Escuela de Arquitectura entregó diplomas de título a nueva generación de profesionales

La Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a los egresados que finalizaron con éxito sus estudios. La actividad se realizó el viernes 24 de mayo, en el Aula Magna de la sede Concepción, en el marco del quincuagésimo aniversario de la Escuela.

La ceremonia estuvo encabezada por el vicerrector Académico, Perter Backhouse Erazo; y el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende. La actividad contó con la presencia de autoridades universitarias, académicos, administrativos y estudiantes de la carrera, además de familiares de los egresados.

El director de la Escuela de Arquitectura, Jaime Jofré Muñoz, recordó los orígenes de la Escuela, y subrayó que los fundadores dejaron un legado imborrable construido bajo la base del diálogo, el respeto por la diferencia y el consenso.

La pertenencia estatal, agregó,  “nos deja a todos los que estudiamos aquí un sello indeleble de compromiso con el devenir del país, allí precisamente, en ese espacio de compromiso ético es donde debemos desplegar una labor profesional que se oriente hacia la construcción de una arquitectura que promueva el uso democrático de los espacios públicos, donde se escuchen las demandas de la sociedad y a quienes reclaman una vivienda digna, donde se practique la tolerancia hacia la diversidad sociedad y cultural para que todos, sin distinción de género, edad, etnia y nacionalidad, tengan un espacio que los acoja y una oportunidad para vivir en plenitud”.

Luego de la entrega de los diplomas de título a los egresados, se realizó la premiación a los estudiantes que destacaron por sus méritos personales y profesionales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Neftalí Vargas Rojas, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio Escuela de Arquitectura fue para Paul Giroux Bravo por haber obtenido el rendimiento promedio más alto considerando toda su trayectoria académica en la Escuela.

El Premio al Mejor Proyecto de Título lo obtuvo Iván Uribe Vivar por su proyecto titulado Edificio mixto en altura. Congestión de usos como rehabilitador urbano.

El Premio al Mejor Compañero fue para Harold Turner Medina, quien fue elegido por sus pares.

El presidente de la delegación zonal Concepción del Colegio de Arquitectos, Claudio Arce Ayub, hizo un llamado a los nuevos arquitectos a colegiarse y así fortalecer a la institución. En la ocasión, se distinguió a Neftalí Vargas Rojas con el Premio Colegio de Arquitectos, por haber obtenido el mejor rendimiento promedio en las asignaturas de taller. Asimismo, Álvaro Arcos Rivera recibió el Premio del Servicio de Asistencia Técnica del Colegio de Arquitectos, por su compromiso social.

Durante la ceremonia también se entregó el premio a los tres primeros lugares del concurso Master Plan Costanera de Talcahuano. El primer puesto fue para Diego Cárdenas Medina, mientras que el segundo y el tercero lo obtuvieron Daniela Figueroa Mendoza y Jorge Lazo Barraza, respectivamente.

Los recién titulados entregaron un obsequio a la Escuela de Arquitectura que fue recibido por Jaime Jofré; y destacaron la labor que cumplió en su formación la académica María Cecilia Poblete, distinción que se entrega por primera vez. Igualmente, se reconoció el aporte de los auxiliares Javier Hormazábal y Marco Córdova, y de la secretaria de la Escuela, Gina Gelmi.

En representación de los titulados, Gabriela León Ortega manifestó que los nuevos arquitectas y arquitectos de la Universidad del Bío-Bío, “nos llevamos de aquí nuevos conocimientos que son frutos del esfuerzo de unos excelentes guías que han dado lo mejor de sí, no solo para que seamos mejores profesionales sino para que seamos mejores personas. Ahora es tiempo de llevar a cabo el objetivo de creación de nuestra Escuela, el cual es descentralizar la enseñanza de la arquitectura formando estudiantes dentro de la realidad territorial del sur del país, con una sólida formación técnica y conscientes de la estrecha relación que debe existir entre la arquitectura y el lugar”.