Gala folclórica deleitó a público penquista

 

En el marco del septuagésimo segundo aniversario de la Universidad del Bío-Bío, se realizó la Gala Folclórica que dio inicio a la “XIX Temporada de cantos y danzas del Biobío” organizado por la Dirección de Extensión y su área de Grupos Artísticos, que reunirá mensualmente a los más destacados conjuntos de aplicación folclórica escolares, institucionales, laborales y universitarios de la Región del Biobío.

Al respecto el director de Extensión, Leonardo Seguel, manifestó que la Universidad del Bío-Bío tiene ese compromiso de mantener la cultura de nuestros territorios, país y latinoamérica, “por tanto es un honor que esta actividad sea parte de nuestro aniversario e instamos a los asistentes que nos sigan acompañando en todas nuestras otras actividades de la Universidad y que como Dirección estamos organizando”.

En tanto el coordinador del Área de Grupos Artísticos, Héctor Campos, comentó que esta iniciativa se ha sostenido por 18 años en los cuales se ha mostrado a la comunidad penquista los cantos y danzas de raíz folclórica chilena, “esta actividad en su décima novena versión cuenta con la colaboración del Conjunto de cantos y danzas tradicionales, que cumple 35 años de trayectoria. Destacar además que esta actividad de la Dirección de Extensión es una de las más longevas a nivel nacional, y es la única temporada permanente que los conjuntos folclóricos de la Región tienen para mostrar y compartir su trabajo”, detalló.

En la oportunidad se presentó el “Conjunto de Cantos y Danzas tradicionales” de la Universidad del Bío-Bío quienes interpretaron “Fiesta en el norte” y “Rapanui ancestral”, dirigidos por la directora Ivette Salazar, y además la academia de danzas Folclóricas “Criollitos del sur”, de Talcahuano, quienes interpretaron “Arauco, Tierra indómita”, cuyo director es Fernando Daza.

La directora del Conjunto UBB, Ivette Salazar, agradeció la iniciativa y que el inicio de la XIX temporada sea parte del aniversario institucional, “pues estas instancias permiten fomentar el folclore dentro de la Región y sobre todo para la comunidad aledaña a la Universidad que muchas veces no tiene la posibilidad de ir a este tipo de actividades, pues están alejados del centro de Concepción, por tanto para ellos lo agradecen. Además nosotros damos a conocer el trabajo que hacemos durante todo el año, hoy iniciamos y no nos detenemos hasta enero próximo”. Cabe destacar que el Conjunto UBB está compuesto por 26 integrantes entre bailarines y músicos, del cual son parte estudiantes, egresados, funcionarios y publico en general.

Por su parte, el director, Fernando Daza, valoró la invitación de poder mostrar el trabajo que como agrupación realizan, el cual está compuesto por veinte jóvenes entre estudiantes de enseñanza media y universitarios. “El año pasado nosotros estuvimos participando con un cuadro artístico sobre La Patagonia, y en esta oportunidad quisimos hacer algo más propio y mostrar la fortaleza de las personas de la región de ahí que denomináramos a nuestra muestra Arauco, tierra indómita, por tanto estamos contentos de poder venir a mostrar nuestro trabajo”.




Estudiantes identificaron aspectos positivos en histórica población de San Carlos

Estudiantes de tercer año de la Escuela de Trabajo Social sede Chillán realizaron una intervención comunitaria en la Población 11 de septiembre, una de las zonas históricas de la comuna de San Carlos. La actividad se enmarcó en la asignatura Intervención Social, Territorial y Comunitaria I, y consistió en identificar aspectos positivos de la población según los relatos de los vecinos.

La intervención se dio en ayuda a la Fundación Deportiva, Social y Cultural San Carlos de Itihue junto a la Comunidad Nuevo Sendero, quienes desarrollan el proyecto “Mujeres, Niños y Adolescentes, queriendo y mejorando nuestro Barrio 11 de septiembre, San Carlos”, adjudicado en 2018 con fondos del Ministerio de Desarrollo Social.

El trabajo de los estudiantes, guiados por la académica Patricia Márquez Canales, consistió en realizar un taller donde identificaron, a través del testimonio de vecinos, los aspectos positivos de su territorio, información que plasmaron en posters mostrados a la comunidad universitaria en el campus La Castilla.

La docente Patricia Márquez sostuvo que los alumnos lograron conectarse con la comunidad, y a ser “un aporte a un proyecto que no quedará sólo en un trabajo para recibir una nota, sino que quedará como un bien para la población. Además, sentí mucho profesionalismo por parte de los jóvenes”, destacó.

Por su parte, la coordinadora técnica y financiera del proyecto, Jazmín Palma Pérez, agradeció la colaboración de los estudiantes de Trabajo Social en el aspecto de la valoración del entorno social. “Todo se realizó bien, fue linda la experiencia del taller ya que llegaron con toda la metodología establecida y tuvieron la capacidad de comunicarse muy bien con los vecinos”, comentó Márquez, quien reflexionó sobre la importancia que tiene el que los futuros profesionales se vean inmersos en experiencias de actividades en terreno.

Estudiantes

Los estudiantes se mostraron orgullosos de sus respectivos trabajos, y a su vez se mostraron conscientes del aporte que significó su participación en una comunidad luchadora y donde la ayuda muchas veces la obtienen a través de demandas.

“Me parece excelente que nos den estas instancias para acercarnos a la comunidad, hay que adecuarse a todos los espacios, y la vinculación con el medio que hace la Universidad es muy buena”, explicó la estudiante Valentina Flores Zúñiga. Respecto a la experiencia, Valentina sostuvo que al comienzo fue un poco distante pero que mejoró rápidamente.

“El compañerismo y la unión son algunos de los aspectos positivos que identificamos. Están acostumbrados a que los estigmaticen, que los traten de delincuentes y todo eso, pero ellos comentaban que cuando a alguien se le quema la casa, por ejemplo, todos ayudan”, manifestó la estudiante Muriel Muñoz Ibáñez.

Las jóvenes comentaron que compartieron con los vecinos luego de terminar el taller, donde se destacó el esfuerzo de una de las pobladoras a modo de reconocimiento, “y ahí nos quebramos un poco porque era impresionante el cariño que se notaba entre los vecinos”.




Positiva jornada de análisis del proceso de acreditación institucional

Con el objetivo de participar en una jornada de análisis del proceso de acreditación institucional, el lunes 15 de abril estuvieron en la sede Concepción el ex rector Sergio Bravo y la directora general de Aseguramiento de Calidad de la Universidad de La Frontera, UFRO, Martha Ramírez.

Por Dagoberto Pérez U. y Mariana Gutiérrez V. 

La visita se inició con un saludo protocolar con el rector de nuestra casa de estudios Mauricio Cataldo, el prorrector Fernando Toledo, el vicerrector académico Peter Backhouse, la vicerrectora de Investigación y Postgrado, Gipsy Tabilo, la directora general de Planificación y Estudios Ana María Barra y la jefa de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad Patricia Letelier. Posteriormente, en la mañana, se reunieron con el consejo asesor de Rectoría y el consejo asesor ampliado. Durante la tarde, en tanto, se llevó a cabo un encuentro abierto con directivos, académicos, funcionarios administrativos y estudiantes de posgrado, liderado por la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado.

La directora general de Planificación y Estudios señaló que la invitación a los representantes de la UFRO surgió de la Rectoría, en consideración al positivo resultado del último proceso de acreditación institucional del plantel, en el que fue acreditado por seis años en todas las áreas. La forma en que llevaron adelante el proceso puede servir de referencia a la UBB, indicó la directora, quien valoró la generosidad y transparencia con que compartieron la experiencia y los antecedentes de la acreditación institucional de la Universidad de La Frontera.

Ana María Barra indicó que la mirada aportada por el ex rector Bravo y la directora general de aseguramiento de la calidad fueron muy positivas. Nos insistieron en la necesidad que la comunidad universitaria conozca los datos más relevantes de las distintas áreas de acreditación, tales como las tasas de retención, matrícula, programas y acreditación de posgrados, entre otros. Recalcaron también la importancia de contar con evidencia que respalde los avances y mejoras comprometidos. Ante cada desafío asumido, debemos comprobar qué y cómo se hizo, precisó.

Al saludar a los asistentes a la reunión de la tarde, el rector Mauricio Cataldo reiteró el objetivo de acreditar el posgrado y agradeció el apoyo de Sergio Bravo y Martha Ramírez. No cabe duda que podemos aprender mucho de ese proceso de acreditación que ellos tuvieron recientemente, expresó.

En tanto, el ex rector de la UFRO, junto con agradecer la invitación, destacó la trayectoria que tienen ambas instituciones, tanto por trabajos mancomunados como por un perfil muy similar, como es ser estatal y pública. Resaltó asimismo la relevancia del proceso de acreditación, manifestando que no da lo mismo para un estudiante salir de una universidad acreditada que de una que no lo es. Y añadió: “Esto (la acreditación) no se logra de la noche a la mañana. Esto involucra a toda la comunidad universitaria, no es una acción de un rector. Una buena acreditación o una mala acreditación nos afecta a todos por igual, por lo tanto, todos debemos sumarnos”,

Bravo relató la historia de la Universidad de la Frontera en torno a la acreditación, que se remonta al año 2000. En 2004 y 2008 se acreditaron exitosamente, pero el de 2013 fue un proceso más complicado y, fruto de un relajo, estuvieron a punto de no acreditar. “Salvamos los cinco años en las cinco áreas, pero resultó un proceso tenso. La academia debe ser humilde, jamás soberbia”, dijo. Agregó que el aprendizaje que se saca de estas evaluaciones son los procesos más que los resultados.

Por su parte, la directora general de Aseguramiento de la Calidad de la Universidad de La Frontera, detalló los diversos pasos que vivieron, en distinto períodos, para lograr acreditar de manera exitosa.

 




En cena estudiantil UBB reconoció a alumnas y alumnos destacados en 72° aniversario

La actividad de reconocimiento y camaradería se realizó en el Salón Claudio Arrau del Gran Hotel Isabel Riquelme y congregó a autoridades regionales, universitarias, estudiantes y académicas y académicos.

El Rector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, relevó el valor del conocimiento en la sociedad contemporánea, que prácticamente sustenta su desarrollo sobre la base de éste. En esa línea destacó el rol de los estudiantes que se forman como futuros profesionales y graduados, así como reconoció la centralidad de la labor académica.

“Como académicas y académicos debemos ser capaces de transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento que ha acumulado la Humanidad. En países como Chile, el conocimiento de transmite y genera, primordialmente, en las universidades y es fundamental para el desarrollo y el bienestar”, ilustró.

El Rector Cataldo Monsalves explicó además, que el conocimiento es producto de lógicas de trabajo colectivo y por eso puso énfasis en la necesidad que las universidades se articulen considerando esta óptica. “El país en el que estamos inmersos, en este rincón del universo, merece que las universidades trabajen en conjunto porque tenemos capacidades distintas instaladas y deben sumarse. Esta colaboración también debe darse a nivel de facultades y de departamentos, entre académicas y académicos. Sólo así sacaremos adelante a las regiones y a nuestro país”, acotó.

En la oportunidad, el Rector felicitó a los estudiantes, así como a las académicas y académicos y funcionarios administrativos.

A su vez, el prorrector Fernando Toledo Montiel, destacó que en esta oportunidad la cena consideró la participación de autoridades de la Región de Ñuble, tales como el seremi de Gobierno, Renán Cabezas Arroyo (exalumno); el director regional de Corfo, Daniel Sepúlveda (exalumno); el director regional de INJUV, Fahd Hidd Vivallos (exalumno) y el seremi del Deporte, Rodrigo Ramírez. Asimismo, se integró de manera permanente a los estudiantes de programas de postgrado y Programas Especiales de Continuidad de Estudios.

“Queremos reconocer a nuestras y nuestros estudiantes. En ustedes vemos muchos valores y virtudes que estimamos fundamentales para la construcción de una sociedad más justa y equitativa, basada en el mérito de cada persona. La Universidad del Bío-Bío, en su condición estatal, pública y birregional, representa al Estado en la Región de Ñuble. Creemos en el rol de la educación pública, laica, pluralista y tolerante, porque a partir de este espacio es posible construir un mejor Chile para todas y todos”, aseveró el prorrector.

Durante el desarrollo de la velada, se hizo presente la agrupación musical integrada por los exalumnos de Pedagogía en Educación General Básica, Fabián Mejías Muñoz y Patricio Martínez Vera, así como de Ingeniería Comercial, Diego Contreras Silva, junto a la colaboración de Jorge Gontupil Caamaño. Interpretaron temas del repertorio popular latinoamericano.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán, Evelyn Villagra Sáez, destacó que el presente aniversario encuentra a la Universidad en un pie expectante. “Este año nos encontramos en un escenario distinto a la conmemoración de años pasados. Oficialmente somos una nueva región, tenemos un nuevo gobierno universitario, con el planteamiento de una educación no sexista y el feminismo que llegó para quedarse, con mujeres que lideran una federación que ha trabajado en todos los ámbitos que hemos podido abarcar en pro del bienestar de la y los estudiantes, sin afanes partidistas ni mucho menos. Datos no menores que nos instan como universidad pública y estatal, a estar a la altura de lo que el contexto requiere de nosotras y nosotros, estudiantes, funcionarios, docentes y autoridades”, enfatizó.

Finalmente, la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Mila Toledo Varela, agradeció las palabras de emoción, afecto y reconocimiento expresadas durante la velada.

Ofició como traductor de lengua de señas el profesional de PIESDI, Javier Ibacache Ríos

Estudiantes distinguidos:

Trabajo Social, Mariluz Solange Aguayo Abarzúa

Pedagogía en Castellano y Comunicación, Cryssel Alejandra Navarrete Navarrete.

Pedagogía en Historia y Geografía, Kamilla Elizabeth Jara Miranda.

Pedagogía en Educación General Básica, Nayaret Belén Muñoz Escamilla.

Pedagogía en Inglés, Catalina de los Ángeles Navarrete Palma.

Pedagogía en Educación Parvularia, Lucía Belén Acuña Contreras.

Pedagogía en Educación Física, María Isabella Moraga Aravena

Pedagogía en Educación Matemática, Francisco Ignacio Jipoulou Sáez.

Pedagogía en Ciencias Naturales mención Biología, o Física o Química, Leonardo Salvador Díaz Leiva.

Psicología, Constanza Belén Fuentes Fuentes

Fonoudiología, Pablo Ignacio Gómez Suárez

Ingeniería en Alimentos, Lizbeth Romina Belmar San Martín.

Nutrición y Dietética, Francisca Belén Merino Troncoso.

Enfermería, Judith Estefany Valenzuela Flores

Ingeniería Comercial, Jairo Duvan Ferrada Urtubia

Ingeniería Civil en Informática, Matías Andrés Robles Díaz

Contador Público y Auditor, Constanza Angélica Lagos Figueroa.

Ingeniería en Recursos Naturales, Juan Enrique Pérez Quiroga.

Programa de Bachillerato en Ciencias, Susan Elena Roco Novoa.

Diseño Gráfico, Carolina Andrea Ramos Barra