Pedagogía en Educación Física vivenció emotiva ceremonia de titulación

Durante la ceremonia de titulación se hizo entrega de diplomas de título a 48 nuevos profesionales. El Premio Universidad del Bío-Bío, máximo galardón del nivel de pregrado, recayó en Robert Concha Muñoz, quien recibió el premio de manos del prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel. El Premio Desarrollo Estudiantil, en tanto, fue para Sofía Mendoza Padilla.

El acto fue presidido por el prorrector Fernando Toledo Montiel y consideró la participación del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; el secretario académico de la Facultad Carlos Ossa Cornejo; el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo; la jefa del Departamento de Pregrado de la sede María Teresa Castañeda; el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, Pedro Pablo Campo, académicos de la carrera y familiares de los egresados y egresadas.

El decano Marco Aurelio Reyes Coca felicitó a las egresadas y egresados así como a sus familias, pues recordó que en la mayoría de los casos, la obtención del título profesional obedece a un importante esfuerzo colectivo. Asimismo, destacó que en su origen, la carrera se propuso formar deportistas y entrenadores de alto rendimiento, pero con los años, derivó hacia una visión pedagógica respecto de la actividad física y su aporte en la formación de personas integrales.

El director de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo, agradeció a las madres y padres que confiaron a la Universidad del Bío-Bío la formación de sus hijas e hijos. En ese marco, destacó la acreditación alcanzada por la UBB, por 5 años, en todas las áreas: Gestión institucional, Docencia de pregrado, Docencia de postgrado, Investigación y Vinculación con el medio, lo que la sitúa entre las casas de estudios superiores más prestigiosas del país.

El Dr. Pacheco Carrillo manifestó que las académicas y académicos de la carrera esperan haber contribuido a formar los mejores profesionales en el área de la Educación Física, y al mismo tiempo, que cumplan cabalmente el rol de educar para la vida, ubicando siempre en el centro del quehacer profesional a la persona humana, “un sujeto que aprende y no un objeto al que se entrena o adiestra”, enfatizó.

“La Educación Física promueve estilos de vida saludables y conductas de autocuidado, pero también es uno de los medios más potentes para educar en valores, favorecer la inclusión y el desarrollo de la ciudadanía. La evidencia científica establece que la Educación Física es un componente insustituible en la formación de personas para el siglo XXI”, recalcó.

La entrega de los respectivos diplomas de título profesional fue dirigida por los académicos de la carrera Samuel Pérez Norambuena y Luis Felipe Castelli, junto con los directivos María Teresa Castañeda, Carlos Ossa Cornejo y el decano Marco Aurelio Reyes.

La toma de juramento a los nuevos profesionales de la Educación, fue dirigida por el secretario académico Carlos Ossa.

Correspondió a la egresada Sofía Mendoza Padilla brindar el discurso de despedida en representación de la promoción. En la ocasión agradecieron a las distintas personas, entre académicos, compañeros, amigos y familiares, quienes fueron un importante apoyo para alcanzar la meta de convertirse en profesionales.

La nueva generación de profesionales también hizo entrega de reconocimientos a los académicos y al personal administrativo de la carrera.




Facultad de Educación y Humanidades UBB conmemoró Día del Profesor/a

En la oportunidad se destacó la trayectoria de la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Carmen Mena Bastías, directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia. Rector Mauricio Cataldo, a través de un especial mensaje, destacó el carácter señero en la región y el país, de las profesoras y profesores formados en la Universidad del Bío-Bío.

En la ocasión, el jefe de Gabinete de la Rectoría, Dr. Juan Saavedra Vásquez, compartió un mensaje del rector de la Universidad, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, donde enfatizó lo difícil que resulta imaginar la sociedad del siglo XXI “sin profesoras y profesores formando a los más jóvenes, entregando sus conocimientos, pero al mismo tiempo transmitiendo componentes esenciales de nuestra cultura, valores, formas de ser y de pensar”, comentó.

En su saludo, el rector Cataldo Monsalves comentó que “en la obra de formar a nuevas generaciones de profesoras y profesores, ustedes, colegas de la Facultad de Educación y Humanidades, han destacado históricamente a nivel regional y nacional. Sepan que la UBB les agradece tan significativo compromiso porque no es posible pensar en un desarrollo social, económico y ambientalmente sustentable sin contar con las capacidades potenciadas en la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes talentos”, acotó.

El decano Marco Aurelio Reyes Coca hizo alusión a la marcada identidad profesional de dicho gremio, lo que les ha permitido alcanzar nuevos estadios de desarrollo en beneficio de la sociedad chilena. “El día del profesor como acontecimiento personal, profesional e institucional, nos encuentra en una situación mucho mejor cada año, en una nueva fase de desarrollo que estamos logrando con participación, calidad, creatividad, liderazgo, entre muchos otros adjetivos (…) Nuestro rector Mauricio Cataldo nos reconoce en el saludo y es lo que esperábamos por siempre, como una respuesta a los desafíos que nos ha planteado la institución y el entorno, que ha sido altamente crítico hacia la calidad de la educación chilena, de la cual somos partícipes y con la que estamos profundamente comprometidos”, aseveró.

En la oportunidad, la Facultad de Educación y Humanidades distinguió a la académica Carmen Mena Bastías, directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, quien liderara el proceso que permitió a dicha carrera alcanzar el máximo de 7 años de acreditación.

“Todas las personas que han pasado por la Escuela han aportado algo. Humildemente, he tratado de hacer mi camino en armonía, donde todos y todas puedan aportar un granito de arena para formar parte de este crecimiento nacional, porque queremos que nuestras estudiantes sean las mejores; son las mejores y deben liderar procesos para bien de nuestros niños. Agradezco este encuentro con mis colegas porque cada día me llena de orgullo estar aquí. Este reconocimiento me hace un sentido enorme en esta etapa de mi vida”, reflexionó la homenajeada.

La académica Patricia Arteaga González destacó, además de su competencia profesional, la calidad humana y valórica de Carmen Mena Bastías.

“Has seguido tu camino brillando, sin necesidad de apagar la luz de nadie; has sido generosa con tus saberes y siempre estas cuando algún amigo/a, estudiante o colega te necesita. Qué afortunada es la UBB de contar entre sus miembros a una persona como tú, que mira de frente, que no tienen dobleces ni segundas intenciones, una persona buena y trasparente. Hoy la Facultad reconoce tus méritos académicos y tu calidad como persona, por ello estamos aquí para celebrarte y enaltecer tu trayectoria profesional”, aseveró.




Académico UBB expuso en 14° Congreso Mundial de Semiótica

El académico del Departamento de Artes y Letras, Jorge Sánchez Villarroel, expuso la ponencia titulada “Modelo comunicacional básico y seis aplicaciones para el análisis semiolingüístico de productos mediáticos, culturales y telemáticos”, en la mesa 85 del nodo temático “Perspectivas teóricas y metodológicas”, en el Centro Cultural General San Martín de Buenos Aires. Igualmente, Sánchez Villarroel participó en el XI Congreso Internacional Chileno de Semiótica.

El 14° Congreso Mundial de Semiótica de la Asociación Internacional de Semiótica fue organizado por la Asociación Argentina de Semiótica y la Universidad Nacional de las Artes, en Buenos Aires, simultáneamente en varias locaciones de la ciudad.

El evento tuvo una asistencia de más de 700 investigadores de 45 países, quienes participaron en 237 mesas y 24 conferencias plenarias, estas últimas, a cargo de los máximos especialistas de la disciplina semiótica en la actualidad.

El académico Jorge Sánchez explicó que “el trabajo presentado se inscribe en la tendencia de ampliar los horizontes de aplicación de las teorías y métodos de análisis de la Semiótica al ámbito de la Educación, y en particular, a lo que hemos definido como ‘proceso de funcionalización pedagógica de productos mediáticos, culturales y telemáticos’. La comunicación expuesta es el resultado de años de investigación, y muestra el desarrollo de un modelo básico, y seis extensiones específicas, destinadas al análisis a la vez semiótico y lingüístico de campañas publicitarias, telenovelas, ciclos noticiosos, cine, drama-teatro, y la red social Instagram. El empleo de esta propuesta se prevé para la formación inicial universitaria de profesores y profesoras de Lenguaje y Comunicación, y posteriores en actividades de perfeccionamiento docente”, describió.

El investigador UBB ilustró que el modelo básico y sus desarrollos se estructuran a partir de dos planos comunicativos (externo e interno). “El primero está compuesto por las categorías: emisor externo, receptor externo, referente externo y contexto. El segundo lo componen las categorías: emisor interno, receptor interno, referente interno y las dimensiones propias de cada tipo de producto. Dichas categorías se actualizan en entidades comunicacionales específicas de los productos mediáticos, culturales y telemáticos sometidos al análisis”, aseveró.

XI Congreso Internacional Chileno de Semiótica

El académico Jorge Sánchez también expuso en el XI Congreso Internacional Chileno de Semiótica de la Asociación Chilena de Semiótica, que fue organizado por el Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile en el campus Juan Gómez Millas, Santiago. El evento contó con la asistencia de 100 investigadores, quienes participaron en 17 mesas y 3 conferencias plenarias.

El académico Jorge Sánchez Villarroel presentó el trabajo denominado “Propuesta de un modelo semiótico comunicacional integrado para el análisis del texto literario dramático y la producción espectacular teatral”.

“Este modelo ha sido diseñado para su empleo en la formación de profesores, para desarrollar procesos de funcionalización pedagógica. En la formación teatral, el modelo permitirá la visualización de los sistemas de significación que conforman la puesta en escena, incluyendo la actualización del texto literario dramático.  El modelo se estructura en torno a dos situaciones de comunicación: (a) una externa a ambos productos, y (b) dos internas, que nos informan, por una parte, de la dimensión literaria y, otra, de la dimensión espectacular del fenómeno teatral”, sostuvo el investigador del Departamento de Artes y Letras.




Pedagogía en Historia y Geografía tituló a 16 nuevas profesoras y profesores

El Aula Magna del Campus Fernando May cobijó la ceremonia de titulación de una nueva promoción de profesoras y profesores de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad del Bío-Bío. En la ocasión se hizo entrega del Premio Desarrollo Estudiantil al egresado José Miguel Molina Vallejos.

El acto solemne fue presidido por el prorrector Fernando Toledo Montiel junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; el secretario académico Carlos Ossa Cornejo; el director del Departamento de Ciencias Sociales, Félix Briones Quiroz; el director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Francisco Cisterna Cabrera; la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez; académicas y académicos, estudiantes y familiares de los nuevos profesores.

En la ocasión se recordó que la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía se remonta a 1972, en el contexto de la antigua sede de la Universidad de Chile. Tras sucesivos cambios curriculares y académicos al alero de la Universidad del Bío-Bío, la carrera ha sido capaz de brindar respuesta a los requerimientos de la comunidad.

El secretario académico de la Facultad de Educación y Humanidades, Carlos Ossa Cornejo, felicitó a los nuevos profesionales, al igual que a sus familias pues la obtención del título profesional suele ser un logro que involucra los esfuerzos de toda la familia.

El secretario académico comentó que la Universidad del Bío-Bío se encuentra al servicio de la educación pública gratuita como política de Gobierno, lo que llena de satisfacción a la comunidad educativa.

La entrega de los diplomas de título profesional fue dirigida por el director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Francisco Cisterna Cabrera, en tanto que el juramento profesional fue dirigido por el secretario académico de la Facultad, Carlos Ossa Cornejo.

La ceremonia también fue el momento de entrega de reconocimientos institucionales, con el propósito de destacar las trayectorias de estudiantes sobresalientes durante el proceso de formación de pregrado.

El Premio Desarrollo Estudiantil, que destaca al alumno o alumna que se caracteriza por ser un ciudadano creativo, con pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica, fue para José Miguel Molina Vallejos, quien recibió el galardón de manos de la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez.

En representación de la nueva promoción de profesores de pedagogía en Historia y Geografía, correspondió a Luis Alberto Rivera Betancourt entregar un mensaje de despedida, así como también tuvo palabras de recuerdo referidas a la importante etapa concluida.

El acto consideró la participación artística del profesor Patricio Martínez y el Taller Experimental del Instituto Santa María de Chillán.




Trabajo Social UBB tituló a nuevos profesionales comprometidos con un Chile más justo

La Escuela de Trabajo Social de la sede Chillán vivenció su decimonovena ceremonia de titulación, la que da cuenta de los 24 años de trayectoria de la carrera. El Premio Universidad del Bío-Bío fue para Sofía Sánchez Nova, mientras que el Premio Desarrollo Estudiantil recayó en Paula San Martín Maldonado.

La ceremonia de titulación, realizada en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidida por el prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Fernando Toledo Montiel, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, la directora de la Escuela de Trabajo Social, Patricia Becerra Aguayo, la subdirectora de Desarrollo Social, Andrea Fuentes Méndez, la presidenta del Consejo Regional Ñuble del Colegio de Trabajadoras y Trabajadores Sociales, Ruth Gutiérrez Lavados, académicas y académicos, familiares y compañeros de los nuevos profesionales.

En la oportunidad, el decano Marco Aurelio Reyes Coca, felicitó a la nueva generación de titulados así como a las familias y académicas y académicos que fueron parte el proceso formativo.

A su vez, la directora de Escuela, Patricia Becerra Aguayo, recordó a las nuevas y nuevos profesionales, que el Trabajo Social tiene la responsabilidad de promover la justicia social, una legítima aspiración en aras de conseguir mayor respeto por la dignidad humana.

“Ustedes han compartido un proceso de formación con nosotros, donde como formadores también estamos susceptibles a cometer errores. Lo importante es aprender de ello, reflexionar y poner en alto la frente para reparar, reaprender y redireccionar lo que sea necesario, entendiendo que la ética y los Derechos Humanos, que son parte de nuestra escuela, van más allá que un mero discurso y deben ser parte de nuestro actuar”, reseñó.

La entrega de los diplomas de título fue dirigida por las académicas Andrea Fuentes Méndez y Yasna Anabalón Anabalón, junto al primer director de Escuela, académico retirado recientemente, Nelson García Araneda, quienes entregaron los respectivos diplomas a los padres y/o madres de los egresados, siendo éstos quienes finalmente investían a sus hijos o familiares como nuevos y nuevas profesionales.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, los que tienen por objetivo resaltar y reconocer valores que hacen parte de la identidad de la Universidad del Bío-Bío.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado de la Universidad, instituido con el propósito de estimular y distinguir la formación y la excelencia en el saber, así como el esfuerzo y dedicación en el cumplimiento del deber, fue para Sofía Sánchez Nova. El prorrector Fernando Toledo Montiel entregó el importante reconocimiento universitario.

El Premio Desarrollo Estudiantil, que distingue al titulado o titulada de su promoción que se haya destacado en virtud de su pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica en una contexto de desarrollo integral, recayó en Paula San Martín Maldonado. La subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez, hizo entrega de la distinción.

El Consejo Regional Ñuble del Colegio de Trabajadoras y Trabajadores Sociales hizo entrega de un reconocimiento simbólico a la egresada que mejor representa el espíritu y principios de la orden, el que recayó en Paula San Martín Maldonado.

En representación de la nueva generación de profesionales, las Trabajadoras Sociales Camila Carrasco Romero y Cecilia Molina Montecinos, recordaron con gratitud y afecto los años de formación universitaria, evocando anécdotas, así como las primeras vivencias y experiencias académicas y personales.

El acto de titulación se vio amenizado por las interpretaciones musicales del saxofonista Diego Soto Pardo.




Académico UBB publica libro sobre origen y trayectoria de las prisiones en Chile

  “Las Moradas del Castigo. Origen y trayectoria de las prisiones en el Chile Republicano (1778-1965)” se denomina el libro publicado por el director del Magíster en Historia de Occidente, Dr. Marco Antonio León León. La obra, editada por el Centro de Estudios Bicentenario, aborda las principales líneas evolutivas de los establecimientos penales modernos en Chile, considerando no solo la administración y legalidad de las prisiones, sino también las tradiciones, vida cotidiana y la proyección que dichos espacios generaron y generan en la sociedad contemporánea.

El Dr. Marco León León explicó que la publicación aporta una acabada visión sobre el origen y trayectoria de las prisiones en Chile durante el periodo colonial y republicano entre los siglos XIX y buena parte del XX. El análisis comienza en 1778, fecha en que aparece el primer reglamento para la Cárcel de Santiago, un texto clave para comprender cómo se estructura la primera legislación de carácter territorial colonial y luego republicana. Culmina en 1965, periodo de cambio y reforma en la legislación penal y carcelaria chilena, en atención a la adopción de normas mínimas para el tratamiento de personas reclusas aprobadas por Naciones Unidas en 1955.

El Dr. León precisó que el título obedece a la concepción de la cultura occidental moderna sobre lo que se entiende por castigo: la privación de libertad en cárceles o prisiones en general. “Se revisan las distintas instituciones que forman parte de las prisiones: Casas de corrección de mujeres, Cárceles, Colonias penales, Escuelas correccionales de menores, Penitenciarías y Presidios. No solo hay un estudio o aproximación a los establecimientos penales a nivel del territorio chileno, sino también a nivel de los distintos grupos etarios y los distintos sujetos a los cuales apuntaron estos establecimientos penales. Se consideran los lugares vinculados al poder administrativo mayor que está en las ciudades, como también las zonas periféricas como es el caso de colonias penales en territorios extremos o en islas”, ilustró.

La publicación, de 11 capítulos, corresponde a una síntesis y actualización de contenidos y bibliografía de la tesis doctoral del Dr. Marco Antonio León. Igualmente, se suman 2 anexos monográficos: “Pobreza, pobres y sociedad en Chile: Del Reformismo Borbón hasta la República Conservadora (s. XVIII-1870)” e “Historia, literatura y prisión: Una reflexión sobre las percepciones de las cárceles chilenas (1920-1956)”.

El investigador UBB considera que la obra permite vislumbrar el cambio de la concepción del modelo estatal entre los siglos XIX y XX. “Durante el siglo XIX se implementa el modelo de Estado liberal guardián que busca mantener el orden interno y externo del territorio, y en esa lógica el tema penal tiene una significación importante. En el siglo XX se transita a un modelo que recibe distintos apellidos como Estado de bienestar, asistencialista, desarrollista, industrialista, entre otros, al que no le es fácil enfrentar el problema penal, porque sigue manteniendo la idea del castigo de reclusión como una opción mayoritaria”.

En consonancia con lo anterior, el Dr. León comentó que recién avanzadas las décadas de 1940,´50 y ´60 se comienzan a buscar alternativas de colonias penales de carácter agrícola o cárceles abiertas, que a diferencia del siglo XIX, no son pensadas como lugares de reclusión extremo, sino que propenden a lograr el ideal de la rehabilitación. “Durante el siglo XX se generan nuevos tipos de establecimientos penales, a la vez que se comienza a considerar al reo como una persona, que pese a perder derechos de ciudadanía como su privación de libertad, también tiene derechos”.

En esta línea se estructura una serie de organismos tales como los patronatos de reos, y el mismo cuerpo de Gendarmería comienza a articularse institucional y legalmente. “Se constata un desarrollo institucional a través de escuelas de formación, departamentos de bienestar, jornadas laborales de guardias y vigilantes, porque también se busca que los encargados de custodiar a la población penal vivan en condiciones de dignidad, pues a pesar de ser personas libres, también viven confinados junto a los reos”.

“Las Moradas del Castigo. Origen y trayectoria de las prisiones en el Chile Republicano (1778-1965)” puede adquirirse en la Feria Chilena del Libro y sus sucursales.




Pedagogía en Castellano y Comunicación tituló a 25 nuevos profesionales

El Premio Universidad del Bío-Bío fue otorgado a Exequiel Andrés Navarro Quijada. A su vez, el Premio Desarrollo Estudiantil se confirió a Jonathan Isaac Henríquez Orellana.

Una nueva promoción de profesionales de la Educación egresó de las aulas de la Universidad del Bío-Bío. Se trata de 25 jóvenes profesores de la carrera de Castellano y Comunicación.

El acto, realizado en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidido por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la presencia del secretario académico Carlos Ossa Cornejo; la jefa del Departamento de Pregrado de la sede Dra. María Teresa Castañeda; la directora del Departamento de Artes y Letras, Dra. Margarita Ulloa Toro; la directora de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Dra. Alejandra Hernández Medina; académicos, familiares y estudiantes.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Dra. Alejandra Hernández, dedicó sentidas palabras a la nueva promoción de profesionales.

“Queridos egresados, en tiempos difíciles para el profesorado, no podemos ser indiferentes ante la realidad. Los ruidos externos que sacuden nuestra noble profesión una vez más, nos llaman a fortalecer y reafirmar la vocación docente, labor que requiere de esfuerzo, dedicación y sacrificio. Ustedes ejercerán como formadores que modelarán a jóvenes aprendices que o solo los respetarán por los conocimientos que entreguen en literatura, lengua, comunicación, sino que por sobre todo, los amarán porque serán modelo de vida para muchos de ellos”.

“Los insto no solo a difundir el conocimiento por el conocimiento, y a despertar la curiosidad de esos jóvenes, sino que también y por sobre todas las cosas, los exhorto a que con su ejemplo enseñen a ser más humanos en un mundo que parece más deshumanizado; más solidarios en un mundo cada vez más egoísta; más colaborativos en un mundo despiadadamente competitivo”, aseveró.

Tras el discurso de la directora de Escuela, se procedió a la entrega de los respectivos diplomas de título profesional. Luego, el tradicional juramente de los nuevos profesionales de la Educación fue dirigido por el secretario académico de la Facultad, Dr. Carlos Ossa Cornejo.

La ceremonia también fue el marco de entrega de distinciones institucionales con el propósito de relevar aquellas trayectorias estudiantiles más destacadas.

El Premio Universidad del Bío-Bío, la mayor distinción del nivel de pregrado, fue otorgado a Exequiel Andrés Navarro Quijada, quien recibió el galardón de manos del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca.

A su vez, el Premio Desarrollo Estudiantil se otorgó a Jonathan Isaac Henríquez Orellana. La jefa del Departamento de Salud Estudiantil, Sonia Contreras Contreras, hizo entrega del reconocimiento.

Finalmente, el profesor Exequiel Andrés Navarro Quijada, brindó el discurso despedida en representación de los nuevos docentes de Castellano y Comunicación.

La ceremonia fue amenizada por el trío de cuerdas Impromtu, conformado por el guitarrista clásico Juan Carlos Martínez; Natalia Salazar en violín y Fabián Salazar en violoncello.




Pedagogía en Inglés UBB aporta nuevos profesionales al sistema educacional chileno

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción académica de pregrado, recayó en Janette Cifuentes Bórquez, en tanto que el Premio Desarrollo Estudiantil se otorgó a Nicole Francesca Arce König.

El acto solemne se desarrolló en el Aula Magna ubicada en el Campus Fernando May, y fue encabezado por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades Marco Aurelio Reyes Coca, junto a académicas y académicos, y familiares de los nuevos profesionales.

El director de la Escuela de Pedagogía en Inglés, Dr. José Gabriel Brauchy Castillo, junto con felicitar a los jóvenes por el logro obtenido, les instó a vivir la vocación docente con pasión y compromiso.

“Quienes tuvimos la oportunidad de trabajar con ustedes, en cada una de las áreas de la formación de una profesora o un profesor de inglés, deseamos puedan tomar las mejores elecciones profesionales, puedan comprender ya en el ejercicio, las complejidades y también facilidades del trabajo con estudiantes, familias, comunidades escolares. Su preocupación respecto de su desempeño profesional es también la nuestra y del país: queremos profesoras y profesores en ejercicio certificados, que puedan tomar decisiones, que puedan intervenir en el diseño de su trabajo local, regional. Mucho éxito en sus vidas profesionales, en su espacio público y privado, y que su elección profesional les garantice bienestar, en el más profundo sentido de la palabra”, expresó.

Tras la entrega de los respectivos diplomas de título profesional, el secretario académico de la Facultad de Educación y Humanidades, Dr. Carlos Ossa Cornejo, tomó el respectivo juramento a los nuevos profesores de Inglés.

Luego correspondió el turno de la entrega de reconocimientos institucionales. El Premio Universidad del Bío-Bío, el máximo galardón del nivel de pregrado que otorga la Universidad a los estudiantes, considerando la excelencia en el desempeño académico, así como su integridad, compromiso y disciplina, recayó en Janette Cifuentes Bórquez, quien recibió la distinción de manos del decano Marco Aurelio Reyes.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, distinción que reconoce al estudiante que durante su paso por la Universidad diera cuenta de un proceder integral y manifestara un evidente compromiso con su formación disciplinar y personal, con pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica, bajo un contexto de desarrollo armónico e integral, fue para Nicole Francesca Arce König, quien recibió la distinción de manos de la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez.

Finalmente, en representación de la nueva promoción de profesionales de la educación, la flamante profesora Natalia Riquelme Friz, compartió un mensaje de despedida marcado por el recuerdo, el agradecimiento y la emoción que supone un momento tan significativo como el convertirse en profesionales.

La velada consideró presentaciones artísticas por parte de la estudiante de primer año de Pedagogía en Inglés, Rocío Godoy Contreras; la estudiante de tercer año Camila Vásquez Abarzúa; y del estudiante de cuarto año, Vicente Campos González.




CIISETS asesora a SENAME en Ñuble para actualizar oferta programática

El Centro de Intervención e Investigación Social de la Escuela de Trabajo Social (CIISETS) y la Dirección Regional del SENAME de Ñuble, impulsan trabajo colaborativo con el propósito de identificar la oferta programática actual y adecuarla a las problemáticas y necesidades de niñas, niños y adolescentes de la región.

En este marco se desarrolló la Jornada de Trabajo de Diagnóstico de la Oferta Programática en Infancia de la Región de Ñuble que congregó a 72 profesionales de los 36 proyectos de Protección de Derechos de la región correspondientes a Organismos Colaboradores Acreditados, actividad realizada en el auditorio Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades.

La directora regional de SENAME en Ñuble, Carolina Tapia Navarrete, explicó que el trabajo con la Universidad del Bío-Bío se da en el contexto de la alianza estratégica entablada con CIISETS, considerando la experiencia previa de la Red de Oficinas de Protección de Derechos (OPD) en el proceso de definición de la Política Local de Infancia y Adolescencia (PLIA). “La Universidad del Bío-Bío conoce muy bien la red de SENAME y por eso trabajamos para identificar claramente las necesidades del territorio y así poder brindar una atención de calidad, efectiva y óptima para las niñas y niños de la región. Se debe considerar que al separarse de Biobío, muchos de los programas quedaron sin cobertura en Ñuble”, ilustró.

La profesional de SENAME, Carolina Becerra Belmar, comentó que la jornada de diagnóstico participativo consideró a representantes de todos los proyectos del Servicio y organismos colaboradores. “Convocamos a representantes de los proyectos del área de Protección de Derechos como Reparación de Maltrato, Oficinas de Protección de Derechos, Intervención Especializada, Prevención Focalizada, Diagnósticos, entre otros. CIISETS nos apoya en aspectos de la metodología, así como en la sistematización de la información que obtengamos”, describió.

La iniciativa es orientada metodológicamente por el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Héctor Vargas Muñoz, junto a tres alumnas de quinto año que desarrollan su práctica profesional en CIISETS, a través de la línea de infancia. “Desde el año 2017 se ha venido desarrollando un conjunto de actividades de colaboración en temáticas de Infancia y Familia. Estas acciones han permitido la ejecución de un proyecto de extensión relevante 2018-2019, centrado en la Formulación Participativa de la Política Local de Infancia en las comunas de Ñuble, y en el diseño de un modelo de acompañamiento familiar con base comunitaria, que se encuentra actualmente en ejecución”, explicó el académico UBB.

Igualmente, el académico Héctor Vargas manifestó que se busca “promover los intercambios en materias de mutuo interés, a partir de la misión y los objetivos que son propios de ambas instituciones, especialmente, en el ámbito de la formación, la investigación y cooperación técnica entre la Universidad del Bío-Bío y la Dirección Regional de Sename, fortaleciendo la vinculación bidireccional con SENAME, institución encargada de la implementación de las políticas públicas de Infancia y juventud en la nueva región Ñuble”, aseveró.

El investigador UBB aseguró que el trabajo mancomunado también facilita la integración de contenidos actualizados en materia de Intervención Social, Políticas Públicas y Gestión de las mismas en las asignaturas de la carrera de Trabajo Social de la sede Chillán.




Presentan libro “Intervención Social: un ensayo crítico, descolonizador y radical”

La presentación se dio en el marco de las actividades preparatorias del “Congreso de Pensamiento Crítico en las Ciencias Sociales: tensión entre resistencia y reproducción”, patrocinado por la Dirección de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, que organiza la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Dra. Carmen Gloria Jarpa Arriagada, Coordinadora Académica de CIISETS e integrante del Grupo de Investigación Familia, Escuela y Sociedad (FESOC).

“Intervención Social: un ensayo crítico, descolonizador y radical” es obra del académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana, Pablo Suárez Manrique, autor de los libros “Trabajo social arte y poética: una visión transgresora” y “Sistematización y la producción de conocimientos en el Trabajo Social: des-atando al sujeto”.

El académico Pablo Suárez plantea que la intervención social actual contribuye a perpetuar las injusticias sociales, dado que las políticas sociales regulan el espacio social, atribuyendo ciertas tareas y funciones específicas a los trabajadores sociales en el marco del trabajo con las personas.

“Cada política social determina la tarea que tiene que hacer (el trabajador social), el indicador que debe lograr, la metodología que debe utilizar. Las personas que tenemos un referente crítico, observamos con preocupación que esas políticas están colapsando y fracasando en diversos ámbitos, como en la prevención del consumo de drogas, de la vivienda, de la previsión, del adulto mayor, entre otras”, expresó.

Suárez Manrique comentó que “intervención social” asoma como un concepto instrumental que no reflexiona la realidad, sino como una acción pragmática y operativa. Por ello levanta una crítica y sostiene que eso es producto de una lógica colonial que intenta perpetuar el sistema. Propone entonces un “nuevo” tipo de acción que ya existe y que se nutre de otras tradiciones teóricas y epistemológicas: la praxis.

“El concepto praxis, que también está asociado a la acción, no dice relación exclusiva con la situación instrumental, sino que plantea una filosofía de la praxis. Para poder hacer una acción, tienes que reflexionar sobre la existencia del otro u otras. Y cuando hablas de existencia, hablas de dignidad, proyecto histórico, democracia, participación… La acción que nosotros realizamos no es puramente instrumental, sino que tiene un sentido de futuro donde tenemos que contemplar al otro u otra en un proceso de mejoría de las injusticias sociales. La actual intervención social no logra eso y lo trato de demostrar en el libro”, argumentó.

El académico Pablo Suárez Manrique también relevó el valor de los diversos tipos de pensamiento crítico, advirtiendo que no existe uno solo. Entre ellos identifica la línea des-colonial, así como el feminismo, ecologismo, sindicalismo, entre otros. Cada uno se sitúa en realidades concretas, diferentes en sus demandas y situaciones puntuales.

“Es necesaria la distinción porque también existe un pensamiento crítico sistémico, del cual se vale el sistema y las políticas públicas. Es decir, la política pública que está incentivando este tipo de intervenciones también requiere un tipo de pensamiento crítico para mejorar sus prácticas colonizadoras”, aseguró.

En su caso, el académico Suárez Manrique plantea el pensamiento crítico con el objetivo de generar un mundo posible distinto al actual, lo que implica un sistema diferente al hoy predominante. “Requerimos construir otro mundo posible. No sólo tenemos una situación asociada al mundo neoliberal, donde el ser humano es transformado en un recurso capital humano. Las personas también existimos en función de una espiritualidad y donde la calidad de vida dice relación con un buen vivir, con un existir bien, y para eso no requieres consumir o transformarte en un capital para el empresario, sino que te ubicas en una relación social distinta”, reflexionó.