Académicos UBB se refieren a los avances y desafíos del patrimonio cultural

Obras de la escultora Marta Colvin.

Al conmemorarse esta semana el Día del Patrimonio Cultural los académicos Dr. Cristián Leal, del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades; y Dr. Pablo Fuentes, del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño (Farcodi), dan a conocer su visión sobre los avances y desafíos que tenemos como sociedad en esta materia.

Este año, el Día del Patrimonio Cultural se conmemorará el 29, 30 y 31 de mayo con una edición virtual que estará disponible en el sitio www.diadelpatrimonio.cl donde se podrá accder a diversas actividades organizadas en el país.

Si bien ha existido siempre un interés patrimonial en Chile, diversos hitos en las últimas décadas han puesto valor al patrimonio material e inmaterial. En 1999 se crea el Día del Patrimonio, donde los edificios de instituciones estatales y privadas se ponen a disposición de la ciudadanía para su visita y recorrido, generando un entusiasmo creciente, especialmente en municipios, colegios y organizaciones culturales locales y regionales, comprometidas con el tema. En 2017, en tanto, se crea el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Así lo destaca el Dr. Cristián Leal, quien señala que las unidades de patrimonio de los municipios han adquirido un gran dinamismo, reconstruyendo la historia de los barrios, comunidades, organizando diálogos patrimoniales en torno a temáticas diversas, que sin duda se seguirán incrementando con el tiempo. “El propio Ministerio de Educación a través de sus políticas, también pone énfasis en el patrimonio como un recurso de aprendizaje muy importante, en cuanto aporta al conocimiento del pasado y de una herencia, como también al reconocimiento de nuestra identidad y pertenencia”, asevera.

Asimismo, el Dr. Pablo Fuentes precisa que las temáticas del patrimonio han ido ganando terreno en distintos foros y debates especializados y no especializados. “La sociedad va tomando mayor responsabilidad por las circunstancias prósperas o adversas del pasado, y de cómo éstas han marcado la vida social e individual. A nivel de políticas institucionales, resulta evidente el interés institucional por extender y propagar este debate. El conocimiento de distintos tipos de vestigios, tradiciones y culturas, a través de distintos medios de comunicación, ha sido una manera de divulgación excepcional”, enfatiza.

Sin embargo, también se observan desafíos importantes a considerar como sociedad. Según el Dr. Fuentes, a partir de los sucesos nacionales desarrollados desde el 18 de octubre de 2019, nuestra sociedad reveló numerosos carencias económicas y sociales. “La desigualdad social, incrementada por la violación a derechos humanos fundamentales, ha configurado un escenario teñido por una inusual fragilidad social. En ese marco, muchas de nuestras ciudades, especialmente sus cascos históricos, han entrado en una dinámica de destrucción que ha afectado diversas estructuras arquitectónicas”. La sociedad entera -agrega- pareciera que forma parte de un estado de perplejidad, donde la añoranza por lo que significa un pasado, una memoria levemente estable, parece animar su sobrevivencia. Las posibilidades que abre la revisión sistematizada del pasado se ofrece como una oportunidad para esbozar un futuro más venturoso.

Al respecto el director del Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional de la UBB, Cristián Leal, subraya en la escasa asignación de recursos para investigar en el patrimonio, aunque reconoce que sí existen avances en esta área. Para el docente, el conocimiento sobre el patrimonio es más bien superficial y por lo general gira en torno a personas y lugares comunes, desconociendo que existe un rico patrimonio en nuestras propias casas, barrios, medio rural, el cual desconocemos.

“Tenemos una deuda con archivar la memoria de las cantoras, santiguadoras, componedoras de hueso, talabarteros, entre otros. Debemos hacer con mayor ahínco lo que hizo en su momento Oreste Plath, quien recorrió el país y el continente recogiendo el testimonio y la evidencia de los sectores populares en cuanto a sus creaciones y pensamientos. En este sentido un mayor trabajo etnográfico debe mover nuestro interés por el patrimonio y en ello las instituciones culturales, universitarias, colegios, debiéramos asociarnos para lograr una cobertura patrimonial que muestra nuestra diversidad cultural regional”, sostiene.

Entre los valores patrimoniales de la región de Ñuble el Dr. Leal no duda en afirmar que es su gente, los habitantes que han vivido en los diversos territorios de la región, esas personas que hoy conocemos como Tesoros Humanos Vivos. “Todos ellos, hombres y mujeres no sólo son valiosos/as por el oficio que heredaron y cultivan, sino que también por su historia de vida, donde encontraremos valores que hoy necesita nuestra sociedad”. Además, destaca la documentación manuscrita e impresa que han dejado instituciones, personas y colectivos como testimonio de sus pensamientos, esperanzas y sueños.

Para el Dr. Pablo Fuentes, quien integra el equipo académico del Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano de la Farcodi, en la región del Biobío “los espacios naturales, abiertos, asoleados y en cierto modo, solitarios, dispuestos al solaz, a la higiene ambiental y colectiva, abren a una oportunidad pospandemia que valore mucho mejor el hábitat arquitectónico y urbano. Los cerros, las lagunas, el mar, los bosques comparecen como un escenario abierto y amplio para esta nueva sociedad. La Reserva Nacional Nonguén, se ofrece como un hito patrimonial este 2020 al ser declarado Parque Nacional periurbano”, subraya.




DDE abre espacios de arte y cultura para estudiantes de ambas sedes

Un trabajo conjunto para continuar con el fortaleciendo de la gestión cultural y del desarrollo artístico de comunidad estudiantil está llevando a cabo el Departamento de Arte, Cultura y Comunicación en las sedes Chillán y Concepción de nuestra Universidad, a través de una programación de actividades y de talleres de formación en las áreas extraprogramáticas, que se ofrecen de manera virtual debido a la pandemia por Covid-19.

Los jefes de los departamentos de las sedes Concepción y Chillán de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, Nelson Muñoz y Javier Cea, respectivamente, destacan que desde marzo están afrontando este escenario de manera conjunta con una evaluación muy positiva hasta ahora por la buena respuesta de los jóvenes tanto con su participación como con la visualización de las distintas actividades.

Nelson Muñoz explica que uno de los desafíos que están llevando a cabo es la oferta de talleres y asignaturas de formación integral dirigida a estudiantes y elencos artísticos mediante plataformas institucionales para una docencia de calidad a distancia y empleando las redes y recursos didácticos para seguir avanzando en cobertura y diversificación en la disciplinas del arte, que en algunos casos tributa al trabajo curricular en carreras.

También se suman las estrategias virtuales que se están realizando como Vitrina Virtual, ciclos de charlas y de talentos, donde se potencian las habilidades y el trabajo de producción artística de los estudiantes, de los elencos estudiantiles, de los profesionales docentes de los departamentos e invitados externos a través de cápsulas virtuales, micro talleres, sesiones, conferencias, conversatorios, videos, entre otros.

Al respecto, Javier Cea afirma que se ha tratado dentro de lo posible seguir con sus actividades relativamente normales, ofreciendo y dictando para este semestre los talleres habituales, como asignaturas de formación integral. “Para ello tuvimos que adaptar los talleres y capacitar a los profesores con el fin de poder realizarlos en forma virtual, utilizando las herramientas disponibles como la plataforma Adecca y la aplicación zoom”.

Agrega que la creatividad en el confinamiento es la promoción de formas de participación que van más allá de lo que se conocía habitualmente como ‘audiencias’,  son producciones que generan públicos que se pueden comunicar e interactuar entre sí, generando un fortalecimiento de la apropiación cultural en el espacio doméstico, como ya venía sucediendo hace años con la radio, la televisión y mucho más activamente ahora con el computador, internet, las redes sociales y la telefonía celular.

Para quienes quieren seguir la programación de los departamnetos de Arte, Cultura y Comunicación, pueden hacerlo cada semana a través de Vitrina Virtual con espacios para la música, literatura, teatro, fotografía, escultura, pintura, entre otras manifestaciones artísticas que están disponibles en http://destudiantil.ubiobio.cl/dde_concepcion2/index.php/vitrina-virtual-arte-cultura-y-comunicacion/ Asimismo, desde Chillán se trabaja colaborativamente con el Área de Proyectos Estudiantiles de la DDE en el ciclo de charlas “Conversemos en pandemia”. También se desarrollan actividades como “Ciclo de Talentos UBB”, “Chef UBB en cuarentena” y el concurso fotográfico “Yo foteo en cuarentena”. Los interesados pueden informarse de todas sus actividades en la cuenta de Instagram @ddechillan




Revista Quinchamalí presentó ediciones de Itata, Diguillín y Punilla

La “Revista Quinchamalí, Artes, Letras, Sociedad” concretó en enero recién pasado la presentación de la trilogía destinada a poner en valor el patrimonio y legado de las tres provincias que componen la Región de Ñuble. El acto se desarrolló en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal de Chillán, y congregó a autoridades regionales y representantes de diversas agrupaciones del arte y la cultura.

La ceremonia contempló la participación del alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie; el rector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves; el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel; el representante del Consejo Regional de Ñuble, consejero Arnoldo Jiménez Venegas; el director del Taller de Cultura Regional UBB y director de la revista, Dr. Alejandro Witker Velásquez; el director de Extensión, Leonardo Seguel Briones, entre otras autoridades, representantes del sector público y privado, así como actores culturales.

Cada número aborda aspectos significativos de la historia y cultura de las nuevas provincias de la región de Ñuble: Itata, Diguillín y Punilla. “Nos comprometimos a bridar este aporte a la nueva región y estamos cumpliendo el compromiso para ponerlas en manos de las autoridades y pronto de los actores culturales y de la comunidad”, se indicó en la presentación, a la vez que se destacó el financiamiento otorgado por el Gobierno Regional.

El rector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, reconoció el mérito que supone un esfuerzo editorial como Revista Quinchamalí, que ha logrado perdurar y posicionarse como un importante medio de difusión cultural a nivel nacional. “Agradezco a todos su presencia y saludo al director Alejandro Witker, quien lidera la edición de esta revista. La Universidad del Bío-Bío tiene el compromiso de vincularse activamente con la comunidad mediante la difusión y generación de conocimiento, del arte y la cultura; lo hemos hecho históricamente y seguiremos adelante en esta tarea”, aseveró.

En la oportunidad, la presentación de la Revista Quinchamalí dedicada a la provincia de Punilla, correspondió a la administradora pública y coordinadora de la revista en dicha provincia, Claudia Espina. En tanto, el número correspondiente a Itata fue presentado por el coordinador, profesor de Pedagogía en Historia y Geografía, Fabián Irribarra Cáceres. La edición de Diguillín fue presentada por el coordinador, profesor José Antonio Soto Rodríguez.

El Dr. Alejandro Witker precisó que la idea de editar tres números dedicados a las provincias de la nueva región, surgió como una necesidad de articular dichos territorios político-administrativos desde una perspectiva cultural, de manera de generar conciencia y fortalecer la identidad de dichos territorios, pródigos en expresiones del arte, las tradiciones, cultores populares y campesinos, héroes, entre otros múltiples matices.

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie, relevó el rol de la Universidad del Bío-Bío en la Región de Ñuble, en virtud de su condición de universidad pública y estatal, y reiteró su reconocimiento al director del Taller de Cultura Regional UBB, Dr. Alejandro Witker, no escatimando elogios a quien considera una de las voces más reconocidas en materia de historia, cultura y patrimonio de la región y del país.

En forma simbólica, durante el desarrollo de la ceremonia se hizo entrega de la trilogía de revistas a representantes de diversos ámbitos del quehacer de Ñuble.




Con teatro y música volvió Vivamos las Artes en la Universidad del Bío-Bío  

Con teatro y música volvió Vivamos las Artes en la Universidad del Bío-Bío, el 7 y 8 de enero. La actividad fue organizada por el Departamento de Arte, Cultura y Comunicación de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

Víctor, un canto para alcanzar las estrellas, de la compañía de teatro La otra zapatilla fue la obra que reunió a la comunidad local en los jardines del campus Concepción. Un viaje de imágenes teatrales que recorren las vivencias del cantautor chileno Víctor Jara, desde la infancia hasta el día de su muerte. Durante la presentación se pudo ver no solo la vida de un artista, con un gran legado en música, teatro, recopilaciones campesinas y composiciones musicales, sino también a un hombre que tiene esperanzas, sueños, ideales, que vive, trabaja, ríe, llora, sufre y ama. La obra rescata y valora esencialmente su vida y su calidad humana y forma un cruce generacional importante que involucra de forma más cercana a un público que es diverso en su rango etario y social.

El director de La otra zapatilla, Oscar Cifuentes, valoró la invitación de la Universidad y manifestó que todos los integrantes estaban “felices de iniciar el año con una función en la Universidad del Bío-Bío. Fue una puesta en escena especial, en un enero muy movido para la compañía. Víctor, en el contexto social que estamos viviendo, es una obra muy necesaria y el público en la UBB estuvo muy receptivo, reflexivo y participativo. La gente opinaba entremedio de la función, fue como esperamos que sea en una universidad, mucho más cercana”.

Asimismo, destacó la organización para tener una presentación de calidad. “Tuvimos todas las condiciones aseguradas lo que permitió que resultará una excelente puesta en escena en lo técnico, con un bello escenario y así fue más agradable todo lo que significó el montaje de la obra, con un resultado de calidad”.

La música tuvo lugar con la banda Big Band de la Universidad de Playa Ancha que recorrió clásicos de todos los tiempos, el 8 de enero, en el Aula Magna de la UBB.  El repertorio de la Big Band -compuesta por 21 integrantes, en su mayoría jóvenes de la carrera de Pedagogía en Educación Musical de la UPLA- consideró estilos tales como el swing, jazz, soul, funk, disco, balada, entre otros, con el objetivo de acercar estos ritmos a la ciudadanía.

El director de la orquesta, José Godoy, expresó que la reacción del público fue positiva pese al cambio de escenario debido a las condiciones del tiempo, lo que implicó algunos ajustes en la dinámica de la presentación. “Sentimos la interacción con el público, nos fuimos muy contentos de Concepción”.

Igualmente, explicó que “siempre buscamos entregar la música del recuerdo que no está en los medios o dejó de ser comercial, es un rescate de lo mejor de las distintas décadas para que siga vigente y las nuevas generaciones la puedan apreciar”.

Big Band de la UPLA se presentó por segunda vez en la UBB y según su director “en ambas ocasiones ha sido una grata experiencia y agradecemos la excelente gestión que realizan, porque nos sentimos muy gratos con las condiciones técnicas que aportan a entregar un buen espectáculo. Nos vamos felices de haber estado en un escenario apto para el desarrollo de las artes”, aseveró.




Pesar por deceso de fundador y director del Coro UBB de la sede Chillán Raúl Rodríguez Escobar

El profesor Raúl Rodríguez Escobar es velado en la Iglesia La Merced de Chillán (calle Isabel Riquelme 853), y sus funerales se realizarán este viernes 10 de enero a las 8:30 horas. El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Fernando Toledo Montiel, destacó la figura del connotado docente, cuya labor de difusión y cultivo de la música trascendió el ámbito universitario, constituyéndose en maestro y referente de numerosas generaciones.

El jefe del Departamento de Arte, Cultura y Comunicación de la sede Chillán, Javier Cea Navarrete, valoró el aporte formativo que realizó el extinto músico a distintas generaciones de niños, niñas, jóvenes y adultos. “Don Raúl Rodríguez prestigió a nuestra UBB. El cultivo de la difusión de la actividad coral fue su gran motivación, y así paseó el nombre de nuestra Universidad por todo Chile. Constantemente fomentó los festivales corales de colegios básicos, medios y en espacios universitarios”, aseveró.

Raúl Rodríguez Escobar era profesor de Estado en Educación Musical, egresado de la Facultad de Ciencia y Artes Musicales de la Universidad de Chile. Fue docente de Metodología, Armonía, Creación, y Nuevas Técnicas y Dirección Coral en la Carrera de Pedagogía en Educación Musical de la Universidad de Chile, Sede Ñuble.

Durante el período 1975 – 1981 desempeñó el cargo de Jefe de Carrera de Pedagogía en Educación Musical. Además, ejerció el cargo de Director del Coro de la Universidad de Chile, Sede Ñuble, así como del Coro del Instituto Profesional de Chillán (IPROCH), participando activamente en la creación del canal de televisión RTU Chillán (1982-1990). El 29 de septiembre de 1991 dio vida al Coro de la Universidad del Bío-Bío, Sede Chillán, siendo su Director durante 27 años ininterrumpidos.

El jefe del Departamento Arte, Cultura y Comunicación de la sede Chillán, Javier Cea Navarrete, destacó relevó su compromiso y contribución al desarrollo y consolidación de la Universidad. “Don Raúl Rodríguez fue reconocido en el ámbito local, regional y nacional por su destacada y comprometida labor cultural y artística. Su responsabilidad y dedicación durante su trayectoria, lo hicieron merecedor del cariño de sus alumnos y el reconocimiento de nuestra comunidad universitaria”, aseveró.

En su labor docente y profesional en la Sede Ñuble de la Universidad de Chile,  y en la sede Chillán de la Universidad del Bío-Bío, dictó cursos de Perfeccionamiento en Dirección Coral, Coros Electivos de Formación Integral, y Talleres de Música Coral a los alumnos de diversas carreras.

“El profesor Rodríguez también fue autor de diversas publicaciones tales como: Texto de Dirección Coral y Repertorio, años 1996 y 1998, editado por la Universidad del Bío-Bío; Texto de Canciones Folclóricas de Ñuble, editado por el Instituto Profesional de Chillán el año 1983 y aprobado como texto oficial para la Enseñanza de la Música en Escuelas y Liceos del país por el Ministerio de Educación. Por su condición de Director de Coros, fue socio activo de FEDECOR, Corporación Coral Universitaria y de SOCOPROCH, Sociedad Coral de Profesores de Chile”, reseñó Javier Cea.

Durante su extensa trayectoria formó parte de diversas agrupaciones corales tales como: Coro de la Escuela Normal “José Abelardo Núñez “, de Santiago; Coro de la Escuelas Normales de Santiago; Coro Polifónico de San Vicente de Tagua Tagua; Coro de la Carrera de Pedagogía en Educación Musical de la Facultad de Ciencias y Artes Musicales de la Universidad de Chile de Santiago, entre otros.




Taller de Danza Contemporánea UBB cierra año con presentación en Chillán Viejo

Con solo dos años de funcionamiento el Taller de Danza Contemporánea se ha convertido en un referente creativo de las artes escénicas en Ñuble.

Por Miguel Lagos.

En la tarde del miércoles 11 de diciembre, en la histórica comuna de Chillán Viejo, se realizó la presentación de fin de año del Taller de Danza Contemporánea perteneciente a la Dirección de Extensión de la UBB. La presentación tuvo lugar en la sala principal del Centro Cultural de dicha comuna.

EL grupo conformado por 18 estudiantes de esta casa de estudios y que es dirigido por la docente Solange Marchant Mass, se presentó ante numeroso público por espacio de una hora. Los jóvenes  realizaron cuatro creaciones dancísticas que fueron desarrolladas colectivamente en el transcurso de este 2019 que culmina.

Solange Marchant sostuvo que el objetivo de esta presentación es “Mostrar los resultados del Taller de Danza Contemporánea UBB, como una plataforma sólida de formación, creación y difusión de la danza en Ñuble, que expresa el real sentir de los jóvenes y que no solo se desarrolla en el ámbito universitario, sino en espacios donde transita la comunidad de la nueva región”; sostuvo la Directora del taller artístico universitario.

Miguel Lagos, encargado de los Talleres Artísticos de Extensión UBB se mostró satisfecho por lo logrado este 2019: “Hay que poner en valor el hecho que todos los números artísticos que se mostraron en Chillán Viejo fueron creados al interior de nuestras aulas”, además sostuvo que es notable el compromiso demostrado por los 18 estudiantes que integran el Taller; tienen altos niveles de asistencia, de participación, “están generando además pensamiento crítico y estético; considero que es una instancia de formación integral y eso nos llena de orgullo como equipo”; sostuvo el profesional.




Centro de Estudios de Ñuble realiza Diagnóstico de la Gestión Cultural de la región

La directora del Centro de Estudios de Ñuble de la Universidad del Bío-Bío, Julia Fawaz Yissi, junto a la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Ñuble, María Soledad Castro, dieron cuenta del estudio diagnóstico que tiene como principal objetivo identificar los espacios y actores culturales existentes en la región. Dicho insumo servirá de base para la definición de políticas y estrategias en el ámbito de la cultura.

El Centro de Estudios de Ñuble se adjudicó la licitación ofertada por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que junto con identificar los espacios culturales existentes en el territorio, también considera el desarrollo de un catastro de artistas y creadores locales, así como una caracterización del patrimonio material e inmaterial, un mapeo de actores individuales y colectivos, la identificación de organizaciones culturales y una descripción de la gestión cultural que se realiza hasta ahora, según expresó la académica Julia Fawaz Yissi.

La seremi María Soledad Castro expresó que la realización del diagnóstico también obedece a un petitorio formulado por las distintas mesas artísticas de la región. “Es importante dar este paso porque Ñuble no posee una política regional en temas de cultura. Dadas las particularidades de la región, su alta tasa de ruralidad y la necesidad de que las políticas culturales y las acciones de este ministerio lleguen a cada una de las comunas y territorios, es fundamental emprender esta tarea”, precisó.

La seremi expresó que el diagnóstico abre la posibilidad de conocer el trabajo de los distintos artistas, gestores y espacios que configuran el mundo cultural de la región, contemplando la activa participación de la comunidad. “El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio se creó de manera muy participativa, por eso el llamado es a los artistas, a los gestores, a los cultores, y a todos quienes trabajan en el ámbito cultural de nuestra región, para que sean parte de este diagnóstico, porque de ese modo tendremos mejores resultados y mejores políticas públicas para la cultura de Ñuble”, ilustró María Soledad Castro.

La académica Julia Fawaz Yissi explicó que la aproximación conceptual al trabajo de diagnóstico se formula sobre la base de la Política Nacional de Cultura 2017-2022. “El enfoque desde el cual se considera la gestión cultural es el enfoque territorial y de derechos, y por lo tanto se debe garantizar la participación de las distintas agrupaciones, no solo los creadores y artistas, sino también las audiencias y la comunidad en general, porque garantizar la participación de todos es un derecho fundamental de las personas. Por ello se contempla una metodología participativa que deberá considerar las demandas actuales, las voces respecto de cuál es la participación, la significación y el rol que la cultura tiene en todos los procesos sociales”, refrendó.

La directora del Centro de Estudios de Ñuble, Julia Fawaz, precisó que en el marco del proyecto se han contactado con los 21 municipios de la región, compartiendo cuestionarios para recabar información relevante de cada territorio. Adicionalmente, se entrevistará a autoridades, actores relevantes, artistas y gestores culturales de las provincias de Diguillín, de Itata y de Punilla. Igualmente, se contempla la realización de talleres con la participación de instituciones culturales comunitarias y autoridades locales. “Es imprescindible contar con la voz de los territorios, de las provincias y no solo de la capital regional”, reflexionó.

El equipo encargado de concretar el proyecto está conformado por la académica y socióloga Julia Fawaz, las antropólogas Magaly Mella e Isabel Ortiz, el geógrafo Christian Loyola, la trabajadora social y coordinadora de terreno Alejandra Martínez, estudiantes de pre y postgrado, y la colaboración de la especialista en turismo Carolina Giacaman.




UBB aportará a difusión patrimonial de Chillán a través de proyecto FNDR 2019

La Universidad del Bío-Bío a través del Centro de Estudios de Ñuble, liderado por la académica Julia Fawaz Yissi, logró la adjudicación de una Subvención Cultural del Fondo Nacional de Desarrollo Regional 2019, para el desarrollo del proyecto denominado “Gestión participativa y puesta en valor del patrimonio local de Chillán: Co-creación de Guía Patrimonial de la capital de Ñuble”.

La directora del Centro de Estudios de Ñuble, académica Julia Fawaz Yissi, explicó que mediante el proyecto se busca contribuir a la gestión y puesta en valor del capital cultural de Chillán, a través de un proceso de co-creación de una Guía Patrimonial. “Involucraremos activamente a la comunidad durante la producción de rutas patrimoniales, fomentando el trabajo asociativo mediante la aplicación de talleres de sociabilización y puesta en valor del patrimonio, y creando capacidad de gestión a través de la entrega de elementos y metodologías acordes, mediante la transmisión de experiencias significativas de localidades que valoran su acervo como un importante recurso que potencian a través de rutas tadicionales, itinerarios y turismo cultural”, reseñó.

“Se darán a conocer los valores socioculturales, paisajes de la ciudad y emprendimientos asociados a los hitos patrimoniales, tanto a los habitantes como a los visitantes de Chillán, contribuyendo a la proyección de una imagen positiva del territorio, promoviendo viajes y excursiones debidamente informadas y creando consciencia del valor del patrimonio por parte de la comunidad local”, ilustró la investigadora UBB.

Como parte del proyecto se imprimirán 4 mil ejemplares que serán distribuidos a nivel nacional, regional y local a través de oficinas municipales, SERNATUR, bibliotecas, museos, sedes de juntas de vecinos, corporaciones, colegios, hoteles restaurantes, comercio, entre otros puntos de alta afluencia pública.

“Parte del plan de difusión considera la implementación de una estrategia comunicacional que abarcará medios nacionales e internacionales. Además, se gestionarán jornadas de Interpretación del Patrimonio para actores públicos y privados del territorio, que permitan potenciar los alcances de la publicación y sus futuras aplicaciones, esto sumado a talleres de transferencia de herramientas para el fortalecimiento de la gestión de los servicios de emprendedores locales asociados a las rutas de la guía, de manera de otorgarle sustentabilidad al proyecto”, aseveró la profesional asociada al Centro de Estudios de Ñuble, Carolina Giacaman.




Pintoras penquistas exponen en el hall de Extensión

Hasta el 20 de julio permanecerá abierta al público la exposición Dos artistas en la pintura, que reúne veintidós obras de las pintoras chilenas Alvarita Reyes Vallejos y Verónica Sanhueza Arriagada, en el hall de Extensión de la sede Concepción de la Universidad del Bío-Bío.

Durante la inauguración de la muestra, las artistas destacaron su pasión por la naturaleza y la pintura, lo que las ha llevado a estudiar con destacados pintores locales, presentar sus obras en exposiciones colectivas y formar parte de la Agrupación de Pintores y Escultores de Concepción.

Alvarita Reyes presentó pinturas inspiradas en paisajes de diversas zonas geográficas de Chile, muchas de ellas -reconoció- se conciben al tomar fotografías con su cámara para luego expresar su visión en el lienzo.

Por su parte, Verónica Sanhueza aseveró que tras años de trabajo como educadora de párvulos y educadora diferencial adquirió una sensibilidad especial que le permitió contemplar la naturaleza y darle su sello en la pintura a través de las técnicas del óleo y la acuarela.

El director de Extensión, Leonardo Seguel Briones, destacó el trabajo de las artistas penquistas y señaló que la Universidad del Bío-Bío abre estos espacios pues el “arte tiene la misión de recordarnos a los seres humanos que somos emoción y razón, por eso hay que dar lugar para mantener la memoria colectiva, la subjetividad de cada uno, nuestra cultura regional”.

 

 




UBB acoge a la nueva Orquesta Sinfónica Juvenil Regional de Ñuble

La Universidad del Bío-Bío cobija desde ahora a la nueva Orquesta Sinfónica Juvenil Regional de Ñuble dependiente de la Fundación de Orquestas Juveniles Infantiles (FOJI), que podrá disponer de espacios para sus ensayos periódicos en el Centro de Extensión de la sede Chillán. El prorrector Fernando Toledo Montiel expresó que para la Universidad representa un honor contribuir al desarrollo y fortalecimiento de la Orquesta que congrega el talento de niños, niñas y jóvenes de toda la región.

“Para la UBB es un privilegio llegar a este momento en que concretamos una iniciativa en torno a la conformación de la Orquesta en la Región de Ñuble. Es un anhelo que compartimos porque creemos que es una forma de contribuir a la formación de nuestros jóvenes. La Universidad tiene un compromiso social que se manifiesta en la realización de diversas iniciativas que van en directo beneficios de los habitantes de Ñuble, Biobío y del país”, expresó el prorrector.

La autoridad universitaria recordó que es particularmente simbólico el hecho que el Centro de Extensión reciba a esta nueva generación de músicos, puesto que el filántropo Otto Schäfer junto a un grupo de ciudadanos chillanejos durante las décadas de 1930 y 1940, abogaron por la construcción de dicho espacio para el cultivo del arte y la cultura.

El director de Extensión, Leonardo Seguel Briones, destacó el vínculo existente entre la FOJI y la Universidad. “Esta alianza birregional no es casualidad; es coherente con los principios y la visión de la Universidad del Bío-Bío que busca contribuir a la formación de jóvenes y de personas con sensibilidad cultural, con miras a un desarrollo sustentable y que de verdad sea un beneficio a la sociedad. Abrimos los espacios de nuestra casa de par en par para que los jóvenes inunden de creatividad y sensibilidad social los espacios de esta región y del país, porque en Ñuble hay talento reconocido”, aseveró.

A su vez, la directora de regiones de la Fundación de Orquestas Juveniles Infantiles (FOJI) Alicia Pardo Norambuena, destacó la voluntad de la Universidad, de la Seremi de las Culturas, Artes y Patrimonio de Ñuble y de la propia FOJI, que permitió dar vida a la nueva orquesta. “Estamos haciendo realidad el sueño de muchos músicos de la Región de Ñuble. Asimismo, de los 17 jóvenes que viajarán a El Salvador representando a nuestro país, 3 son de esta región”, manifestó.

La seremi de las Culturas, Artes y Patrimonio de Ñuble, María Soledad Castro, recalcó que las orquestas juveniles son fundamentales para el fortalecimiento y desarrollo integral de niñas y niños. “Hemos visto el impacto que genera esta actividad en sus vidas y en sus familias, y es por ello que diseñamos actividades que permitan visibilizar su trabajo y fomentar el desarrollo de otros elencos en las comunas que aún no tienen”, enfatizó la seremi.

La Orquesta Sinfónica Juvenil Regional de Ñuble es dirigida por Vicente Toskana Lanzerdorff, quien también es director de la Orquesta de Casablanca de la Región de Valparaíso.