Académica UBB hermana a la Quintrala y el Calibán en Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos

“La Quintrala y el Calibán: la reivindicación de lo indígena, lo mestizo y la mujer en Hispanoamérica” se denominó la conferencia brindada por la académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Maritza Aburto Durán, en el marco del Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), realizado en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en Lima.

La Dra. Maritza Aburto Durán realiza un análisis de las transformaciones narrativas que sufre la figura de doña Catalina de los Ríos y Lisperguer, la Quintrala, en la novela histórica chilena y en la nueva novela histórica chilena.

“Pude vislumbrar que en el último tiempo se han visto innovaciones, y me di cuenta que hay una nueva novela histórica que rompe con el canon tradicional porque incorpora la figura de la mujer, ya no como personaje secundario sino como protagonista. En la nueva novela histórica se incorporan miradas como el feminismo, algunas ideas provenientes desde las Ciencias Sociales como la “otredad”, entre otros conceptos.  También surgen otros personajes que no estaban presentes en la novela histórica como el indígena o el mestizo y ya no cargan las connotaciones negativas, sino que son personajes que tienen algo que decir”, describió la académica UBB.

La Dra. Aburto Durán explicó que al analizar diversas novelas del canon tradicional chileno, la Quintrala es signada con el símbolo de la barbarie. Esta situación tendría su origen en la obra de Benjamín Vicuña Mackenna, quien en su publicación “Los Lisperguer y La Quintrala (Doña Catalina de los Ríos) Episodio Histórico Social” realizada a fines del siglo XIX, brinda una mirada de la Quintrala como la representación simbólica del oscurantismo colonial español en América, y específicamente en Chile. Ella representaría la barbarie, lo salvaje y la corrupción derivada del mestizaje de la sangre europea e indígena.

La académica explicó que Vicuña Mackenna toma como modelo la figura del intelectual argentino Domingo Faustino Sarmiento quien expone su tesis en “Civilización y Barabarie”. El trasandino identifica la figura de Facundo Quiroga como sinónimo de la barbarie y de la población alejada de los conceptos de civilización y pensamiento racional.

Vicuña Mackenna, entonces, encuentra en la Quintrala al personaje a través del cual puede representar el periodo colonial español en Chile, que en ese entonces era mirado como una época oscura y decadente. Es una imagen negativa que permeará a varias generaciones de investigadores y escritores, según logra constatar la Dra. Aburto.

En obras posteriores como “La belleza del demonio, la Quintrala” (1914) de Antonio Bórquez Solar, Catalina de los Ríos es retratada como una mujer endemoniada, poseída por dos formas demoníacas, la lujuria y la ferocidad. En tanto, en la novela “La Quintrala” (1932) de Magdalena Petit, a la idea de barbárica, se adiciona la configuración de la Quintrala como bruja.

Recién en la novela “Maldita yo entre las mujeres” de Mercedes Valdivieso, se advierte un cambio en la mirada. “En esta última obra aparece Catalina de los Ríos, ya no la Quintrala, que viene a reivindicarse como mujer y junto con hacerlo con ella misma, lo hace con la historia de todas las mujeres, frente a la infamia que el mito y el documento de Vicuña Mackenna, teñido de un discurso patriarcal, han construido en su contra: una fábula de sangre, fanatismo, monstruosidad y lascivia”, aseveró la Dra. Aburto Durán.

Mercedes Valdivieso rompe con el canon tradicional y aporta una perspectiva diferente donde se reivindica el mestizaje y la identidad de lo latinoamericano. “Catalina de los Ríos también se reivindica como mestiza y, al hacerlo, habla de cuestiones que nos hermanan a todos los latinoamericanos: coloniaje, mestizaje y bastardaje, condiciones signadas negativamente por el poder, ahora asumidas como rasgos identitarios en su historia, hermanándose de paso con el Calibán. Así, esta versión de Catalina de los Ríos, que nos ofrece Mercedes Valdivieso, reivindica también a los indígenas, a los hijos mestizos de esta tierra, a los criollos autóctonos, en palabras de Martí y al Calibán, en palabras de Fernández Retamar, constituyendo el texto, un convincente alegato de reconocimiento al otro: mujer, indígena, mestizo y bastardo de este continente”, ilustró la Dra. Maritza Aburto.

El texto de Mercedes Valdivieso permite una resemantización de la imagen de la Quintrala como una mujer más humana, con sus virtudes y debilidades. “Es un texto que se construye en primera persona, y en esta novela la Quintrala saca la voz para defenderse de este mito y hace una suerte de contrapunto con el discurso del “dicen”, del “mito”, con su voz. Ella cuenta su vida y habla de cuestiones que son comunes para todos los latinoamericanos. Ella habla del bastardaje, de lo que somos los chilenos como hijos nacidos de relaciones entre españoles e indígenas, que eran relaciones no formales, hijos sin padre donde la madre cumple un rol fundamental”, aseveró.

En la novela “Maldita yo entre las mujeres”, la Quintrala no logra identificarse con el modelo de la virgen María, que es el propuesto como ideal en la sociedad chilena colonial e incluso durante todo el siglo XIX y XX, y se identifica más bien con las mujeres indígenas de su familia, pues Catalina de los Ríos y Lisperguer es bisnieta de la Cacica Elvira de Talagante, nieta del Inca Tala Canta Ilabe, amante del alemán Bartolomé Blumenthal.

“La Quintrala, en la novela, se identifica con su madre, porque la visualiza vestida a la usanza mapuche, y en ese sentido ella valora lo mestizo. En su reflexión, ella hace un proceso de reconocer quién es y así reconoce su condición. Las mujeres de la familia de Catalina de los Ríos escapaban a los moldes tradicionales”, describió la investigadora.

La Dra. Aburto Durán asimila y hermana a la Quintrala con la figura del Calibán, que en el pensamiento latinoamericano “es aquél príncipe que vivía tranquilamente en sus tierras hasta que llega el europeo, se las quita y lo esclaviza. El escritor cubano Fernández Retamar realiza un análisis de la figura del Calibán y plantea que representa al hombre de estas tierras, porque un día llegó el europeo, le quitó las tierras y lo esclavizó. Otros miran la figura del Calibán desde una perspectiva marxista como el pueblo oprimido y explotado”, describió la académica.

“Establezco una semejanza entre la Quintrala y el Calibán, los hermano como símbolos representativos de lo latinoamericano”, aseveró la Dra. Aburto Durán.




Experto internacional en Educación Emocional brindó serie de conferencias en la UBB

El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina, es director del Postgrado en Educación Emocional y Bienestar (PEEB), del Postgrado en Inteligencia Emocional en las Organizaciones (PIE) entre otros postgrados y masters en la Universidad de Barcelona, España. Actividad fue convocada por el Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) integrado por académicos de la UBB.

La directora del Programa de Magíster en Educación UBB, Dra. Maritza Palma Luengo, comentó que la visita del Dr. Bisquerra fue posible a través del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP), el Programa de Doctorado en Educación en consorcio, y el Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío.

La conferencia inicial se realizó en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y consideró la participación del decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca, directores de escuela y jefes de departamento, académicos y estudiantes de pre y postgrado.

Además, se contó con la amplia presencia de directivos y profesores de los establecimientos educacionales de la provincia de Ñuble que previamente colaboraron con las investigaciones llevadas a cabo por el grupo de investigación GIDECAP y el proyecto FONDECYT 11160040.

“El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina desarrollará diversas charlas y talleres relacionados con el campo de la educación emocional e investigación educativa. En este caso abordaremos la educación emocional, como un tema inherente al ser humano, con el objetivo de descubrir, discutir y reflexionar acerca del desarrollo de competencias emocionales como conciencia emocional, regulación emocional, autogestión, inteligencia interpersonal, habilidades de la vida y bienestar. Llevar a la práctica la educación emocional implica diseñar programas fundamentados en un marco teórico que requiere contar con un profesorado debidamente preparado, una tarea que por cierto, se encuentra pendiente en nuestro sistema educativo actual chileno”, acotó la Dra. Palma.

En su conferencia el Dr. Rafael Bisquerra explicó que el concepto de educación emocional implica un proceso educativo que tiene como objetivo el desarrollo de competencias emocionales.

“La educación emocional es necesaria porque es una prevención a muchos problemas sociales que no están suficientemente atendidos en las asignaturas ordinarias de matemáticas, sociales, lenguaje, naturales, entre otras. ¿Cuáles son estas necesidades? Como ejemplo, podemos citar la prevalencia que hay en nuestra sociedad de ansiedad, estrés, depresión, violencia, consumo de drogas, conflictos, entre otros. Todo esto tiene una carga emocional muy potente, y las competencias emocionales son un factor de gran ayuda para prevenir y afrontar estas situaciones. La falta de educación emocional, y por lo tanto, de competencias emocionales, refleja el analfabetismo emocional que está presente en muchos comportamientos y problemas sociales actuales”, ilustró el experto.

El desconocer la relevancia de este concepto o el no ser consciente de su importancia tiene implicancias serias, sobre todo en el ámbito educativo. “Para el rendimiento académico se necesita como mínimo ser capaz de prestar atención escuchando en silencio. Estas son competencias emocionales que tienen que ver con el control de la impulsividad, de la atención, la atención plena, que es una práctica que tiene como objetivo poder estar escuchando con atención y en silencio, es una competencia emocional que afecta directamente al aprendizaje y al rendimiento académico”, describió Bisquerra.

El Dr. Bisquerra Alzina reconoció que por tratarse de un concepto emergente es necesario sensibilizar al profesorado, a la sociedad y a la política en general, para que a partir de ello se exprese la necesidad de formación del profesorado y de las familias, lo que redundará en una formación pertinente de los estudiantes, quienes podrán alcanzar el desarrollo de competencias emocionales que repercutirán efectivamente en sus estudios y en su desarrollo personal. La evidencia científica confirmaría, expresó Bisquerra, que el desarrollo de competencias emocionales incide en la disminución de problemas como el comportamiento disruptivo en el aula, conflictos, violencia, problemas de rendimiento académico, entre otros.

El Dr. Bisquerra dio cuenta del modelo de competencias emocionales que propone en el libro “Psicopedagogía de las emociones”, donde se consideran cinco grandes bloques de competencias emocionales. “Aquí nos referimos a la conciencia emocional, es decir, la conciencia de lo que me pasa por dentro. La regulación emocional, que significa la capacidad de cambiar nuestras emociones, alargando unas y acortando otras (…) Otro bloque tiene que ver con la autoestima, la autonomía, la toma de conciencia de la propia responsabilidad. También identificamos la capacidad de relacionarnos con otras personas y mantener vínculos emocionales positivos, que es importante para la convivencia y el bienestar. Y ya que hablamos de bienestar, hay todo un bloque de competencias cuyo objetivo es el desarrollo del bienestar emocional, de climas emocionales positivos, de la capacidad de poder gozar de la vida y compartir momentos gozosos con otras personas, ampliando y difundiendo climas emocionales positivos”, describió.

Además de la conferencia sobre Educación Emocional, el Dr. Bisquerra también consideró en su programa la realización de talleres sobre Desarrollo Emocional, Investigación Educativa y Educación Emocional en la Formación Inicial, orientados especialmente a académicos de la Universidad del Bío-Bío, estudiantes de pregrado, jefes de Unidades Técnico Pedagógicas, orientadores y directores de establecimientos educacionales de Ñuble, así como charlas específicas para estudiantes del Doctorado en Educación en consorcio UBB, del Magíster en Educación UBB y académicos del Departamento de Ciencias de la Educación.

El decano Marco Aurelio Reyes Coca felicitó la presencia del Dr. Rafael Bisquerra y reconoció el empeño del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) de cara a mejorar la calidad de la educación chilena.

“La calidad de la educación no se mejora exclusivamente con la transmisión de conocimientos. Hay multitud de factores que inciden en la mejor calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula. Todos sabemos que la calidad de la educación, el éxito en el mejoramiento de la educación, no se mejora en las oficinas, ni en las universidades, sino en el aula de las universidades y de los establecimientos educacionales, en la escuela, como le llamamos genéricamente”, aseveró el decano.

Por su parte, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, precisó que GIDECAP nace por la necesidad de dar cabida a variables como las mencionadas en la conferencia, las que habitualmente están relegadas en el sistema educativo, pese a la importancia que tienen en el bienestar personal y social de todo ser humano.

“Nuestro grupo se encuentra iniciando sus actividades pero ya se enmarca en él un proyecto FONDECYT que sigue los lineamientos de trabajo y que tiene entre sus proyecciones la creación de un programa de Fortaleza Psicológica, que esperamos poder mostrar en un futuro no muy lejano, con el propósito de ayudar y ser apoyo para la formación de Fortaleza Psicológica en el nivel de educación básica o primaria”, ilustró.

La Dra. Lagos San Martín precisó que el grupo de investigación también tiene como meta generar lazos y redes que permitan estar en sintonía con las necesidades de las escuelas y liceos de Ñuble. “Sé que a todos nos asiste la convicción de la importancia de una educación emocional que desarrolle las habilidades básicas para la vida, y por ello, hemos hecho este esfuerzo de contar con el Dr. Bisquerra, quien ha centrado su investigación en esta área desde mediados de los años ’90, por lo tanto es y representa un ícono en esta área de la formación”, recalcó la académica UBB.




Seminario sobre Educación y Sociedades Multiculturales reunió a expertos del área en la UBB


La organizadora del seminario, académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, explicó que dicha actividad se vincula estrechamente con el Primer Seminario Internacional de Pueblos Originarios y su Reconocimiento en el Aula, y se origina en atención al creciente interés de la sociedad chilena por analizar y reconocer al pueblo mapuche como un actor  social, cultural y político imprescindible en la actual conformación del Estado.

La Dra. Quintrileo Llancao precisó que hasta hace algunos años muy pocos se referían a temas como la necesidad de reconocimiento al pueblo mapuche o de implementar programas de educación intercultural en las escuelas o en las propias universidades, a diferencia de lo que ocurre hoy. Por lo mismo, asevera que es necesario que esta suerte de “activismo” adquiera mayor sentido desde la perspectiva del pueblo mapuche, pues el riesgo es que dicho interés y entusiasmo termine folclorizando lo indígena y lo mapuche en específico.

De ahí la necesidad de contar en el primer seminario internacional, con la participación de especialistas que llevan años estudiando y aportando en los ámbitos de la interculturalidad y de la multiculturalidad.

“Consideramos necesario que los especialistas con mayor experiencia puedan hacer precisiones importantes, a propósito de este interés y activismo que ha surgido de parte de los estudiantes. Y por qué con los jóvenes de Pedagogía en Inglés, porque ellos ya están viviendo una experiencia en la adquisición y  enseñanza de una segunda lengua, por lo tanto, a ellos se les haría más fácil aprender mapudungun y manejar las herramientas para poder enseñar esa lengua. Hoy nosotros tenemos a los educadores tradicionales con quienes trabajamos, quienes son hablantes de la lengua, y estamos trabajando para que ellos también tengan las herramientas didácticas para enseñar la lengua”, ilustró la Dra. Elizabeth Quintrileo.

La Dra. Quintrileo plantea a modo de hipótesis que si los estudiantes de Pedagogía en Inglés han logrado aprender una segunda lengua con éxito, bien podrían aprender una tercera como el Mapudungun, aprovechando las herramientas que ya poseen. “Ellos están aprendiendo una lengua global, pero no deben olvidarse de su identidad porque siempre serán de Chile. Yo soy profesora de inglés y tengo mi identidad muy clara. El inglés me ha servido mucho, pero lo que está almacenado en las lenguas indígenas no lo tiene ningún otro idioma”, aseveró la académica.

En el marco del seminario, el académico del Departamento de Especialidades Educativas de Northern Arizona University, Dr. Jon Reyhner expuso la conferencia sobre “Programas de Inmersión en Lengua Indígena en los Estados Unidos”. Así dio cuenta de dos casos que ha vivenciado en su calidad de especialista.

La primera experiencia hace alusión al programa de inmersión en lengua indígena implementado en Hawai, que inicialmente se desarrolló a nivel de jardines infantiles y paulatinamente fue aplicándose en niveles superiores, esto en atención a la presión ejercida por los padres, quienes querían que sus hijos aprendieran los contenidos escolares en la lengua nativa.

El éxito de dicho programa se mide esencialmente a través de dos factores. Primero, en la capacidad de recuperación y revitalización de la cultura y luego en los mejores resultados obtenidos por los niños y niñas adscritos al programa, según las pruebas de medición de conocimientos realizados por el sistema educativo estatal.

“Esto demostraba que los estudiantes que habían estado en el programa de inmersión tenían mejores resultados respecto de aquellos que no habían cursado el programa. Básicamente se asume que si se aprende la lengua materna y el inglés, será más positivo para la identidad cultural propia, como para su capacidad de interactuar en la sociedad norteamericana”, describió el especialista.

En el caso de la comunidad Navajo, el profesor Reyhner explicó que se trató de una experiencia de inmersión donde lo esencial consistía en compartir y comprender un código de valores propio de esa cultura. En este caso la introducción al idioma inglés se realizaba en forma gradual, pues primeramente los contenidos se aprendían en la lengua materna.

La académica de la Universidad de Concepción, Dra. Jeanne W. Simon expuso “El derecho a ser diferente: reconceptualización de la ciudadanía en las sociedades multiculturales”

La académica estimó como fundamental plantear el sentido de igualdad entre las culturas desde la educación general, considerando los actuales contextos de mayor diversidad y multiculturalidad.

“En Chile podemos mirar a los asesores interculturales en los colegios de educación intercultural bilingüe. En general este tema no es considerado tan importante como matemáticas, castellano o las ciencias. Lo primero sería equilibrar ese reconocimiento e ir incorporando estos temas en cuanto a su riqueza y no solamente para las personas que son indígenas, porque actualmente se piensan o están normados para los territorios de escuelas donde hay una población significativa mapuche. Se requiere que comencemos a pensar que Chile es un país multicultural, que se valore la riqueza de los distintos pueblos; reconocer esa riqueza como parte de lo que significa ser chileno. Tiene que ver con poner dentro de la sala de clases de manera igualitaria, porque desde la ciencias políticas, la igualdad en términos de poder y reconocimiento es fundamental”, comentó.

La académica, que vive en Chile hace más de 20 años, puso como ejemplo una situación personal. A su hija, quien nació en EE.UU. pero vive en Chile desde los 8 meses de vida, le enseñaron en el colegio que ella no era chilena pues había nacido en otro país. Si bien, en este caso específico el ser estadounidense implica beneficios para ella, no es menos cierto que al planteársele dicha situación, también se le excluía. “Observa el mismo caso pero con otros inmigrantes, como pudiera ser un peruano o boliviano. Eso implica marginalizarlo porque le dices que no tiene iguales derechos. El Estado chileno, con la política inmigrante de ahora busca incluir a las personas para que formen parte de la sociedad. Pero no hacemos lo mismo necesariamente con los pueblos indígenas, todavía hay una discriminación en relación a los pueblos indígenas”, aseguró Jeanne Simon.

La Dra. Susan Adele Foote, académica de la Universidad de Concepción, expuso “Historias tradicionales, canciones y poesía contemporánea de la gente de origen: Mapuche, aborigen australiano, Anishanaabe, Navajo entre otros. Cómo utilizar estas literaturas para desarrollar un sentido intercultural del yo y de la sensibilidad en el Inglés como una lengua extranjera”.

“Mi investigación ha consistido fundamentalmente en el análisis de testimonios mapuches. Hoy me he referido a la poesía mapuche y también indígena. Actualmente, entre distintas sociedades indígenas hay mucha escritura, mucha poesía. Cito a poetas indígenas para dar la perspectiva desde lo indígena, pero en las palabras de los mismos intelectuales y escritores indígenas”, comentó.

Susan Foote expresó que revivir las tradiciones y socializar ese conocimiento con otros pueblos indígenas así como con los no indígenas, resulta fundamental, pues es una manera de decir “estamos vivos, seguimos hablando y escribiendo; no sólo hablan de nosotros sino que nosotros hablamos por nosotros mismos”, ilustró la académica.

“Hay escritores más tradicionales, que rescatan mucho más las historias y relatos tradicionales,  y hay otros que hablan del tema de la identidad en la sociedad hoy en día. Ellos sienten la construcción de la identidad como un proceso, pero también están conscientes del compartir algunos aspectos con la cultura colonizante. Esa identidad, es un poco en conflicto muchas veces, y ven en la literatura una forma de sanación, de presentar unos conflictos y problemáticas, pero también como una forma de armonizar, no del todo, pero dialogar o consensuar estas desavenencias, porque el racismo sigue vigente”, explicó la docente.

Por su parte, el Licenciado en Ciencias Políticas, Empresariales y Ética, además de especialista en Relaciones Internacionales de la Universidad de KwaZulu-Natal de Sudáfrica, Lona Gqiza, se refirió a la educación intercultural en Sudáfrica y la comparó con lo que sucede hoy en Chile, específicamente con la nación mapuche.

Lona Gqiza considera que debe haber educación intercultural no sólo para el pueblo mapuche sino que para todo el pueblo chileno. Asume del todo necesario, implementar iniciativas que valoren y resalten la diversidad y la multiculturalidad presente en la sociedad chilena y en las universidades.

Lona Gqiza aseveró que las personas formadas en interculturalidad también son capaces de abrir su mentalidad, logrando mayores niveles de desarrollo personal. Asimismo, puso énfasis en lo necesario que resulta para las sociedades conocer su origen, de dónde proviene su cultura y a partir de ello, avizorar hacia donde se encaminan.

La estudiante de cuarto año de Pedagogía en Inglés, Janette Cifuentes Bórquez, precisó que es vital asimilar desde el pregrado conceptos como el de sociedad intercultural o multicultural, porque en la actualidad, prácticamente todos los Estados son multiculturales y la idea de la existencia de un Estado asociado exclusivamente a una nación ya aparece superada.

“Resulta muy interesante para nosotros el poder entender de qué tratan estos asuntos, porque después nosotros debemos replicarlos en las salas de clases. Como futura profesora estoy interesada en ser lo más integral e integradora posible y sacar del aula aquel vocabulario que excluye y volverlo más integrador”, expresó.

Janette Cifuentes dijo estar consciente del rol que le cabe a los profesores en la tarea de sensibilizar sobre estos temas, además de contribuir con la formación de personas con una visión más amplia e integral, dispuestas a entablar relaciones de mayor igualdad entre pares.

“Nosotros somos los que nos involucramos con los niños y quienes de alguna manera los moldeamos. Es parte de nuestra labor moldear mejores ciudadanos, más conscientes y de una mentalidad más abierta. Nosotros debemos estar muy bien informados para luego replicar esos conceptos de buena manera en el aula de clases”, ilustró.

En esta línea, Janette Cifuentes valoró el espíritu que promueve la Escuela de Pedagogía en Inglés, respecto de la necesidad de acrecentar el intercambio cultural y de experiencias.




Primer Seminario Internacional de Interculturalidad UBB busca concientizar sobre el valor de las culturas originarias

La coordinadora del seminario, académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, explicó que el propósito del encuentro consistió en “desarrollar la competencia y sensibilidad cultural en profesores del sistema y futuros docentes, y de esta forma, contribuir a lograr   reconocimiento y valoración por las culturas originarias de nuestro país. Por ello el seminario contó con la participación de investigadores con experiencia en el ámbito de la Educación Intercultural Bilingüe de Chile, México y Estados Unidos, de manera de conocer experiencias de académicos con trayectoria reconocida en esta materia”, expresó Quintrileo Llancao.

La actividad, realizada en el Auditorio Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, congregó a estudiantes, académicos y profesores del sistema educativo de la provincia de Ñuble, y fue presidida por el decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca.

El académico de Northern Arizona University, Dr. Jon Allan Reyhner, se refirió en primer lugar a los sucesos históricos que afectaron los procesos de desarrollo de las lenguas indígenas de Estados Unidos, los cuales no difieren sustancialmente de aquellos ocurridos en nuestro país, pues se consideraba que sólo era necesario aprender inglés, pues éste idioma era supuestamente la lengua del progreso. De esta forma, no se reconoció el valor albergado en las culturas originarias de este país. A pesar de este panorama, no obstante, hoy Estados Unidos cuenta con experiencias exitosas de revitalización y enseñanza, especialmente, en Hawai, donde en la Universidad inclusive se llevan a cabo investigaciones escritas y defensas de tesis en la lengua local.

Por su parte, Dr. Omar Turra expuso la charla “El rol de la historia escolar en la construcción/alienación de identidad en escuelas interétnicas”. El investigador comentó que desde la disciplina histórica se observa un enfoque que contribuye notablemente en el reconocimiento de hechos históricos que tienden a visualizar la historia desde la perspectiva de la cultura mapuche, y cuyo objetivo apunta directamente a que la sociedad chilena comprenda desde una óptica contemporanea y actual los sucesos que marcaron el desarrollo de la cultura mapuche y otros pueblos originarios de nuestro país, considerando que este tema no corresponde a sucesos pasados, sino que es un tema actual que abarca el presente.

El académico de la Universidad de La Frontera, Dr. Héctor Painequeo Paillán, quien habla el mapuzungun como primera lengua y el español como segunda, brindó la charla “Observaciones Preliminares en torno a la Formación Docente en Lengua y Cultura Mapuche para la Enseñanza en Aula”.

La exposición abordó el fenómeno fonológico de la lengua mapuche, particularmente la revisión de algunos elementos fónicos que sufren la posibilidad de deteriorarse y quedar incluso al margen de lo que podría denominarse un alfabeto, en caso que se quiera escribir la lengua, según describió el Dr. Painequeo.

“También me referí al segmento alveopalatal fricativo (ch), que no está considerado con un estatus de fonema. Y la investigación que se está haciendo da cuenta que en ciertos sectores de la Araucanía, este último elemento tiene estatus de fonema, por lo tanto, debería ir en el alfabeto, y por ende debería enseñarse en el mapuzungun. En cuanto a los demás elementos interdentales, esos sí están cada vez en un momento de mayor deterioro. Habría que tomar en serio esto, porque significa que, si se excluyeran, si se omitieran en el tiempo, estaríamos debilitando el sistema fonológico de la lengua mapuche. Si una lengua se debilita en sus sistema fonológico ya es como echar abajo una casa, es algo muy grave”, reflexionó el académico Héctor Painequeo.

Considerando el estado descrito, Painequeo explicó que quienes quieren enseñar el mapuzungun, sobre todo a los profesores, muestran la necesidad de contar con formación universitaria idealmente, para evitar eventuales perjuicios a la propia lengua. “Las universidades deberían preocuparse de formar gente que enseñe mapudungun, y por otro lado, la gente que está trabajando debería tomar conciencia de esto. De otro modo, el mapudungun se va a ir enseñando de una manera que incluso lleve a su castellanización, afectando su sistema fonológico y fonético”, advirtió.

Para evitar este riesgo, el Dr. Painequeo hizo ver la necesidad de atender a los estudios científicos, los que deben estar centrados en los hechos. “Hay que ir a las comunidades, hablar con quienes hablan bien la lengua; trabajar con ellos, porque son los que todavía tienen el conocimiento y el saber de la lengua. Creo que ahí (en las comunidades) está la fuerza de la lengua”, aseveró.

Painequeo Paillán explicó que igualmente es posible trabajar con una realidad lingüística, pero según refieren los hablantes nativos y de acuerdo a su percepción, manifiestan que lo que hoy se habla fuera de las comunidades no es del todo bien logrado. “Creo que las comunidades son las que han manejado y usado la lengua, le han dado su sentido. La gente puede aprender y está bien que aprenda, pero no creo que sea conveniente alejarse de las comunidades, de los hablantes nativos”, recalcó el Dr. Painequeo.

Durante la misma jornada, el Dr. Painequeo realizó un taller de mapuzungun oral con estudiantes de Pedagogías de la UBB. Básicamente se buscaba motivar a los jóvenes a aprender la lengua.

“Hay interés por aprender. Hay que trabajar y eso pasa por conocer la lengua aplicando la lingüística. Es necesario conocer la fonética fonológica morfosintácticamente, conocerla culturalmente y también de qué manera podemos aplicar la didáctica. Creo que la didáctica no puede ir contra la cultura, ahí hay que tener cautela. La cultura es fundamental, y cuando hablamos del pronombre personal dual (ausente en el español) ya estamos aplicando la cultura; el saludo formal, el pasar la mano, el hacerlo en semicírculo, todo eso está muy apegado a la cultura mapuche. Entonces, la enseñanza no puede dejar de considerar eso. Hay que considerar la oralidad, la cultura y obviamente aplicar el conocimiento científico, la lingüística, la didáctica… Tienen que sumarse otras disciplinas probablemente, como la literatura, la tecnología, hay que ver cómo se va aplicando eso; hay harto que hacer”, aseguró el Dr. Painequeo.

El académico de la Universidad Autónoma de Querétaro, México, Dr. Pedro Cardona Fuentes, expuso la conferencia “Entre alfabetización y enseñanza de segundas lenguas: un panorama de la enseñanza de lenguas indígenas en México”.

El Dr. Cardona Fuentes dio cuenta de cómo se estructura la enseñanza de lenguas indígenas en el sistema educativo mexicano, y luego se refirió a lo vivenciado en un espacio más específico como el Estado de Oaxaca, uno de los estados con mayor diversidad lingüística en México, considerando que en todo ese país se hablan alrededor de 364 variedades de lenguas.

“México, de alguna manera, fue pionero en esta revolución del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y también de los derechos lingüísticos. A mediados de los ’90 con el levantamiento zapatista en México, empezó a ser más evidente esa diferencia, y esa riqueza de los pueblos indígenas. A partir de ahí hubo un despertar que después fue derivando en muchos otros movimientos y reconocimientos en toda América Latina”, expresó el investigador.

El académico Pedro Cardona precisó que con la creación de la Ley General de Derechos Lingüísticos publicada en 2003, se dio un marco jurídico que posibilitó el reconocimiento y la gestión de la diversidad lingüística.

“Hasta antes del año 2003 eso no existía. Sí había un subsistema de educación indígena que consideraba que había que dar una educación a los pueblos originarios de México, pero eso no se cristalizaba como un marco que pudiera dar derechos a los hablantes de recibir educación en sus lenguas. La Ley General de Derechos Lingüísticos da bastantes posibilidades para plantear soluciones y creo que ya entrados en el nuevo siglo, muchas de las actividades que se han impulsado para potenciar el fortalecimiento de las lenguas, derivan de ese marco, que empodera a las mismas comunidades, porque les da la posibilidad de poder luchar por nuevos espacios en donde su lengua se pueda hacer visible y se pueda usar”, ilustró Cardona.

El investigador mexicano explicó que durante las décadas del ’80 y ’90, las escuelas establecidas para atender a los indígenas estaban pensadas en función de castellanizarlos, de manera que no se orientaban necesariamente a fortalecer primero sus culturas, para luego transitar al castellano. Tras la década de los ’90 es que ocurre el cambio de perspectiva y se reconoce la riqueza cultural de los pueblos originarios.

“Hoy se sigue castellanizando, pero también se potencian elementos de la identidad local y se fortalecen las lenguas. Lo que antes se bloqueó, hoy se intenta impulsar y eso también ha generado cierto cortocircuito en las comunidades, porque las personas mayores se acuerdan que antes les prohibían hablar su lengua y ahora resulta que hay motivaciones para hablarla. Ha sido un poco contradictorio pero se dan posibilidades”, explicó el académico.

Durante la misma jornada, el Dr. Cardona Fuentes compartió con estudiantes algunas de sus experiencias en la producción de material audiovisual, aprovechando su formación de pregrado como ingeniero informático, línea que ha desarrollado en la revitalización y enseñanza de lenguas indígenas de México, haciendo uso de  herramientas tecnológicas de software libre, bajo la lógica que los mismos profesores puedan generar sus materiales. Es así como expuso algunos de esos materiales generados en México y en  Perú.

“La idea es producir materiales desde las propias escuelas, con las mismas comunidades de hablantes, a partir de los contenidos de su propio contexto. Se busca que los mismos profesores, de manera sostenida, puedan crear sus recursos educativos y no esperar a que el estado mexicano solucione la creación de materiales (…) Se da la posibilidad que las comunidades se apropien de elementos innovadores y potencien la producción local enfocada a documentar su lengua, a preservar ese patrimonio inmaterial, pero también a transmitir la lengua entre generaciones”, aseguró el investigador.

El Dr. Pedro Cardona comentó que estos recursos no solo sirven a las comunidades sino también a las sociedades mestizas y monolingües que solo hablan español y no conocen las lenguas indígenas, como es el caso de la sociedad chilena.

“Creo que esto puede ser interesante para un país como Chile, que quiere ser bilingüe pero en Inglés. Chile debe darse cuenta que también hay una diversidad en su nación, que no sólo tiene que mirar a Estados Unidos y al inglés, sino que puede mirar hacia dentro y ahí hay una diversidad bastante rica, que también merece ser valorada”, argumentó.




Seminario de Trastornos Psicomotores en el Aula UBB reunió a especialistas

El seminario realizado en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, congregó a más de 120 profesionales y estudiantes de Chillán, Concepción, Los Ángeles y San Carlos.

El programa consideró la conferencia “Consideraciones metodológicas para el trabajo con estudiantes con NEE (Necesidades Educativas Especiales) en la Educación Física escolar” impartida por el académico de la UBB y Dr. en Educación Física Adaptada, Jaime Pacheco Carrillo.

También se consideró la charla sobre “Normativa Asociada a Discapacidad Motora”, a cargo de la Dra. Xeny Godoy Montecinos, y finalmente “Hipoterapia un complemento didáctico para el aprendizaje”, por Fernando Pradenas Verdugo y Camila Sanhueza Venegas.

El seminario fue organizado por los estudiantes de cuarto año de Pedagogía en Educación Física Miguel Salazar, Ignacio Giacaman y Alexis Cartes, en el marco de la asignatura Gestión Deportiva, que imparte el académico Samuel Pérez Norambuena.

Los jóvenes debían organizar un evento de carácter masivo y optaron por un seminario en trastornos psicomotores en el aula porque reconocieron que dicha temática supone un reto para los profesionales de la Educación Física.

“Nos dimos cuenta que para trabajar con personas en situación de discapacidad teníamos que conocer más sobre el tema porque la malla curricular aún no abarca este ámbito. Creemos que es importante para nosotros, para nuestros compañeros y para la comunidad en general. Como futuros profesionales tenemos que estar al servicio de los niños y jóvenes, y creemos que el tema de la discapacidad aún es un tabú”, aseveraron los jóvenes.

Los jóvenes valoraron el apoyo recibido por la directora de Coanil, Maritza Olave,  quien comprometió la participación en calidad de conferencista del profesor y kinesiólogo Fernando Pradenas y de la profesora Camila Sanhueza. En tanto, la conferencia del académico UBB, Dr. Jaime Pacheco Carrillo fue gestionada a través del académico Samuel Pérez Norambuena.

Los estudiantes debieron trabajar en la preparación del seminario desde el inicio del semestre, y básicamente debían proyectar el evento desde su génesis. Se enfrentaron así, al desafío de convocar a un evento masivo por primera vez.

“En principio estábamos muy relajados porque veíamos lejana la fecha de realización y no teníamos las ideas muy claras. Pero poco a poco nos fuimos compenetrando. Hubo discusiones y momentos de tensión, pero creemos que todo eso era parte del proceso”, aseveraron.

La realización del seminario implicó numerosos aprendizajes, según expresaron los propios estudiantes. Primeramente gestionaron la creación de una empresa llamada ProAction, pues advirtieron la necesidad de asumir una actitud proactiva y comprometida. Asimismo, relevaron la importancia de trabajar solidariamente, apoyando los esfuerzos de las distintas comisiones.

“Es necesario asumir las tareas con seriedad y trabajar comprometidamente. También vimos que era muy necesario saber lograr acuerdos y distribuir las funciones dentro de un grupo. Todas esas cosas las fuimos aprendiendo en el camino, muchas veces equivocándonos, cometiendo errores, pero eso es lo más positivo de todo esto. Hubo momentos de rabia, euforia, egoísmo, ansiedad, pesimismo, pero finalmente nos sentimos muy conformes porque la convocatoria ha sido mucho mejor de lo que esperábamos”, manifestaron.

Los estudiantes Miguel Salazar, Ignacio Giacaman y Alexis Cartes se mostraron más que conformes con la convocatoria y dejaron abierta la posibilidad de realizar nuevos eventos de estas características.

Especial reconocimiento brindaron al académico de la asignatura Gestión Deportiva, Samuel Pérez Normabuena, quien les guio y orientó durante el semestre.

“Los procesos de aprendizaje a veces son lentos y dolorosos, pero todo tiene sus frutos. Me siento orgulloso del trabajo que han hecho los jóvenes y del camino que han recorrido, porque los caminos hay que recorrerlos. A veces hay conflictos, penas, desilusiones, pero lo importante es llegar a la meta”, comentó el académico Pérez Norambuena.

El docente Samuel Pérez precisó que la concreción del seminario es fruto de un arduo trabajo que se origina al iniciar el semestre.

“En el proceso trabajamos sobre cómo elaborar proyectos; algunos estudiantes postularon proyectos al FADE y lograron adjudicárselos; otros envían proyectos al mundo privado. En ocasiones hay frustración porque no resulta, en otras han debido desarrollar su personalidad porque deben vincularse con gerentes o encargados de recursos humanos de distintas empresas e instituciones. La idea es hacer actividades reales que tengan un sustento teórico. Siempre les digo a los muchachos que aquí experimentarán nerviosismo o estrés porque estas actividades involucran la participación de diversas personas y ellos deben saber asumir esas situaciones porque con eso se encontrarán una vez que egresen”, especificó el académico.

El académico Samuel Pérez aseguró que lo fundamental durante el desarrollo del proceso es el acompañamiento que debe realizarse, en términos de orientación y motivación.

“Los jóvenes valoran el aprendizaje porque realizamos diversos talleres vinculados con el desarrollo de múltiples habilidades. La idea es lograr que se empoderen y salgan adelante con sus proyectos. Hay un acompañamiento real que va más allá del aula de clases”, destacó el docente.




Trawün convocado por Colectivo MOCEN UBB invitó a la reflexión sobre aspectos identitarios

La actividad tuvo como propósito generar un espacio de conversación, reflexión e intercambio de experiencias y saberes entre los participantes, según explicó el presidente de MOCEN, estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Nicolás Garrido Astorga.

“Género, interculturalidad y resistencia Mapuche” fueron los ejes convocantes del Trawün organizado por el Colectivo de Estudiantes MOCEN de la Facultad de Educación y Humanidades.

La actividad, realizada en la Sala A-23 del Campus La Castilla, congregó a estudiantes de diversas carreras de la Universidad, integrantes de agrupaciones ciudadanas, así como a representantes de organizaciones Mapuche, y la académica del Departamento de Artes y Letras, Martiza Aburto Durán. Asimismo, en forma especial se recibió a estudiantes de establecimientos secundarios de Chillán.

“El Colectivo MOCEN aborda los temas de interculturalidad, reivindicación y revitalización de los pueblos originarios, tanto en Ñuble como a nivel nacional. El Trawün es un encuentro de personas, quienes a pesar de la diversidad que pueda existir, se respetan entre sí. Es una reunión que implica escucharnos y alcanzar también algunos consensos, tal como lo hacían nuestros antepasados y como lo hacen los mapuches hoy al interior de sus comunidades”, expresó el presidente de MOCEN, estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Nicolás Garrido Astorga.

En la oportunidad, la académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Maritza Aburto Durán, valoró la serie de temas y cuestionamientos que los distintos concurrentes expresaron, y en forma especial se refirió al concepto del “mestizaje”, aspecto particularmente atingente toda vez que el pueblo chileno es mestizo, sin embargo, histórica y culturalmente ha asumido y relevado aquellos aspectos más propios de la cultura occidental y española, relegando o invisibilizando el aporte de los pueblos originarios.

“Uno puede advertir muchos cuestionamientos y críticas y eso es muy positivo porque quiere decir que la cultura está viva. Implica que quienes tienen esa cultura quieren revitalizarla y se niegan a perderla”, expresó la académica.

Es por ello que cobra pleno sentido la demanda de diversas agrupaciones mapuches y chilenas por redescubrir y aprender el Mapudungun, pues el idioma juega un rol central en los esfuerzos por comprender la cosmovisión indígena.

“La condición de mestizo es denostada, no sólo por el español que se ha vinculado con “estos salvajes”, y que ha dado origen a un ser ambiguo, sino también por los propios pueblos y el pueblo mapuche en particular. En el caso de los mestizos, que somos todos nosotros, se nos negó la mitad de nuestra identidad. Hemos vivido generación tras generación, con una mitad menos, con una parte menos, y esa parte menos es una carencia, un detrimento. Desde la escuela se nos enseñó a identificarnos con la vertiente española, y nos enseñaron que eso era lo válido y lo bueno. Nos enseñaron a negar esta otra parte que también es nuestra. Como mestiza apelo al derecho a exigir que me devuelvan la otra parte, porque yo estoy incompleta porque no sé de lo otro”, reflexionó la académica Aburto Durán.

El Trawün también consideró la participación del cantante mapuche Lautaro Llancaqueo, quien compartió algunos de sus temas. “Yo le canto a mi pueblo, a mi gente, a mis pares. Al final somos mestizos, entonces yo le canto al mapuche y al chileno, que no somos enemigos como se trata de mostrar. Mi canto va direccionado a ellos; quizás soy un periodista del pueblo, porque una de las formas más antiguas de narrar lo que está pasando es a través del canto. Mi canto es al amor, a la diversidad, los temas que se están hablando”, explicó el intérprete.

En tanto, el estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Byron Huiza, rescató el valor del reconocerse como personas merecedoras de respeto, por esa sola condición, no importando el origen o la procedencia. Él mismo, reconoce, es originario de Santiago, pero actualmente reside en Tiuquilemu, junto a Buli Caserío, distante 10 minutos de San Carlos.

“He vivido en Osorno, Temuco, Concepción, y aunque ha sido de paso, siempre me siento en casa. Yo me siento un poblador del mundo. Uno puede ser de cualquier país o territorio, pero al final uno termina siendo una persona que habita el mundo. Nunca he pertenecido a un solo lugar; he estado en varios lugares, porque como dice mi madre, tenemos corazón gitano. A mí me encantan las otras culturas. Escucho mucho rap y habitualmente ese rap es español, latinoamericano, chileno e incluso ruso. A mí no me importa la zona geográfica en la que esté, lo importante son las personas con las que uno se relaciona, porque independiente de dónde estemos, somos personas, somos seres humanos. Tengo muchos amigos extranjeros y nunca he tenido problemas con ninguno de ellos, por el contrario”, aseveró.

Durante el Trawün también se compartió un audiovisual donde la estudiante UBB, integrante del Colectivo MOCEN, se refirió a “La experiencia de ser Mapuche”.

El encuentro finalizó con un trabajo grupal consistente en la realización de un acróstico, donde los concurrentes expresaron diversos conceptos que afloraron a la luz del diálogo y la reflexión de la jornada.




UBB promueve participación en 3° Concurso de uso de TIC para estudiantes de pedagogía

Una extensa invitación a los estudiantes de las carreras de Pedagogía de la Universidad del Bío-Bío, para que participen en el 3° Concurso de uso de TIC de estudiantes de Pedagogía, realizaron la profesional del Área de Innovaciones Educativas Enlaces, del Centro de Educación y Tecnología de la División de Educación General, Elizabeth Flores Soto, y el académico de la Facultad de Educación de la Universidad de Las Américas y coordinador del concurso, Santiago Cabezas.

Dicha invitación fue formulada en el marco de la reunión de coordinación sostenida con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, y los integrantes de la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos de la Facultad de Educación y Humanidades, URAT.

Cabe destacar que en la versión del año 2016, el estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía UBB, Carlos Vera Valdés, obtuvo el segundo lugar del Concurso con la experiencia “Facebook histórico”.

La académica del Departamento de Ciencias Sociales e integrante de la URAT, Claudia Vásquez Rivas, explicó que la iniciativa es organizada por las universidades que conforman la Mesa TIC-FID y el Centro de Educación y Tecnología, Enlaces, del Ministerio de Educación, instituciones que se encuentran trabajando en la inclusión de las TIC en la formación inicial de los futuros profesores/as.

El concurso, en el que estudiantes de la UBB han participado en versiones anteriores y han logrado destacara, tiene como objetivos promover el uso de las TIC en estudiantes de pedagogía que se encuentren realizando actividades curriculares en el sistema escolar. Asimismo, se busca generar una instancia de diálogo entre estudiantes de pedagogía, docentes de aula y académicos, sobre la formación en TIC en los futuros profesores, y socializar experiencias innovadoras de uso de TIC entre estudiantes de pedagogía de las distintas casas de estudio nacionales o extranjeras, según ilustró la académica Vásquez Rivas.

La profesional del Área de Innovaciones Educativas Enlaces, del Centro de Educación y Tecnología de la División de Educación General, Elizabeth Flores Soto, comentó que la fecha límite para postular experiencias pedagógicas con uso de TIC corresponde al 30 de julio de 2017. Posteriormente, el 15 de agosto se conocerán los resultados de la postulación, en tanto que el encuentro se realizará los días 12 y 13 de octubre de 2017 en la sede Concepción de la Universidad de Las Américas.

A su vez, el académico de la Facultad de Educación de la Universidad de Las Américas, Santiago Cabezas, precisó que las experiencias pedagógicas postuladas por los estudiantes deben haber sido implementadas entre julio de 2016 y julio de 2017.

“Pretendemos lograr transferencia tecnológica, y demostrar que sí es posible  pese a todas las adversidades. Queremos resaltar a alumnos que son capaces de innovar en ese contexto. Hay mucha innovación, pero no es visible, y es importante relevar que los alumnos hacen cosas incluso a pesar que las universidades no les enseñen a cómo hacerlas. Es probable que las universidades no enseñen algunas cosas, pero los estudiantes aprenden igual, porque se trata de necesidades pedagógicas, y ellos son capaces de identificar la necesidad y la herramienta tecnológica que le permite abordar esa necesidad pedagógica”, aseveró Santiago Cabezas.

Para postular debe completarse el formulario disponible en el sitio web http://jornadaticfid.udla.cl




Evaluación Dinámica y Modificabilidad Cognitiva fue tema de clase inaugural de Escuela de Psicología UBB

“Calidad y Equidad: Paradigma basado en el aprendizaje desde el modelo de la Evaluación Dinámica y la Modificabilidad Cognitiva”, se denominó la conferencia brindada por el director de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago, USACH, Dr. Mario Morales Navarro, en el marco de la clase inaugural del año académico de la Escuela de Psicología.

La actividad, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, fue presidida por el vicerrector académico de la Universidad del Bío-Bío, Aldo Ballerini Arroyo, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, académicos, funcionarios administrativos y estudiantes.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó el aporte que la Psicología Educacional implica en la práctica pedagógica, y realzó el paulatino fortalecimiento de la carrera de Psicología, que pese a contar con una década de existencia, puede exhibir importantes logros.

La directora de Escuela, Ingrid Quintana Avello, explicó que la carrera considera cuatro áreas disciplinares de formación de especialidad muy marcadas, tales como Psicología Clínica, Psicología Organizacional, Psicología Comunitaria y Psicología Educacional. Cada una de esas áreas está permeada de un enfoque psicosocial, según expresó.

“La inauguración de un nuevo año académico permite la reflexión crítica sobre los grandes temas que en este caso competen a la Psicología como disciplina, una disciplina aplicada a múltiples contextos y realidades. Valorar y potenciar la reflexión, la investigación, la extensión universitaria y ciertamente la docencia, son tareas que tanto nuestro Departamento de Ciencias Sociales, como nuestra Facultad de Educación y Humanidades y la institución en general, propician con energía. A través de esos ámbitos nos desarrollamos y nos proyectamos en el espacio local, regional y nacional”, argumentó Quintana Avello.

La directora Ingrid Quintana hizo alusión al escenario de discusión y debate sobre los desafíos de la educación pública en lo referido a la mejora de la calidad y gratuidad en todos los niveles educativos. “Estamos enfrentados también a superar la segregación educativa, y por ende, las brechas de inequidad que se perpetúan o no, dependiendo del lugar donde se estudie, y de la calidad de la educación que se recibe. En este contexto, la clase inaugural que nos brinda el académico Mario Morales Navarro, nos aporta actualizaciones desde la perspectiva de la modificabilidad cognitiva  estructural de Reuven Feuerstein, perspectiva teórica que ciertamente aporta al debate sobre el cómo acortar las brechas de inequidad que aún prevalecen en materia de aprendizaje”, contextualizó la académica UBB.

En su exposición, el académico Mario Morales Navarro, realizó una breve contextualización donde recordó que El Dr. Reuven Feuerstein generó la Teoría de la Modificabilidad Cognitiva Estructural, y buscó avanzar en la educación cognitiva de niños, jóvenes y adultos. Feuerstein propuso que la inteligencia no es una entidad fija, sino que es una característica del ser humano completamente modificable; no importando la edad de las personas, siempre es posible cambiar.

“Es una teoría muy optimista porque sostiene que siempre puede haber modificaciones, pero un elemento importante es que para generar esa modificabilidad se requiere de un mediador, pero no cualquiera, sino uno que cumpla con algunos requisitos. Esos requisitos están dados por la intencionalidad, la reciprocidad, la trascendencia, el ayudar a que el otro encuentre sentido a lo que está aprendiendo. Es decir, yo soy mediador para que el otro encuentre sentido. No doy yo el sentido, sino que soy un medio para que el otro lo encuentre. Los conceptos clave son dos conceptos clave son la posibilidad de modificación y cambiar, y lo otro es el mediador”, enfatizó el especialista.

El Dr. Morales Navarro explicó que la figura de la mediación se da claramente, por ejemplo, en la relación entre profesor-alumno o psicólogo-paciente, en tanto que la Teoría de la Modificabilidad Cognitiva Estructural no sólo contribuye al ámbito de la Psicología Educacional, sino también en el área clínica.

“Cuando una persona llega afectada por una experiencia compleja, qué importante es lograr esta mediación, porque el psicólogo no resuelve el problema, sino que ayuda, va entregando estrategias, vamos identificando dónde está la mayor dificultad, qué es lo que ha llevado a esa persona a la situación específica, que de alguna manera le ha producido un obstáculo para generar el cambio”, manifestó en modo ilustrativo.

El doctor en Ciencias de la Educación es autor del libro “El cambio cognitivo en el niño de aprendizaje lento”, que fue prologado por el Dr. Reuven Feuerstein. “¿Y qué es el aprendizaje lento? Muchas veces, psicométricamente está muy bien definido, incluso se plantea que se encuentra dentro de tal categoría a nivel de la psicometría. Pero desde la modificabilidad cognitiva no está para nada definido. Porque si yo logro una buena mediación, se acabó la lentitud, entonces qué es la lentitud, la lentitud porque tú no tienes la estrategia para poder responder al estímulo, y te demoras mucho más para llegar a una respuesta. En cambio, si yo tengo la estrategia, se acaba totalmente la lentitud”, describió el académico.




Estudiantes de enseñanza media de Ñuble vibraron en English Fall Camp UBB

La Escuela de Pedagogía en Inglés dio vida a la quinta versión del encuentro que reúne a estudiantes de enseñanza media de establecimientos escolares de Ñuble, con estudiantes y académicos de la carrera, con el propósito de profundizar los conocimientos sobre la lengua inglesa mediante actividades lúdicas e interactivas, según explicó la directora de escuela Sandra Molina Castillo.

Más de 60 estudiantes de enseñanza media de las comunas de Chillán, Chillán Viejo, San Carlos, San Nicolás, Coihueco, Pinto y Portezuelo, se dieron cita en la quinta versión de English Fall Camp UBB, convocado por la Escuela de Pedagogía en Inglés.

La directora de escuela, Sandra Molina Castillo, valoró la entusiasta participación de estudiantes de tercero y cuarto año de enseñanza media provenientes del Liceo Agrícola de Cato, Liceo Polivalente Nuestra Señora de la Merced de San Carlos, Instituto Santa María de San Carlos, Colegio San José de San Carlos, Liceo Polivalente de San Nicolás, Liceo Politécnico José Manuel Pinto de Pinto, Liceo Nuestra Señora del Carmen de Portezuelo, Liceo Polivalente Arturo Pacheco Altamirano de Chillán Viejo, Liceo Claudio Arrau de Coihueco, Liceo Industrial de Chillán, Insuco de Chillán, Colegio Creación, Colegio Concepción, Colegio Da Vinci, Colegio Comewealth School, Liceo Técnico Mabel Condemarín, Colegio Hispanoamericano y Sebastian School.

“Es un agrado recibir a estos jóvenes en nuestra casa, en nuestra Universidad del Bío-Bío, porque sabemos que se trata de estudiantes muy entusiasmados con aprender más del idioma inglés. Ciertamente, no es fácil destinar todo un viernes y sábado a este campamento, pero la idea es que aprendamos de manera más entretenida e informal. Nuestros estudiantes de pedagogía y profesores se han preparado mucho para que esta actividad se desarrolle de la mejor manera. A nosotros también nos entusiasma compartir con ustedes porque English Fall Camp UBB es una experiencia exitosa, y es así como muchos de nuestros actuales estudiantes optaron por estudiar nuestra carrera a partir de su positiva vivencia en este campamento”, expresó la académica Sandra Molina.

La académica Molina Castillo comentó que la actividad también permite a los actuales estudiantes de la carrera confirmar que la vocación docente es dinámica y cautivante, y al mismo tiempo, la jornada puede incidir en los estudiantes de enseñanza media que también evalúan dedicarse a la pedagogía. “Lo que estamos haciendo es algo que tiene pleno sentido, funciona y es muy útil para los jóvenes de la enseñanza media así como para nuestros estudiantes universitarios”, aseveró la directora de escuela.

Durante la jornada, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, valoró el desarrollo de English Fall Camp UBB, en atención a que se posiciona como un espacio de vinculación y colaboración efectiva entre académicos y estudiantes de la UBB y escolares del sistema educacional de Ñuble.

“El trabajo y la participación de los estudiantes es muy importante, tiene un impacto mucho mayor porque los conecta con el sistema escolar. Ustedes provienen de colegios de todo Ñuble y nos interesa que la Universidad esté presente y se vincule activamente con el sistema escolar en su conjunto, para que los jóvenes de los colegios conozcan a través de la práctica del idioma inglés, la posibilidad de ingresar a la carrera de Pedagogía en Inglés, y de conocer otros mundos y culturas. De verdad que nos agrada mucho ver colmada nuestra Facultad de Educación y Humanidades, por jóvenes que vienen a conocernos y a aprender más, a vincularse con quienes pueden ser sus futuros compañeros y profesores”, aseveró el decano Reyes Coca.




Estudiantes de primer año de pedagogías de la UBB rindieron Prueba de Diagnóstico Inicial enmarcada en sistema de desarrollo profesional docente

Estudiantes de primer año de las 8 carreras de pedagogía de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío, rindieron la Prueba de Diagnóstico Inicial, prevista en el marco de la Ley 20.903 referida al “Sistema de desarrollo profesional docente”.

La Vicerrectoría Académica, a través del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, junto con la Facultad de Educación y Humanidades, coordinaron el trabajo de aplicación de la prueba según comentó el jefe del Departamento de Pregrado Dr. Álvaro González Concha.

“Un total de 424 estudiantes respondieron los tres instrumentos que considera esta evaluación. La aplicación estuvo a cargo de los(as) directores(as) de escuela de las carreras de pedagogía. Los estudiantes de pedagogía deben rendir la prueba durante el primer año de su formación. Posteriormente, al egresar también deben cumplir con la evaluación como requisito para obtener su título profesional”, ilustró el académico.

El Dr. Álvaro González explicó que la Universidad del Bío-Bío, junto con la Universidad de Antofagasta, Universidad de Playa Ancha, Universidad de La Frontera, y la Universidad de Los Lagos, en el contexto de la Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica, acordaron elaborar y aplicar conjuntamente los mismos instrumentos evaluadores, que en términos genéricos miden los estándares pedagógicos y disciplinarios definidos por el Ministerio de Educación.

Es así como la Universidad encomendó a los académicos del Departamento de Ciencias de la Educación, Dr. Pedro Sandoval Rubilar, Ana Carolina Maldonado Fuentes y Francisco Rodríguez Alveal, trabajar junto a los especialistas de las demás universidades en la elaboración de los instrumentos.

En este proceso, la UBB será la encargada de administrar y analizar los resultados de la prueba tomada en modalidad online, en tanto que la Universidad de Playa Ancha analizará las evaluaciones de formato escrito.

Una vez que se conozcan los resultados de la evaluación, que ante todo poseen un carácter referencial y formativo para los propios estudiantes, la Facultad de Educación y Humanidades deberá elaborar planes de mejoramiento orientados a aquellos estudiantes que hubiesen alcanzado un nivel de resultados “descendidos”.

Dichos planes deberán ser validados previamente por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, CPEIP, del Ministerio de Educación.

Según explicó el Dr. Álvaro González, el cumplimiento en la aplicación de esta prueba de diagnóstico, se vincula directamente con el proceso de acreditación de la carrera, así como con la acreditación institucional.

La Facultad de Educación y Humanidades contempla las carreras de Pedagogía en Castellano y Comunicación; Pedagogía en Educación Matemática; Pedagogía en Historia; Pedagogía en Ciencias Naturales mención Biología, Física o Química; Pedagogía en Inglés; Pedagogía en Educación Parvularia; Pedagogía en Educación Física, y Pedagogía en Educación General Básica.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, explicó que tal como indica su nombre, la prueba constituye un diagnóstico, donde se busca reconocer habilidades de los estudiantes, sus percepciones y opiniones sobre la profesión docente, o bien pesquisar los talentos que puedan poseer.

“La Ley 20.903 sobre el Sistema de desarrollo profesional docente, concibe que la carrera comienza al momento que los estudiantes ingresan a las escuelas de pedagogía, y no cuando egresan, de manera que las Universidades tenemos una gran responsabilidad. La Prueba nos está dando una plataforma para mejorar la calidad de la formación, porque si detectamos algunas debilidades o falencias, tenemos que elaborar planes de mejoramiento, enfatizando en aquellas áreas donde los estudiantes presenten algunos déficit”, describió el decano.

El decano Reyes Coca enfatizó que el objetivo final es asegurar la calidad de los profesores que se forman en la UBB, y para ello los procesos deben dar cuenta de calidad. “Al cuarto año de formación se realiza la Prueba Diagnóstica Final que deberá aplicar el Ministerio de Educación. Esta última prueba viene a reemplazar de algún modo a la prueba Inicia, que era de corte voluntario”, concluyó el decano de la Facultad de Educación y Humanidades.