Escuela de Enfermería UBB vivenció solemne ceremonia de titulación

El Premio Universidad del Bío-Bío, el reconocimiento académico más importante del nivel de pregrado recayó en la egresada Jocelyne Chandía Bustos. Dicho galardón fue entregado por el rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres. En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil fue para Marina Paz Castillo Pardo.

El acto, realizado en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora Gloria Gómez Vera; la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; la directora del Departamento de Enfermería, Juana Cortés Recabal, la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres, además de la presencia de directivos universitarios, de escuelas y departamentos de la Facultad y familiares de los recién titulados.

En la oportunidad, la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres, destacó el carácter especial y solemne que implica un ceremonia de titulación, momento en que cobran pleno sentido todos los esfuerzos realizados durante los años de estudio, no solo por los estudiantes que se convierten en profesionales, sino también por sus familiares quienes son igualmente protagonistas.

“Sin duda, nada ha sido fácil y se ha tenido que transitar por caminos agrestes, pero ello tiene un aspecto favorable, sólo así se templa el espíritu y se forjan los grandes hombres y mujeres que aportarán al país sus renovados conocimientos profesionales y su experiencia”, expresó.

La directora Pamela Montoya, enfatizó que la Universidad del Bío-Bío ha puesto sus mejores esfuerzos, a la vez  que los recursos profesionales, académicos, de infraestructura y de apoyo docente con el propósito de contribuir a la formación de los ahora profesionales.

“Los académicos de la carrera de Enfermería se han dedicado a la formación integral que requieren nuestros titulados y para que este proceso formativo pudiera convertirse en una realidad, se aplicó el instrumento fundamental: una educación basada en valores y sólidos conocimientos científico–humanistas, que son la base estructural que permite modelar y construir  sobre terrenos firmes”, describió.

Tras el mensaje de la académica Pamela Montoya, las egresadas y egresados recibieron la Luz, por parte de las docentes Sonia Contreras Contreras, en representación del área Intrahospitalaria y de Aurora Henríquez Melgarejo, representando el área Comunitaria. Dicha Luz representa el conocimiento y la experiencia en el desempeño profesional.

Correspondió a la académica Ángela Astudillo Araya dirigir la toma de juramento profesional que tradicionalmente realizan las nuevas y nuevos enfermeros de la Universidad del Bío-Bío.

Posteriormente, los jóvenes recibieron su diploma de título profesional de manos de los académicos del Departamento de Enfermería, Carmen Luz Muñoz Mendoza, José Leiva Caro, Sonia Contreras Contreras y Juana Cortés Recabal.

Durante el acto se hizo entrega de reconocimientos institucionales con el propósito de relevar los aportes y trayectorias de los estudiantes más destacados.

El Premio Universidad del Bío-Bío, el reconocimiento académico más importante del nivel de pregrado recayó en la egresada Jocelyne Chandía Bustos. Dicho galardón fue entregado por el rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil fue para Marina Paz Castillo Pardo, quien lo recibió de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

El Premio Escuela de Enfermería, otorgado por la propia carrera, distinguió a los estudiantes Francisco Javier Fuentes Cartes, José Manuel León Pino, Francisco Sebastián Márquez Ortega, Claudio Alberto Mendoza Bustamante, Francisca Andrea Moreno Bugueño, Jaime Joaquín Neira Bustos y Abigail Andrea Orellana Navarrete.

El Colegio de Enfermeras Sub-Sede Ñuble también estuvo presente en la jornada y reconoció a la estudiante con el mejor rendimiento académico en las asignaturas profesionales. Jocelyne Chandía Bustos obtuvo dicho reconocimiento, el cual fue conferido por la presidenta del colegio, enfermera Rossy Cofré del Pino.

Jocelyne Chandía Bustos también recibió el premio que anualmente otorga la empresa transnacional 3M Chile, a través de su División Médica.

La Dirección General de Comunicación Estratégica, por medio de la Unidad de Difusión y Promoción de Carreras, distinguió a Francisco Javier Fuentes Cartes y José Manuel León Pino.

En representación de la nueva generación de profesionales de la salud, la enfermera Daniela Paredes Poblete brindó el discurso de despedida, reconociendo la trascendencia de la etapa formativa en los ámbitos disciplinar y personal vivenciada en la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

La velada consideró la presentación artística de las estudiantes Evelyn Ferrada Riquelme de la carrera de Enfermería (violín 1°); Vasny Hernández de la carrera de Nutrición y Dietética (violoncello) y Nicole Ancamán de la carrera de Fonoaudiología, (violín 2°), quienes compartieron una interpretación del tema “Canon” de Pachelbel.

Igualmente, los estudiantes de la carrera de Enfermería, Melisa Fuenzalida Fuentes en flauta traversa y Bastián Palma Riquelme en voz y guitarra clásica, interpretaron dos temas de la destacada folclorista e investigadora nacional, Violeta Parra Sandoval.




Centro de Simulación Clínica UBB recibió a profesionales del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán

Actividad se desarrolló en el marco del Convenio Docente Asistencial existente entre el principal centro hospitalario de Ñuble y la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

La académica del Departamento de Enfermería UBB, Ángela Astudillo Araya, quien además es coordinadora del Centro de Simulación Clínica, destacó que dicho centro desempeña un rol estelar en la región y por ello los profesionales de la salud del Hospital Clínico Herminda Martín optan por someterse a esta metodología de enseñanza aprendizaje, que les ofrece la posibilidad de realizar prácticas y procedimientos clínicos de manera segura, eficaz y controlada.

Se logra así, recrear situaciones que deben enfrentar en la realidad, pero en un entorno simulado, con el objetivo de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor manera y con mayor seguridad la atención al usuario.

La enfermera de la UCI Adultos del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, Olga Bravo Bravo, comentó que el objetivo de la jornada desarrollada en el Centro de Simulación Clínica de la Universidad del Bío-Bío, apunta a unificar criterios y estandarizar los procedimientos iniciales de atención que deben prodigar los profesionales enfermeros/as a los pacientes en riesgo vital, con el propósito de estabilizarlos mientras son derivados a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“La jefatura de la UCI, así como la jefatura de Enfermería de la UCI y la subdirección de Enfermería del Hospital Clínico pretenden que los profesionales enfermeros/as que se ven enfrentados a estas situaciones de riesgo vital adopten un manejos estándar. Las horas previas a que el paciente sea derivado a la UCI son muy importantes para la sobrevida. Por eso queremos unificar criterios en torno al manejo de este tipo de paciente, establecer protocolos, liderazgos y equipos de trabajo, para que se establezcan en los servicios clínicos y en las unidades de cuidados intensivos (UCI)”, describió la profesional.

Según se indicó, se optó por realizar la Jornada en el Centro de Simulación Clínica de la Universidad del Bío-Bío, dado el alto estándar de dichas dependencias, lo que permite otorgar a las simulaciones un mayor nivel de complejidad.

La enfermera Olga Bravo Bravo comentó que se prepararon tres escenarios distintos. El primero se refiere al manejo inicial del paciente crítico que ingresa al box de reanimación de la Unidad de Emergencia. A este paciente se le realiza la primera atención para estabilizarlo, pues se trata de un paciente en riesgo vital. El segundo escenario consistió en manejar las arritmias que puedan identificarse en este paciente crítico. Por ello se consideró un módulo de arritmias supraventricular y ventricular, con el propósito de saber identificarlas y tratarlas. Por último, el tercer escenario se refirió a Reanimación Cardiopulmonar Avanzada; reconocimiento de los signos de paro en forma precoz; establecimiento de la RCP básica de alta fidelidad, y luego el establecimiento de la RCP avanzada.

 




Académica de Enfermería UBB destaca metodología de Aprendizaje y Servicio en Congreso Internacional

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Aurora Henríquez Melgarejo, participó en el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud realizado en la sede Coquimbo de la Universidad Católica del Norte. En la ocasión expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”.

Bajo el lema “Formación Integral para grandes desafíos” se desarrolló el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud en la ciudad de Coquimbo.

En dicho escenario la académica Aurora Henríquez Melgarejo expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”, que recoge la experiencia de la aplicación de la metodología en el contexto de la asignatura Atención Primaria II.

Al respecto, la académica UBB explicó que el Aprendizaje-Servicio corresponde a  “una estrategia que permite al estudiante desarrollar habilidades procedimentales y  actitudinales, ya que esta lo relaciona directamente con el  entorno social en que podría  desarrollase profesionalmente, enfrentándolo  a la toma de decisiones y escucha activa de las necesidades de la comunidad que debe intervenir. Este proceso permite la integración del conocimiento teórico que cobra sentido aplicado en la realidad local”.

Según explicó la académica, “Aprendizaje-Servicio (A-S), una herramienta para la  enfermería comunitaria”, es una investigación en docencia universitaria  cuyos objetivos son: Determinar  la percepción de los estudiantes y socios comunitarios en la implementación de la metodología A-S, además de fortalecer  las competencias actitudinales, procedimentales y cognitivas de los estudiantes de Enfermería UBB en el ámbito de la gestión clínica, administrativa y aprendizaje  social con esta metodología.

Aurora Henríquez Melgarejo precisó que el 100% de los estudiantes de la asignatura asegura que la metodología A-S facilita el desarrollo de la autonomía profesional. Además, reconocen que les permite integrar conocimientos. Igualmente, el 90% de los jóvenes percibe que contribuye a mejorar el trabajo en equipo y les permite el desarrollo de habilidades comunicacionales. El 97% sostiene que esta experiencia ayudó a mejorar sus habilidades de gestión de recursos.

En tanto, el 100% de los socios comunitarios, que en este caso corresponden a directores y profesores jefes de 15 escuelas municipales y particulares subvencionadas vulnerables de Chillán, percibe positivamente la presentación del programa de trabajo y el cronograma de actividades, así como la entrega de información, la relevancia de esta, además del trato y respeto demostrado por los estudiantes de Enfermería UBB, al realizar las actividades.

“La  metodología Aprendizaje-Servicio potencia en los  estudiantes el desarrollo de habilidades actitudinales como el compromiso, la autonomía, el trabajo en equipo, la tolerancia, junto con facilitar la  integración y aplicación de los conocimientos teórico-prácticos ya adquiridos. También incentiva la búsqueda de la información necesaria para el desarrollo de las actividades comprometidas. Lo anterior refuerza  el desarrollo de los valores  declarados en la formación de los estudiantes en el Modelo Educativo de la Universidad del Bío-Bío”, concluyó la académica Aurora Henríquez Melgarejo.




Profesionales del Hospital de Chillán actualizan conocimientos en Centro de Simulación de Enfermería UBB

Profesionales enfermeras de la Unidad de Paciente Crítico Infantil del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán (HCHM), realizaron una capacitación y actualización en procedimientos en el Centro de Simulación Clínica de la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, en el marco del convenio docente-asistencial existente y en el afán de mantener un vínculo permanente entre el Hospital y la UBB.

La enfermera del HCHM, Katherine Espinoza Alarcón, explicó que se optó por realizar la capacitación en la UBB debido a las excelentes características del Centro de Simulación de la Universidad, y a la existencia de académicas de la Escuela de Enfermería que conocen la metodología de enseñanza-aprendizaje necesaria para cumplir con los propósitos de la capacitación.

“Decidimos hacerlo acá porque la UBB cuenta con una sala de simulación muy avanzada, que desde el punto de vista de cuidados críticos es bastante óptima para realizar las simulaciones. En este caso nos interesa trabajar con nuevas enfermeras que se incorporan a la Unidad de Paciente Crítico Infantil, así como a otras que tienen mayor experiencia”, explicó la profesional Katherine Espinoza.

Durante la jornada se trabajó en simulaciones de instalación de catéter epicutáneo, y en catéteres centrales en pacientes neonatales y pediátricos.

“La UBB cuenta con fantomas pediátricos y neonatales, con posibilidades de puncionarlos, con monitorización, lo que hace bastante real cada caso analizado. El Hospital Clínico Herminda Martin busca trabajar con los mejores estándares de calidad. Por eso es necesario que los profesionales, en este caso las enfermeras, actualicen conocimientos porque en la medida que la tecnología avanza se incorporan nuevos insumos, instrumentales y técnicas”, aseveró Katherine Espinoza.

La directora de la Escuela de Enfermería UBB, Pamela Montoya Cáceres, destacó la estrecha vinculación de la carrera y el Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán. Igualmente, precisó que el contar con el Centro de Simulación Clínica y con académicas expertas en la metodología de simulación, constituyen una fortaleza que distingue a la carrera en la región.

“Como Escuela de Enfermería accedimos a facilitar este espacio y además, en todo momento, la académica Ángela Astudillo Araya, experta en la metodología, asesoró la preparación de los escenarios. Para nosotros como carrera también implica algunos aprendizajes porque nos retroalimentamos sobre nuevas tecnologías y procedimientos que están desarrollando en el Hospital Clínico”, comentó la directora Pamela Montoya Cáceres.

La académica del Departamento de Enfermería, Ángela Astudillo Araya, precisó que la simulación clínica es una herramienta de enseñanza –aprendizaje que distingue la formación de los estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío. Asimismo, puso especial énfasis en el hecho que la Simulación Clínica no se reduce a una tecnología específica, sino que debe considerarse ante todo como una metodología de enseñanza y aprendizaje que incorpora activamente los aspectos tecnológicos.

Mediante esta metodología se escenifican situaciones que los estudiantes y profesionales deberán afrontar en la práctica clínica, brindando la oportunidad de vivenciar el proceso con el propósito de practicar, aprender y evaluar el desempeño.

“Esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes y profesionales podrán atenderle con mayor seguridad, experiencia y confianza. Siempre recalcamos que la etapa del debriefing es fundamental.  El debriefing se realiza luego de la simulación y después de observar la grabación de video que refleja el comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación. Durante el debriefing el estudiante o el profesional como ocurre en este caso, alcanza aprendizajes significativos, pues ahí logra relacionar los conocimientos previos con los que vivenció; así entiende y comprende. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes y profesionales involucrados” comentó la académica Ángela Astudillo Araya.




Académica de Enfermería UBB expuso metodología de Simulación Clínica en Virtual Educa Chile 2017

La académica Ángela Astudillo Araya presentó la conferencia “La Simulación Clínica como herramienta de aprendizaje y enseñanza en los estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío”, en el encuentro convocado por Enlaces, Centro de Educación y Tecnología del Mineduc de Chile, y la Secretaría General de Virtual Educa de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La actividad, realizada en el Centro Cultural Estación Mapocho de Santiago, tuvo como propósito dar a conocer las últimas tendencias, oportunidades y herramientas para explorar el mundo digital en que nos desenvolvemos. El encuentro consideró la participación de expertos nacionales e internacionales tales como el científico y profesor de tecnología educativa, Sugata Mitra; el creador de la campaña internacional Hora del Código, Hadi Partovi; la neuropsiquiatra infanto juvenil, Amanda Céspedes, y la psicóloga infantil, Neva Milicic, entre otros.

La académica del Departamento de Enfermería UBB, Ángela Astudillo Araya, participó en calidad de panelista destacada, en el Foro de Innovaciones en Educación Superior, Experiencias con Tecnología, concitando el interés de docentes de otras casas de estudios superiores, quienes si bien conocían la metodología de la Simulación Clínica, no manejaban aspectos metodológicos.

“Me correspondió dar cuenta del trabajo que realizamos en la Escuela de Enfermería de la UBB. Especifiqué las etapas que implica la Simulación Clínica, y precisé que la Simulación Clínica no es una tecnología sino una metodología de enseñanza y aprendizaje que incorpora activamente aspectos tecnológicos; creo que ese es un punto que hay que tener muy claro”, expresó la académica.

La académica UBB explicó que la simulación clínica es una herramienta de aprendizaje que permite recrear una situación que podría enfrentar el estudiante en su práctica clínica, permitiéndole vivenciar el proceso como si fuese un evento real, con el propósito de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor forma y con mayor seguridad la situación en la realidad. Asimismo, esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes logran enfrentar su práctica clínica con mayor seguridad, experiencia y confianza.

Según ilustró la académica Astudillo Araya, los estudiantes alcanzan aprendizajes significativos a través de esta metodología, destacando particularmente la etapa del debriefing, que tiene lugar una vez que ha concluido la simulación, y tras observar la grabación de video que da cuenta del comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación. Durante el debriefing el estudiante alcanza aprendizajes significativos, pues ahí logra relacionar los conocimientos previos con los que vivenció y así entiende y comprende. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes.

La académica Ángela Astudillo Araya destacó que la Simulación Clínica, junto con ser una metodología de enseñanza y aprendizaje, también constituye una línea de investigación de la carrera de Enfermería UBB.

Es así como se encuentra desarrollando un Proyecto de Investigación de Iniciación de la Vicerrectoría Académica, junto con un Proyecto de Docencia, con el objetivo de elaborar un manual sobre Simulación Clínica que pueda servir de base a los académicos que deseen conocer y aprender sobre la metodología.

A lo anterior se suman investigaciones previas que confirman que los estudiantes de la carrera valoran positivamente esta metodología, pues les permite enfrentar con mayor seguridad escenarios reales a los que se verán expuestos durante su práctica clínica.

La académica Ángela Astudillo también dio cuenta en su exposición sobre las distintas instancias nacionales e internacionales en que la UBB ha sido invitada para exponer sobre Simulación Clínica tal como el Primer Congreso Iberoamericano de 2015 en la Universidad de Coahuila, México;  el IV Congreso Latinoamericano de Simulación Clínica en Chile 2015; o la serie de capacitaciones en Simulación Clínica a profesionales del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán.

La docente UBB precisó que a raíz de la conferencia, fue posible entablar contactos con investigadores y académicos de otras casas de estudios, interesados en concurrir a la UBB para conocer más directamente sobre la experiencia de la carrera de Enfermería. Asimismo, se vislumbró la posibilidad de realizar investigaciones conjuntas.




Enfermería UBB conmemoró día profesional con charla sobre seguridad del paciente, simulación clínica y trato humanizado

“Seguridad del paciente: Importancia de la simulación clínica y el trato humanizado” se denominó la conferencia brindada por la académica de la Universidad de Chile, Esmérita Opazo Morales, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las/los Enfermeras/os.

Por Constanza Velásquez R. y Cristian Villa R.

El acto, realizado en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora de la Universidad, Gloria Gómez Vera; la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; la directora del Departamento de Enfermería, Juana Cortés Recabal; la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres; la secretaria académica Ximena Sanhueza Riquelme, la jefa del Departamento de Admisión, Registro y Control Académico, Cecilia Pinto Santuber, y el Profesor Emérito de la UBB,  José Luis Ysern de Arce.

En la oportunidad, la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, explicó que la fecha conmemorativa del 12 de mayo corresponde al natalicio de la precursora de la Enfermería, Florence Nightingale, nacida en dicha fecha el año 1820. Ya en el siglo XX, la Organización Mundial de la Salud (OMS), instituyó el 12 de mayo como Día de los Hospitales, como una forma de rendir tributo a Nightingale por su contribución a la teoría y práctica de la organización hospitalaria.

“Desde 1965 se celebra en todo el mundo cada 12 de mayo, el Día Internacional de la Enfermería (…) Esta celebración es impulsada cada año por el Consejo Internacional de Enfermería, federación fundada en 1899 y que reúne a más de 130 asociaciones nacionales de enfermeros y enfermeras que a su vez, representan a los más de 13 millones de profesionales del mundo entero”, comentó la decana.

Letelier Sanz precisó que los académicos y académicas de Enfermería comparten la tarea común de “enseñar a cuidar”, al igual que quienes se desempeñan en el ámbito clínico o de gestión de servicios de salud. “El cuidado, foco de nuestro quehacer, ayuda al otro a crecer, a realizarse, y a enfrentar dificultades y crisis propias de la vida”, comentó.

“Cuidar es un arte y una ciencia. Exige conocimientos, actitudes y comportamientos. En este afán de enseñar a cuidar no podemos dejar fuera el componente espiritual que es el que da fuerza, da sentido a la vida. Busca respuestas a aquello que no podemos explicar con la razón y con el conocimiento. Adquiere una mayor importancia o significado, en situaciones de enfrentar la enfermedad y la muerte. Entonces, ¿por qué el aspecto espiritual del cuidado permanece a menudo sin ser abordado?, al parecer no es clara la manera de hacerlo posible. La angustia espiritual es uno de los diagnósticos de enfermería establecidos por la Nanda ¿Con qué frecuencia lo identificamos?, con qué frecuencia enfrentamos a nuestros estudiantes a este análisis?”, inquirió la decana.

Por ello, la decana Letelier precisó que si se pretende brindar un cuidado “holístico”, no se debe dejar de considerar la perspectiva de “integralidad del ser”, creando vínculos en cada una de las acciones de cuidado que se realizan, incluyendo la espiritualidad.

En este marco, la decana Patricia Letelier enumeró una serie de tareas pendientes tales como “desarrollar habilidades en los profesionales de enfermería y en los futuros profesionales para valorar, diagnosticar y tratar el sufrimiento espiritual del ser humano; considerar que son los valores, creencias y el sentido que el hombre da a la vida lo que lleva a la Felicidad, o bien, lo que la Enfermería conoce como resultado NOC, la salud espiritual; y fomentar el desarrollo de investigación en el área de las necesidades espirituales y la divulgación de los resultados, lo que permitirá otorgar desde la Enfermería cuidados holísticos y de calidad, más allá de lo puramente visible”, aseveró la decana.

A su vez, la directora del Departamento de Enfermería, académica Juana Cortés Recabal, expresó que la comunidad demanda “una atención personalizada, equitativa, óptima, eficiente, segura, oportuna y conforme a valores éticos. Para cumplir con este ejercicio profesional es necesario el perfeccionamiento continuo en la búsqueda y profundización de nuevos conocimientos de la disciplina”, comentó.

Por ello, expresó que como Departamento de Enfermería, las y los académicos deben fortalecer en la formación de los nuevos profesionales aspectos como el compromiso social, la capacidad crítica racional, el trato humanizado, el compromiso con su propia identidad profesional, entre otros ejes. “Este año, el  Consejo Internacional de Enfermería ha elegido como tema “Enfermeras: una voz para liderar, Alcanzando los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, ocupando la salud un lugar central en estos objetivos (…) Los objetivos de desarrollo sostenible, nos presentan la oportunidad de aplicar nuestros conocimientos como profesionales de enfermería, para crear un mundo más saludable y mejor. Esta celebración es un buen momento para recordar y reflexionar sobre lo vivido, para reconocernos como equipo,  para hacer una pausa y revisar el pasado. Esto sin duda nos permite comprender el presente y trabajar unidos en la construcción del futuro”, ilustró la académica Juana Cortés.

La académica de la Universidad de Chile, Esmérita Opazo Morales, expuso la conferencia “Seguridad del paciente: Importancia de la Simulación Clínica y el Trato Humanizado”. “La simulación clínica es una técnica empleada en la formación de los estudiantes de Enfermería, y se orienta a la seguridad de la atención y al cuidado humanizado. Se trata de una técnica didáctica de aprendizaje y es la que pareciera tener mayor efectividad y profundización, previo a que los jóvenes se enfrenten a la atención de un paciente real”, comentó la académica.

Asimismo, destacó el rol desempeñado por enfermeras y enfermeros en la gestión del cuidado. “En el caso de los hospitales, más del 70% de las actividades vinculadas con el cuidado los realiza la enfermera o enfermero, esto en relación a los demás profesionales de la salud, de manera que la atención de Enfermería en momentos de enfermedad, es permanente y durante las 24 horas del día en casos de hospitalización. En la Atención Primaria de Salud, también cumplimos un rol  destacado en actividades de prevención y promoción de la salud”, comentó.




Académica de Enfermería UBB expuso investigación en Segunda Jornada de Simulación Clínica

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Ángela Astudillo Araya, expuso el trabajo denominado “Satisfacción con la simulación clínica de alta fidelidad en estudiantes de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, 2015: Estudio comparativo”, en la Segunda Jornada de Simulación Clínica y IV Asamblea de la Sociedad Chilena de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente (Sochisim), realizada en la Universidad de Concepción.

La jornada fue convocada por los Departamentos de Obstetricia y Puericultura y de Educación Médica, en conjunto con la Sociedad Chilena de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente, Sochisim, y reunió a especialistas en simulación clínica de todo el país.

La investigación, según explicó la académica Ángela Astudillo Araya, correspondió a un estudio comparativo que tuvo por objetivo conocer la diferencia entre la evaluación inicial y la evaluación final a la que fueron sometidos 78 estudiantes de la carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, de tercero y cuarto año, respecto de su experiencia y valoración de la metodología de enseñanza y aprendizaje conocida como Simulación Clínica de Alta Fidelidad.

La primera evaluación se aplicó a los estudiantes luego de haberse sometido a la experiencia de la simulación clínica, en tanto que la segunda evaluación se realizó durante el periodo de práctica clínica de los estudiantes. La idea era precisar si se experimentaban variaciones respecto de la evaluación de los jóvenes en uno y otro momento, describió la académica Ángela Astudillo.

“Los participantes de este estudio señalaron estar satisfechos con la simulación clínica de alta fidelidad en ambas oportunidades, y destacan la utilidad de la metodología como una herramienta de simulación. Sin embargo, el nivel de satisfacción disminuyó levemente al ser evaluada durante el transcurso de la práctica clínica. También observamos que los estudiantes que participaron en un mayor número de sesiones de simulación se encuentran más satisfechos que aquellos que lo han hecho en menor cantidad. Además, se evidencia que los estudiantes logran el aprendizaje significativo al experimentar la simulación clínica previo a las prácticas clínicas. Asimismo, al realizar la comparación de satisfacción segregado por las distintas variables del estudio, se observa que en la mayoría de estas, la dimensión que obtuvo mayor diferencia de puntaje entre ambas evaluaciones fue “aprendizaje significativo”, siendo las dos restantes las que obtuvieron menor diferencia de puntuación”, expresó la académica Ángela Astudillo.

De acuerdo a los resultados obtenidos, la académica Astudillo Araya aseveró que se estima necesario someter a una mayor variedad de escenarios de simulación a los estudiantes de Enfermería, de manera que al ingresar a sus prácticas clínicas hayan vivenciado una mayor cantidad de situaciones probables. “Esta posibilidad fue manifestada por los estudiantes en una consulta abierta que contempló la evaluación. Advertimos que ellos van conociendo la metodología y su sentido en la medida que la practican en mayor cantidad. Asimismo, valoran la dimensión de la relación interpersonal en la simulación clínica, pues les permite desarrollar habilidades de comunicación tanto con el paciente como con el equipo de trabajo”, aseguró la académica de Enfermería UBB.

La académica Ángela Astudillo explicó que los estudiantes alcanzan aprendizajes significativos a través de esta metodología, destacando particularmente la etapa del debriefing, que tiene lugar una vez que ha concluido la simulación, y tras observar en video el comportamiento del equipo de salud durante la etapa de simulación.

“Durante el debriefing el estudiante alcanza el aprendizaje significativo, pues ahí relaciona los conocimientos previos con los que vivenció y así logra entender y aprender. En esta fase el académico destaca las intervenciones positivas, y también da pie a la capacidad de autocrítica de los propios estudiantes”, comentó la académica del Departamento de Enfermería.

La académica Ángela Astudillo Araya destacó que la Simulación Clínica, junto con ser una metodología de enseñanza y aprendizaje, también constituye una línea de investigación de la carrera de Enfermería, y es así como se vislumbra realizar un nuevo estudio similar al presentado en las Jornada pero con una muestra de mayor tamaño.




Nutrición y Dietética y Enfermería UBB promueven autocuidado en el Día Mundial del Ataque Cerebrovascular

Académicas y estudiantes de ambas carreras, participaron en la Feria de la Salud convocada por la Mesa Provincial de Salud Cardiovascular de la Seremi de Salud de la Región del Biobío, realizada en el Paseo Peatonal Arauco de Chillán. Las enfermedades que afectan al sistema circulatorio representan la primera causa de muerte en Chile. De acuerdo a estadísticas del Ministerio de Salud, cada año fallecen 28 mil 064 personas en el país por esta razón y de ellas, 8 mil 603 mueren por patologías cerebrovasculares.

En la oportunidad se hizo especial énfasis en aprender a reconocer los síntomas que alertan sobre la eventual ocurrencia de un ataque cerebrovascular (ACV) tales como: repentina dificultad y confusión para hablar, imposibilidad de sonreír en forma simétrica; sensación de pesadez o falta de fuerza en un lado del cuerpo.

Ante estas situaciones, se indicó, las personas deben concurrir al centro de salud más cercano, puesto que la atención médica durante las primeras 24 a 48 horas es clave para lograr una evolución positiva y disminuir el riesgo de secuelas.

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Luz Lobos Fernández, precisó que las estudiantes de Nutrición y Dietética se abocaron a la evaluación del estado nutricional, estimación del riesgo cardiovascular en base a la medición del perímetro de la cintura, y educación en temas de etiquetado nutricional de alimentos.

Asimismo, se promovió entre los transeúntes el adoptar la Dieta Mediterránea como un factor protector de la salud. Esta dieta fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

“La Dieta Mediterránea es una opción que puede aplicarse perfectamente en nuestra región debido a que se produce una importante cantidad de frutas y verduras, y los productos del mar también se encuentran disponibles. Lo mismo ocurre con los cereales, algunos frutos secos y lácteos, y aceitunas y pescados, que pueden encontrarse a precios asequibles en el mercado y la feria local”, expresó la académica Luz Lobos.

La pirámide de la Dieta Mediterránea considera además la práctica diaria de actividad física, un descanso adecuado y la convivencia familiar y social. Por ello, más que una dieta estricta supone un estilo de vida donde se debe considerar la estacionalidad del año en alimentos y optar por los productos locales de cada temporada. También destaca el consumo del agua diariamente para hidratar el cuerpo, frutas y verduras de distintos colores que indican variedad en sus propiedades nutritivas, aceite de oliva, cereales, frutos secos, hierbas y especies, carnes blancas, pescado y mariscos, huevos, legumbres, consumo de vino con moderación, y en menor medida carnes rojas, papas y dulces.

En tanto, el representativo de la carrera de Enfermería estuvo representado por la académica Natalia Bello Escamilla junto a estudiantes de la carrera, quienes se abocaron especialmente a prevenir la Hipertensión Arterial (HTA) mediante la toma de presión. Como es habitual en este tipo de acciones, ante la detección de presión arterial alta, las estudiantes orientan a las personas para que se practiquen el Examen de Medicina Preventiva (EMP) que se realiza en los Centros de Salud Familiar (Cesfam) o en la consulta que les indique su Isapre.

La académica Natalia Bello Escamilla destacó que según la Organización Mundial de la Salud, 15 millones de personas sufren cada año en el mundo un ataque cerebrovascular (ACV), de las cuales 5 millones fallecen y 5 millones quedan permanentemente discapacitadas.

“Considerando estas estadísticas es que las estudiantes de Enfermería de nuestra casa de estudios, se abocaron principalmente a entregar educación a la comunidad respecto a qué es un ataque cerebrovascular, cuáles son los factores de riesgo, cómo detectar a través de signos y síntomas la ocurrencia de este evento y cómo podemos prevenirlo. Además, y en relación a los factores de riesgo del ACV, es sabido que uno de los principales es la presión arterial elevada o hipertensión arterial, por ello, las estudiantes controlaron la presión arterial a los transeúntes del Paseo Peatonal Arauco con el fin de detectar este factor de riesgo, catalogado como un factor de riesgo mayor modificable de eventos o enfermedades cardiovasculares”, describió la académica del Departamento de Enfermería UBB.

La académica Bello Escamilla comentó que al detectarse una presión arterial elevada en pacientes con diagnóstico médico de Hipertensión arterial, se entregó educación sobre cómo controlar esta presión a través del cumplimiento de indicaciones no farmacológicas y farmacológicas indicadas por el equipo de salud. Por otro lado, cuando se detectó la presión arterial elevada en pacientes sin diagnóstico de hipertensión arterial, se orientó a las personas a acudir a su  Centro de Salud Familiar (Cesfam) o a la consulta que les indique su Isapre para que se practiquen el Examen de Medicina Preventiva (EMP) en el caso de los adultos y Examen Preventivo del Adulto Mayor (EMPAM) en el caso de personas correspondientes a este grupo etario.

“El EMP, es una evaluación periódica de salud, de carácter voluntario y gratuito, aplicable a personas generalmente asintomáticas. Los requisitos para acceder a este examen son estar inscrito en su CESFAM y tener entre 15 y 64 años. El principal objetivo de este examen es detectar precozmente enfermedades o condiciones prevenibles o controlables cardiovasculares y reducir con ello las enfermedades y las muertes asociadas a ellas. En el caso del EMPAM, se accede desde los 65 años o más, y es importante precisar que este examen, aparte de pesquisar factores o enfermedades cardiovasculares, incluye también  una evaluación del estado funcional de las personas mayores”, describió en detalle Natalia Bello.

Factores de riesgo y consejos

La presión arterial elevada, el consumo de tabaco, la diabetes, el colesterol elevado, la obesidad y antecedentes personales o familiares con enfermedades al corazón o sistema circulatorio son algunos de los principales factores de riesgo, así como también tener una edad avanzada o antecedentes familiares de ataque cerebral. Para prevenir esta patología los especialistas recomiendan comer sano y realizar actividad física todos los días, mínimo 30 minutos. Los consejos también apuntan a evitar el consumo excesivo de sal, azúcar, bebidas, frituras y alimentos ricos en grasas como cecinas y mayonesas. La invitación es a consumir 5 porciones al día de verduras y frutas frescas de distintos colores, comer pescado al horno o a la plancha y legumbres 2 veces por semana, consumir lácteos bajos en grasa y azúcar, tomar entre 6 y 8 vasos de agua diarios y comparar las etiquetas de los alimentos, prefiriendo aquellos que tengan menos grasas, azúcar y sal.




Académico de Enfermería UBB expone en XXXIII Congreso de la Federación Mexicana de Asociaciones de Facultades y Escuelas de Enfermería

El académico del Departamento de Enfermería, Dr. José Leiva Caro, expuso dos ponencias que derivan de proyectos de investigación internos, los que se titulan “Relación entre competencia, ambiente y caídas en adultos mayores de la comunidad” y “Uso de bastón y caídas en adultos mayores de la comunidad”. Además, dictó una conferencia sobre Simulación Clínica.

El Dr. José Leiva Caro explicó que los trabajos presentados en el XXXIII Congreso de la Federación Mexicana de Asociaciones de Facultades y Escuelas de Enfermería A.C, en Nuevo Laredo, México, abordan un problema muy poco estudiado en Chile, como son las caídas en adultos mayores.

“En ese sentido la investigación “Relación entre competencia, ambiente y caídas en adultos mayores chilenos de la comunidad”, correspondió a un estudio cuantitativo, correlacional y transversal, que consideró hombres y mujeres de 60 años y más. El estudio abordó variables de la persona y del ambiente físico de la vivienda, siendo esto último por primera vez considerado en un estudio sobre caídas a nivel nacional. La investigación encontró una prevalencia importante de caídas en adultos mayores de la comunidad y además datos que difieren de los reportes internacionales respecto al riesgo de caer, lo que invita a continuar desarrollando investigación sobre el tema. Asimismo, pone de manifiesto la necesidad de realizar intervención para disminuir el riesgo de caer en adultos mayores de la comunidad, involucrando a personal de salud y familia”, ilustró el académico del Departamento de Enfermería UBB.

En tanto, el Dr. Leiva Caro expresó que la investigación sobre “Uso de bastón y caídas en adultos mayores chilenos de la comunidad”, correspondió a un estudio cuantitativo, descriptivo y transversal, que incluyó una muestra de adultos mayores de 60 a 94 años, todos quienes utilizaban bastón desde hace un año y más, según describió. “Se encontró una alta prevalencia de caídas, que triplica a la de adultos mayores que no utilizan bastón; además un alto porcentaje no utiliza el bastón y cerca de la mitad de la muestra expresó que no le agrada utilizar la ayuda técnica. Esta investigación, genera un área de oportunidad para continuar desarrollando investigación sobre el uso del bastón (y otras ayudas técnicas) y caídas, considerando otro alcance, pues además, como tema central de estudio es muy poco abordado en el contexto internacional. Cabe señalar que ésta investigación fue enviada a una revista nacional, y se espera sea publicada en el 2017”, aseveró el Dr. José Leiva Caro.

El congreso tuvo como eje estructurante los conceptos de “Educación, Cuidado e Investigación”, y consideró la participación de expositores de Estados Unidos, El Salvador, Cuba y México, congregando a más de mil concurrentes.

“Una de las conferencias más esperadas fue de la Dra. Callista Roy, quién es una destacada y reconocida Teorista en Enfermería. En la conferencia la Dra. Roy abordó temas de profundo interés para Enfermería, como investigación y práctica, dejando muy claro algunos desafíos para Enfermería a nivel global. Sin duda que fue un verdadero privilegio haber estado presente en su conferencia, como también muy enriquecedor en lo personal y profesional el haber podido conocerla y compartir con ella. El congreso me permitió también estrechar lazos y generar contactos con destacados académicos e investigadores de USA y México”, valoró el académico UBB.

En el marco de las conferencias, el Dr. José Leiva Caro fue invitado a dictar una conferencia, la que versó sobre “Simulación clínica: un método de enseñanza y aprendizaje”.

“La Simulación Clínica es una estrategia relevante en la Carrera de Enfermería, pues se ha transformado en un pilar en el proceso de formación profesional de los estudiantes, al ser una estrategia que se ajusta muy bien a las asignaturas profesionales. Esta estrategia la vengo trabajando por cerca de tres años en el contexto de una asignatura profesional que coordino. Ha sido muy bien acogida por los estudiantes; como académico, la encuentro muy dinámica, amigable y enriquecedora”, aseveró el Dr. Leiva Caro.

La conferencia, según ilustró el académico de Enfermería UBB, “abordó aspectos teóricos, prácticos y de investigación, desde la historia, el diseño, ejecución, como también sobre la implementación de la Simulación Clínica de Alta Fidelidad en la Carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío. En esto último aproveché de destacar el gran trabajo que ha realizado la académica del Departamento de Enfermería Mg. Ángela Astudillo. La conferencia fue muy bien recibida por la audiencia, y una vez finalizada, docentes y clínicos se acercaron a realizar preguntas y también a generar contacto para eventuales visitas de formación”, describió el Dr. José Leiva Caro.




FACSA estrecha vinculación con el Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás

Académicos y estudiantes de Nutrición y Dietética, Enfermería, Ingeniería en Alimentos y Fonoaudiología, desarrollaron jornada de trabajo con alumnos y profesores del área Técnico Profesional del emblemático liceo ñublensino.

La secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza Riquelme, destacó que durante este segundo semestre se realizarán diversas actividades conjuntas que involucrarán a académicos y estudiantes de la UBB y del Liceo Bicentenario San Nicolás, muestra de ello fue la primera jornada de trabajo.

“Es importante que los estudiantes del área Técnico Profesional del Liceo Bicentenario de Excelencia avizoren continuar estudios en la Universidad. Por ello nos interesa informarles adecuadamente sobre las alternativas de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos a través de sus carreras de Enfermería, Nutrición y Dietética, Ingeniería en Alimentos y Fonoaudiología. Por lo pronto, los jóvenes visitarán nuestras dependencias y vivenciarán algunos procesos en la Planta Piloto de la carrera de Ingeniería en Alimentos, así como participarán en una exposición referida a productos marinos en el marco de una asignatura de dicha carrera. Asimismo, conocerán el funcionamiento del Centro de Simulación Clínica de Enfermería y lo que implica dicha estrategia de enseñanza-aprendizaje, así como el Laboratorio de Anatomía, que incorporó un sistema computacional muy atractivo y motivador para los jóvenes. Junto a la carrera de Nutrición y Dietética se vislumbra la asistencia a laboratorios de Técnicas Dietéticas junto con los estudiantes de primer año de la carrera, y también se abordará la revisión de la malla curricular de la especialidad de Gastronomía del liceo. A través de Fonoaudiología se abre un interesante campo de colaboración, pues se potenciarán las habilidades de los integrantes del coro del Liceo, y también se asesorará a los profesores del establecimiento en el correcto uso de la voz, entre otras alternativas”, comentó la académica Ximena Sanhueza Riquelme.

El director del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, Víctor Reyes, comentó que debido al nuevo contexto de la educación superior y al importante beneficio que supone la gratuidad, muchos de los estudiantes del área Técnico Profesional del establecimiento aspiran a proseguir estudios universitarios.

“En esta alianza con la UBB buscamos iniciar un camino que asegure a los alumnos del área Técnico Profesional el vincularse a temprana edad con la Universidad y eventualmente acceder a alguna de sus carreras. Por ejemplo, ¿Por qué no pensar que los alumnos que nosotros formamos en la especialidad de Gastronomía no podrían ingresar a Nutrición y Dietética o a Ingeniería en Alimentos? La idea es generar un plan de trabajo con FACSA y así vincular nuestras especialidades con las carreras de la Facultad”, aseveró el director del Liceo Bicentenario.

Según expresó el director Víctor Reyes, los alumnos del área Técnico Profesional valoran el interés de la Universidad por acercarse a ellos y conocer sus expectativas, pues habitualmente las casas de estudios superiores centran su atención en los jóvenes del área Científico-Humanista. “Los estudiantes de Técnico Profesional habitualmente piensan que su trayectoria es continuar en los Centros de Formación Técnica o en Institutos Profesionales, pero lo cierto es que perfectamente pueden continuar su formación en la Universidad. Ellos están muy entusiasmados con esta posibilidad”, describió el director.

La coordinadora del área Técnico Profesional del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, Ximena Sanhueza Benavides, comentó que desde este año 2016 rigen nuevas mallas curriculares en las especialidades que brinda el Liceo, donde se incorporan nuevos módulos y se contemplan 6 horas que pueden adaptarse de acuerdo a los requerimientos de cada carrera.

“Pretendemos disponer de esas 6 horas con el propósito de cubrir las necesidades de los alumnos. Por ejemplo, si queremos vincular la especialidad de Gastronomía con la carrera de Nutrición y Dietética, la idea es generar alguna asignatura que luego sea reconocida por la UBB en caso que alguno de nuestros jóvenes opte a dicha carrera mediante la PSU; esto con todas las exigencias que ello implica. Ese es un atractivo muy valorado por nuestros estudiantes. Para ellos significaría una carga horaria menor durante el primer y segundo semestre universitario, lo que no deja de ser significativo”, argumentó la coordinadora Ximena Sanhueza.

Durante la jornada de trabajo desarrollada en el Liceo Bicentenario de Excelencia, las académicas de la carrera de Nutrición y Dietética, Mg. Pamela Chavarría Sepúlveda y Mg. María Paula Alarcón, junto a las estudiantes de segundo año Elizabeth Barrera San Martín y Camila Muñoz Saldías, orientaron a los jóvenes sobre el sentido de la carrera, sus principales áreas de desarrollo y temáticas específicas de la profesión. Las estudiantes Elizabeth Barrera y Camila Muñoz compartieron además su experiencia en la Universidad durante sus dos años de estudio.

Por su parte, la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Dra. Fabiola Cerda Leal junto al académico Dr. Guillermo Petzold Maldonado, realizaron una presentación de la carrera, además de un trabajo práctico que concitó la atención de los estudiantes de la especialidad de Gastronomía.

El académico de la carrera de Enfermería, Dr. José Leiva Caro realizó una presentación sobre electrocardiograma, en tanto que la académica Mg. Sonia Contreras Contreras se refirió a técnicas de extracción de sangre. A su vez, las estudiantes de cuarto año Carolina Fuentes Neira y Elizabeth Fierro Palma explicaron el rol de enfermería y compartieron imágenes de la UBB y del Centro de Simulación Clínica. Las estudiantes también compartieron sus experiencias durante sus años de formación.

En tanto, el académico de la carrera de Fonoaudiología Mg. Mauricio Alfaro Calfullán, compartió con profesores y estudiantes del coro del Liceo. En este sentido, la carrera de Fonoaudiología impartirá talleres que permitan desarrollar habilidades vocales en los profesores, así como se vislumbra un trabajo que permita potenciar las habilidades de canto coral de los estudiantes.

Expectativas y anhelos

La estudiante de Gastronomía, Javiera Bonilla, valoró la visita de la UBB pues pretende proseguir estudios universitarios. “Me llama mucho la atención Nutrición y Dietética, y mucho más con la charla que tuvimos hoy. Me motiva a seguir estudiando y por eso me inscribí en algunas clases que tendremos con la UBB, para ver si es lo que yo quiero. Me llamó la atención la cercanía que tuvimos con las profesoras de Nutrición, quienes fueron muy amables y dinámicas”, expresó.

Por su parte, la estudiante de Química Industrial, Lizbeth San Martín, también manifestó su interés por continuar estudiando una vez que egrese del Liceo. “Quiero seguir perfeccionándome en carreras del área salud. Yo estudio Química Industrial porque sabía que realizan capacitaciones en primeros auxilios y porque nos dan nociones de anatomía y fisiología humana. Me gustaría estudiar Enfermería o Nutrición y Dietética. Me llamó la atención el examen de electrocardiograma que explicó el profesor, porque escuchamos hablar de eso frecuentemente pero no sabemos en qué consiste”, precisó.

Las jóvenes Paulette Clemente y Bárbara Aldea cursan la especialidad de Gastronomía y barajan distintas alternativas. Ambas reconocen que pretenden postular a las fuerzas armadas pero también desean continuar estudiando. Paulette aseguró que le gustaría ingresar a Ingeniería en Alimentos, mientras que Bárbara evalúa otras alternativas. “Estamos en un curso intensivo para rendir la PSU. La idea es seguir estudiando”, aseveraron.