicen su desempeño, viene la etapa de análisis reflexivo o debriefing. Es el momento utilizado para analizar y reflexionar de lo vivido en la simulación así como también descubrir lo aprendido”, expresó la académica Ángela Astudillo.

Según comentó la académica del Departamento de Enfermería, diversas investigaciones dan cuenta de los beneficios que implica el desarrollo de esta estrategia. “Se le reconoce como método docente útil para el aprendizaje; ayuda a integrar teoría y práctica; aumenta la seguridad y confianza de los estudiantes, así como de los equipos clínicos que la practican. Asimismo, en la UBB realizamos mediciones con el objetivo de conocer la percepción de los estudiantes, y en cada uno de los ítems de la encuesta de calidad y satisfacción con la simulación clínica, los encuestados señalan estar de acuerdo y muy de acuerdo con esta práctica. Ciertamente, también fomenta la comunicación entre los miembros del equipo de salud, así como mejora las habilidades técnicas y las competencias clínicas”, esgrimió Ángela Astudillo.

Según explicó la académica del Departamento de Enfermería, es importante y necesario continuar con esta metodología de enseñanza y aprendizaje porque los beneficios son evidentes: “Permite acelerar el proceso de aprendizaje; facilita el entrenamiento en habilidades no técnicas; permite el adiestramiento en situaciones clínicas poco habituales. Se trata de un método útil con fines educativos y evaluativos, que promueve la corrección de errores y aprendizaje desde la propia experiencia. Facilita la priorización de tareas y la integración de conocimientos, y permite alcanzar competencias en procedimientos invasivos sin riesgo para el paciente”, concluyó la enfermera Ángela Astudillo Araya.

En muchos sentido, la simulación clínica permite poner en práctica lo que Florence Nightingale describiera asertivamente durante la segunda mitad del siglo XIX: “La observación indica cómo está el paciente; la reflexión indica lo que hay que hacer; la destreza practica indica cómo hay que hacerlo”.




Académicas de la UBB integran Comité Regional Intersectorial de Lactancia Materna

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Gloria Cárcamo Vargas, del Departamento de Enfermería, Aurora Henríquez Melgarejo, y del Departamento de Ciencias de la Educación, Lucía Navarrete Troncoso, integran el Comité Regional Intersectorial de Lactancia Materna presidido por la Seremi de Salud del Biobío.

Fortalecer las competencias de los equipos de salud, promover la acreditación de hospitales, centros de salud familiar, jardines infantiles y salas cunas, como espacios donde se valoriza y promueve la lactancia materna, y vigorizar el trabajo intersectorial, aparecen como los principales objetivos del Comité Regional Intersectorial de Lactancia Materna constituido al alero de la Seremi de Salud del Biobío.

Esta importante instancia, que busca articular el trabajo de diversas instituciones, también considera el aporte de la academia, y es así como en representación de la UBB integran dicho Comité la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Gloria Cárcamo Vargas, del Departamento de Enfermería Aurora Henríquez Melgarejo, y del Departamento de Ciencias de la Educación, Lucía Navarrete Troncoso, académica de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia.

IMG-20160330-WA0004_resized11Según se indicó, el Comité pretende posicionar a la lactancia materna como una estrategia de salud pública en atención a que constituye un eje estratégico para el desarrollo de niños y niñas, así como para la salud de la madre.

De acuerdo a información aportada en reciente reunión del Comité, el año 2014 Chile registraba en promedio un 44,6% de lactancia materna exclusiva al sexto mes; la Región del Biobío ascendía a 47,6%, y dentro de ella, la Provincia de Bío-Bío lideraba con un 63,1%, seguida de Ñuble con un 54,1%. La Provincia de Arauco registraba un 41,7%, Talcahuano un 37% y Concepción un 35,2%.

Según explicó la académica Gloria Cárcamo, el Ministerio de Salud junto con la Comisión Nacional de Lactancia Materna (CONALMA), han actualizado el procedimiento de acreditación de los Establecimientos Amigos de la Madre y el Niño(a), que será centralizado a través de una plataforma web con nuevas pautas y criterios de evaluación, manteniendo el espíritu de los “pasos para una lactancia materna exitosa”. “Como parte de la renovación de esta iniciativa, es fundamental desarrollar un programa de trabajo intersectorial y multidisciplinario coordinado por los comités regionales de lactancia materna a nivel local”, comentó la académica UBB.

Asimismo, durante la reunión del Comité se dieron luces sobre los conceptos que orientarán la semana mundial de la Lactancia Materna 2016 a realizarse durante el mes de agosto. “El lema de este año es -Por un desarrollo sostenible-. La Semana se concentrará en la relación de la lactancia materna con la sostenibilidad y, más importante aún, con los objetivos del Desarrollo Sostenible, de manera que es muy importante asociar el concepto de Lactancia Materna con los objetivos del Desarrollo Sostenible. Se estima que la lactancia materna es un componente clave del desarrollo sostenible, por eso se buscará participar y colaborar con un amplia gama de actores para la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna”, informó la académica Gloria Cárcamo Vargas.

Además, durante el mes de noviembre del presente año, se vislumbra la realización del Seminario Regional de Lactancia Materna en dependencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción en Concepción.

Beneficios de la lactancia materna

IMG-20160330-WA0001_resized33La lactancia materna desde el primer momento y cómo mínimo hasta los seis meses de vida sólo trae beneficios. Está comprobado que los menores que “maman” desde el principio se enferman menos e incluso poseen un mayor desarrollo intelectual y afectivo. Esto, porque la leche materna es nutricionalmente superior a cualquier otra alternativa; es bacteriológicamente segura y está siempre fresca; contiene gran variedad de protectores anti infecciosos y células inmunitarias, y produce menos riesgo de alergias que cualquier otro alimento para lactantes.

Pese a que los beneficios son evidentes, no siempre se tienen en cuenta estos factores y muchas madres suelen creer que los complementos lácteos pueden suplir a la leche materna.

La leche materna, a diferencia de la leche artificial, es un fluido vivo que es cambiante y se adapta a las necesidades del niño o niña. Pero quizás, más importante que lo nutricional es el aspecto afectivo; la leche materna no sólo es alimento sino que además es apego y protección. Entonces, es muy importante que las madres tengan información acerca de cómo establecer y mantener la lactancia materna, pues debido a los cambios sociales y culturales hay ciertas dificultades, sobre todo luego que durante un buen tiempo se promovió la leche artificial.