Escuela de Ingeniería Comercial releva en seminario la importancia del Marketing Digital

Para dar a conocer a la comunidad las nuevas herramientas y tendencias del marketing, con ejemplo de empresas consolidadas, la Escuela de Ingeniería Comercial de la Facultad de Ciencias Empresariales (Face) de la Universidad del Bío-Bío organizó, a través de académicos y alumnos de segundo año de carrera, el XII Seminario de Marketing Digital: “Un click hacia el futuro del marketing”.

El decano de la Face, Benito Umaña, además de entregar el saludo de bienvenida, destacó y agradeció el trabajo de profesores y estudiantes, así como de los expositores.

Comenzando las ponencias, el publicista y socio fundador de la Agencia de Marketing Digital Adity, Nicolás Barrios, expuso las proyecciones y beneficios del marketing digital en el futuro. “Nos dimos cuenta que el mundo está cambiando, que cada día aparecen cosas nuevas y obviamente tenemos que ir adaptándonos a ello. El marketing digital permite segmentar mucho más a los clientes, y si conozco sus intereses seré mucho más efectivo”, sostuvo el profesional.

Instaurando el sello local, el periodista y editor general del diario La Discusión de Chillán, Pedro Vicario, comentó cómo el medio de comunicación fue integrando las nuevas tecnologías al diario, logrando destacados resultados, sobre todo en las redes sociales. “Tenemos nuevos lectores, ya no estaba solamente el lector informado de 50 años, y por lo mismo se tuvo que pensar en tener más movimiento a nivel digital, noticias con distinto enfoque, más videos y galerías de fotos, con lo que llegamos a convertirnos en líderes a nivel local en lo referente a tráfico web”, explicó el editor del diario creado en 1870.

Para dar término al seminario, se presentó la psicóloga y administradora del Centro Médico MedSalud, Denisse Riquelme, con “Las estratégicas de marketing digital para Pymes, los beneficios del marketing de resultados”.

 




Elizabeth Lira reflexionó en la UBB sobre la realidad nacional en materia de derechos humanos

Derechos humanos hoy se denominó la conferencia que dictó la psicóloga y Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2017, Elizabeth Lira, en las sedes Chillán y Concepción, en el marco del aniversario de la Escuela de Trabajo Social de nuestra casa de estudios.

La directora del Departamento de Ciencias Sociales y Premio Regional en esa disciplina, Julia Fawaz, agradeció la presencia de la académica en nuestra Universidad destacando su trayectoria académica, reconocida por su calidad y compromiso en los sus diversos temas de estudio como la ética y los derechos humanos.

Ante académicos y estudiantes que llenaron los auditorios Miguel Jiménez Cortés, en Chillán, y del Citec, en Concepción, Elizabeth Lira recordó, entre otros temas, sus años en la Vicaria de la Solidaridad en la capital penquista donde comenzó a colaborar con organismos de derechos humanos durante la dictadura.

En Chile, afirmó, entraron en choque dos visiones que existían en el país, una que colocaba como algo abominable la reforma agraria, la organización de los campesinos, el área de propiedad social y todos los proyectos políticos de cambio y otra, de gente que pensó que se debía recuperar el control del país, poner orden. Eso significó tener personas presas.

La académica sostuvo una reunión con el rector Héctor Gaete y firmó el libro de visitas de nuestra casa de estudios.

Tras recordar algunos aspectos de la reforma agraria y casos emblemáticos de violación a los derechos humanos en el país, la académica sostuvo que en Chile lo que hubo fue una represión muy selectiva, porque eran personas conocidas y públicas. “Si uno estudia el Informe Retting, el 30 por ciento de las personas desaparecidas provienen del campo, la mayor parte de los que están allí eran dirigentes sociales, sindicales o políticos en las ciudades y de grandes organizaciones”, expresó.

Asimismo, enfatizó que la sociedad chilena tiene una deuda de reconciliación con una parte de la sociedad que sufrió mucho a causa de sus compromisos políticos y proyectos sociales. “Hay mil 628 procesos abiertos y los jueces de la Corte Suprema decidieron reabrir los casos, eso toma bastante tiempo, pues hay que investigar y dar con el paradero de los desaparecidos. Al año se cierran 55 casos, es un proceso lento, donde se sentencia a personas mayores después de muchos años y eso da garantía que se han podido establecer los hechos, enfrentar a las víctimas, identificar en muchos casos el paradero de esas víctimas y recibir sanción judicial, que es la única que permite validar que la denuncia de los hechos que se hizo en dictadura era verídica”.

Durante su reflexión, Elizabeth Lira afirmó que en dictadura uno de los atentados más grave fue introducir el pago de la educación en todos los niveles. “Con ello se reinstala una forma de educación clasista y segregadora, eso es mucho más decisivo para el conjunto de la sociedad que las propias violaciones a los derechos humanos”, manifestó.

En materia de recuperar la memoria colectiva señaló que los académicos tienen un gran desafío por delante. “Hay investigaciones, pero nos falta mucho por investigar porque tenemos que ligar la historia anterior con lo que pasa ahora, de otra manera el país no se entiende.  Es necesario hacer un reconocimiento de las raíces de determinados procesos y cómo terminaron la reforma agraria, las reformas laborales; por qué ha costado tanto hacer una reforma constitucional en el país”.

Pienso, reconoció, hasta donde tanta represión nos hizo prudentes en el sentido de pensar: ´yo no estoy dispuesto a arriesgar la vida de nuevo’ . Si preocuparse por la sociedad implica arriesgar la vida, la mayor parte de la gente dirá: ´bueno yo para que me meto, mejor me preocupo de mis cosas. No quiero saber porque el costo es demasiado alto y el resultado es muy precario´, ejemplificó. “Eso se refleja en que la gente no quiere votar, no le importa lo que ocurre en el país y hay un tema que me preocupa enormemente. es que la noción de responsabilidad está muy debilitada hasta tal punto que parece terriblemente revolucionario el que uno tenga un planteamiento ecologista”, indicó.

 

 

 




Más de cien competidores participaron del campeonato nacional de la rama de andinismo UBB

La Rama de Andinismo de la Universidad del Bío-Bío (Raubb) realizó el segundo Campeonato Abierto de Boulder a nivel nacional, el cual congregó a más de cien deportistas de Santiago a Puerto Montt, los que compitieron en tres categorías, novicios, avanzado y experto, en el muro que está ubicado en el gimnasio del campus Concepción.

Al respecto El presidente de Rama de Andinismo y estudiante de la carrera de Ingeniería en Construcción, Nicolás Saravia, comentó que la experiencia de realizar este campeonato fue ardua pero gratificante, “el Boulder es una modalidad de escalada que no requiere cuerdas de seguridad para su realización, sino que como método de seguridad se usan colchonetas. CAbe señalar que en la Universidad contamos con el muro de escalada más grande del sur del país, que es de doce metros de ancho y cinco de alto, con diversos grados de inclinación y dificultad, las cuales debieron sortear los deportistas, para llegar a la meta”, explicó.

Las categorías en las cuales se compitió fue en novicios damas-varones, avanzado damas-varones y experto nivel damas-varones. Donde los participantes acumularon puntaje según las rutas de ascenso escogidas y sus grados de dificultad.

El Presidente de Raubb señaló además que el muro de escalada funciona de forma gratuita y abierto a toda la comunidad, ya que es parte de un proyecto que se adjudicaron con fondos del Instituto Nacional del Deporte y recursos de la Universidad.




La Facultad de Ciencias Empresariales entregó certificación en ERP-SAP a 270 estudiantes

La Faculta de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, hizo entrega de certificados a  270 estudiantes de los campus Concepción y Chillán que este año cursaron las asignaturas asociadas a los sistemas empresariales ERP-SAP, de las carreras de Ingeniería comercial, Contador Público y Auditor, Ingeniería Civil Informática, Ingeniería Civil Industrial y finalmente del programa de Magister en Gestión de Empresas.  Iniciativa que instauró la Facultad hace tres años.  

Al respecto el decano de la Facultad, Benito Umaña, expresó que, “este es un tema que entendemos transversal a nivel institucional, hay muchas oportunidades en torno a este tema, esto es asociativo, agradezco además el trabajo de la académica Elizabeth Grandón por haber liderado esta temática que no sólo es para la Universidad sino que además es una oportunidad para la Región, es un tema de atracción y retención de capital humano, por lo cual necesitamos el trabajo de todos para continuar el trabajo en esta línea”.

En la ocasión estuvo presente seremi de Hacienda, Juan Antonio Señor, y dictó la charla principal el académico de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Jimmy Armas, que tituló “Business Analytics: una revolución para las empresas inteligentes”. 

La directora del Grupo de Investigación en Sistema y Tecnologías de Información (SI/TI) de la Universidad, que lideradó la iniciativa SAP, Elizabeth Grandón, explicó que esta actividad está enfocada en los estudiantes que cursaron talleres de Sistemas de Procesos Integrados I y II,  tanto de pregrado como de los programas especiales de continuación de estudios, más asignaturas de procesos de negocio que son para estudiantes de Magíster, “esto básicamente se debe porque son las empresas las que están requiriendo estos conocimientos y nosotros somos pioneros, líderes en la Región y a nivel nacional, en temas de enseñanza de sistemas empresariales y SAP, no sólo lo que es la docencia, sino porque hacemos investigación y tenemos un fuerte vínculo con las empresas. Además ya estamos escalando en una segunda esta de desarrollo en esta línea que nos potenciará aún más”, sentenció.    

El académico de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Jimmy Armas, manifestó que “es relevante que estén presentes los directivos de la Universidad apoyando esta nueva tendencia a nivel mundial. Además queda esa tarea de concretar el centro de innovación donde los alumnos desarrollan sus habilidades, no sólo a nivel de competencias generales, sino que también específicas que forman parte del perfil profesional de todos”.

Jimmy Armas dictó además un curso de certificación del simulador de negocios de SAP (ERPsim), a seis profesores de la Facultad de Ciencias Empresariales y a uno de la Universidad Católica del Norte, que imparten las asignaturas de asociadas a SAP, certificación otorgada por HEC de Montreal en Canadá y que los habilita a incorporar en sus asignaturas este juego de simulación de negocios.

Por su parte el estudiante de Ingeniería Civil en Informática, quien cursó el taller de Sistemas Empresariales II con SAP-ERP, Hernán Campos, comentó que su motivación por el software se da “porque SAP me entretiene, todo en el programa cobra sentido, es como un video, todo tiene sus mecánicas, esto sirve de mucho y tiene múltiples utilidades que al momento de entrar a una empresa nos sirven de elemento diferenciador”, precisó.

En la oportunidad se hizo entrega además de un reconocimiento por el apoyo a las actividades académicas en torno a SAP a la ingeniero civil informática, fundadora y directora de Amun, Macarena Barrera, empresa prestadora de servicios de consultoría, desarrollo y soporte informático para distintas plataformas y ambientes,  agradeció el reconocimiento, “soy antigua estudiante de la Universidad, y para mí es sumamente relevante ser parte de este programa facilitando la comunicación entre la Universidad y empresas. Actualmente contamos con alumnos tesistas, otros que han realizado sus prácticas, entre otras acciones, creo que esta es una de la mejor oportunidad que pueden tener, ya que los incorporar directamente al mercado laboral y les abre la posibilidad de tener las mejores prácticas”, precisó.

En la actividad además se entregó un reconocimiento a las empresas que constantemente han prestado su apoyo a la iniciativa SAP de la Facultad, recibiendo alumnos de práctica, tesistas y egresados. Las cuales fueron Coca-Cola Embonor y Horizonte Sur Consultores.

 




Proyecto hábitat sustentable UBB deja capacidades instaladas para seguir aportando al desarrollo del país

“Este es un proyecto emblemático para la Universidad”, así calificó el vicerrector Académico de la Universidad del Bío-Bío, Aldo Ballerini, la iniciativa liderada por nuestra institución, la que contó con el apoyo del Ministerio de Educación, denominada Explotación de conocimientos e innovación de clase mundial en biomateriales y eficiencia energética para un hábitat sustentable, y que tuvo como propósito aumentar significativamente la innovación basada en la producción científica de la universidad con el objetivo de lograr su competitividad a nivel nacional e internacional.

El Vicerrector comentó que la investigación asociada a las ciencias fue uno de los aspectos que se potenciaron desde la creación del proyecto. “Hoy los procesos de acreditación demuestran que lo hemos logrado”, afirmó. Agregó que el proyecto también fue un aporte importante en la consolidación y fortalecimiento de los planes de posgrado, y también fueron una contribución para estudiantes de pregrado. “El convenio de desempeño CDInES nos ha permitido involucrarnos con nuestro territorio”, expresó Aldo Ballerini.

Por su parte, el jefe del Departamento de Financiamiento Institucional del Mineduc, Martín Centeno Rogers, expresó su gratitud a la Universidad del Bío-Bío por ser parte del aporte regional en materias de innovación e investigación en desarrollo de la docencia, identificando como un factor clave la creación de indicadores y el avance en materias como la vinculación con el medio.  “Este proyecto para nosotros es muy relevante, porque siempre estuvo pensado en resultados que tuvieran un impacto social”, señaló.

El representante del Mineduc destacó la reciente creación de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la UBB como necesaria para fortalecer los procesos y avances en temas de innovación científica llevada a cabo al alero del proyecto CDInES.

La actividad realizada el 27 de noviembre, en el Aula Magna de la sede Concepción, contó con la presencia del rector Héctor Gaete, autoridades regionales, directivos universitarios y representantes de empresas, del sector público y de la comunidad universitaria, quienes fueron parte de un panel academia-empresa que permitió reflexionar acerca de los aportes, importancia y desafíos de este proyecto.

Desde septiembre de 2013, fecha en la que la Universidad del Bío-Bío se adjudicó el Convenio de Desempeño, CDInES, se consolidó como un pilar en materias de transferencia tecnológica, innovación e investigación científica instancia asociadas a la tercera misión universitaria.

Dicho convenio instaló una serie de desafíos para la universidad. Uno de los más importantes fue desarrollar una cultura de innovación en toda la casa de estudios y lograr resultados positivos en áreas donde la UBB impregna su sello en fortalezas científicas y de potencial transferencia.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación y director de este proyecto, Dr. Mario Ramos, fue quien dio a conocer los principales resultados logrados en esta iniciativa, destacando un modelo de innovación, la alianza estratégica con instituciones nacionales e internacionales, una amplia participación de académicos y estudiantes de diversas disciplinas dispuestos a desarrollar ideas y proyectos en el ámbito del hábitat sustentable, entendidas como una problemática mundial.

Alta inversión, impacto y resultados

El proyecto consideró una inversión de más de 2 mil 200 millones de pesos para un periodo de 3 años, prorrogable a 4, y acciones que permitieron superar brechas y alcanzar resultados notables de transferencia e innovación.

En cuatro años de proyecto, se destinaron más de 700 millones en obras, 400 millones en equipamiento científico y más de mil 400 millones en recursos humanos especializados en gestión de innovación y de apoyo a la investigación, entre profesionales, posdoctorados y personal técnico.

En septiembre de 2013, indicó el Dr. Ramos, dimos inicio al Convenio de Desempeño de Innovación basada en ciencia, que nos planteó el desafío de instalar una cultura de innovación en toda la UBB y obtener resultados notables en algún foco donde la Universidad tuviera fortalezas científicas. Los ejes temáticos estuvieron en cuatro ámbitos: construcción sustentable, maderas, biomateriales y ciudad, involucrando a dos facultades, más de 120 académicos, 6 carreras, 3 magíster y dos doctorados.

El proyecto levantó nuevos instrumentos como: proyectos de innovación y prototipado, contratos de investigación para formación estudiantes de posgrado (CIFE). atracción de posdoctorados, programa de Estudiantes para Innovar (EPI).

Esto permitió también el diseño del Centro de Innovación, el Pabellón de innovación, una apuesta por la creación de una Vicerrectoría de Investigación y Postgrado que consolidara e integrara la institucionalidad. Ayudó también, a la formulación del proyecto Ingeniería 2030 con las universidades de La Frontera y de Talca.

Otras iniciativas relevantes son el apoyo en la formación del Centro de Productividad y Construcción Sustentable, centro tecnológico de Corfo de la UBB en alianza con las universidades de Talca, Católica del Norte y Pontificia Universidad Católica de Chile, Masisa y otras empresas. La solicitud de patentes se elevó considerablemente pasando de 10 el 2013 a más de 25 el 2016.  Respecto a los montos apalancados por distintas fuentes en proyectos relevantes, esta supera los 7 mil 500 millones de pesos, principalmente en inversión física.

Los estudiantes han sido también actores distinguidos en esta iniciativa, destacándose su participación en Fondef VIU, empresas creadas y tesis emprendedoras, con 34 proyectos VIU entre el 2013 y el 2016.

El Dr. Ramos, en su evaluación y balance de lo que ha significado esta experiencia enfatizó en hacer de la ciencia un factor de cambio. “Debemos transferir ese conocimiento al servicio del desarrollo humano y social, esa es la tarea”. La innovación, dijo, es para resolver problemas y si es innovación de base científica, esa es tarea de la Universidad.

Panel academia – empresa

La actividad finalizó con un panel con participación de empresarios y académicos, quienes dialogaron acerca de la experiencia vivida en este tiempo y sus aportes. Destacando la riqueza de esta vinculación entre la academia y la empresa, la necesidad de seguir trabajando juntos y consolidar lo avanzado.

Participaron de este panel los académicos de la Universidad del Bío-Bío, doctores Ariel Bobadilla, del área de construcción sustentable; William Gacitúa, del área biomateriales; y Sergio Baeriswyl, del área ciudad. En representación de las empresas y organismos públicos, en tanto, intervinieron el subgerente de Desarrollo de Aserraderos y Remanufactura de CMPC, José Pablo Jordán; el gerente de Valor Agregado y Tecnologías de Procesos de Masisa S.A., Esteban Ramírez; y la jefa de la Unidad de Proyectos Habitacionales del Servicio de Vivienda y Urbanismo, Fabiola Godoy. El panel fie moderado por la Dra. Maureen Trebilcock.

 Socios estratégicos

 Esta iniciativa contó con la colaboración de socios nacionales, como el Centro de Investigación en Polímeros Avanzados, la Corporación Chilena de la Madera, el Instituto Forestal, el Instituto de la Construcción, las municipalidades de Concepción, Talcahuano y San Pedro de la Paz, Masisa, Forestal Mininco – CMPC, 3M, OXIQUIM, PymeMad, TECHO – Un Techo para Chile y los ministerios de ministerios de Vivienda y de Energía, entre otros.

Participaron también las universidades de Laval, Canadá; Washington State University, Estados Unidos y de Bordeux Francia a través de un consorcio internacional conformado por la Universidad del Bío-Bío.

Más información en:




Estudiantes de Pedagogía en Inglés UBB exponen en prestigiosa conferencia TESOL en New York y Columbus

Los estudiantes de Pedagogía en Inglés, Belén Ojeda Bernal y Cristóbal Sepúlveda Toledo, participaron en la 47ª Conferencia Teaching English to Speakers of Other Languages (TESOL), realizada en Long Island, New York. Las académicas del Departamento de Artes y Letras, Florencia Casanova Luna y Elizabeth Quintrileo Llancao, orientaron a los jóvenes sobre cómo participar en el encuentro y les acompañaron durante el periplo.

La estudiante de quinto año, Belén Ojeda Bernal expuso la conferencia denominada “Mejorando la pronunciación y la motivación utilizando películas en una sala de clases chilena”, que corresponde a su trabajo de investigación conducente al título de profesora de Pedagogía en Inglés en la UBB.

“El propósito que se persigue con la investigación es mejorar la pronunciación de cuatro fonemas del idioma inglés, y para ello se ideó dos módulos, uno basado en clips de películas y otro en enseñanza tradicional del inglés. Los módulos fueron aplicados en mi práctica profesional realizada en el Colegio San Vicente de Chillán. Previamente realicé un pre test, luego desarrollé los módulos y posteriormente formulé un post test y una encuesta. Los jóvenes que utilizaron los módulos de películas evidenciaron una mejora significativa en la pronunciación de los fonemas, respecto de quienes utilizaron el módulo tradicional y también mostraron más motivación”, explicó la estudiante.

Belén Ojeda señaló que adquirió una vivencia enriquecedora pues su investigación concitó el interés genuino de otros académicos, profesionales y estudiantes de diversos países concurrentes, lo que le permitió recoger sus aportes, opiniones y orientaciones. “Hubo un académico chino que se sintió muy identificado con mi trabajo, porque él empleó la misma estrategia como forma de enseñanza cuando era más joven, es decir, recurrió a películas en inglés”, compartió la estudiante.

En tanto, Cristóbal Sepúlveda Toledo, estudiante de tercer año de Pedagogía en Inglés, tuvo una doble experiencia, pues expuso tanto en la conferencia de New York como en Columbus, Ohio. Cristóbal es ingeniero informático y desde su ingreso a Pedagogía en Inglés tuvo la idea de combinar sus dos grandes pasiones, la informática y el inglés. Su ponencia se refirió a “Videojuegos en la enseñanza del inglés como segunda lengua”.

“Mi trabajo consistió en recrear virtualmente toda la Universidad del Bío-Bío en un videojuego. Incluí a todos mis docentes y compañeros, los espacios y el ambiente. La idea es que el jugador adopte el rol de un alumno de primer año. Tiene que asistir a las distintas clases, igual que en la vida real, debe aprobar los ramos y se va a encontrar con todos los docentes. Se pueden practicar diversas áreas como gramática o fonética, por mencionar ejemplos, y en el caso de la clase de fonética, el profesor pide repetir ciertas palabras tal como en la clase real. El videojuego analiza la pronunciación y otorga un puntaje; así se puede mejorar el nivel de pronunciación. Es un proyecto muy ambicioso porque quiero incluir todos los contenidos de la carrera”, aseveró.

Cristóbal indicó que el videojuego es útil para enseñar tanto el inglés como el español, y tuvo la posibilidad de probarlo con estudiantes norteamericanos que lo valoraron positivamente.

Igualmente, el estudiante UBB puso hincapié en la experiencia adquirida, pues en su caso jamás había visitado Estados Unidos, por lo que pudo comprobar la dinámica de una cultura y mentalidad diferente y estimulante. “Después de la conferencia muchos se acercaron muy interesados para preguntarme cómo podían ayudarme con el proyecto, o dando consejos u ofreciendo contactos para colaborar”, aseguró.

Este último punto sorprendió tanto a Cristóbal Sepúlveda como a Belén Ojeda, pues advirtieron un interés real por aportar a los trabajos o investigaciones que desarrollan otras personas. “Es una cultura distinta y las personas buscan colaborar unas con otras. Sentimos que las personas creían efectivamente en nuestro trabajo”, señalaron los jóvenes.

La académica Florencia Casanova Luna precisó que si bien ella gestionó y orientó a Cristóbal como a Belén, fue la académica Elizabeth Quintrileo, quien realiza una estadía postdoctoral en Arizona, la que incentivó originalmente a los jóvenes de Pedagogía en Inglés para que se atrevieran a concurrir a conferencias y compartieran sus investigaciones.

“Aquí ha habido un trabajo colaborativo porque sin el apoyo de diversas instancias nuestros estudiantes no podrían haber concurrido a estas conferencias donde dejaron muy bien puesto el nombre de la Universidad del Bío-Bío. Debemos destacar el aporte de la Vicerrectoría Académica, la Decanatura de la Facultad de Educación y Humanidades, la Dirección de Desarrollo Estudiantil, la Escuela de Pedagogía en Inglés y el Programa de Español para Extranjeros”, detalló la académica Florencia Casanova.

La académica del Departamento de Artes y Letras relevó que por medio de estas actividades los estudiantes suman una experiencia extraordinaria puesto que expanden su horizonte y sus aspiraciones de desarrollo profesional y académico.