Connotado investigador expuso sobre los desafíos para el estudiante de postgrado en Educación

“Desafíos para el estudiante de postgrado en Educación” se denominó la conferencia realizada por el académico Dr. Carlos Calvo Muñoz, en el marco de la clase inaugural del Magíster en Educación de la Universidad del Bío-Bío.

El Dr. Calvo Muñoz, licenciado y docente de Filosofía, es académico de Antropología y Sociología de la Educación en la Universidad de La Serena. Posee un postgrado en Educación y una maestría en Artes y Antropología de la Universidad de Standford (EE. UU.). Es académico postdoctoral de la Universidad de Standford y de la Universidad de Lovaina, Bélgica.

La directora del programa de Magíster en Educación, Dra. Maritza Palma Luengo, se refierió a los logros del último periodo y a la evolución que ha tenido el programa desde que fue creado el año 2003. Destacó la aprobación de un Plan de Estudio renovado, que se implementa a partir de la versión 2018 y da cuenta de las actualizaciones disciplinarias que surgen a partir del desarrollo de las líneas de investigación definidas como: Formación docente y saberes pedagógicos; y Problemáticas educativas contemporáneas.

“A partir de este gran logro también enfrentamos el gran desafío de transitar desde un programa profesional a uno de carácter académico, que articulará con el programa de Doctorado en Educación en consorcio”.

La Dra. Palma Luengo señaló que el programa de Magister en Educación, es un programa reconocido y valorado por la comunidad, y se encuentra abierto a las necesidades de los demás, aportando a la construcción de mejoras frente a las demandas educativa actuales.

CONFERENCIA

El Dr. Carlos Calvo propicia un cambio de paradigma educativo. La escuela, según el investigador, asoma como un espacio demasiado estructurado y rígido que impide las posibilidades de aprendizaje de niñas y niños. La trampa epistemológica de la escuela es creer que aprender consiste en repetir las respuestas del profesor.

“Lo que debemos hacer en un postgrado es permitir que el estudiante haga lo que hacía desde pequeño y que en la escuela se le fue impidiendo: preguntar. La idea es que se haga preguntas y recupere su capacidad de formularse preguntas genuinas, inocentes, aquella pregunta que siendo formulada ya por muchos, es primera vez que el estudiante se formula”, comentó.

Ante el surgimiento de preguntas, el alumno concluirá provisoriamente alguna respuesta, situación que en sí ya constituye un aprendizaje. “Aprender es relacionar, porque establecemos relaciones entre un elemento y otro, independiente de que la respuesta sea correcta o falsa. En la escuela se comete el error de castigar inmediatamente el error con una mala nota, y por eso las personas terminan repitiendo lo que el profesor dice o haciendo un torpedo y copiando”, precisó.

Asimismo, en la escuela también se impediría lo que denomina como “aventura del descubrimiento”, pues al entregar indicaciones a los estudiantes, éstos conocen desde un comienzo la solución y los pasos para llegar a un determinado punto. “Es un error común que los profesores entregan una guía para que los niños hagan un experimento, pero la guía dice desde donde parten hasta donde llegan, y lo ideal es que los niños lleguen a otro lado. El niño debe jugar, debe caerse, pararse, debe ser capaz de hipotetizar y dialogar con el profesor”, explicó.

El académico Calvo Muñoz sostiene que aprender implica establecer una relación, y por tanto, inicialmente las relaciones están abiertas al infinito. Lo posible es posible y por tanto el profesor no puede juzgar que una relación es imposible.

“Lo que uno puede juzgar, con la ayuda de un educando que sigue indagando sobre el tema, es ver si aquello que se dijo es comprobable, para pasar de lo posible a lo probable.  Para eso se tiene que recabar antecedentes; entonces el estudiante va a la biblioteca, a internet, al laboratorio, a indagar para ver si lo que él pensó como posible, es probable. Por ejemplo, alguien puede afirmar que el ser humano sí se puede teletransportar, y como profesor le digo, bueno, ¿qué sería necesario para que alguien se pueda teletransportar? Ahí el estudiante va a la biblioteca y consulta a otras personas para ver si eso es posible. Hasta hace algunos años se decía que era imposible pero hoy lo han hecho con moléculas. Por lo tanto, es posible ¿pero cuán probable?” ilustró el investigador.

El Dr. Carlos Calvo también llamó la atención sobre la pobreza de lenguaje que se evidencia en todos los niveles, aseverando que en la escuela de hoy no se aprende a hablar en propiedad, lo que se vincula con la privación cultural, pues la pobreza de lenguaje implica que las personas no serán capaces de descifrar los códigos que le permitirán acceder a la cultura. “Tenemos que trabajar para superar las barreras lingüísticas, porque de otro modo las personas no pueden comprender. Al faltarnos vocabulario para designar objetos y describir fenómenos nos hacemos más pobres, porque no logramos entender lo que nos explican”, ilustró.

Junto con la conferencia, el Dr. Calvo Muñoz hizo entrega de su último libro denominado “Ingenuos, Ignorantes, Inocentes. De la educación informal a la escuela auto organizada”. La publicación aparecida en 2017 fue coeditada con JUNJI, la Universidad de La Serena y por el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe, CREFAL, con sede en México.

“En el libro yo trato algunos temas como la propensión a aprender del ser humano. Pruebo que los niños aprenden perfectamente, piensan perfectamente, por lo tanto, ir a la escuela a aprender a pensar es un error; lo que pasa es que se aprende a pensar mal y después la escuela trata de corregir aquello. ¿Qué tenemos que hacer? Más que corregir, debemos evitar que los niños aprendan a pensar mal”, aseveró.

La publicación también se refiere a temas como la complejidad de los procesos educativos. “No hay ningún proceso educativo que no sea complejo, pero yo educador tengo que ser capaz de simplificar la complejidad que estoy enseñando y moverme entre lo simple y lo complejo”, indicó.

El Dr. Carlos Calvo sostiene que los procesos educativos son eminentemente caóticos, pero se tienden a ordenar. “Por ejemplo, aprendemos a caminar cayéndonos y aprendemos a caminar mejor en lugares que son irregulares. Se han realizado estudios en parques infantiles y se ha descubierto que mientras más uniforme es el parque infantil, más accidentes ocurren, porque los niños presuponen que está todo ordenado. En cambio, en resbalines donde los peldaños se ubican a distinta altura, los niños suben y bajan con más cuidado, porque saben que es irregular”, ilustró a modo de ejemplo.




Desafíos de la política educacional chilena para la formación docente abordó conferencia del Doctorado en Educación UBB

El académico de la Universidad de Talca, Dr. Sebastián Donoso Díaz, expuso la conferencia denominada “La política educacional chilena y la formación docente: Algunos desafíos”, en el marco de la clase inaugural de dicho programa.

La actividad académica se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y reunió al claustro académico del Doctorado así como a estudiantes de las universidades que conforman el consorcio que sustenta al programa, Católica del Maule, Católica de la Santísima Concepción, Católica de Temuco y de la anfitriona Universidad del Bío-Bío.

El director del programa de Doctorado, Dr. Omar Turra Díaz, expresó que la inauguración de un nuevo año académico implica nuevas exigencias y compromiso profesional, considerando los desafíos que reviste un doctorado acreditado y la formación de capital humano avanzado en un ámbito tan relevante para el desarrollo del país, como es la educación.

“Si agregamos a lo anterior que esta labor formativa se desarrolla desde una universidad estatal y desde un contexto regional, el compromiso se vuelve más desafiante. Por lo mismo, somos conscientes del rol social que la universidad y este programa tiene con la comunidad regional y nacional, en su aporte a la generación de nuevo conocimiento educativo y la extensión de su saber a la sociedad. El conocimiento es una construcción sobre la base de lecturas, diálogos, reflexión, inmersión en el campo de estudio, pero también de escucha atenta y reflexiva aportada por una charla o conferencia”, aseveró el Dr. Turra Díaz.

El Dr. Sebastián Donoso Díaz expresó que entre los desafíos de la formación docente se identifica la necesidad de estructurar dicha formación de un modo más abierto o flexible, mayormente ligada a la práctica y planteando más desafíos a los estudiantes para que desde un principio asuman su propia responsabilidad en la tarea de aprendizaje.

“Debemos preparar un profesor considerando múltiples dimensiones y tareas que quizás aún no conocemos y por ello debemos generar las habilidades para que el propio profesor o profesora pueda irlas definiendo y actualizando. Eso demanda un proceso formativo algo diferente a lo que hemos estado haciendo, que es mucho más estructurado y ordenado, es un avance, pero el conocimiento científico tecnológico y las demandas sociales van a una velocidad mucho más rápida de lo que nosotros somos capaces de manejar”, precisó.

El Dr. Donoso Díaz explicó que distintos estudios confirman que en Chile el capital social y cultural de un estudiante explica entre el 60 y 80 % del rendimiento que éste obtiene en las pruebas de medición estandarizadas, lo que también grafica las desigualdades territoriales e intraterritoriales, situación que se vincula directamente con la formación de profesores.

“El profesor debe orientar al estudiante en la generación de conectores de manera que los niños y jóvenes se conviertan en reorganizadores de los códigos de información y conocimiento, en estructuradores para dar sentido a la información”, ilustró.

El Dr. Sebastián Donoso también hizo alusión a la relevancia de las “creencias” de los propios docentes respecto del potencial de sus estudiantes, puesto que el mero conocimiento no es suficiente para generar cambios. “Para generar cambios en nuestros profesores es fundamental conocer sus creencias. Por ejemplo, el profesor ¿cree que todos sus estudiantes pueden aprender?, ¿Cree que los talentos se distribuyen en todos los sectores socioeconómicos? Y para modificar las creencias hay que recurrir a la práctica, a las experiencias, porque ellas pueden verdaderamente transformar las creencias”, ilustró el investigador.

El acto académico también dio paso a una serie de consultas y reflexiones formuladas por los concurrentes, lo que permitió enriquecer el diálogo y el debate.

El Dr. Sebastián Donoso Díaz es académico e investigador del Instituto de Investigación y Desarrollo Educacional de la Universidad de Talca e investigador Asociado del Centro de Investigación Avanzada en Educación. Actualmente pertenece al Grupo de Estudio de Educación de Conicyt-Fondecyt. También se ha desempeñado como integrante del Consejo Asesor del Ministerio de Educación de Chile para el Fortalecimiento de la Educación Pública, y como integrante del Comité de Postgrado del Área de Educación de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Las áreas de investigación son políticas educativas y equidad de la educación. Desde hace 20 años dirige el programa de Magister en Política y Gestión Educacional de la Universidad de Talca.




Reconocimiento Educa UBB valoró trayectoria y proyección de ñublensinos notables

El acto, realizado en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidido por el rector Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora Gloria Gómez Vera, el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo, el alcalde de la comuna de Quirihue Richard Irribarra Ramírez, integrantes de la comunidad universitaria, y familiares e invitados especiales de los homenajeados.

Durante el acto, la prorrectora Gloria Gómez Vera dio lectura a semblanzas que retrataron diversas facetas de la vida de los homenajeados, puesto que además de relevar los méritos profesionales y logros alcanzados, también se busca retratar aspectos más íntimos y desconocidos.

En el ámbito de Educación se reconoció el aporte de la profesora del Liceo Polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue, Marcela Henríquez Aravena. La docente se hizo ampliamente conocida por haber sido seleccionada por el Global Teacher Prize International, entre los mejores 50 profesores del mundo, es decir, fue semifinalista del prestigioso galardón, conocido mundialmente como “el Nobel de la enseñanza”. Los años 2006 y 2007 ya había alcanzado reconocimientos importantes al ganar junto a sus alumnos, un concurso nacional de literatura, donde sus estudiantes se impusieron a representantes de los mejores colegios de Chile, como el Grange School o el Instituto Nacional. A raíz de esa experiencia se relató su historia en el libro de la Fundación Chile denominado “Lo mejor de nuestros profesores” y en revistas del Ministerio de Educación. También se entrevistó en aquel entonces con la Ministra de Educación, Mónica Jiménez. El pasado 8 de marzo la Comunidad Mujer la reconoció como la mujer más destacada del año en Educación, premio que le fue conferido por la Presidenta Michelle Bachelet Jeria.

En el campo del Arte y Cultura se distinguió al profesor de Pedagogía en Educación Musical, folclorista e investigador, Fernando Cifuentes Cáceres. El docente fundó en 1980 el grupo folclórico Nanihue de Chillán, que ha llevado adelante un interesante trabajo de investigación y recopilación. Fruto de su trabajo de investigación, ha grabado alrededor de 300 cuecas y más de 200 variedades de tonadas y tipos de danzas casi extintas como polcas, refalosas, porteñas y chapecaos, mayoritariamente. Parte de ese invaluable material se ha compartido con la comunidad local, nacional e internacional a través de la edición de 11 discos (8 CD y 3 DVD). “El 98% del material grabado corresponde a trabajo de recopilación hecho personalmente”, expresó el profesor Fernando Cifuentes.  A eso debe sumarse un libro que complementa un CD musical. En 1992, en el marco de la conmemoración de los 500 años del descubrimiento de América, Nanihue fue invitado a participar en una gira artística por diversas ciudades y localidades de España. También ha recorrido las provincias del Chubut, Neuquén, Río Negro, Córdoba y Río Cuarto en Argentina.

En Formación Social se galardonó a la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Ñuble, Rosario Peña Espinoza, quien también desarrolló una importante trayectoria como dirigente vecinal, puesto que en 1978 fue elegida presidenta de Los Módulos de la población Vicente Pérez Rosales que agrupaba a 208 viviendas. Rosario Peña sufrió la detención y desaparición de su pareja, el zapatero Leopoldo López Rivas, militante del Partido Comunista que había tenido una activa participación en el proceso social y político impulsado por el gobierno de la Unidad Popular. Junto a los demás integrantes de la agrupación han compartido un derrotero común en búsqueda de una verdad que les ha sido esquiva. Con ellos también ha recorrido Chile y las ciudades argentinas de Córdoba y Mendoza dando cuenta de su testimonio. El mural en homenaje a detenidos desaparecidos de Chillán, que se ubica a un costado del Edificio de la Facultad de Educación y Humanidades en el Campus La Castilla, considera una cerámica con la fotografía estampada de quien fuera su pareja, Leopoldo López Rivas.

Finalmente, en Deporte, se hizo entrega de la distinción al tenista Tomás Barrios Vera, quien fue representado por su padre, Marcelo Barrios Celis. Pese a su juventud, cuenta entre sus principales logros haber terminado número 1 de Chile; 1º de Sudamérica y 5º del mundo en la categoría Junior, es decir, menores de 18 años. También destaca el tercer lugar en el Master Junior de China el año 2015. Mención aparte merece su debut ganador integrando el equipo chileno de Copa Davis contra República Dominicana en febrero de 2017, oportunidad en que venció por doble 7-6 a José Olivares. El 16 de mayo del 2016 consiguió su primer título como tenista profesional en el Torneo Futuro 2 de México, derrotando a Darian King (268 de la ATP), por 6-1 y 7-6. El 10 de octubre del 2016 se consagró campeón del Futuro 2 en el Torneo Internacional de Tenis en Valledupar, derrotando en la final a Daniel Galán e ingresando al top 400 del ranking ATP.

La prorrectora Gloria Gómez Vera precisó que el galardón Educa UBB tiene como propósito ofrecer un reconocimiento público a aquellas personas que han realizado un significativo aporte al desarrollo de la educación, arte y cultura, deporte y la formación social. Según se indicó, la comunidad universitaria es consciente que ese rol ciudadano debe ser estimulado, porque su contribución, en cualquier ámbito y posición, ha llevado al mejoramiento de todo el contexto social. Por ello se destaca a estas personas mediante la entrega de este reconocimiento en un acto público, con participación de la comunidad y con presencia de los estamentos universitarios, como una de las actividades relevantes del aniversario institucional.




Editorial brasileña publica libro “Educación Física. Ideas y reflexiones disruptivas” de académico UBB

La Editorial Apriss de Curitiba, Brasil, editó la obra del académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Dr. Luis Linzmayer Gutiérrez, quien dio vida a la publicación, considerando una serie de reflexiones y vivencias experimentadas durante los últimos 8 años a la luz del ejercicio pedagógico. Durante el acto de lanzamiento realizado en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión, el Dr. Jorge Pérez Gallardo se refirió a la “Formación y actuación profesional del profesor de Educación Física para el medio escolar”.

“Mi invitación sugiere una mirada rupturista, pensando especialmente en el rol que le cabe a la escuela como formadora de ciudadanos libre-prensadores, críticos y autónomos. Lejos de la mirada mecanicista, objetiva, militarista y domesticadora, invito al lector a navegar por el mar de la incertidumbre, de la indefinición, donde todo puede ser posible y donde, especialmente, la mente se libere de caminos conocidos y teorías aprendidas de memoria”, asevera el académico Linzmeyer Gutiérrez en la presentación de la obra.

La publicación, de 283 páginas, considera 107 capítulos donde se abordan diversos temas como Gimnasia, Empatía, ¿Qué educa a la Educación Física?, Emociones, Hábito de la actividad física, Fuerza Física y Fuerza Espiritual, entre otros.

“Lejos de todo protocolo científico, que el mundo académico reconoce como válido en asuntos del mismo orden, es decir, escritos académicos, el presente libro es, en gran medida, producto de reflexiones e ideas que buscan representar una visión disruptiva de la educación en general y de la Educación Física en especial. De ahí que, gran parte de estas ideas y reflexiones carezcan de absoluta objetividad. El texto no obedece a un carácter científico o de pretensiones académicas; no encontrará en este documento profundidad en el análisis ni discusión conceptual, ni mucho menos ánimo de establecer orientaciones paradigmáticas ni pretensiosas verdades”, advierte el Dr. Luis Linzmayer.

El profesor Linzmayer explica que la mayor parte de las ideas y reflexiones vertidas en su libro son fruto del ejercicio pedagógico “que se ha ido creando conforme me he desarrollado como persona, estudiante, aprendiz y profesor, en estos casi 40 años de actuación profesional. Otras se han generado desde la discusión entre colegas, con estudiantes en mis clases o de coloquios sociales, entretejiendo vivencias, aprendizajes, descubrimientos, invenciones y teorías que, una a una, han ido configurando lo que me atrevo a llamar: Educación Física Disruptiva. Entonces, lo que comparto con ustedes es mi pensamiento, mis convicciones, principios y valores de lo que estimo necesario discutir y aplicar en los procesos socio educativos que se desarrollan en el ambiente escolar, especialmente en lo referente a la Educación Física”, manifiesta.

En lo que puede considerarse una declaración de principios, el Dr. Luis Linzmayer asegura que adhiere a una pedagogía de la cultura corporal, que proponen los autores brasileños Neira y Nunes, en la cual “la Educación Física desarrolle sus contenidos desde las propias vivencias corporales de niños y niñas, transformado al objeto en sujeto histórico, capaz de crear su propio mundo”, ilustró.

En la obra, el profesor Linzmayer Gutiérrez también expresa sus agradecimientos a todos los docentes que han participado en su proceso de formación, particularmente a su guía y orientador académico, el Dr. Jorge Sergio Pérez Gallardo, creador de la Gimnasia Rítmica Formativa (GRF).

Precisamente, el profesor Pérez Gallardo, dio cuenta de la estrecha relación cultivada con el Dr. Linzmayer, que ha hecho propia esta propuesta pedagógica dirigida al aula, que formula la generación del movimiento desde la gestualidad y la emoción del ser humano. En esta línea, la GRF no busca el dominio técnico de los movimientos a la usanza tradicional del deporte, sino que busca el logro de un dominio conceptual respecto de todos los componentes de la cultura corporal, considerando danzas, juegos, deportes, folclor, entre otras manifestaciones. Al respecto, precisó que el concepto de cultura corporal hace alusión al modo particular en que los integrantes de una cultura o sociedad expresan el movimiento.

El Dr. Luis Linzmayer también tuvo palabras de agradecimiento para sus alumnos y colegas del Departamento de Ciencias de la Educación, así como para la Universidad del Bío-Bío, en Chillan, “por las facilidades profesionales y respeto a mi autonomía y libertad de pensamiento, para escribir sin más censura que el propio código ético y académico”, graficó.




Universidad de Alicante otorga Premio Extraordinario de Doctorado a académica UBB

La Dra. Nelly Lagos San Martín, académica del Departamento de Ciencias de la Educación, fue reconocida por el programa de Doctorado en Investigación Educativa de la Universidad de Alicante, España, en atención a la destacada productividad científica que se desprende de su tesis doctoral sobre “Adaptación y validación psicométrica del Inventario de Ansiedad Escolar (IAES) en una muestra de estudiantes chilenos de educación secundaria”. La investigación refiere las múltiples implicancias derivadas de la Ansiedad durante la infancia y adolescencia.

La investigadora Nelly Lagos San Martín explicó que el reconocimiento se otorga a egresados de todos los programas de Doctorado de la Universidad de Alicante transcurridos dos años de terminados los estudios de postgrado. “La idea es que los nuevos doctores generen productos derivados de su tesis tales como artículos científicos, proyectos, ponencias en congresos, entre otros. Básicamente, se reconoce a los egresados cuyas tesis doctorales han logrado trascender generando una alta productividad científica”, comentó.

La académica UBB comentó que fue su director de tesis, el Dr. José Manuel García Fernández, quien la instó a presentar sus antecedentes a la convocatoria universitaria. “Postulé porque tengo una enorme gratitud con el Dr. García Fernández, así como con la Universidad del Bío-Bío, que a través del Proyecto MECESUP-UBB me brindó las condiciones para desarrollar mis estudios doctorales. También reconozco y valoro el apoyo de la Facultad de Educación y Humanidades y del propio Departamento de Ciencias de la Educación”, aseveró la investigadora.

Entre los antecedentes valorados por la Universidad de Alicante se considera especialmente la adjudicación del Proyecto Fondecyt de Iniciación en Investigación, denominado “Ansiedad escolar y su relación con variables psicoeducativas. Eficacia de un programa preventivo-educativo”.

En esta investigación, la Dra. Nelly Lagos se propone “evaluar la ansiedad escolar que presentan los estudiantes de Educación Básica; establecer relaciones entre la ansiedad escolar y algunas variables cognitivo-motivacionales, socio-afectivas y académicas; elaborar y evaluar la eficacia de un nuevo programa preventivo-educativo basado en los requerimientos de los estudiantes chilenos de educación básica. Todo ello, debido a la necesidad de contar con una evaluación fiable que aporte información sobre una problemática compleja, que de acuerdo con la literatura es cada vez más prevalente en esta etapa escolar, además de la elaboración de una propuesta de un programa preventivo-eficaz para abordar esta problemática”, según indicó.

La Dra. Lagos San Martín explicó que así como la adjudicación del proyecto Fondecyt, también se consideró la serie de artículos científicos publicados así como su participación en diversos congresos del área.




CIDCIE UBB brindó capacitación en la Universidad Juárez de México

El Centro de Investigación CIDCIE a través de su director, Dr. Carlos Rodríguez Garcés, impartió el curso de capacitación “Instalación de competencias evaluativas en docentes mediante Test Informatizados”, en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), México.

Esta actividad obedeció a una invitación realizada por la UJED, entidad de educación superior de carácter pública, alma máter de la ciudad fronteriza mexicana de Juárez, creada en el año 1856, con una matrícula de más de 26.000 alumnos.

“Asistieron a esta capacitación alrededor de 25 docentes universitarios con el objeto de adquirir competencias en el uso de tecnologías aplicadas a la acción evaluativa.  Conjunto de habilidades que, con soporte tecnológico, permiten generar y calibrar bancos de ítems, así como elaborar pruebas mediante el uso de test informatizados, lo cual mejora los estándares de la métrica evaluativa y facilita la toma de decisiones curriculares que impactarán positivamente en el aprendizaje de los alumnos”, explicó el director Dr. Carlos Rodríguez Garcés.

El Centro de Investigación CIDCIE de la Universidad del Bío-Bío, en su permanente vinculación con el medio y generación de redes que articulen la instalación de capacidades técnico-pedagógicas avanzadas, ha implementado otras versiones de esta capacitación dirigida a docentes de aulas que laboran en centros educativos de carácter público del contexto regional, actividades que han sido bien evaluadas y acogidas por la comunidad beneficiaria.




Académica de la Universidad de La Habana brindó conferencia sobre “Epistemología para una dimensión social del conocimiento”

La actividad se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés y reunió a académicos de la Facultad de Educación y Humanidades, como parte de un curso especial coordinado por la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo que dirige la Dra. Ana Gajardo Rodríguez.

La académica de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, Cuba, Dra. Grisel Ramírez Valdés, dictó el curso sobre “Epistemología para una dimensión social del conocimiento”, donde abordó la relación existente entre filosofía y ciencia con el objetivo de demostrar la dimensión social que tiene el fenómeno de la ciencia como actividad humana vinculada con todas las demás esferas de la vida social, y en diálogo con esas esferas de la vida social. La idea, según comentó la investigadora, es que los programas curriculares y las políticas científicas tengan una visión de la ciencia más acertada respecto de cómo la ciencia puede tributar al progreso social.

“El tributo de la ciencia al progreso social no es lineal, es un tributo que se da con obstáculos, entonces, en la medida que tú tengas una comprensión de cómo esa variable se inserta en la totalidad social, cómo se institucionaliza, cómo ella funciona, tú puedes llevarla a los programas académicos, a los programas de estudio y a su vez crear un estudiante capaz de enfrentarse a conformar políticas públicas de ciencia y tecnología”, aseveró la Dra. Ramírez Valdés.

La académica de la Universidad de La Habana explicó que la ciencia construye teoría, y en ese proceso, hace abstracción del mundo real como una necesidad metodológica para explicar dicho mundo real. “Sin embargo, eso tiene que ser en diálogo con los saberes, pudiéramos decir existenciales, ancestrales, los saberes instituidos por la propia historia de la Humanidad. Porque la ciencia no es más que un proceso de diferenciación histórica de ese saber, de ese sentido común cotidiano, de ese saber instrumental que finalmente se convierte en un saber científico”, ilustró.

La Dra. Grisel Ramírez comentó que habitualmente se concibe a la ciencia como una “torre de marfil”, un espacio elitista propio de expertos, sin capacidad de ser decodificada por las demás personas. “Siempre les digo a mis alumnos que el sentido común se ha convertido en el menos común de todos los sentidos. En la medida que tú lo ignoras, estás sobrevalorando, dándole una sobredimensión, un lugar jerárquico superior a la ciencia. Foucault decía -a qué sujetos sociales quieres minimizar cuando dices soy un científico-, porque al decir eso te estás distanciando, el propio término ya es discriminatorio del resto de los demás saberes”, reseñó.

La académica cubana también abordó lo que se denomina como el “mito de la neutralidad y autonomía de la ciencia”. En este punto, hizo alusión al estatuto de la Real Academia de Ciencias de Londres, donde se plantea la independencia de la ciencia respecto de la moral, el arte, la política y la religión.

“El mundo de hoy demuestra que esa neutralidad y autonomía fue un mito, fue algo a lo que aspiraron pero realmente no es así. Si tú haces a la ciencia independiente, ella no podría insertarse al progreso social, porque la ciencia no es una variable independiente del progreso social. El mundo contemporáneo hoy habla mucho de la complejidad y esa palabra está en el espíritu de la filosofía desde la antigüedad, es cuando hablamos de la visión holística del mundo, entonces la ciencia forma parte de esa composición holística. No es una variable independiente. La ciencia es una variable dependiente de la totalidad. En esa medida puede contribuir al progreso social, de otro modo, la ciencia no podría contribuir al progreso social. Por lo tanto, la ciencia no es neutral ni es autónoma”, ilustró.

La actividad según explicó, se orientó a hacer conscientes a los participantes respecto de la inexistencia de frontera entre los saberes, y particularmente entre el conocimiento científico.

“Hay que integrar la cultura Humanista con la llamada cultura Científica Tecnológica porque no hay dos culturas. Hay una cultura que tiene elementos científicos, pero también tiene elementos artísticos, literarios, morales, religiosos, y eso es lo que conforma nuestra cultura contemporánea”, manifestó.




Editorial alemana Scholar’s Press publica libro “Escuelas secundarias que marcan una diferencia” de académica UBB

La académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Roxana Balbontín Alvarado, precisó que la publicación, cuyo título original es Secondary schools that make a difference: A study of schools in challenging contexts, se basa en su estudio doctoral realizado en la Universidad de Nottingham, Inglaterra, denominado “Explorando Escuelas Secundarias Efectivas en Contextos Vulnerables. Un Estudio en dos Regiones de Chile”.

La investigadora Balbontín Alvarado expresó que el libro “Escuelas secundarias que marcan una diferencia. Un estudio de escuelas en contextos vulnerables”, ve la luz tras las consultas iniciales de la editorial alemana Scholar’s Press, que difunde trabajos académicos de investigadores que han realizado estudios doctorales y otros libros de corte académico.

El objetivo principal del estudio fue analizar y comprender en profundidad la combinación de factores específicos que caracterizan a las escuelas de mayor efectividad y la influencia de estas características en el desarrollo académico e integral de los estudiantes.

“El año 2017 fui contactada por un editor, quien me ofreció publicar mi tesis doctoral como libro”, acotó la académica.

“El libro trata de seis escuelas que estudié en las regiones del Biobío y Metropolitana. En la primera consideré unidades educativas de Los Ángeles, Concepción, Talcahuano y Curanilahue, junto a otras dos de la Región Metropolitana. Realicé estudios de caso en cada una de ellas. Se trata de establecimientos vulnerables municipales y subvencionados que acoge a estudiantes cuyas familias son caracterizadas socioeconómicamente como grupos bajo y medio-bajo”, explicó.

La académica Roxana Balbontín reseñó que dos de las seis escuelas presentaban una efectividad mayor en términos de resultados académicos, medidos por test estandarizados; demostraban efectividad en cuanto al desarrollo integral de los educandos; contaban con un alto prestigio en sus comunidades y una trayectoria ascendente de resultados. Por otro lado, las otras dos escuelas mostraban desempeños promedio.

“A estas cuatro escuelas, que son mejores si se comparan con establecimientos de similares características, las clasifiqué como escuelas “atípicas”, y a las otras dos como escuelas “típicas” para poder compararlas. Luego realicé los estudios de caso correspondientes, estudios de multi-perspectiva, entrevistando a profesores, docentes, estudiantes, directores y apoderados. En la primera fase del estudio se desarrollaron estudios de caso de multi-perspectiva, utilizando una metodología mixta. Luego se compararon los resultados de las escuelas “atípicas” y “típicas” y se logró establecer importantes conclusiones respecto a los factores específicos que caracterizan a las escuelas de mayor efectividad, entendiendo por efectividad el -desarrollo académico e integral del estudiante-”, ilustró la docente.

En términos generales, la académica UBB aseguró que el estudio permite concluir que las Escuelas Efectivas que acogen a poblaciones estudiantiles vulnerables se caracterizan por una serie de características. “Los profesores demuestran un alto grado de compromiso profesional docente. Esto se corrobora en la literatura internacional de Efectividad Escolar, donde también se enfatiza el compromiso personal y vocación de los docentes. Asimismo, otro hallazgo es que los Directores son piezas claves en el éxito del establecimiento y se involucran en aspectos pedagógicos. A veces se piensa que el director es una figura lejana, pero un director efectivo debiese ejercer mucha influencia para la mejora escolar”, manifestó.

Asimismo, Roxana Balbontín aseveró que “las Escuelas Efectivas poseen objetivos claros, y se centran en resultados y metas que son compartidas por la comunidad escolar. Además, el clima escolar de estas escuelas es comúnmente positivo, caracterizado por relaciones constructivas, especialmente las relaciones entre profesores y estudiantes. Otro elemento relevante es que existen altas expectativas de los estudiantes por parte de directivos, profesores y familias, a pesar de la condición de vulnerabilidad”, manifestó la académica UBB.

“Este libro ha pretendido ser un aporte para profesores, directores, estudiantes de pedagogía, investigadores en educación y diseñadores de políticas educacionales, en tanto da mensajes claros sobre los esfuerzos que es necesario hacer para mejorar la efectividad de las escuelas que acogen poblaciones estudiantiles vulnerables”, reflexionó Roxana Balbontín Alvarado.

El libro se puede adquirir a través de morebooks.com o Amazon.




Investigadora y profesionales UBB comparten trabajos asociados a proyecto FONDECYT en Congreso INVEDUC 2018

“Generar un espacio de encuentro, diálogo y colaboración entre investigadores, docentes y estudiantes, para abordar desde el área educativa diversas visiones contrapuestas y reflexiones críticas sobre políticas curriculares”, fue uno de los principales objetivos del XVII° congreso Nacional y XI° Congreso Internacional de Investigadores en Educación, INVEDUC 2018, realizado en la Universidad de Los Lagos, en la ciudad de Osorno.

En dicho marco, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, junto a la estudiante recién egresada de la Carrera de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Lilian Castillo Cerda, y a la estudiante tesista de Magíster en Educación, Nicol González Cortez, dieron cuenta de los principales resultados de investigaciones asociadas al proyecto FONDECYT 11160040 denominado “Ansiedad escolar y su relación con variables psicoeducativas. Eficacia de un programa preventivo-educativo”.

INVEDUC 2018 tuvo como lema convocante “La Investigación al servicio de la Educación: Inclusión, Ciudadanía, Tecnologías e Innovación, en la Sociedad del Conocimiento”.

La recién egresada y actual profesora de Pedagogía en Castellano y Comunicación UBB, Lilian Castillo Cerda, presentó parte de su trabajo desarrollado en el marco de su actividad de titulación, donde fue dirigida por la Dra. Lagos San Martín.

En su investigación, la profesora Castillo Cerda se propuso establecer la relación entre competencia social y ansiedad escolar en niños de educación básica de tres establecimientos educacionales de la ciudad de Los Ángeles.

La docente Lilian Castillo expresó que el proceso de desarrollo de su tesis, además de resultarle muy interesante, generó en ella el interés por continuar colaborando en futuras investigaciones que sigan esta línea. Igualmente, vislumbra la posibilidad de postular a fondos para investigadores que le permitan fortalecer sus habilidades en investigación. “Conocer las dificultades socio-emocionales de mis estudiantes significó un hecho importante para mí”, señaló la profesora Castillo.

A su vez, la Dra. Nelly Lagos San Martín dio a conocer el programa de fortaleza psicológica para niños de Educación Básica, que se encuentra desarrollando junto a un equipo integrado por las investigadoras de la Universidad de Alicante, España, Doctoras Carolina Gonzálvez Maciá y María Vicent Juan, además de la psicóloga chilena Elisa Riquelme Molina y la antropóloga, también chilena, Ximena Soto Soto.

“La propuesta generada en el contexto del FONDECYT 11160040, se encuentra próxima a ser implementada y evaluada. Su finalidad es desarrollar competencias que ayuden a los niños a pensar (fortaleza cognitiva), sentir (fortaleza emocional) y actuar (fortaleza conductual) de forma más beneficiosa para sí mismos y para los demás”, ilustró la académica UBB.

La Dra. Lagos San Martín explicó que desde el punto de vista práctico, el programa diseñado será probado a partir de una muestra prevista de 350 estudiantes, de algunos de los 30 colegios de la provincia de Ñuble en la que se recogió la evaluación de las variables que originaron la base empírica de la propuesta.

Desde un punto de vista lógico, agregó la investigadora UBB, el programa se distribuye en 10 sesiones de 45 minutos, más una de inicio y una de finalización. “Está pensado para llevarlo a cabo una vez por semana para que los niños logren consolidar el aprendizaje y se sustenta en 5 módulos con dos sesiones cada uno; el primero referido a autoestima; el segundo sobre control de la ansiedad; el tercero de autocontrol emocional; el cuarto sobre atribuciones de causalidad y el último sobre conducta asertiva. Esta propuesta se cimienta en la necesidad existente de los niños de las escuelas evaluadas, por lo que estimamos será de mucha utilidad para el sistema educativo”, reseñó.

En tanto, la tesista del programa de Magister en Educación de la Universidad del Bío-Bío, Nicol González Cortez, se encuentra becada por el proyecto FONDECYT de la Dra. Lagos San Martín.  En su trabajo se plantea la implementación y evaluación de una propuesta de intervención basada en mindfulness para autorregular la atención en niños de educación básica.

“La estructura de este programa considera la implementación de actividades prácticas, lúdicas y conscientes, ajustadas a los requerimientos de los niños y aplicables en el contexto educativo. Su implementación debe ser realizada a lo menos dos veces por semana, de tal manera que los niños recuerden y refuercen las actividades cuando así lo necesiten, favoreciéndose a partir de ello una modificación actitudinal respecto de su importancia y utilidad”, declaró la investigadora.

De acuerdo con lo planteado por la estudiante de magister, a pesar de la necesidad expresada por los docentes del sistema educativo, existen escasas propuestas empíricas que favorezcan el desarrollo de habilidades atencionales autorreguladas para niños de 8 a 9 años, considerando una aproximación interna o autocontrolada.

“Este antecedente permite anticipar que ésta será una experiencia innovadora en nuestras escuelas y en el país, sobre todo en lo que respecta al Mindfulness como referente teórico del programa diseñado. Debido a la eficacia de esta estrategia en el tratamiento de una gran variedad de problemáticas psicoeducativas, también lo será por la temática que aborda y el tramo etario al cual va dirigido”, señaló Nicol González.

En síntesis, aseveraron las conferencistas, los trabajos presentados tributan a un mejor ajuste psicológico de niños de educación básica, estimándose que una vez evaluada su efectividad, serán difundidos en todo el país, de tal forma que se transformen en un aporte real al sistema educativo chileno.




Ediciones UBB presentó “Los Baños Minerales de Chillán. Una comarca en la cordillera”

El Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío fue el marco de presentación de la obra de los historiadores Marco Aurelio Reyes Coca, decano de la Facultad de Educación y Humanidades UBB, y Armando Cartes Montory, Premio Regional de Ciencias Sociales 2015.

Un acabado análisis histórico junto a abundante material gráfico dan vida a “Los Baños Minerales de Chillán. Una comarca en la cordillera”. La publicación de 130 páginas se estructura en siete capítulos: Entre bosques y volcanes; Antiguo poblamiento; Las aguas curativas; En viaje a Las Termas; Los baños minerales de Chillán; Un destino de montaña; Presencia cultural.

Según expresan los autores Reyes Coca y Cartes Montory, “el propósito de historiar las Termas de Chillán nace del anhelo de ampliar el conocimiento sobre hechos o lugares, bajo la perspectiva del enfoque regional de los estudios históricos. Buscamos reconocer, además, el valor extraordinario de una fuente termal que en tres siglos se ha ido convirtiendo, paulatinamente, en un centro de atracción para científicos, viajeros, cronistas, médicos, turistas y pacientes, tanto nacionales como extranjeros. Un lugar de importancia desde varios puntos de vista”.

Los autores aseguran que al día de hoy, con proyectos de desarrollo, negocio inmobiliario y turismo popular, así como “entre las luchas por el agua y la sustentabilidad; siempre a la sombra del volcán, las páginas de la historia de las Termas de Chillán se siguen escribiendo”.

La publicación fue presentada por el académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Osvaldo Silva Galdames.

El director de Extensión de la UBB, Igor Concha Maass, expresó que la publicación de una nueva obra de Ediciones Universidad del Bío-Bío supone un momento muy relevante, pues la creación de un libro supone un proceso largo y meditado. “Estamos orgullosos de esta obra porque estimamos que será un aporte no solamente a la historia, sino que al conocimiento general. Es un atractivo libro para que diferentes generaciones e instancias de la sociedad conozcan sobre este tema”, reflexionó.

El Premio Nacional de Historia 2012, Jorge Pinto Rodríguez, destaca en el prólogo del libro, la acuciosidad con que los autores asumieron esta investigación.

“El libro que estamos prologando, amigablemente redactado, de fácil y entretenida lectura, está acompañado de fotografías y notas que hacen aún más amena su consulta. Seriamente documentado, se puede decir con propiedad que los autores cumplieron su propósito de iluminar algunos aspectos de la historia regional de Ñuble a través de un lugar de curación y esparcimiento que retrató a parte de la sociedad de la zona. Cuando la historia se diversifica y se compromete con temáticas que antes no se tocaban, un libro como éste no sólo enriquece nuestra historiografía; sino, constituye un excelente ejemplo de las múltiples oportunidades que nos ofrecen algunos temas para comprender sociedades regionales de las cuales sabemos menos”, expresa el Premio Nacional de Historia.

Jorge Pinto Rodríguez expresó que “Los Baños Minerales de Chillán. Una comarca en la cordillera” demanda al lector situarse en el ámbito de la historia regional, desde el punto geográfico de Ñuble, espacio que el profesor Reyes Coca denomina la “perifrontera” de Chile.

“En los contrafuertes cordilleranos y a los pies de un volcán que cada cierto tiempo da señales de vida, los baños termales de Chillán permiten escudriñar algunos aspectos de la historia política y social de la región y, aún del país, desde el momento en que Carlos Ibáñez del Campo congregó allí a sus colaboradores más cercanos para conformar el Congreso Nacional que se denominó, precisamente, -Congreso Termal-, en 1930”, reflexiona Pinto Rodríguez en la presentación del libro.