Escuela de Diseño Industrial realizó encuentro con sus egresados

Encuentro en Tres Tiempos se denominó la jornada de conversación sobre diseño y experiencias laborales que organizó la Escuela de Diseño Industrial para fortalecer los vínculos con sus egresados, conocer las distintas experiencias laborales y sus ideas para el desempeño de la profesión en los próximos años.

La actividad tuvo como expositor al destacado diseñador y director ejecutivo de Procorp, Gonzalo Castillo, quien dictó la conferencia La innovación empática, explicando que ésta se basa en los procesos de creación de valor centrados en las personas, sus expectativas, sus necesidades, su experiencia de usuario y su contexto cultural.

Asimismo, señaló que es muy importante que los diseñadores la apliquen en su desempeño profesional. “Creo que el gran rol del diseñador en la cuarta revolución industrial es, precisamente, humanizar la transformación digital y nuestro entorno, centrar la innovación en las personas y no solo en las tecnologías”.

Finalmente, Gonzalo Castillo subrayó que el gran desafío del diseño en los próximos años es insertarse en las organizaciones en espacios estratégicos, participar de las conversaciones más relevantes y desarrollar habilidades para el liderazgo, la transdisciplina y la colaboración.

Luego de la conferencia y la conversación con los egresados de la carrera, la directora de la Escuela de Diseño Industrial, Claudia Salinas, manifestó que “el Encuentro cumplió plenamente el objetivo propuesto, debido a que se abordaron las temáticas laborales actuales, se identificaron las fortalezas y debilidades en el medio y se actualizaron los temas del futuro de la profesión y de los nuevos profesionales”.

 

 

 

 




Escuela de Arquitectura entregó diplomas de título a nueva generación de profesionales

La Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a los egresados que finalizaron con éxito sus estudios. La actividad se realizó el viernes 24 de mayo, en el Aula Magna de la sede Concepción, en el marco del quincuagésimo aniversario de la Escuela.

La ceremonia estuvo encabezada por el vicerrector Académico, Perter Backhouse Erazo; y el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende. La actividad contó con la presencia de autoridades universitarias, académicos, administrativos y estudiantes de la carrera, además de familiares de los egresados.

El director de la Escuela de Arquitectura, Jaime Jofré Muñoz, recordó los orígenes de la Escuela, y subrayó que los fundadores dejaron un legado imborrable construido bajo la base del diálogo, el respeto por la diferencia y el consenso.

La pertenencia estatal, agregó,  “nos deja a todos los que estudiamos aquí un sello indeleble de compromiso con el devenir del país, allí precisamente, en ese espacio de compromiso ético es donde debemos desplegar una labor profesional que se oriente hacia la construcción de una arquitectura que promueva el uso democrático de los espacios públicos, donde se escuchen las demandas de la sociedad y a quienes reclaman una vivienda digna, donde se practique la tolerancia hacia la diversidad sociedad y cultural para que todos, sin distinción de género, edad, etnia y nacionalidad, tengan un espacio que los acoja y una oportunidad para vivir en plenitud”.

Luego de la entrega de los diplomas de título a los egresados, se realizó la premiación a los estudiantes que destacaron por sus méritos personales y profesionales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Neftalí Vargas Rojas, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio Escuela de Arquitectura fue para Paul Giroux Bravo por haber obtenido el rendimiento promedio más alto considerando toda su trayectoria académica en la Escuela.

El Premio al Mejor Proyecto de Título lo obtuvo Iván Uribe Vivar por su proyecto titulado Edificio mixto en altura. Congestión de usos como rehabilitador urbano.

El Premio al Mejor Compañero fue para Harold Turner Medina, quien fue elegido por sus pares.

El presidente de la delegación zonal Concepción del Colegio de Arquitectos, Claudio Arce Ayub, hizo un llamado a los nuevos arquitectos a colegiarse y así fortalecer a la institución. En la ocasión, se distinguió a Neftalí Vargas Rojas con el Premio Colegio de Arquitectos, por haber obtenido el mejor rendimiento promedio en las asignaturas de taller. Asimismo, Álvaro Arcos Rivera recibió el Premio del Servicio de Asistencia Técnica del Colegio de Arquitectos, por su compromiso social.

Durante la ceremonia también se entregó el premio a los tres primeros lugares del concurso Master Plan Costanera de Talcahuano. El primer puesto fue para Diego Cárdenas Medina, mientras que el segundo y el tercero lo obtuvieron Daniela Figueroa Mendoza y Jorge Lazo Barraza, respectivamente.

Los recién titulados entregaron un obsequio a la Escuela de Arquitectura que fue recibido por Jaime Jofré; y destacaron la labor que cumplió en su formación la académica María Cecilia Poblete, distinción que se entrega por primera vez. Igualmente, se reconoció el aporte de los auxiliares Javier Hormazábal y Marco Córdova, y de la secretaria de la Escuela, Gina Gelmi.

En representación de los titulados, Gabriela León Ortega manifestó que los nuevos arquitectas y arquitectos de la Universidad del Bío-Bío, “nos llevamos de aquí nuevos conocimientos que son frutos del esfuerzo de unos excelentes guías que han dado lo mejor de sí, no solo para que seamos mejores profesionales sino para que seamos mejores personas. Ahora es tiempo de llevar a cabo el objetivo de creación de nuestra Escuela, el cual es descentralizar la enseñanza de la arquitectura formando estudiantes dentro de la realidad territorial del sur del país, con una sólida formación técnica y conscientes de la estrecha relación que debe existir entre la arquitectura y el lugar”.

 

 

 

 

 




Primeros egresados del nuevo Plan Curricular de Ingeniería Civil Industrial en modalidad vespertina

Con sus diez primeros egresados cuenta la carrera de Ingeniería Civil Industrial en su modalidad vespertina, luego de cursar la carrera bajo el nuevo plan curricular y aprobar sus exámenes de grado.

La modalidad vespertina de la carrera se imparte desde el año 1991 y ha ido actualizando su perfil y malla curricular de acuerdo a los requerimientos de las nuevas generaciones de profesionales que aportarán al desarrollo del país.

El director de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial, Iván Santelices, calificó como “un hito muy importante la incorporación de los nuevos profesionales al mercado laboral, pues cuentan con un nuevo sello, bajo un modelo orientado a las competencias que la sociedad nos solicita”.

Asimismo, señaló que los primeros egresados bajo la modalidad vespertina se suman a los más de 2 mil titulados de la carrera que imparte la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Bío-Bío y aseveró que ya se están recibiendo las postulaciones de aquellos ingenieros de ejecución con experiencia laboral que deseen comenzar a cursarla en 2019.

Por su parte, el ingeniero de ejecución en Electrónica y egresado de Ingeniería Civil Industrial vespertina en nuestra Universidad, Eric Sáez del Pino, optó por volver a cursar una carrera en la UBB, “por la sólida formación que recibió como profesional y el prestigio de la institución”. Igualmente, valoró que la malla curricular cumpla de mejor manera con los requisitos que debe tener un profesional de la Ingeniería Industrial, sin embargo, expresó que ésta debe estar en constante revisión para responder a las necesidades de la disciplina.

Similar opinión tuvo el ingeniero de ejecución en Electrónica y egresado de la carrera vespertina, Juan Antillanca, quien destacó “haber salido de una institución de calidad y pública con docentes de amplios conocimientos y dispuestos a enseñar de la mejor manera”. También enfatizó la importancia de ser parte de una nueva generación con los beneficios académicos que significa haber estudiado con “una malla curricular renovada, lo que me permitió acercarme y conocer sobre ciencia de datos, materia que está muy acorde a esta nueva era digital dónde la tecnología está abarcando prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas”, expresó.

Los interesados en cursar la carrera en su modalidad vespertina deben: Poseer un título de Ingeniero de Ejecución con base tecnológica, obtenido en un instituto profesional o universidad reconocida por el Ministerio de Educación; Poseer conocimiento del idioma Inglés nivel básico. (Se debe rendir test presencial); Ejercicio profesional, con una experiencia demostrada de al menos dos años; y Evidencia y reconocimiento de competencias genéricas (Se debe rendir test presencial). Más información en http://ubb.cl/434934

 

 




Escuela de Ingeniería Estadística entregó diplomas de título a 15 egresados


La Escuela de Ingeniería Estadística entregó diplomas de título a 15 egresados durante una ceremonia que tuvo lugar el 4 de enero, en el Aula Magna de la sede Concepción y en la cual los nuevos profesionales juraron ante las autoridades universitarias, académicos, administrativos, estudiantes, familiares y amigos presentes.

La ceremonia contó con la intervención del decano de la Facultad de Ciencias, Juan Carlos Marin, quien felicitó a los egresados y destacó que egresan de la Escuela de Ingeniería Estadística que cumplió 18 años, con profesionales que cuentan con muy buena colocación laboral y empleos. “Estamos felices con eso, porque hay un anhelo de una familia con que su hijo triunfe y sea feliz en lo que hace. Estudiaron una carrera que tiene mucho futuro en nuestro país y en el mundo, que cada vez más necesitamos para poder crecer, hacer cosas. Si no tenemos claro los datos, cómo se manejan y están distribuidos esos datos no podríamos hacer una sociedad mejor”, aseveró.

Asimismo, el director subrogante de la Escuela de Ingeniería Estadística, Manuel González, señaló que esta es la duodécima generación de titulados de la carrera, creada el 2001 y que cuenta con 75 estudiantes regulares y 156 titulados, con la acreditación de 5 años, hasta 2019.  “En nombre de quienes fueron sus profesores y jefes de carrera les felicito calurosamente y comparto con ustedes la alegría de familiares y amigos por haber alcanzado el final de una etapa de sus vidas”.

Luego de la entrega de diplomas de título y del juramento profesional de los 15 egresados, se distinguió a aquellos que destacaron por sus méritos académicos y personales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Isabel Sandoval Medina, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio al Desarrollo Estudiantil fue para Pablo Chávez Merino, por sus condiciones y características personales, reflejar mejor los valores y objetivos que inspiran el quehacer institucional, como un ciudadano creativo, con pensamiento crítico, actitud resiliente, con conciencia social y responsabilidad valórica, en un marco de desarrollo armónico e integral.

El Premio de la Unidad de Promoción de Carreras de la Dirección General de Comunicación Estratégica fue para Jonathan Rodríguez Romero, por su valiosa contribución y participación como Embajador UBB en el staff institucional. El egresado también obtuvo el Premio al deportista destacado por su alto rendimiento y calidad técnica superior en fútbol.




Escuela de Ingeniería Civil en Automatización entregó diplomas de título a 31 egresados

La Escuela de Ingeniería Civil en Automatización realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a 31 egresados de la carrera, que dicta el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Bío-Bío.

La ceremonia, realizada el 21 de diciembre, en el Aula Magna de la sede Concepción, fue encabezada por el rector de nuestra Universidad, Mauricio Cataldo y contó con la presencia de autoridades universitarias, académicos, administrativos, estudiantes y familiares de los egresados.

El director de la Escuela de Ingeniería Civil en Automatización, Vladimir Esparza, felicitó a los estudiantes por el logro alcanzado, destacando el rol que cumplieron de sus familias y de la comunidad de la Escuela en su proceso formativo.

A partir de hoy, aseveró, cada uno de ustedes tiene una importante misión: ejercer con responsabilidad y rigurosidad vuestros actos profesionales. “El término de esta etapa formativa significa también el inicio de otra más importante que la anterior, en el sentido que ahora deberán demostrar sus capacidades en el trabajo y aportar a la sociedad mejorando lo que existe, creando nuevas formas de hacer las cosas, desarrollando nuevos productos o aplicando eficientemente los conocimientos adquiridos en su vida universitaria con valores éticos y morales, espero que mantengan la humildad y el respeto para y por los demás”.

Luego de la entrega de diplomas de título a los 31 egresados, fueron distinguidos aquellos que destacaron por sus méritos personales y académicos.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Karla Adams Cortez, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio Facultad de Ingeniería fue para Matías Garbarino Peña, por sus méritos académicos, su participación, alto sentido valórico, compromiso y respeto hacia sus compañeros, docentes y la comunidad universitaria en general.

El Premio Escuela de Ingeniería Civil en Automatización fue para los egresados Matías Garbarino Peña y Fernando Pereira Salinas, por su compromiso permanente no sólo respecto de su responsabilidad académica sino además por participar en actividades de cooperación y apoyo, para destacar el desarrollo y posicionamiento de la carrera y la universidad tanto a nivel nacional como internacional.

En representación de los titulados, Diego Vásquez Vidal agradeció a sus familias por el amor y apoyo que contribuyeron a su formación, y a los académicos y administrativos que fueron protagonistas en este proceso.  Al dirigirse a sus compañeros y compañeras recordó los años de estudios en la UBB. “Nuestra carrera recién comienza, esta nueva universidad la forjamos nosotros mismos. Aún tenemos mucho que aprender, saquemos el máximo de provecho a nuestro trabajo y de las personas en nuestro camino. Ahora ya podemos decir que somos ingenieros civiles en automatización, pasamos a ser de compañeros a colegas, pero nunca cambiará el hecho de que somos hermanos UBB”.

 

 

 

 




Escuela de Contador Público y Auditor entregó diplomas de título a 41 egresados

La Escuela de Contador Público y Auditor de la Universidad del Bío-Bío realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a 41 egresados de la carrera, el 7 de diciembre, en el Aula Magna de la sede Concepción.  

El jefe de la carrera de Contador Público y Auditor, Marcelo Navarrete, felicitó a egresados por obtener su título universitario y relevó la cercanía del cuerpo de docente con los estudiantes de la Universidad. “La misión nuestra como docentes es entregar conocimiento y formarlos, en eso nos esmeramos para presentar a un grupo de jóvenes a esta sociedad, para que aporten desde el conocimiento de su disciplina, pero también desde la parte personal que es algo muy importante para esta sociedad”, aseveró.

En la ocasión, se reconoció a los egresados que destacaron por sus méritos personales y académicos.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Carla Mellado, por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

La egresada también recibió el reconocimiento del Colegio de Contadores de la Región del Biobío y de la firma EY.

El Premio al Alumno Destacado fue para Cristian Carrasco, por su compromiso con la carrera y los valores universitarios, y el Premio al Desarrollo Estudiantil lo obtuvo Patricia Jaña, por su compromiso con la comunidad.

En representación de los titulados, Cristian Carrasco destacó el apoyo de las familias durante los años de estudio, el ambiente que se vive en la Universidad y el alto nivel de la Facultad de Ciencias Empresariales, lo que implica, ser profesionales que deben representar a la institución con la calidad de su trabajo. Un reconocimiento especial hicieron los jóvenes a la secretaria de la carrera, Rosa Oñate, por su dedicación y contribución en su formación.

Igualmente, la vicepresidenta del Centro de Estudiantes de la Carrera, Fernanda Arroyo, señaló: “Guarda cada lección recibida, cada afecto compartido como un tesoro que te haga sentir que la vida es hermosa;  descarta aquello que pueda hacerte daño o sepas que no tiene sentido; rescata todo lo que te permita ser feliz en familia y con amigos; comparte con todos los que te rodean lo mejor de ti. Muchas felicidades, éxito y hasta siempre”.

 




Escuela de Ingeniería en Construcción aporta al país con 53 nuevos profesionales

En el marco de su trigésimo sexto aniversario, la Escuela de Ingeniería en Construcción realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a 53 egresados de la carrera, el miércoles 21 de noviembre, en el Aula Magna de la sede Concepción.

La directora de Escuela, Verónica San Martín, se dirigió a los egresados y manifestó su alegría y satisfacción de haber recorrido junto a ellos el camino de formación profesional y personal. “Es un privilegio poder despedirles de las aulas del pregrado de nuestra querida universidad como flamantes colegas ingenieros constructores, pues llevar el sello UBB es un gran honor”.

Asimismo, aseveró que su formación como ingenieros les permitirá avanzar a la vanguardia de los cambios tecnológicos y las ciencias de la construcción. “Deberán asumir el mundo del trabajo con responsabilidad y rigor, vuestra mejor recomendación será el prestigio que recogerán ustedes mismos luego de un trabajo bien hecho. Les insto a permanecer en un constante compromiso con la profesión”.

Luego de la entrega de diplomas de título a los 53 egresados, se reconoció a quienes destacaron por sus méritos académicos y personales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Roxana Guiñez por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio Escuela de Ingeniería en Construcción fue para Lenyn Correa, por su plena identificación con el espíritu de la Escuela y su participación activa en las distintas actividades, tanto académicas como extracurriculares. La Escuela también destacó al académico Diego Sarabia por su labor en uno de los proyectos destacados de la carrera.

Por su parte, la empresa Cementos Bío Bío S.A. distinguió a Diego Suazo por su rendimiento académico y cualidades como la responsabilidad, la autodisciplina y el compañerismo.

El Premio de la Dirección de Desarrollo Estudiantil fue para Karina Téllez por sus condiciones y características personales, refleja mejor los valores y objetivos que inspiran el quehacer institucional.

El premio al Deportista Destacado lo obtuvo Sebastián Riquelme Gutiérrez, de la Rama de Rugby; y Nicolás Saravia Sánchez, de la Rama de Andinismo.

El Centro de Estudiantes, por su parte, distinguió a Jonattan Pereira y Daniel Martínez por su contribución a la organización.

Igualmente, los egresados de la promoción entregaron el Premio a la Mejor Compañera a Yenipher Rivas Cáceres y el Premio Profesor Destacado a Haroldo Jerez Sepúlveda.

En representación de los titulados, Karina Téllez, manifestó: “Tengo mucha fe en todos nosotros, somos un grupo de personas que puede hacer grandes cosas. Espero que sus mentes nunca dejen de crear nuevos escenarios para sus vidas. Creamos en nosotros, somos capaces de mucho más de lo que creemos y esta ceremonia lo confirma, siendo el primer paso de muchos logros”.




Llaman a egresados y titulados de Concepción y Chillán a certificar competencias en inglés

Egresados y titulados los años 2014 y 2015 rindieron el examen de certificación de competencias en inglés TOEIC Bridge, el jueves 13 y viernes 14 de agosto, en Concepción, Chillán y Santiago, respondiendo a la invitación del Programa – Centro de Idiomas de la Vicerrectoría Académica. La unidad está realizando una segunda y  tercera convocatorias a participar de esta iniciativa, para el 1, 2 y 3 de septiembre y el 23, 24 y 25 de noviembre, respectivamente, dirigida a las mismas cohortes.

Certificación inglés titulados y egresados - Margarita Aguayo y AllisonSegún señaló Margarita Aguayo, directora del Programa – Centro de Idiomas (de pie, con abrigo de color, en las imágenes), la aplicación del test se vincula al objetivo de certificar el manejo del inglés a nivel intermedio, de un significativo porcentaje de egresados y titulados de nuestra Universidad. El desafío corresponde a una de las metas a alcanzar con el proyecto de armonización curricular de la oferta académica de pregrado, conforme al modelo educativo de la UBB, agregó.

La propuesta, seleccionada en el llamado a convenios de desempeño 2012 del Ministerio de Educación, apunta a mejorar el desempeño académico de los estudiantes para lograr una titulación oportuna y una empleabilidad pertinente, ampliando y consolidando los destacados índices que nuestra corporación exhibe en materia de deserción y permanencia estudiantil, calidad de las carreras e inserción laboral de los egresados. Con estos propósitos, entre otras acciones, se ha fortalecido la enseñanza del inglés, incorporándolo a todos los programas a través de distintas modalidades.

Certificación inglés titulados y egresadosLos resultados del TOEIC Bridge nos permitirán evaluar este esfuerzo, a la vez que acreditar la comprensión lectora y auditiva del idioma de nuestros egresados, comentó Margarita Aguayo. Añadió que el test está a cargo de Seminarium, representante del English Testing System, de Estados Unidos, y es de carácter presencial. Los egresados y titulados de la UBB que se inscriben para el examen, deben concurrir a la sede Concepción o Chillán o a las oficinas de la certificadora, en Santiago, los días indicados en la convocatoria, en cualquiera de los siguientes horarios: 9 a 10.30, 11.30 a 12.30, 15.30 a 16.30 y 19.30 a 20.30 horas.

El ingeniero de ejecución en Mecánica Joaquín Castillo, titulado el año pasado y actualmente estudiando Ingeniería Civil de la misma especialidad, y el ingeniero civil mecánico Diego Pradel, egresado en 2014, respondieron a la primera convocatoria del Programa – Centro de Idiomas y rindieron el test en el Laboratorio de Idiomas del Campus penquista, el jueves 13 de agosto.

Fui a un intercambio cuando estaba en el colegio, así que tengo dominio del inglés, confidenció el primero, agregando que además tomó los cursos contemplados en la malla de su carrera. Creo sin embargo importante que este manejo del idioma que tengo esté certificado, expresó. Diego Pradel agradeció también la posibilidad de aprender y acreditar competencias en otro idioma, que le brinda la Universidad del Bío-Bío. Saber inglés es una ventaja y te abre mayores oportunidades en el mundo laboral, coincidieron ambos jóvenes




Escuela de Trabajo Social entregó certificados de título a 37 egresados

1“Esperamos no haberles entregado sólo conceptos sino una manera de mirar y construir el mundo con valores democráticos. Esperamos que entreguen a otros herramientas y elementos para que puedan disfrutar de la libertad, la autonomía y a poder expresar libremente lo que piensan, de esta forma se logra una vida digna que cubra las necesidades básicas y los denominados derechos económicos, sociales y culturales”, señaló la jefa de Carrera, Vivianne Hasse, a los 37 egresados de Trabajo Social que el viernes 29 de mayo, recibieron su certificado de título.2

Durante la actividad, realizada en el Aula Magna, la académica les recordó el mensaje entregado por sus profesores tras finalizar el proceso de tesis: “les pedimos que no olviden los ideales humanitarios, democráticos del trabajo social como así mismo el respeto a la igualdad, el valor y la dignidad de todo ser humano sin distinción de género, raza, grupo o creencia”, indicó.

3En la ocasión, el secretario general, Ricardo Ponce, entregó el Premio Universidad del Bío-Bío a Camila Araneda, quien obtuvo el reconocimiento por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.4

Asimismo, Camila Araneda fue distinguida con el Premio Desarrollo Estudiantil por su labor como coordinadora permanente de la mesa de Trabajo de Social en sus distintas generaciones, participar activamente de la directiva de la Federación de Estudiantes el año 2013, ser parte de la mesa ejecutiva de trabajo por tema de convivencia estudiantil, activa participante del Movimiento Por La Defensa del Valle Nonguén, mujer trabajólica y simpática de alma libertaria.

La Dirección de Extensión, a través del Área de Grupos Artísticos, premió a Carla Osorio, por su participación en el Conjunto de Cantos y Danzas Tradicionales, desde donde representó a nuestra Universidad en diversas actividades culturales y artísticas de la Región.

5La ceremonia finalizó con la intervención de la egresada Daniela Rubio quien, en representación de los titulados, recordó la decisión que los llevó a optar por la carrera y definir el camino profesional. “Estamos a un paso de conseguir un diploma que contiene todas nuestras luchas, lágrimas, tristezas y alegrías compartidas entre nosotros. Debemos sentirnos orgullosos y recordar siempre que cualquier decisión que tomemos en nuestro campo laboral define los caminos de otras personas, ya no sólo los nuestros”.

Afirmó que los egresados de la UBB deben ser agentes de cambio y valoró la contribución en la formación que le entregaron los profesores de la carrera “enseñándonos a ser pacientes y reflexionar, a generar un pensamiento crítico y entregar un sello único que nos diferencia. El egresado de la Escuela de Trabajo Social interviene de manera fundada, situada y reflexiva, no olvidemos ese sello”, enfatizó.

La actividad contó con la presencia del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; la directora de la Escuela de Trabajo social, Patricia Becerra; académicos, estudiantes y funcionarios de nuestra casa de estudios.




Arquitecto e ingeniera en alimentos de la UBB recibieron el Premio Líderes del Sur 2014

El arquitecto Carlos Coronado Plasencio y la ingeniera en alimentos Constanza Pavez Guajardo, ambos titulados en la UBB, recibieron el premio Líderes del Sur con que el diario El Sur destaca anualmente el trabajo y talento de 50 jóvenes de la región. La entrega del reconocimiento tuvo lugar el miércoles 17 de diciembre, en Concepción, en un acto encabezado por la gobernadora Andrea Muñoz, el director del diario Mauricio Rivas y directivos de instituciones locales.

Rivas recordó que el galardón se creó hace ocho años en el objetivo de innovar y refrescar las políticas editoriales de El Sur, estrechando sus lazos con la comunidad local y sus organizaciones. A lo largo de sus distintas versiones -agregó- se ha consolidado como una instancia ejemplar de complicidad entre el periódico, los lectores y su entorno, así como de valoración de los representantes más destacados de las generaciones de relevo.

El Premio Líderes del Sur distingue a hombres y mujeres menores de 35 años, que sobresalen en algún área del saber o por su compromiso social, trayectoria deportiva o cultural. Para conferirlo, El Sur convoca a establecimientos de educación superior, fuerzas armadas, de orden y seguridad, corporaciones municipales, organismos gremiales y de voluntariado, entre otros, para nominar a quienes estiman merecedores del reconocimiento.

Para Constanza Pavez, en su caso se trata de un galardón que comparte con el equipo que integra junto a otros investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de nuestra Universidad, liderado por el Dr. Jorge Moreno Cuevas. Soy parte de este grupo desde el año 2011 y con ellos he crecido profesionalmente, manifestó.

Por su parte, Carlos Coronado dijo sentirse orgulloso de recibir el premio que, más que reconocer un hecho particular, distingue una sumatoria de esfuerzos en una línea de trabajo vinculada a sus inquietudes e intereses. Expresó asimismo su confianza en que el reconocimiento pueda transformarse en un incentivo para que otros jóvenes perseveren en afanes similares. Hay que persistir, tozudamente, sentenció.

Coronado se tituló de arquitecto en 2010 y desde 2011 se desempeña como profesor del ramo Taller Arquitectónico de la Escuela de Arquitectura. Actualmente cursa estudios en el programa de doctorado en Arquitectura y Urbanismo.

Es fundador de Oficina Común, práctica profesional de arquitectura y urbanismo, enfocada en proyectos que exploran la relación entre arquitectura y ciudad, viviendas de interés público y privado, edificios de impacto social y espacio público. La oficina participa constantemente en concursos nacionales e internacionales. Entre los galardones alcanzados, destacan los primeros lugares en el concurso de arquitectura Vivienda social en ladrillo, organizado por la XVII Bienal de Arquitectura Chilena, y en el concurso nacional Arquitectura social: Una nueva mirada a la vivienda pública. Recientemente fue seleccionada entre las finalistas para el desarrollo del concurso internacional Mendoza Art District en Argentina.

El joven visualiza a Oficina Común como una instancia de reflexión en torno a las problemáticas que afectan a nuestro país y cómo la arquitectura puede aportar a su solución, en lo constituye una experiencia original en Concepción.

Constanza Pavez, en tanto, es candidata a Magister en Ciencias e Ingeniería de los Alimentos y estudiante del Doctorado en Ingeniería en Alimentos de la Universidad del Bío-Bío. Junto a su grupo de investigación, este año obtuvo el Premio Henri Nestlé en Investigación, mención Tecnología e Innovación en Alimentos, con el trabajo Influencia de los tratamientos de calentamiento óhmico y deshidratación osmótica en la inactivación de polifenoloxidasa, propiedades físicas y estabilidad microbiana de las manzanas (cv. Granny Smith).

Se ha enfocado en la investigación aplicada en ámbitos del desarrollo regional, buscando soluciones innovadoras a problemas del sector productivo, en un esfuerzo conjunto con empresas de la zona. Ha participado en proyectos apoyados por Innova Chile e Innova Bío Bío, para la obtención de snacks de manzana, la guarda submarina y el uso de maderas nativas para el envejecimiento de vinos. Ha sido parte también de proyectos de asesoría y de publicaciones en revistas científicas.

Ha presentado su trabajo en congresos, seminarios y talleres nacionales e internacionales, tales como la International Conference of Food Innovation (Concordia, Argentina, 2014); el International Nonthermal Processing Workshop (Ohio, Estados Unidos, 2014); el IX Congreso Iberoamericano de Ingeniería de Alimentos (Valencia, España, 2014) y el XIX Congreso de la Sociedad Chilena de Tecnología de los Alimentos (Antofagasta, Chile, 2013).

En la imagen exterior, de izquierda a derecha, el director de la Escuela de Arquitectura Hernán Barría, Carlos Coronado, Constanza Pavez y el académico Jorge Moreno Cuevas. En el interior, premiados de este año, entre los que figuraron los jóvenes con síndrome de Down participantes en el proyecto Lavandería 21.