Grupo de investigación UBB aborda las políticas de formación del profesorado y su impacto a nivel regional

El grupo de investigación “Profesorado: políticas de formación y praxis profesional”, PROFOP, se propone analizar las políticas de formación del profesorado en Chile, las que han operado en las últimas décadas en la formación del profesorado, particularmente focalizados en cómo dichas orientaciones han impactado en la formación de profesores en la Universidad del Bío-Bío.

PROFOP es dirigido por el Dr. Omar Turra Díaz e integrado por la Dra. Carolina Flores Lueg del Departamento de Ciencias de la Educación; la Mg. Claudia Anabalón Toledo del Departamento de Artes y Letras, y la Dra. (c ) Marcela Mora Donoso del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico.

El Grupo PROFOP, según explicó el Dr. Omar Turra, se ha propuesto investigar dos dimensiones esenciales: políticas y procesos de formación inicial del profesorado y el desarrollo profesional del profesorado. “En la primera línea consideramos como objeto de estudio los programas de renovación curricular recientes promovidos desde la política pública educativa, y su impacto en los procesos formativos en las instituciones de educación superior. También abordamos, en perspectiva histórica, los orígenes y desarrollo de la profesión docente en Chile y su cristalización en la formación docente actual. Desde una dimensión contextual, focalizamos el interés investigativo en la formación inicial docente promovida desde la UBB”, argumentó el Dr. Turra Díaz.

La segunda dimensión referida al desarrollo profesional del profesorado se orienta a “comprender los diversos ámbitos y dimensiones vinculadas a la praxis docente, entendida ésta como la interacción permanente entre teoría y acción pedagógica, y desarrollada en la especificidad de sus contextos de desempeño profesional. Desde aquí, interesa aproximarse a la cotidianeidad de las actuaciones docentes para develar prácticas, discursos y significaciones asociados a la praxis pedagógica. Constituyen ámbitos temáticos de esta línea la reflexión e identidad docente, y todos aquellos aspectos vinculados a la profesionalización docente”, precisó el director del Grupo PROFOP.

El trabajo investigativo se vinculará además con procesos formativos impulsados por los departamentos de Ciencias de la Educación y de Artes y Letras, así como con líneas de trabajo del Magíster en Educación y del Doctorado en Educación, pues ambos programas contienen en su estructura curricular la formación docente como una de sus líneas de investigación.

El Dr. Omar Turra explicó que el grupo “desarrollará su trabajo con el propósito de sistematizar y discutir las políticas de formación docente en los últimos veinte años en el país y su impacto en los procesos de Formación Inicial Docente (FID), desarrollada por las instituciones formadoras y en particular la UBB. Igualmente, se indagará, en perspectiva histórica, en la formación del profesorado local desde el Normalismo decimonónico hasta la FID desarrollada en la educación superior en la UBB”.

Asimismo, comentó el director de PROFOP, “se pretende reconocer las tensiones, posibilidades y desafíos implicados en la FID promovida en la UBB, desde diversas carreras de pedagogía; develar prácticas, discursos y significaciones asociados a los fenómenos de praxis pedagógica reflexiva desarrollada por las comunidades docentes locales; e indagar en las significaciones docentes para caracterizar procesos de profesionalización e identidad docente”.

Como parte de las actividades del grupo, los académicos de PROFOP participaron en el V Congreso de Formación Inicial Docente organizado por la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos, realizado en la ciudad de Osorno.

El grupo presentó 4 ponencias derivadas de los primeros resultados del trabajo de investigación: “La formación práctica desde la percepción del estudiantado de último año de pedagogía”, permitió considerar la mirada de estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia y Pedagogía en Educación General Básica de la UBB, respecto del aporte formativo del área práctica.

En tanto, la ponencia “La ruralidad como escenario significativo en la formación práctica del futuro profesorado”, evidenció el significativo aporte que proporciona el escenario rural de práctica en la construcción de saberes pedagógicos en el estudiantado de Pedagogía en Educación General Básica.

A su vez, la presentación sobre “Percepciones de estudiantes de pregrado en su último año de FID respecto a la línea de formación práctica”, presentó resultados acerca de la valoración que atribuyen a la formación práctica, estudiantes de dos carreras de enseñanza media, como son Pedagogía en Inglés y Pedagogía en Historia y Geografía de la UBB.

Finalmente, el trabajo “La reflexión pedagógica en la práctica profesional: un estudio desde el registro etnográfico”, presentó resultados de un estudio que tuvo como objetivo analizar los niveles de reflexión desarrollado por el estudiantado en práctica, mediante las anotaciones realizadas en el recurso denominado registro etnográfico.




Doctorado en Educación UBB fortalece su claustro académico de cara a próximos desafíos

Los académicos Dr. Héctor Cárcamo Vargas del Departamento de Ciencias Sociales y la Dra. Nelly Lagos San Martín, del Departamento de Ciencias de la Educación, se incorporaron al claustro académico del Programa de Doctorado en Educación en consorcio.

La información fue aportada por el recién asumido director del programa Dr. Omar Turra Díaz. “El claustro académico crece y se fortalece, lo que es una muy buena noticia para nuestro programa. El Dr. Héctor Cárcamo y la Dra. Nelly Lagos desarrollan investigaciones en el contexto de proyectos FONDECYT de Iniciación y una serie de publicaciones que dan cuenta de sus méritos para acceder a este claustro. Afortunadamente, como Universidad y Facultad hemos ido avanzando en aquello, en formar un cuerpo académico solvente”, aseveró el Dr. Turra.

El Dr. Omar Turra precisó que el asumir la dirección del programa de Doctorado en Educación UBB, implica el desafío de sostener académicamente el programa y proyectarlo positivamente. “Nuestro programa está acreditados por 3 años y debemos trabajar para lograr una nueva acreditación. Conocemos nuestras fortalezas y también los aspectos en que se debe mejorar”, comentó el investigador.

La Dra. Nelly Lagos San Martín, es profesora de Educación General Básica con mención en Trastornos del Aprendizaje por la Universidad del Bío-Bío; Magíster en Educación con mención en Orientación Educacional; y Doctora en Investigación Educativa por la Universidad de Alicante-España, estudio cursado a través de la beca MECESUP UBB para doctorados en el extranjero.

Su tesis doctoral abordó el análisis de variables psicoeducativas, específicamente, la ansiedad escolar. Dicha investigación fue dirigida por los doctores José Manuel García Fernández y Cándido Inglés Saura. Derivado de ella, ha generado 20 artículos científicos, 4 proceeding paper y 64 trabajos presentados en congresos nacionales e internacionales.

En tanto, el Dr. Cárcamo Vásquez es sociólogo titulado en la Universidad de Concepción, magíster en Investigación Social y Desarrollo de la misma casa de estudios superiores y doctor en Antropología Social y Cultural de la Universidad Complutense de Madrid, España. El año 2006 se incorporó a la Universidad del Bío-Bío como académico jornada completa del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades. Desde entonces ha desarrollado actividades de docencia en programas de pre y postgrado, extensión y difusión académica. Ha participado igualmente como investigador principal y co-investigador de iniciativas regulares de la UBB, así como de Innova de Corfo.

A lo anterior se suma la estadía postdoctoral del académico Dr. Héctor Torres Cuevas, quien acaba de adjudicarse un proyecto FONDECYT de iniciación. Corresponde precisamente al Dr. Omar Turra Díaz oficiar como profesor guía en el contexto del proyecto FONDECYT 1151233 que él dirige, y que se denomina “La Historia escolar en contextos interétnicos e interculturales. Un estudio desde el sistema escolar en contexto mapuche/no  mapuche”.

El Dr. Héctor Torres es profesor de Educación Básica, especializado en Educación Intercultural, magíster en Educación y Doctor en Antropología especializado en antropología educativa por la Universidad Laval de la provincia de Quebec, Canadá.

“Mi investigación doctoral versó sobre las experiencias cotidianas de la educación intercultural bilingüe en escuelas de la región de la Araucanía. Me enfoqué en ver lo que sucede a través de una etnografía escolar en 12 escuelas de la región. Articulé lo que establece el Ministerio de Educación, desde la política pública en Educación, esto es, la política de Educación Intercultural Bilingüe, y cómo se relaciona con los actores que en el medio escolar deben implementar esta política. En términos muy generales, se buscó describir lo que sucede desde una experiencia etnográfica”, ilustró el académico Torres.

El Dr. Torres Cuevas también se integra como docente colaborador al programa de Doctorado en Educación de la Universidad del Bío-Bío.




Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia da el vamos a proceso de autoevaluación de cara a nueva acreditación

La actividad fue presidida por el vicerrector académico, Aldo Ballerini Arroyo, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes y la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, quien además lidera el proceso de autoevaluación.

En el acto también participaron el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez; el jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica, Sergio Araya Guzmán; integrantes del Consejo Asesor Externo de la carrera, académicas y académicos, junto con estudiantes.

En la oportunidad, el vicerrector académico, Aldo Ballerini Arroyo, destacó que la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia puede aspirar con todo derecho a lograr la acreditación máxima de 7 años, puesto que posee una serie de fortalezas que sustentan dicho anhelo.

“Creemos que cumplimos con condiciones esenciales tales como la tradición y la excelencia con que esta carrera se ha desarrollado. La primera acreditación fue optativa, y la carrera decidió someterse igualmente al proceso de autoevaluación para mirarse a sí misma, para saber que estábamos haciendo bien y qué podíamos mejorar. El sentido de la autoevaluación, consiste en reflexionar sobre nuestras fortalezas, nuestros desafíos, para luego adoptar acciones correctivas o de fortalecimiento”, ilustró el vicerrector académico.

El Dr. Aldo Ballerini también relevó el alto nivel académico de las y los docentes, que se traduce en estudios de postgrado y en la participación en proyectos de investigación emblemáticos. Del mismo modo, la autoridad universitaria señaló el rol central de las estudiantes en todo el proceso.

“Las estudiantes son fundamentales en este proceso. Necesitamos que nos digan cómo ven a la Universidad y a su carrera, y necesitamos que sean honestas, que hagan ver aquellas cosas que se están haciendo bien para seguir transitando en ese camino, pero fundamentalmente, necesitamos saber en qué cosas no estamos tan bien, porque la autoevaluación implica generar un plan de mejoramiento para hacernos cargo de aquellas gestiones que están débiles y que necesitamos ajustar. Así podremos asegurarles a ustedes, a sus compañeras y a las futuras estudiantes que ingresen a nuestra Universidad, que estamos trabajando con excelencia y calidad, conceptos que constan en la visión y misión de la propia Facultad”, aseveró.

El vicerrector académico también llamó la atención sobre la trascendencia de la labor de las Educadoras de Párvulo, toda vez que esta profesión asume la formación de niños y niñas en etapas de infancia temprana donde la estimulación de habilidades y el logro de aprendizajes son fundamentales. “Nos interesa formarlas integralmente, para que a través de los valores y principios que hace propios nuestra institución, puedan también formar a las futuras generaciones”, concluyó el vicerrector académico Aldo Ballerini.

En tanto, la directora de escuela, Carmen Mena Bastías, destacó que actualmente la carrera se encuentra acreditada por 6 años, logro alcanzado el año 2012, en lo que se considera un reconocimiento al trabajo sistemático y de calidad emprendido por la comunidad universitaria.

“Ahora esperamos demostrar que nos merecemos 7 años de acreditación. Trabajaremos entonces para este nuevo desafío, unidos como un equipo interdisciplinar y triestamental, para rendir el mejor proceso, con el fin de generar un informe que nos represente como escuela. Pretendemos que cada uno de los actores aporte con lo necesario para alcanzar esa meta. Dejo cordialmente invitadas a nuestras alumnas a participar en el proceso, porque es muy importante que este proceso sea participativo”, expresó la académica Mena Bastías.

La directora de escuela, detalló una serie de beneficios que implica la acreditación, los que pasan por el reconocimiento que realiza la CNA respecto de la implementación de mecanismos de aseguramiento de la calidad y de sus resultados del proceso de enseñanza-aprendizaje, además de la posibilidad de los alumnos de acceder a los financiamientos estatales o recursos que cuenten con garantía fiscal para cubrir sus estudios.

“Se obtiene un reconocimiento público acerca de que la carrera alcanzó parámetros de calidad deseables. Beneficia a todos los integrantes de la carrera, considera a los alumnos, académicos y funcionarios, ya que consolida el prestigio y nos impulsa a avanzar hacia una mejora continua. El principal beneficio para los exalumnos es que la acreditación garantiza que la Universidad entrega una formación profesional de calidad”, enfatizó.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó que los 6 años de acreditación vigentes de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, fueron fruto de un esfuerzo notable por parte de la comunidad académica, estudiantil y administrativa de la carrera. “Hasta el año 2000 esta escuela registraba menores avances de tipo académico y en ese tiempo estaba excluida de las carreras con grado de Licenciatura universitaria. Sin embargo, desde ese momento, impulsó un avance notable porque comenzaron alcanzar logros relevantes, por eso los 6 años de Acreditación son un indicador de excelencia y de calidad”, reflexionó.

Por su parte, la vicepresidenta del Centro de Estudiantes de la carrera, Melanie Gallardo Rebolledo, leyó un mensaje en representación de la presidenta Paola López López.

“Nuestra carrera impartida en la Universidad del Bío-Bío desde 1970, ha obtenido reiteradas acreditaciones en reconocimiento a la calidad de la formación, brindando profesionales competentes y preparadas para las necesidades de la educación chilena en sus diferentes niveles. Evidencia de esto es el profesionalismo con que las docentes egresadas de nuestra escuela se desenvuelven en el mundo laboral. Siempre debemos mantener la mirada crítica en pos de mejorar, reinventarnos constantemente en función de nuestro progreso y mejoramiento de la profesión que elegimos. Es por lo anterior que vemos con buenos ojos la inclusión del formato de autoevaluación para la acreditación, herramienta renovada y amplia que nos permite una proyección de cómo vemos y sentimos nuestro quehacer como Educadoras de Párvulo”, reseñó la joven.

La ceremonia de lanzamiento del proceso de autoevaluación, también contempló la presentación del jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica, Sergio Araya Guzmán, quien expuso los alcances y etapas de la iniciativa. Igualmente, abordó la definición y sentido de los conceptos y parámetros que involucra la autoevaluación.




Facultad de Educación y Humanidades conmemoró Día del Profesor/a

La comunidad universitaria de la Facultad de Educación y Humanidades celebró un nuevo Día del Profesor/a en un ambiente de reconocimiento y camaradería. El acto, desarrollado en el Salón Auditorio Miguel Jiménez Cortés, contó con la participación especial de la agrupación musical compuesta por escolares de entre tercero y sexto año básico de la Escuela Monteleón de San Nicolás. En la oportunidad se distinguió a la académica Nelly Lagos San Martín, en consideración a sus aportes en el ámbito educativo.

El encuentro consideró la participación de académicas y académicos de la Universidad, junto a estudiantes de pregrado e invitados especiales.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, se refirió al profundo sentido de reconocer la labor docente, más aún en épocas en que la Educación se posiciona como un tema contingente que despierta amplias preocupaciones en la sociedad chilena.

“Esta es la celebración de una familia de maestros arraigados a una identidad que nos perfila ante la sociedad y ante nosotros mismos. Esta efeméride nos encuentra en una interesante fase de desarrollo con participación, laboriosidad, calidad, asertividad, creatividad, liderazgo, vehemencia y excelencia que nos ha posicionado institucionalmente. Esto lo hemos realizado por largos años, como respuesta a los desafíos que nos plantea la institución y el entorno, que marcan los contextos en que nos movemos en nuestra misión”, precisó.

Junto a lo anterior, el decano Reyes Coca relevó el factor de los valores humanos que mueve el quehacer de los profesores/as

“El ejercicio de nuestra profesión es consubstancialmente con otros. El “yo” del profesor, está unido indisolublemente al “otro”, a los demás. Sobrevaloramos el respeto por los demás, sean estudiantes, colegas o funcionarios. El valor de la amistad está profundamente acendrado en nuestra naturaleza humana. Nuestras vidas se unen por amor a los demás”, enfatizó.

Asimismo, el Decano aseguró que la Facultad ha asumido los desafíos que organismos como la UNESCO y la OIT han presentado a las instituciones educativas en materia de equidad de género. Es así como destacó la labor de la mujer en el ámbito educativo mediante la promoción de vocaciones, especialmente aquellas ligadas a las ciencias y la matemática. En la propia facultad, de las 10 direcciones de escuela, 6 son ejercidas por mujeres.

Asimismo, se quiso reconocer la labor de profesoras y profesores en la persona de la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, profesora de Educación General Básica con mención en Trastornos del Aprendizaje por la Universidad del Bío-Bío; Magíster en Educación con mención en Orientación Educacional; y Doctora en Investigación Educativa por la Universidad de Alicante-España, estudio cursado a través de la beca MECESUP UBB para doctorados en el extranjero.

La académica Nelly Lagos comenzó su vida laboral en 1997 como profesora del colegio particular Betania de Chillán, para luego proseguir en la escuela Guillermina Drake Wood de Coihueco, donde se desempeñó durante 10 años. El año 2006 se integra parcialmente a la UBB y el año 2008 se incorpora en jornada completa.

Su tesis doctoral abordó el análisis de variables psicoeducativas, específicamente, la ansiedad escolar. Dicha investigación fue dirigida por los doctores José Manuel García Fernández y Cándido Inglés Saura. Derivado de ella, ha generado 20 artículos científicos, 4 proceeding paper y 64 trabajos presentados en congresos nacionales e internacionales.

Entre sus actividades académicas de extensión se incluyen invitaciones por parte de la Universidad de Alicante, para dictar conferencias y formar parte de tribunales de tesis doctorales con mención internacional, así como convocatorias para la evaluación de proyectos nacionales y charlas invitadas por instituciones como SENDA, OPD y colegios.

Más recientemente, la académica Nelly Lagos San Martín, fue incorporada al claustro académico del Doctorado en Educación en consorcio de la UBB.

 




Historia militar de Chillán fue tema central de jornada convocada por el Ejército y la UBB

La Jornada de Historia Militar, organizada por la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío en conjunto con el Regimiento N°9 “Chillán” y el Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército, profundizó en temáticas relacionadas con sucesos y personalidades de Chillán y Ñuble, comprendiendo el periodo entre la Independencia y la Guerra del Pacífico.

La actividad académica se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto al comandante del Regimiento de Infantería N°9 “Chillán”, teniente coronel Alejandro Sandoval Kirkwood y el jefe del Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército, coronel Eduardo Villalón Rojas.

El acto consideró la participación de académicos, invitados especiales, estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía de la UBB, y escolares de escuelas y colegios de Chillán.

El coronel Eduardo Villalón Rojas, quien ofició como moderador de la jornada, destacó que el Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército, tiene la misión de contribuir a la difusión de la historia militar de Chile en diversos ámbitos, y en un afán de llevar la jornada a las regiones, el año 2016 se efectuó el encuentro en las ciudades de Coyhaique y Punta Arenas, oportunidad en que se abordó el tema de la Independencia de Chile, dando cabida a aspectos novedosos que contribuyeron a enriquecer el conocimiento de ese periodo histórico.

“En la presente jornada hemos querido intercambiar ideas y comenzar un diálogo con la Universidad del Bío-Bío, sus estudiantes y con todos ustedes, para con ello enriquecer la mirada que tenemos sobre la historia militar y así tener la oportunidad de iniciar nuevas líneas de investigación y al mismo tiempo, conocer aproximaciones novedosas. En la presente jornada nos centraremos en conocer distintas temáticas relacionadas con la historia militar de Chillán, entre el periodo de la Independencia y la Guerra del Pacífico, lo que nos permitirá contar con nuevos antecedentes para el análisis y la difusión académica”, aseveró el jefe del Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército.

El coronel Villalón Rojas enfatizó en la que idea que conocer y aprender del pasado permite extraer lecciones útiles para las sociedades del presente y del futuro.

El programa de la jornada consideró las conferencias: “Las campañas de la Patria Vieja en el espacio geográfico de Ñuble. Una revisión didáctica” a cargo de la académica del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Bío-Bío, María Cecilia Hernández Sandoval; “Chillanejos en la Guerra del Pacífico” por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca”; “Vida de dos hombres de armas sureños: teniente coronel Juan Antonio Vargas Pinochet y coronel José Luis Araneda Carrasco”, impartida por el académico Julio Miranda Espinoza; y “Los veteranos de la Guerra del Pacífico avecindados en Chillán a inicios del siglo XX”, a cargo del teniente coronel Pedro Hormazábal Espinosa, académico e investigador de amplia trayectoria en instituciones de educación superior, el Ejército y la Escuela Militar.

La académica María Cecilia Hernández Sandoval, comentó que a través de su conferencia: “Las campañas de la Patria Vieja en el espacio geográfico de Ñuble. Una revisión didáctica”, buscó visibilizar el hecho que Ñuble fue un escenario protagónico y determinante en los logros que posteriormente permitirán la Independencia de Chile.

Fue así como entregó un detalle pormenorizado de algunos hechos de armas ocurridos entre mayo y octubre de 1813 tales como la batalla de San Carlos, el sitio de Chillán y la batalla de El Roble

“Estos temas, generalmente, se abordan desde perspectivas globales, prescindiendo de los espacios geográficos, y lo cierto es que considero que la historia y la geografía tienen que ir de la mano. Como habitantes de la Región de Ñuble es importante que conozcamos lo que ocurrió acá y cómo nuestros antepasados fueron protagonistas de estos sucesos”, comentó.

Asimismo, la académica relevó el rol de la historia local como un elemento que incentiva el interés de niños y jóvenes por conocer y poner en perspectiva los sucesos históricos. “Cuando se habla de historia local es increíble cómo se manifiesta la motivación de los niños y jóvenes. Cuando les dices a los estudiantes que los sucesos ocurrieron aquí, que gente de aquí, que sus antepasados fueron protagonistas, realmente comienzan a interrogarse sobre muchas cosas… Así se interesan y aprenden más”, aseguró la académica María Cecilia Sandoval.

Tras la exposición de los participantes, el jefe del Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército, coronel Eduardo Villalón Rojas, hizo entrega de presentes institucionales a los académicos. Lo propio realizó el comandante del Regimiento N°9 “Chillán”, teniente coronel Alejandro Sandoval Kirkwood.




Académico UBB publica obra “Tras las rejas. Una historia documental de las prisiones en Chile (1911-1965)”

El académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco León León, busca aportar una visión más integral sobre las instituciones penales en Chile durante el periodo referido, trascendiendo el ámbito meramente normativo, con el propósito de reflejar una historia social y cultural que refleje la cotidianeidad.

El Dr. Marco León se aboca a la presentación y análisis de 57 documentos, entre los que se cuenta el Reglamento Carcelario de 1911, las orientaciones definidas en 1965 por Naciones Unidas tendientes a mejorar el trato a los delincuentes, así como otro tipo de documentos y memorias escritas por presidiarios y expresidiarios donde se refleja su paso por cárceles chilenas. Según expresó el académico UBB, a través de la serie de documentos seleccionados es posible advertir cambios legislativos, pero también transformaciones humanas y sociales respecto de los recintos penales.

“Normalmente, los estudios que tratan sobre las instituciones penales pueden ser muy interesantes para un abogado o jurista, pues adoptan un enfoque muy normativo, pero se descuida la dimensión de la cotidianeidad y de otros temas que finalmente humanizan las instituciones penales”, explicó el académico UBB.

El Dr. Marco León aseguró que los documentos fueron seleccionados sobre la base de tres criterios. Primero, se buscó una amplitud de perspectivas para abordar el mundo de la prisión, considerando desde lo legal a lo testimonial. En segundo término, se seleccionó documentación que brindara una visión a nivel de país, y es así como se mencionan experiencias de cárceles del norte, centro y sur de Chile. Por último, los textos seleccionados debían ser representativos de las respectivas épocas y es por ello que al transcribirlos no se alteraron los términos, giros idiomáticos o faltas de ortografía, con el afán de humanizar aquello que se lee o aprecia como lector interesado en el pasado, enfatizó el investigador.

El Dr. Marco León señaló que el libro también aporta a la reflexión sobre los procesos sociales y de las propias instituciones, pues desde estas últimas muchas veces suele asumirse una visión lineal del devenir, dando por hecho que las instituciones siempre progresan según pasan los años.

“Sin embargo, uno advierte que la realidad social e institucional es bastante más compleja y no es lineal. La documentación del libro permite reconocer que puede haber avances en ciertos aspectos legislativos, pero en términos de presupuestos e infraestructura, las cárceles poseen múltiples carencias y precariedades. También ocurre que muchas veces las autoridades a cargo de un penal, producto de la propia personalidad, cometen descriterios y eso también forma parte de la realidad, y ahí notas más claramente que hay contrastes y no existe tal linealidad, porque la vida no es lineal. Hay avances, retrocesos, ambigüedades, contradicciones, o diferencias entre la pretensión normativa y la realidad cotidiana”, ilustró.

El libro, según explicó su autor, se orienta a un público general y busca reflejar una parte de la realidad que normalmente no se asume, como son los espacios demonizados desde antiguo en función de la privación de libertad. La obra permite conocer muchas veces el perfil de ciertos delincuentes y matizar juicios sobre quienes se encuentran en la cárcel, advirtiendo que no siempre quienes cumplen una pena en ella, deberían estarlo.

“La publicación permite acercarse a temáticas que son contingentes tales como la desigualdad,  o temáticas relacionadas con la construcción de la alteridad, referidas a cómo satanizamos o demonizamos a los delincuentes, asociándolos casi instintivamente con la pobreza. Pero un criminal no necesariamente viene de un estrato social más bajo. Por ende, la motivación no siempre es condicionada por tratar de superar su condición de pobreza, a veces derechamente pasa por una enfermedad mental, o por un tema de gusto o atracción por hacer eso”, ilustró el académico Marco León.

El Dr. León enfatiza en la necesidad de comprender que así como en las cárceles puede haber malhechores francamente condenables, también hay personas que se encuentran tras las rejas producto de injusticias más que en atención a una supuesta justicia social o penal.

“Los reos de ahora y los de hace 100 o más años, también son seres humanos y efectivamente encontramos matices en ellos. El libro relativiza y cuestiona conceptos como justicia, orden social, exclusión social, que son términos más antiguos de lo que pensamos, y que a pesar del empoderamiento de la sociedad civil en su conjunto, son términos que no hemos redefinido y continuamos manejando criterios que ya no corresponden a nuestra época. De hecho, seguimos asociando las prisiones a una forma de castigo que se gestó a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Nuestro Código Penal en esencia, pese a la derogación o modernización de artículos, mantiene la misma arquitectura jurídica penal del siglo XIX”, argumentó el profesor Marco León.

Es por lo mismo que el Dr. Marco León sostiene que la lectura y reflexión del libro permiten entender las formas de construcción de conocimiento sobre la alteridad, lo diferente, otras condiciones sociales y sobre las formas de ser o de transgredir las leyes que la sociedad tiende a castigar, castigo que pasa por negar la visibilización de esas personas, quienes son encerradas en cárceles, como si la negación social bastara.

“Creo que este tipo de investigación, este tipo de textos, muestran que más allá de que nosotros no veamos cotidianamente a los reos, estos personajes, estos actores sociales e históricos, siguen presentes”, concluyó.

“Tras las rejas. Una historia documental de las prisiones en Chile (1911-1965)” fue publicado por Ediciones Universitarias de Valparaíso, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con financiamiento de la Convocatoria 2017 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes del Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura de la Región de Valparaíso.




Académicos UBB protagonizaron panel en IV Congreso Interdisciplinario de Investigación en Educación

Los académicos del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) Patricia Arteaga González, Carlos Ossa Cornejo, Nelly Lagos San Martín y Maritza Palma Luengo, participaron en el panel titulado “Variables emocionales y cognitivas implicadas en la formación universitaria de estudiantes de pedagogía”, oportunidad en que expusieron el trabajo que desarrolla el grupo de investigación GIDECAP en el ámbito universitario.

El congreso, realizado en Santiago, fue organizado por la Asociación Chilena de Investigadores en Educación (AChie) y congregó a investigadores de Chile y el extranjero.

En el panel, según ilustró la académica Maritza Palma Luengo, los académicos del Departamento de Ciencias de la Educación se refirieron a la conformación del grupo y a los resultados obtenidos en la evaluación de variables cognitivas, como el pensamiento crítico y variables emocionales, como el perfeccionismo y el optimismo, en estudiantes de la Universidad del Bío-Bío. “Ello con la finalidad de precisar las necesidades de recursos educativos atingentes para este nivel educativo, así como también, conocer los requerimientos de programas educativos preventivos indispensables de considerar en la formación inicial docente”, ilustró.

La primera exposición estuvo a cargo de la académica Patricia Arteaga González quien expuso sobre la importancia de los factores cognitivos y emocionales. Dicha presentación comenzó con la definición de cada una de las variables medidas y finalizó con la argumentación sobre su importancia.

“Las variables cognitivas y emocionales constituyen una herramienta trascendental en la formación profesional, ya que son la base de las competencias laborales que se espera, desarrollen los futuros profesionales; por lo que la caracterización de los estudiantes en función de ellas, cobra especial sentido para el monitoreo de las instituciones formadoras, por lo que esta investigación apunta a apoyar dicha labor”, expresó la académica.

El Dr. Carlos Ossa continuó la presentación del panel con la ponencia titulada “Caracterización de habilidades de pensamiento crítico, perfeccionismo y optimismo en estudiantes de Pedagogía”, señalando que “estos resultados aún son preliminares pero que son buenos antecedentes, ya que nos permiten entender que un estudiante con definidas habilidades de pensamiento crítico, con conductas perfeccionistas adecuadas y un optimismo disposicional y realista, tendría cualidades deseables para ser un buen profesor”.

Uno de los resultados que el Dr. Ossa destacó es el referido al pensamiento crítico, en cuyo caso los promedios de los estudiantes muestran un nivel de habilidad relativamente bajo y una alta dispersión de los puntajes, según lo observado en la desviación estándar.

“De esto se desprende la necesidad de fortalecer las habilidades de indagación y análisis, debido a que ambas no solo son cruciales en el logro del razonamiento científico, sino que también lo son para el desarrollo de otras habilidades cognitivas que favorecen la argumentación y la toma de decisiones, asumiendo que un nivel de logro bajo, podría considerarse una limitación para el desarrollo de la profesión docente”, reflexionó.

Por su parte la Dra. Nelly Lagos se refirió a la relación entre perfeccionismo y optimismo, planteando al respecto, que los datos demostraron la capacidad predictiva que tiene el perfeccionismo auto-orientado a críticas (PAO-C) sobre el pesimismo, así como también la capacidad del perfeccionismo auto-orientado a esfuerzos (PAO-E) sobre el optimismo, lo que implica que los estudiantes más perfeccionistas en función de las críticas, son también más pesimistas en sus expectativas escolares. A partir de estos datos, se puede sostener que la intervención en una de estas variables favorecería el desarrollo de la otra, sostuvo la académica.

Finalmente la Dra. Maritza Palma concluyó las presentaciones del panel exponiendo los efectos de un programa de pensamiento crítico basado en aprendizaje colaborativo, el cual fue piloteado con estudiantes de la Universidad del Bío-Bío.

“Este programa se elaboró sobre la base de los resultados obtenidos, contó con 12 sesiones de trabajo de 80 minutos de duración aproximadamente y fue desarrollado semanalmente. La finalidad que tuvo el programa fue el desarrollo de habilidades de razonamiento verbal, comprobación de hipótesis y argumentación. Los resultados del mismo mostraron algunas mejoras, pero no en el nivel esperado, por lo que el equipo se ha planteado como proyecciones realizar ajustes para la obtención de resultados óptimos”, planteó la Dra. Palma. No obstante, se consideran importantes los resultados obtenidos en la medida que constituyen una base para el desarrollo de esta importante variable cognitiva.




Académica UBB expuso investigación en Congreso ESERA 2017 realizado en Dublín, Irlanda

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Edith Herrera San Martín, presentó la comunicación denominada “Teachers’ perceptions on the obstacles in the teaching of science through the Gowin V”, equivalente a “Percepciones de los profesores sobre los obstáculos en la enseñanza de la ciencia a través de V de Gowin”, junto con la Dra. Mariona Espinet Merce Izquierdo de la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Congreso ESERA 2017, realizado en Dublin City University.

La Dra. Edith Herrera explicó que la conferencia ESERA 2017 abordó el tema “Investigación, práctica y colaboración en la educación científica”, y  subrayó aspectos de gran relevancia en la investigación contemporánea en educación científica como es “la necesidad de reflexionar sobre mejorar nuestro conocimiento de los procesos de aprendizaje y el papel del contexto, diseñado o circunstancial, formal o no formal, en  la comunidad internacional de investigadores asistentes, invitando a participar de la discusión sobre los problemas apremiantes en la ciencia, tecnología y educación ambiental”, describió la investigadora UBB.

En este sentido, la investigación presentada por la Dra. Herrera, en la línea temática de formación inicial de profesores de ciencias de secundaria, se abordó desde la enseñanza reflexiva en una comunidad de aprendizaje que reúne al profesor de ciencias en formación inicial (PFI), el profesor guía (PG) y la profesora universitaria (PU) coautora de este trabajo.

“La reflexión entre los participantes del estudio giró en torno a la práctica de enseñanza del profesor de ciencias en formación inicial, cuando propone en su escuela de práctica un cambio didáctico con enfoque en indagación y modelización, utilizando el diagrama V de Gowin(DVG) como andamiaje de la actividad científica escolar”, ilustró.

El estudio de caso múltiple se realizó con estudiantes de la carrera de Pedagogía en Ciencias Naturales mención biología, física o química y sus profesores guías de práctica, en los establecimientos educacionales que aceptaron participar del cambio didáctico en la unidad didáctica asignada por el profesor mentor.

Las reflexiones expresadas por el PFI y el PG alrededor de los obstáculos se analizaron desde unidades discurso en redes semánticas utilizando el programa atlas.ti 5.2.  “El análisis del conocimiento profesional construido en colaboración, se hizo siguiendo el modelo de razonamiento y acción pedagógica de Shulman y Schön que incluye las siguientes dimensiones: (a) comprensión de los conceptos; (b) transformación de su diseño al contexto;(c) forma de enseñar con el DVG; y (d) evaluación”, manifestó la académica.

“Desde nuestro punto de vista consideramos que la formación inicial desde este planteamiento se aleja del enfoque tradicional en que la “teoría ilumina la práctica”, sino que se enriquece cuando a partir de la “reflexión sobre la práctica se construye teoría” al vincular la formación inicial del profesor inicial de ciencias con la formación práctica de la Escuela y la investigación universitaria”, aseveró la académica Edith Herrera.




Amplio interés concitó acto inaugural del Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional UBB

“Especializar agentes culturales en la gestión del patrimonio  regional, con una sólida base conceptual y las herramientas necesarias para la elaboración de proyectos, captación de recursos y planificación de acciones patrimoniales”, es el principal objetivo del Programa de Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional de la Universidad del Bío-Bío.

El programa fue inaugurado con la conferencia denominada “Paisaje, Territorio e Identidad: Algunas reflexiones desde Ñuble”, brindada por la directora del Departamento de Ciencias Sociales, Dra. Julia Fawaz Yissi y por la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana de México (UAM), Dra. Paula Soto Villagrán.

El acto de clase inaugural se desarrolló en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal de Chillán y fue presidido por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto al director de Cultura de la Municipalidad de Chillán, Edgardo Venegas Troncoso; el director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Christian Loyola Gómez; el director del Programa de Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional, Cristián Leal Pino; el encargado regional de patrimonio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Augusto González Jeldres; el encargado de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, Erwin Brevis Vergara, alumnos del programa, académicos de la Universidad, invitados especiales y representantes de agrupaciones culturales de la región.

El director del Diplomado, Dr. Cristián Leal Pino, comentó que dicho desafío es asumido conjuntamente con la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán y el Consejo Regional de la Cultura y las Artes del Biobío.

“La vinculación con el medio es una de las áreas relevantes que debe abordar la Universidad y esta relación debe darse en forma bidireccional, es decir, las ideas e iniciativas no solo deben emerger desde la Universidad, sino también desde el medio y en este sentido creemos que eso se cumple a cabalidad. La Unidad de Patrimonio Municipal, que dirige el arquitecto Erwin Brevis, se acercó a la Universidad para realizar acciones culturales en conjunto, entre ellos los Diálogos Patrimoniales, el Día del Patrimonio, así como otros proyectos de extensión. A raíz de esa experiencia, más el aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, surge esta idea de crear este Diplomado”, contextualizó.

En esta línea, el Diplomado será un aporte relevante, más aun cuando hoy ser habla de “puesta en valor del patrimonio”.

“No basta con descubrir ciertos patrimonios materiales o inmateriales, protegerlos también es importante. Esta puesta en valor con perspectiva histórica es la que pueden hacer nuestros académicos del Departamento de Ciencias Sociales. Creo oportuno citar al académico de la Universidad de Barcelona, Joan Santacana Mestre, cuyos últimos trabajos se han centrado en educación patrimonial y museografía didáctica, “Los objetos son importantes es función de su significado y no solo en función de su materialidad. Es lo inmaterial lo que proporciona el valor de lo material”, ilustró el Dr. Leal.

En tanto, el director de Cultura de la Municipalidad de Chillán, Edgardo Venegas Troncoso, entregó el saludo del alcalde Sergio Zarzar Andonie, quien destacó el aporte que el diplomado, a través de sus estudiantes, pueda tener en el medio regional.

“Es muy significativo que las instituciones de la Educación Superior, junto con dedicarse al desarrollo del conocimiento universal, también se hagan responsables de las identidades locales. En este caso, con el desarrollo del Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional, sin lugar a dudas, se da un paso significativo al aporte del patrimonio material e inmaterial de nuestros territorios. A los alumnos que participarán de este diplomado, los mejores deseos de éxito y que el resultado de vuestros trabajos satisfaga plenamente sus inquietudes, pero que al mismo tiempo, sea el inicio de otros proyectos de estudio e investigación que aporten al desarrollo cultural y al fortalecimiento de nuestra identidad regional, actividad a la cual estamos todos llamados a contribuir, pero serán ustedes los que contarán con las mejores herramientas en razón a los conocimientos que adquirirán ahora”, precisó Edgardo Venegas.

El Dr. Cristián Leal Pino, expresó que entre los objetivos específicos del diplomado se cuenta el que los estudiantes comprendan  el  concepto  de Cultura y de Patrimonio material e inmaterial  a la luz de los compromisos internacionales del Estado de Chile y la  implementación de programas e iniciativas tendientes a la salvaguardia del patrimonio. Igualmente, se busca que los estudiantes reconozcan la importancia del patrimonio cultural local y regional como elemento de identidad y pertenencia. De este modo, los estudiantes serán capaces de formular y evaluar proyectos culturales considerando el patrimonio material e inmaterial existente a nivel local y regional, junto con planificar acciones patrimoniales de alto impacto en la comunidad, según  el marco legal e institucional vigente.

La actividad contó con la colaboración y aportes del Departamento de Departamento de Formación Continua de la sede Chillán.




Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB aporta 26 nuevas profesionales de la educación

La directora de Escuela, académica Carmen Mena Bastías, destacó la relevancia de la Educación Parvularia, que asume el desarrollo de niños y niñas entre cero y 6 años, etapa clave en la estimulación, formación y desarrollo de habilidades y capacidades cognitivas.

El acto de titulación, realizado en la Sala Schäfer, fue presidido por la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías; el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo; el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Álvaro González Concha; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez, académicas de la carrera y familiares de las egresadas.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, destacó que para el equipo de académicas de la carrera constituía un honor titular a un nuevo grupo de educadoras, las que sabrán llevar con orgullo el título profesional.

“La Universidad del Bío-Bío ha generado una formación inicial docente de calidad, entregando al sistema educadoras de excelencia, algo que es muy valorado por nuestros empleadores (…) Se sabe que durante los primeros años de vida se produce el mayor número de conexiones neuronales, y es aquí cuando los niños y niñas comienzas a asimilar conceptos básicos de democracia, cómo expresar deseos o tomar decisiones, entre tantos otros (…) Una buena educación parvularia permite reducir en un 5% la deserción escolar futura, especialmente en contextos vulnerables. Por eso es tan importante el otorgar una educación parvularia de calidad”, aseveró la directora de Escuela.

La académica Carmen Mena destacó que en mayo de 2016 se cumplió el primer aniversario de la aprobación de la ley que permitió crear la Subsecretaría de Educación Parvularia en Chile, al alero del Ministerio de Educación, un hito que grafica la relevancia y el valor de la Educación Parvularia.

“La Subsecretaría de Educación Parvularia  es la encargada de diseñar, coordinar  y gestionar las políticas públicas para el ciclo que va de cero a 6 años. Su puesta en marcha fue una de las medidas adoptadas bajo el contexto de reforma educacional y entre sus objetivos está entregar mayor relevancia a esta etapa que ha sido definida como crucial en el aprendizaje”, manifestó.

“La Universidad del Bío-Bío y esta carrera se han propuesto lograr que las profesionales que egresan sepan entregar educación de calidad, tanto para niños y niñas como para sus familias, avanzando en considerar las salas cuna y jardines infantiles como centros de aprendizaje y desarrollo de habilidades para la vida, como lo decía tan bien, María Montessori, otra de nuestras precursoras”, ilustró la académica Carmen Mena Bastías.

Tras la entrega de los diplomas de título, se procedió a la toma de juramento profesional, actividad dirigida por el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo.

En la oportunidad, también se hizo entrega de reconocimientos institucionales a las alumnas que destacaron durante su paso por la Universidad.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción académica del nivel de pregrado, recayó en Carla Caballero López, quien recibió el galardón de manos de la prorrectora Gloria Gómez Vera.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que reconoce el desarrollo integral del estudiante, fue para Mónica Muñoz Rojas. El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel hizo entrega de la distinción.

El discurso de despedida en representación de la promoción fue brindado por Carla Caballero López, quien reconoció la importancia de los años formativos en la UBB.

La ceremonia solemne fue amenizada musicalmente por el Ballet Municipal de Chillán.