UBB expuso fortalezas del proyecto de Polo de Salud ante el CORE de Ñuble

“Proyecto Integral en Salud para Ñuble: Formando Profesionales para la Región”, se denomina la iniciativa presentada ante la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología e Infraestructura del CORE de la Región de Ñuble, presidida por el consejero Jezer Sepúlveda Domínguez, e integrada por los consejeros Hernán Álvarez Román, Javier Ávila Parada, Arnoldo Jiménez Venegas y Rodrigo Dinamarca Muñoz.  

La delegación UBB fue recibida en modalidad telemática el martes 19 de mayo, y estuvo conformada por el rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves; el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel; el vicerrector de asuntos económicos, Dr. Reinier Hollander Sanhueza; el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), Dr. Jorge Moreno Cuevas; la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia; y el académico de la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE), Dr. Alex Medina Giacomozzi.

El rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves precisó que la Universidad es consciente de la relevancia y sentido estratégico del “Proyecto Integral en Salud para Ñuble”, dado su carácter estatal y público. En este sentido, se busca generar un trabajo colaborativo con el CORE de Ñuble que permita asegurar la concreción de este anhelo en forma gradual, y en un horizonte de 10 años.

En tanto, el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, expresó que la UBB pretende responder a los retos y necesidades de la naciente región de Ñuble, razón por la que ha proyectado el fortalecimiento de la formación disciplinaria de la salud, con objetivos de mediano y largo plazo, que permitan potenciar y responder a los crecientes requerimientos de la población de la región y a las políticas públicas en salud a nivel regional.

“Nuestra Universidad se ha propuesto fortalecer el área disciplinaria de la salud en nuestra sede Chillán, tanto médica como no médica, considerando seis pilares fundamentales, en un plan de desarrollo integral, cuyo cumplimiento será proyectado en etapas”, comentó.

Carrera de Medicina

En la oportunidad, el decano de FACSA, Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto con la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia, y el académico de FACE, Dr. Álex Medina Giacomozzi, dieron cuenta de los propósitos y pilares sobre los que se levanta la propuesta.

“Probablemente, el pilar que más llama la atención es la creación de la carrera de Medicina en la sede Chillán, con el objetivo de formar médicos para la región (…) Esto contribuirá a contar con mayor capital humano en salud, acorde a los requerimientos de las políticas públicas y al incremento de la infraestructura asociada a salud, lo que quedará a disposición de la comunidad, tributando al desarrollo de la sociedad y a la mejora de los indicadores en el bienestar de las personas en la región”, destacó el decano Dr. Jorge Moreno Cuevas.

“Esta gran propuesta implica una inversión muy significativa que ya hemos detallado. La Universidad, corresponsablemente, está analizando todos los aspectos, y es por ello que busca estrategias colaborativas en términos de una alianza, para así lograr concretar un proyecto tan necesario y con tantos efectos positivos para la Región de Ñuble”, reflexionó el Dr. Álex Medina Giacomozzi.

Centro de Simulación Clínica

La secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona, explicó que el proyecto UBB es de carácter integral y supone la concreción de otros 5 pilares.

“Ligado a la creación de la carrera se considera un Centro de Simulación en Salud, cuyo fin será desarrollar tecnologías educativas en simulación y metodologías activas e innovadoras de evaluación y capacidades clínicas. También contribuirá al desarrollo de la educación en salud regional a través de la implementación de un proceso gradual, progresivo y continuo de capacitación en Simulación Clínica de Alta Fidelidad para los profesionales de la red asistencial-docente, fortaleciendo igualmente las carreras no médicas existentes tales como Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología y aquellas que se puedan prospectar y sean necesarias para la región”.

CIACS en las provincias 

La propuesta UBB también contempla la creación de un Centro Integral de Atención Comunitaria en Salud (CIACS), como una forma de responder a la necesidad de desconcentración de la atención primaria de salud, pues se instalaría en la capital regional, y luego en las provincias de Itata, Punilla y Diguillín.

Los centros, según se indicó, tendrán una oferta de servicios similar a un Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOSF), es decir, siguiendo el Modelo de Salud Familiar y Comunitario, buscando generar respuestas participativas e inclusivas, de acuerdo a las necesidades que puedan ser sentidas por las personas en su comunidad. En términos generales los CIACS brindarían atención médica general, psicológica, de enfermería, fonoaudiológica, nutricional, social, de urgencia, salas de rehabilitación y estimulación, y tele asistencia en aquellos casos que lo amerite.

También se vislumbra incorporar nuevas carreras en forma gradual, considerando los requerimientos proyectados de la región, a partir de su realidad epidemiológica y de las brechas existentes. Inicialmente, se considera la carrera de Química y Farmacia, y posteriormente Tecnología Médica Mención mención Imagenología y Física Médica.

Especialidades Médicas 

La Dra. Cardona Valencia explicó que a partir de la realidad epidemiológica de la región y al alero de la carrera de Medicina, “se desarrollarán dos especialidades médicas que permitan cubrir el déficit de especialistas en áreas prioritarias para la región (…) Se evalúa una especialidad orientada a la tercera edad y otra hacia medicina interna, que permitan enfrentar las enfermedades crónicas más prevalentes, cómo es el cáncer (responsable del 26% de las muertes anuales de Ñuble) y el Accidente Cerebro Vascular (ACV), toda vez que la región presenta una prevalencia del doble que el nivel nacional”.

Observatorio de Salud Ñuble

Del mismo modo, como una forma de aportar a la toma de decisiones de política pública de salud, se proyecta el Observatorio de Salud Ñuble. Académicos/as y profesionales especializados a nivel institucional, podrán analizar la información suministrada por el Servicio de Salud Ñuble y la Secretaría Regional Ministerial de Salud, de manera de lograr determinar aquellos factores relevantes, que pueden poner en riesgo la salud de la población, y así adoptar medidas y estrategias de manera oportuna.

El Dr. Renato Arriaga Hadi, quien lidera un importante grupo de médicos del Hospital Clínico Herminda Martín que apoyan la iniciativa, precisó que Chile tiene 1.6 médicos por cada 1000 habitantes, en tanto que la OCDE registra un promedio de 3.2 médicos por 1000 habitantes. Asimismo, se da un fenómeno de distribución concentrada en dos o tres centros geográficos a expensas de las regiones, en especial de aquellas más distantes y menos pobladas, coincidentes además, con aquellas que carecen de una facultad de Medicina. Es así como Ñuble posee alrededor de 1 médico por cada 1000 habitantes. Se estima que el déficit en Chile es aproximado a 30.000 médicos.

“Contar en Ñuble con una carrera de Medicina de una Universidad Pública tiene varios componentes favorables. Entre ellos, contar con un alto porcentaje de alumnos de la región significa multiplicar raíces y vínculos, lo que implica permanencia en el territorio potenciando la salud y la experiencia, desarrollando especialidades en beneficio de nuestra población. Del mismo modo, jóvenes que hoy no pueden siquiera postular, tendrán la gran oportunidad de hacerlo independiente de su estatus económico. La comunidad en su conjunto recibiría con mucha alegría una iniciativa de esta envergadura, con el reconocimiento consecuente”, reflexionó.




Magíster en Salud Pública UBB dio inicio al año académico en modalidad telemática

La directora del Magíster en Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, destacó que el 90% de los seleccionados de la cohorte 2020 optaron por matricularse, pese a las complicaciones derivadas del escenario de alerta sanitaria por Covid-19. El programa se encuentra acreditado por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), por un periodo de 3 años, entre julio de 2018 y julio de 2021.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dr. Jorge Moreno Cuevas, destacó que para la Facultad y el propio programa supone un desafío impartir docencia a distancia, al tiempo que también revela las fortalezas y capacidades institucionales para hacer frente al escenario con pertinencia y calidad. “Ciertamente, los/as profesionales requieren adquirir nuevos conocimientos y competencias, y creemos que el Magíster en Salud Pública UBB les otorgará las facultades necesarias para liderar equipos de trabajo en esta relevante área”, aseveró.

En tanto, la directora de Postgrado UBB, Dra. Carmen Luz Muñoz Mendoza, precisó que la Universidad, con sus 73 años de existencia, vive un hito al inaugurar el año académico en modalidad virtual tanto a nivel de pregrado como de postgrado.  Asimismo, recordó a los estudiantes del magíster, el gran paso que supuso la cuarta acreditación institucional por un periodo de 5 años (2019-2024).

“En este último proceso se logró la acreditación de la docencia de Postgrado, aspecto del todo relevante porque reconoce la calidad en la formación de capital humano avanzado a través de los programas de magíster y doctorado que imparte la Universidad. Nuestra institución cuenta con 6 programas de Doctorado y 12 programas de Magíster en las áreas de Arquitectura, Construcción y Diseño; Ingeniería, Educación, Ciencias, Ciencias Empresariales, y Ciencias de la Salud y de los Alimentos”, destacó.

A su vez, la directora del programa de Magíster en Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, expresó un reconocimiento a los alumnos/as del programa, toda vez que la gran mayoría aporta con su trabajo diario, en diversos centros de salud, a hacer frente a la pandemia de Covid-19.

La Dra. Araneda Flores, manifestó que la pandemia ha obligado a las universidades, entre ellas a la Universidad del Bío-Bío, a implementar modalidades de docencia a distancia, homologando las actividades académicas que se realizan en un contexto presencial de normalidad. Esto, con el fin de resguardar la salud de alumnos/as y académicos/as.

“A pesar de esta situación, en que el mundo se detuvo, para la cohorte 2020 se ha matriculado el 90% de los seleccionados. Esta confianza que han depositado los nuevos alumnos, así como los de la cohorte 2019, la valoramos enormemente y nos compromete a seguir trabajando con excelencia, ahínco y centrados en nuestro objetivo, que es formar especialistas en salud pública en un contexto complejo y global que contribuya a mejorar las condiciones biopsicosociales de la población nacional, regional y local, a través del diagnóstico, ejecución, y evaluación de programas mediante la intervención o investigación aplicada en salud, considerando un enfoque por competencia profesional, holístico e interdisciplinario. Es decir, ser un aporte a esta sociedad que tanto nos necesita, especialmente en esta época de crisis”, argumentó.

La Dra. Jacqueline Araneda, también destacó que muchos de los graduados del programa, hoy se encuentran liderando equipos de trabajo y tomando decisiones en torno al escenario planteado por el Covid-19. “Con mucho esmero, desde hace ya 20 años, hemos intentado cumplir con el objetivo del programa de Magíster en Salud Pública. Nos enorgullece la preferencia incondicional de alrededor de 400 alumnos de diversos lugares del país, que han preferido nuestra casa de estudios para recibir formación de Postgrado en el área de salud pública”, describió.




Estudio UBB evidencia temor a falta de alimentos en escenario por Covid-19 en Ñuble y Biobío

“Comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de coronavirus (COVID-19)”, se denomina el estudio liderado por la Dra. Jacqueline Araneda Flores, académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública de la Universidad del Bío-Bío. Alrededor del 70% de las personas consultadas expresa temor a no tener alimentos suficientes ante el actual escenario de alerta sanitaria por Covid-19.

La Dra. Jacqueline Araneda explicó que la encuesta, autoaplicada en formato online en la interfaz Google Docs, tiene como objetivo evaluar el comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de coronavirus. En un primer corte fue respondida por 1.423 personas mayores de 18 años, quienes debían responder en representación de su grupo familiar. “Llama la atención que 7 de cada 10 mayores de 18 años de las regiones de Ñuble y Biobío expresan temor a no tener alimentos para comer”, precisó la académica.

El 60,5% de las personas encuestadas son mujeres y el 38,9% hombres. El 82% de los participantes son del área urbana y el 17,8% del área rural.

De los encuestados, el 85% señala que en tiempos de coronavirus no deben faltar en su hogar cereales como el arroz, legumbres, pan, huevo, verduras y agua. Por otro lado, lo que puede faltar, porque le otorgan menos importancia, son productos de pastelería, mariscos, snacks dulces y salados, entre otros. “Las personas están bien educadas respecto de aquello que deben comer, identificando alimentos básicos de antaño. Es decir, ante situaciones críticas o excepcionales los encuestados distinguen aquello que es imprescindible”, aseveró la Dra. Araneda Flores.

En tanto, el 60% de los encuestados señala que como medida de precaución emplea mascarilla al momento de realizar la compra de alimentos, incluso desde antes que su uso fuese obligatorio. Asimismo, un 43% sólo compra alimentos en lugares con baja afluencia de público.

El 74,4%, prácticamente ¾ de los encuestados, señalan que en las últimas semanas no han podido alimentarse normalmente. En consonancia, un 40% señala que han aumentado el consumo de alimentos durante la noche. “No es un dato menor porque esto puede influir en un aumento de peso de la población, porque prácticamente no se está realizando actividad física y además están comiendo durante la noche, lo que no es recomendable”, aseveró la Dra. Jacqueline Araneda.

Otro antecedente relevante dice relación con que sobre el 20% de los encuestados contestó que en su hogar viven adultos mayores.

La Dra. Araneda Flores precisó que a raíz de la situación generada por la pandemia, comenzó a revisar la situación alimentaria nutricional de otros países que ya habían registrado un aumento en el número de casos positivos de Covid-19. “Como académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, me pareció muy necesario conocer lo que ocurría en Ñuble y Biobío para formular recomendaciones a la comunidad e instarlos a mantener una alimentación saludable”, precisó.

Fue así como previa revisión de otras encuestas para medir inseguridad alimentaria y la consulta a diversos especialistas a nivel nacional, elaboró un instrumento para mediar el comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de Covid-19. La encuesta aborda ámbitos como: responsable de las compras de alimentos en el hogar; lugares de compra; medidas higiénicas al momento de la compra de alimentos; preocupación por no tener alimentos en el hogar; percepción de la alimentación familiar; ítem sobre grupos de alimentos ingeridos, tales como frutas, verduras, pescados, legumbres, carnes y alimentos ultraprocesados.

La Dra. Jacqueline Araneda precisó que la Universidad del Desarrollo (Santiago), a través de su Escuela de Nutrición, se mostró interesada en aplicar la encuesta en su comunidad, en tanto que la Universidad de Santiago evalúa realizar la encuesta considerando algunas adecuaciones.




UBB capacita a profesionales de la Red de Salud de Ñuble en contexto de Covid 19

“Covid 19: Reflexión sobre las Prácticas de Higiene de Manos y Elementos de Protección Personal  en  los funcionarios de salud de la Red del SSÑ”, se denominó la capacitación brindada por la UBB, a través de la plataforma educativa Adecca. La instancia se constituyó en una oportunidad para analizar y reflexionar sobre la adherencia a la Higiene de Manos, Elementos  de Protección Personal y propuestas de mejora, orientadas al personal que se desempeña en distintos centros de salud de la Región de Ñuble.

El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Fernando Toledo Montiel, comentó que los videos educativos incorporados en la capacitación,  fueron elaborados a partir de una iniciativa liderada por la académica del Departamento de Enfermería, Mg. Cecilia Pinto Santuber, y constituyen una muestra de las múltiples iniciativas que la Universidad desarrolla en beneficio de la comunidad regional.

“Nuestro país vive momentos complejos derivados de la propagación del covid-19, enfermedad que exige a nuestra sociedad un comportamiento responsable y la aplicación de rigurosas medidas de protección personal. La inyección de ingentes recursos puede resultar estéril si no asumimos con sentido de realidad el riesgo que enfrentamos. Es imprescindible la aplicación de medidas de protección personal y el uso racional de los insumos por parte de los funcionarios que brindan atención de salud. Esta capacitación también refleja el espíritu innovador e inclusivo de nuestra Universidad, que contribuye decididamente al progreso sostenible del territorio y al bienestar de sus habitantes con sentido de equidad social”, reflexionó.

La académica del Departamento de Enfermería, Cecilia Pinto Santuber, explicó que esta iniciativa es una respuesta a un requerimiento de la asesora del Departamento de Calidad y Seguridad del Paciente del Servicio de Salud Ñuble, Johanna Becerra Villarroel.

“Con el apoyo del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico (ADPT) y la colaboración de la enfermera clínica  Norma Riveros Mardones, se configuró un curso que incorpora la observación de videos  en un contexto educativo mediante videoconferencia, para el desarrollo de  actividades de reflexión y análisis de manera colaborativa, con el propósito  de  fortalecer y mantener la adherencia a la Higiene de Manos, así como la observancia y uso racional de los Elementos de Protección Personal, acciones imprescindibles que permiten prevenir las Infecciones Asociadas a la Atención de Salud (IAAS).

Igualmente, se realizó una segunda capacitación orientada a los Encargados de Infecciones Asociadas a la Atención de Salud (IAAS), de los centros de salud familiar Los Volcanes, Sol de Oriente, Coihueco,  Dr. José Durán Trujillo, Pueblo Seco, San Gregorio, Campanario, entre otros.

En la oportunidad se recordó que el virus covid -19 se transmite por contacto cercano entre una persona infectada y otra susceptible, a través de gotitas que se generan al toser, estornudar o hablar. Las gotitas tienen la capacidad de desplazarse a 1-1.5 metros del que las genera, y toman contacto con la mucosa oral, nasal u ocular, o pueden ser inhaladas, infectando a un susceptible.

“Las gotitas pueden contaminar superficies con partículas virales viables, que pueden luego ser adquiridas por una persona que contamina sus manos al contactar con estas superficies y llevarlas a la boca y nariz. Este mecanismo de transmisión releva la importancia de la higiene de manos frecuente, el uso racional de elementos de protección personal  y la desinfección de superficies”, aseveró la académica Pinto Santuber.




Proyecto FONIS sobre ambientes alimentarios capacita a estudiantes UBB

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien lidera el proyecto denominado “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble”, precisó que la capacitación se orientó a estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética, quienes deberán aplicar la Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios, Encuestas Alimentarias y Mediciones Antropométricas.

La investigación, según consignó la Dra. Jacqueline Araneda, pretende “evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”. Para ello, se considera una muestra de alrededor de 250 escolares de tercero a quinto básico de 9 establecimientos educacionales de Chillán: escuelas Reyes de España, Marta Colvin, Palestina, La Castilla, Rosita O´Higgins, Quilamapu, Las Canoas, Juan Madrid Azolas, y del Liceo República de Italia.

“En el marco del proyecto resulta fundamental capacitar a estudiantes, quienes serán las personas que deberán aplicar una serie de encuestas e instrumentos de medición. Por ejemplo, es necesario estandarizar el procedimiento de mediciones antropométricas. Igualmente, se dispone de una Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios para lo que se han definido 5 tipos: doméstico, institucionalizado, vía pública, abastecimiento y restauración. En Chile no existía una pauta validada que permitiera realizar este tipo de medición. Asimismo, nuestros estudiantes serán capacitados en aplicación de encuestas alimentarias, evaluaciones nutricionales, medición de actividad física y de sueño”, describió la investigadora.

En la oportunidad expuso el subdirector de Postgrado Dr. Patricio Oliva Moresco; la Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien se refirió a Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios; la académica Mg Luz Lobos Fernández expuso sobre Encuestas Alimentarias; en tanto que la directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, Mg Gladys Quezada Figueroa, abordó Encuesta de Actividad Física y Mediciones Antropométricas.

La Dra. Araneda Flores destacó que los estudiantes, quienes se aprontan a iniciar sus trabajos de tesis de grado, adquirirán una valiosa experiencia, más aún cuando deben emprender sus propios proyectos conducentes al grado y título profesional.

El proyecto también contempla el aporte de trabajadores/as sociales de los 9 establecimientos educacionales seleccionados para el estudio, en virtud del conocimiento que éstos poseen del territorio y de la población adscrita a dichas escuelas y liceos.

La investigadora UBB recalcó que la Obesidades es considerada una epidemia mundial. En Chile, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, evidenció que el 74% de la población mayor de 15 años presenta malnutrición por exceso. Del mismo modo, estudios de la JUNAEB, muestran que la prevalencia de obesidad se ha mantenido en proporciones que alcanzan el 25%.

El Dr. Patricio Oliva expresó que la investigación en conducta alimentaria es una tarea compleja, ya que se involucran diversas variables que determinan e influyen en las direcciones de los individuos en diversos contextos. “Por muchos años las acciones sociosanitarias -dirigidas a intervenciones alimentarias- se han orientado a modificar la práctica individual, pero lo cierto es que se debe considerar un abordaje colectivo”, reflexionó.




Académicas UBB expusieron en XVIII Jornadas de Educación Médica

Las académicas del Departamento de Enfermería, Mg. Ángela Astudillo Araya y Mg. Marcela Espinoza Espinoza, dieron cuenta de sus investigaciones en el encuentro convocado por el Departamento de Educación Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, un espacio de reunión de académicos/as, investigadores, estudiantes y profesionales de diversas áreas de la salud, con el objetivo de promover una reflexión más profunda en torno a los procesos de enseñanza-aprendizaje de sus respectivas disciplinas.

La académica Ángela Astudillo Araya presentó la ponencia “Fiabilidad y validez de la escala CICAA: Habilidades comunicacionales en Simulación Clínica de alta fidelidad en estudiantes de Enfermería, Universidad del Bío-Bío, 2018”. La investigación fue desarrollada junto a las enfermeras Keytte Pérez Jorquera, Carolina Rodríguez Almendra y Juana Venegas Figueroa.

“Pretendimos evaluar las propiedades psicométricas de fiabilidad y validez de la Escala CICAA, en el contexto de Simulación Clínica de alta fidelidad en estudiantes de Enfermería. Junto con ello se buscó caracterizar las variables sociodemográficas y las variables académicas, y conocer las características de simulación clínica de alta fidelidad. También, establecer la fiabilidad por consistencia interna de la escala CICAA, y establecer validez de constructo mediante análisis factorial exploratorio de la escala CICCA”, describió la académica Astudillo Araya.

El estudio analítico de corte transversal, consideró a 154 estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

“Entre los resultados se constató que la escala CICAA demuestra ser un instrumento fiable y válido para evaluar habilidades comunicacionales en estudiantes en simulaciones clínica de alta fidelidad. El análisis factorial exploratorio mostró resultados en consistencia interna muy similares al estudio de la escala original. Esto evidencia que en las simulaciones clínicas se puede potenciar una de las herramientas más necesarias en estudiantes de Enfermería, como son las habilidades comunicacionales”, reseñó la académica Ángela Astudillo.

En tanto, la académica Marcela Espinoza Espinoza presentó la ponencia “Percepción de estudiantes acerca de los debates como metodología innovadora incorporada en la asignatura de Bioética”.

La académica UBB explicó que el objetivo de la investigación fue “caracterizar la satisfacción de estudiantes de la salud de pregrado, en Universidad pública de la Región de Ñuble y su percepción acerca de la incorporación de debates en la asignatura bioética, y valorar el avance de la capacidad reflexiva de los estudiantes con la implementación de los debates en el aula”.

Con este propósito, los estudiantes fueron instruidos previamente en las técnicas de debate. “Para evidenciar el impacto de esta actividad se confeccionó una encuesta de percepción, aplicada de manera espontánea y voluntaria a cada estudiante al término de los debates, después de haberles entregado sus calificaciones”, reseñó.

La encuesta fue aplicada a estudiantes de la salud durante 3 años consecutivos. Entre 2016 y 2018 en la carrera de Enfermería, y entre 2017 y 2018 en la carrera de Nutrición y Dietética.

Entre los principales hallazgos se evidenció que el desarrollo de debates contribuyó al trabajo en equipo, permitiendo la formulación de discusiones constructivas y el estímulo del pensamiento crítico y la tolerancia.

“Los/as estudiantes se mantuvieron entusiastas y motivados con la metodología utilizada, y hubo conformidad con su aprendizaje y la evaluación recibida. Esta experiencia constituye una innovación de enseñanza-aprendizaje probada y eficaz. En el caso de la asignatura de Bioética se escogieron temas de controversia valórica y moral. El avance de la capacidad de reflexión fue evidenciada a través del uso de tecleras electrónicas y a la luz de los resultados, sería recomendable incorporar esta metodología de enseñanza-aprendizaje en la guía didáctica de otros programas de asignatura de la carrera de Enfermería”, reflexionó la académica Marcela Espinoza.




I Jornada de Innovación, Emprendimiento y Nutrición en la UBB

El Centro de Titulados/as de la carrera de Nutrición y Dietética, presidido por la académica Marcela Vera Cabalín, organizó la jornada que llevó por lema “Oportunidades y desafíos en el Chile de hoy”. El encuentro tuvo como propósito estimular desarrollos paralelos al tradicional enfoque del ejercicio profesional, donde la capacidad de innovar y emprender resultan fundamentales.

La jornada fue presidida por el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto con la participación de académicas y académicos, y profesionales egresados de la UBB.

El programa consideró la participación del subdirector de Innovación UBB, Domingo Sáez Beltrán; el director de Sercotec, Karim Vidal Mufdi; el fundador de Cowork Chillán, Stephan Elgart Foster; la presidenta del Colegio de Nutricionistas filial Ñuble, Gloria Sánchez Sandoval; la nutricionista UBB propietaria de “Canasta Nativa”, Valentina Díaz Montecinos; y la nutricionista Javiera Cañumir Contreras, propietaria de “Nutrinativo”.

La directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, académica Gladys Quezada Figueroa, destacó que la jornada permitió visualizar la necesidad de incorporar nuevas formas de innovar y emprender en el ámbito de la disciplina profesional. En esta línea, comentó que la UBB imparte el Diplomado de Emprendimiento y Liderazgo, que otorga una serie de habilidades y conocimientos a los alumnos, pero aún así, es necesario brindar mayores oportunidades a las/os estudiantes y egresados/as. “Nos hemos propuesto aportar ideas y herramientas mínimas que permitan actuar e innovar en el mundo del emprendimiento en nutrición y salud, facilitando a nuestras/os egresadas/os y titulada/os insertarse de manera eficiente e innovadora en el mundo del trabajo, que cada día se torna más exigente, desafiante y competitivo”, ilustró.

La presidenta del Centro de Titulados/as de la carrera, académica Marcela Vera Cabalín, comentó que el profesional Nutricionista debe asumir las demandas y tendencias de sociedades cada vez más complejas. “Debemos enriquecer nuestra mirada y responder a los cambios y tendencias sociales. Hoy no sólo debemos orientarnos a planes de alimentación tradicional porque hay mayor diversidad, y claramente se requiere la orientación profesional que sólo los nutricionistas podemos dar. Desde nuestra formación podemos aportar, por ejemplo, por medio de un nutri emprendimiento que resuelva algunas necesidades específicas de la comunidad”, manifestó.

La Nutricionista UBB Valentina Díaz Montecinos, propietaria del nutri-emprendimiento “Canasta Nativa” de Chillán, dio cuenta de su experiencia que ya suma 7 años. “Quería hacer algo diferente vinculado con la alimentación saludable, la ecología, el medioambiente y así surgió la idea de crear una tienda como “Canasta Nativa”; una alternativa para las personas que buscan una alimentación más integral”, comentó.

Valentina Díaz también dio vida a “Punto Granel”, que como indica su nombre, permite la compra de productos según la necesidad del cliente. “La idea es hacer más accesible la alimentación saludable a los distintos grupos de personas. Aquí se eliminan las bolsas plásticas de envasado y se vende alimentación según la cantidad que se requiera. La gente puede probar diferentes tipos de productos como semillas, cereales, hierbas medicinales, aceite, entre otros”, aseveró.

La nutricionista UBB destacó que a través de ambos emprendimientos ha logrado integrarse y generar múltiples redes, contribuyendo al fortalecimiento de comercios locales, así como a la agricultura familiar campesina, la agroecología, entre otros. “No hay que tener miedo a emprender; los fracasos suelen ser aprendizajes. Continuamente ensayas, cometes errores, aprendes y corriges. La idea es probar durante el camino”, reflexionó.




Estudiantes UBB destacan en Congreso Chileno de Ciencia y Tecnología de Alimentos

Estudiantes de la Escuela de Ingeniería en Alimentos y de la Escuela de Nutrición y Dietética, así como del Doctorado en Ingeniería de Alimentos, expusieron los principales resultados de sus investigaciones en el marco del XXII Congreso Chileno de Ciencia y Tecnología de Alimentos. La actividad fue organizada por la carrera de Ingeniería en Alimentos del Departamento de Acuicultura y Recursos Agroalimentarios de la Universidad de Los Lagos y por la Sociedad Chilena de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (SOCHITAL).

“La alimentación inteligente. La alimentación del futuro” fue el lema del XXII Congreso de SOCHITAL, encuentro que permitió generar un espacio de diálogo y colaboración entre investigadores, docentes y estudiantes para abordar temas tales como: Alimentos funcionales, nutrición y biotecnología; Innovación, desarrollo de productos y gastronomía; Ingeniería de alimentos; Sustentabilidad ambiental en la industria de alimentos; y Calidad e inocuidad.

El director de la Escuela de Ingeniería en Alimentos Dr. José Miguel Bastías Montes destacó la relevancia de incorporar a estudiantes en actividades de investigación, lo que permite a los jóvenes vislumbrar la práctica de la investigación científica como una alternativa de desarrollo académico y profesional.

En el marco del Congreso la estudiante de tercer año de Nutrición y Dietética, Marcela Rosales, dio cuenta de “Desarrollo de barritas energéticas de maqui, cranberries, avena y mantequilla de cacao almendras (Maquicao)”, en tanto que su compañera Maryorie Riquelme, se refirió a “Elaboración de queque saludable a base de zanahoria con crema de dátiles (Datilcake)”.

Ambos trabajos fueron seleccionados para ser expuestos en el Congreso y corresponden a investigaciones realizadas en la asignatura “Nutrición en el Procesamiento Tecnológico de Alimentos” que dicta el Dr. José Miguel Bastías. En dicha asignatura se instó a las estudiantes a desarrollar un alimento con propiedades nutricionales y funcionales.

A su vez, el estudiante de Ingeniería en Alimentos Gheldred Salinas presentó “Caracterización fisicoquímica y determinación de compuestos bioactivos de extracto acuoso de calafate (Berberis microphyla) para su potencial uso en alimentos funcionales”. Por su parte, Ivo Gajardo y Nicole Galdames expusieron “Caracterización nutricional de 12 variedades de porotos chilenos para potenciar su consumo en el mercado nacional”. En tanto, Natalia González y Abigail Flores presentaron “Obtención y caracterización de extracto acuoso de maqui (Aristotelia chilensis (mol.) Stuntz) con alto contenido de compuestos bioactivos para el desarrollo de nuevos productos”.

Los trabajos consideraron el aporte del Convenio de Desempeño de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, y del Proyecto FONDECYT Nº 1191127 denominado “Efecto del tratamiento de Campo eléctrico pulsado (PEF) y Homogenización por alta presión (HPH) sobre el perfil de antocianinas, capacidad antioxidante, bioaccesibilidad y vida útil de los crioconcentrados de maqui (Aristotelia Chilensis (Mol.) Stuntz) y calafates (Berberis microphylla)”, liderado por el Dr. José Miguel Bastías.

El Dr. Bastías destacó que a través del Proyecto FONDECYT Nº 1191127 los estudiantes también pueden participar en actividades de corte científico tecnológico, junto con aprender la metodología científica y mostrar sus resultados en congresos y seminarios, lo que les permite adquirir una dimensión distinta sobre el desarrollo de la investigación en la ciencia y la tecnología de alimentos.




Jornada UBB de Sensibilización de Trastornos del Espectro Autista

Profesionales, académicas y académicos, estudiantes de carreras de la salud, educación y de las ciencias sociales, participaron en la Jornada de Sensibilización de Trastornos del Espectro Autista convocada en el marco del proyecto de Extensión relevante “Promoción y Prevención de la Salud, una tarea de todos”, que lidera la académica del Departamento de Enfermería, Aurora Henríquez Melgarejo.

Sensibilizar a los equipos de salud para gestionar acciones oportunas, inclusivas y de calidad a los usuarios con Trastornos del Espectro Autista fue el principal propósito de la jornada que puso especial énfasis en la necesidad de actualizar la importancia de la estimulación temprana y los mecanismos de detección de Trastornos del Espectro Autista (TEA).

La académica Aurora Henríquez Melgarejo explicó que se estima que 1 de cada 59 niños y adolescentes puede presentar algún Trastorno del Espectro Autista, siendo fundamental el diagnóstico y la pesquisa precoz para un tratamiento oportuno que favorezca el funcionamiento psicosocial de niñas y niños.

“El TEA no es una enfermedad sino una condición. Es importante que los equipos de salud de la Atención Primaria detecten tempranamente esta condición porque así es posible iniciar procesos de derivación y tratamiento oportuno para que estos niños y niñas tengan las mismas oportunidades que los demás. El abordaje debe realizarse en forma multidisciplinaria y por eso en esta jornada hemos considerado la participación de distintos profesionales que tributan a este objetivo”, expresó la académica.

La enfermera del Programa de Salud Infantil del Cesfam Los Volcanes de Chillán, Claudia Bravo Bonniard, explicó que el control de salud infantil a los 18 meses, que se efectúa en la Atención Primaria, brinda la oportunidad de pesquisa inicial oportuna de niños con riesgo de retraso del desarrollo psicomotor y que pudieran llevar a una sospecha de TEA.

“La primera instancia de derivación es la Sala de Estimulación Temprana que es atendida por educadoras de párvulo con dedicación exclusiva para trabajar con niños y sus madres, padres o cuidadores”, comentó.

En tanto, el terapeuta ocupacional Carlos Pérez, explicó que, “Nos interesa que los chicos sean funcionales, que jueguen y disfruten. Cuando niños y niñas presentan dificultad en su participación ocupacional se hace necesaria la terapia de integración sensorial. En este caso, se propician los procesos neurofisiológicos para facilitar los aprendizajes y la participación. La integración sensorial se realiza en un contexto, en un setting terapéutico muy particular. Pero lo importante es llevar el trabajo del setting a la vida diaria, la casa, al colegio, al bus escolar porque los niños y niñas deben adaptarse y participar en distintos contextos, por eso la necesidad de salir del box y extrapolar la integración más allá de la clínica propiamente tal”, enfatizó.

La jornada contó con el auspicio de la Dirección de Extensión, la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), la Escuela de Enfermería UBB y la Seremi de Salud de Ñuble.

El programa consideró la participación de los psicólogos Mauricio Mercado, Javiera Reyes y Natalia Medina, la fonoaudióloga Salomé Pulgar, la psiquiatra infantil Andrea Arriagada; la enfermera Claudia Bravo, el terapeuta ocupacional Carlos Pérez, y las experiencias parentales de Claudia Luengo e Ingrid Reyna.




Estudiantes de Doctorado en Ingeniería de Alimentos expusieron en ICEF 2019

Los alumnos Nicolás Troncoso León e Igor Trujillo Mayol expusieron sus investigaciones en el 13° International Congress on Engineering and Food 2019 realizado en Melbourne, Australia. El encuentro internacional reunió a más de 500 investigadores y estudiantes de postgrado.

El director del programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos, Dr. Ricardo Villalobos Carvajal, precisó que uno de los aspectos relevantes del Doctorado es la internacionalización, razón por la que los estudiantes del programa participan regularmente en congresos y seminarios internacionales en calidad de expositores, divulgando los resultados de sus tesis doctorales y generando redes de contacto. En este mismo contexto, deben realizar una estadía académica de entre 3 y 6 meses en laboratorios o centros de investigación de renombre a nivel internacional.

Nicolás Troncoso León expuso en modalidad oral corta y en póster el trabajo “Digestibilidad proteica de Arthrospira maxima evaluada en un modelo dinámico que simula las condiciones humanas”, microalga conocida usualmente como Spirulina. La presentación dio cuenta de un método moderno dinámico para evaluar la digestibilidad, consistente en simular las condiciones estomacales e intestinales. “Usualmente, esto se realiza en forma estática, pero en este caso se utilizaron dos biorreactores que simulaban respectivamente el estómago y el intestino. El trabajo presentó una actualización del estado del arte de esta metodología desde la perspectiva de la técnica”, describió.

Este trabajo fue seleccionado por el RMIT University (Royal Melbourne Institute of Technology) y premiado con el segundo lugar en la categoría ePoster (poster electrónico), entre más de 300 trabajos.

Igor Trujillo Mayol expuso los resultados de su investigación denominada “Obtención de preservantes naturales de la cáscara de aguacate (palta Hass) por métodos no convencionales de extracción”, referida a la variabilidad fenólica de la cáscara de aguacate (palta) y la importancia del tamaño.

Trujillo Mayol explicó que los frutos pequeños se consideran un subproducto, se venden a bajo costo y suelen disponerse para el procesamiento o bien se desechan.

“Sin embargo, el fenotipo pequeño tiene un valor antioxidante y de compuestos biológicos mucho mayor al mediano y grande. Desde el punto de vista de los polifenoles vemos que sí hay diferencias estadísticamente significativas. En particular, el fruto más pequeño es el de mayor valor biológico comparado con los otros dos, dado la concentración de polifenoles en la cáscara”, aseveró.

Igor Trujillo también tuvo la oportunidad de visitar la Universidad de Melbourne, específicamente las áreas de investigación en productos cárnicos y químicos. A su vez, Nicolás Troncoso gestionó una carta de patrocinio para realizar una pasantía doctoral en CSIRO (Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth).

“Nos dimos cuenta que los académicos del programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos son conocidos en el exterior y eso fue muy estimulante para nosotros. Asimismo, constatamos que el nivel de los trabajos de investigación que se realizan en la UBB es muy bueno. Se puede decir que nuestros trabajos superan las expectativas respecto de lo que se está trabajando en grandes universidades internacionales”, sostuvieron.

Los estudiantes del Doctorado en Ingeniería en Alimentos UBB viajaron al encuentro internacional gracias a la beca de asistencia a eventos internacionales de la Dirección de Postgrado.