Acreditación de magíster en patrimonio consolida trayectoria y desarrollo de la Facultad de Arquitectura UBB

Un importante hito en la reconocida labor de estudio, difusión y preservación del patrimonio que lleva adelante la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío, Farcodi, marca la reciente acreditación del Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano, Pau. La certificación del programa convierte asimismo a la Farcodi en la segunda facultad de nuestra institución que alcanza la acreditación de la totalidad de sus posgrados, sumándose a la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos que también ostenta este logro.

La acreditación del Pau reafirma la consolidación de una línea de desarrollo que se viene impulsando desde la década de los 80, cuando diversos académicos comenzaron a publicar artículos sobre el tema y se inició la edición de la revista Arquitecturas del Sur, señaló el decano Roberto Burdiles Allende. Añadió que la certificación del magíster refuerza además los objetivos asumidos por la Facultad, para seguir avanzando hacia nuevas etapas de crecimiento.

En este sentido, indicó que están trabajando para ofrecer otros programas de posgrado en áreas como arquitectura latinoamericana, urbanismo, construcción en maderas y diseño, potenciando las capacidades académicas y científicas de la Farcodi. El decano se refirió igualmente al desafío de fortalecer las redes de colaboración y las actividades de vinculación con el medio. Queremos ratificar nuestro rol como actores relevantes en los ámbitos que abarca nuestro quehacer, en sintonía con las necesidades y demandas del entorno, precisó Roberto Burdiles.

La acreditación del Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano se extiende por dos años. El programa aún no cuenta con egresados caso en el cual, según la normativa de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, el período máximo de acreditación es de tres años. Como par externa actuó Pilar Barba Buscaglia, de la Universidad de Chile, quien estuvo en la UBB el 12 de julio recién pasado. En el informe emitido tras su visita, la evaluadora resaltó el cuerpo académico del Pau (todo el claustro tiene grado de doctor); la coherencia del diseño curricular con su condición de programa académico; el contexto institucional dado por el prestigio regional y nacional de la UBB y la existencia de mecanismos de aseguramiento de la calidad, así como el sello regional del magister.

Este enfoque abarca la puesta en valor del patrimonio arquitectónico y urbano de nuestras regiones y latinoamericano y lo diferencia de otros programas sobre patrimonio que se dictan a nivel regional, situándolo como el único de su tipo en la zona centro sur del país, comentó la directora del programa María Isabel López Meza. La académica manifestó que en la evaluación externa se destacó también la inclusión de estudiantes de distintas áreas, lo que permite una visión multidisciplinaria de las materias que se abordan. El aporte de las diferentes miradas resulta enriquecedor y acerca a los estudiantes a lo que debe ser el trabajo integral con el patrimonio, argumentó la directora.

María Isabel López coincidió en que la acreditación del Pau es un reconocimiento a una labor de larga data de muchos docentes de la Facultad. Aunque el programa comenzó a dictarse hace dos años, se sustenta sobre bases sólidas, dijo, agregando que la vinculación con el medio fue otro aspecto valorado positivamente para la acreditación. Con respecto a los pasos a seguir tras los resultados del proceso, en tanto, mencionó el fortalecimiento de la articulación con el doctorado y de mecanismos que faciliten la incorporación de alumnos extranjeros

El Magíster en Patrimonio Arquitectónico y Urbano tiene actualmente 21 estudiantes, entre los que se cuentan arquitectos, diseñadores, trabajadores sociales e historiadores. De acuerdo a lo informado por su directora, en octubre próximo se abren las postulaciones para el próximo año.

Con la acreditación del Pau, el porcentaje de magísteres de la UBB acreditados se eleva a 58.3 por ciento (7 de 12).




Doctorado en Arquitectura se acredita por 4 años y se sitúa como el mejor acreditado del país en su área

 

 

Como el programa del área con mejor nivel de acreditación del país se situó el Doctorado en Arquitectura y Urbanismo que imparte la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, tras ser acreditado por cuatro años – del 21 de agosto de 2019 a la misma fecha de 2023 – por la Comisión Nacional de Acreditación.

La vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, resaltó que este logro responde al trabajo realizado por el equipo a cargo del Doctorado en los últimos años. Hay un esfuerzo serio, responsable y persistente de autoevaluación y ajuste que hizo posible alcanzar esta destacada acreditación, comentó.

Agregó que para la Vicerrectoría que encabeza significa, además, un nuevo avance en el objetivo de acreditar todos los posgrados, ya que con este resultado cuatro de los cinco doctorados que imparte la UBB cumplieron la meta. Con ello reafirmamos el desafío de seguir fortaleciendo el posgrado, tras la acreditación del área en el marco de la acreditación institucional 2019, manifestó la Vicerrectora.

Por su parte, la directora del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, DAU, Dra. Maureen Trebilcock Kelly, recordó que los evaluadores externos José Rosas, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Walter Imilán, de la Universidad de Chile – que estuvieron en la UBB mayo pasado-, destacaron varios aspectos del programa: El fortalecimiento de su cuerpo académico, líneas investigativas y gestión, el apoyo institucional y la tradición y el prestigio de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra Universidad.

El informe de pares, uno de los insumos para la determinación de la acreditación, puso de relieve también las tesis desarrolladas en la línea de edificación sustentable respecto de la calidad de los ambientes construidos y su vinculación con las políticas públicas, así como el respaldo de unidades académicas de investigación aplicada de la UBB en este ámbito, que dan sustento y marco al Doctorado.

La directora del DAU señaló que otro aspecto fundamental para lograr la acreditación fue la renovación curricular. Los cambios en el plan de estudios -que incluyeron la incorporación al sistema de créditos transferibles- permitió superar las debilidades detectadas, dijo.

No fue una tarea fácil ni de un día para otro, subrayó la académica. Advirtiendo que asumió la conducción del Doctorado en marzo de este año, reconoció el trabajo del ex director y fundador del programa Dr. Rodrigo García Alvarado. Valoró igualmente la labor del equipo administrativo y el cuerpo académico, así como el apoyo de estudiantes y egresados. En cierta medida, yo he llegado a cosechar los logros de un trabajo de larga data y asumir los desafíos que trae esta nueva etapa, indicó.

En este sentido, Maureen Trebilcock mencionó la idea de seguir avanzando en la internacionalización del programa, que ya mantiene convenios activos con seis universidades de España, Bélgica, Inglaterra y Alemania, un acuerdo de cotutelaje de tesis con la Universidad de Alcalá de Henares y otro pronto a formalizarse con la Universidad de Lieja. Otros desafíos, dijo, son completar la renovación curricular, fortalecer el seguimiento de egresados, reforzar la divulgación de tesis y continuar robusteciendo el cuerpo académico.

Actualmente, el Doctorado de Arquitectura y Urbanismo cuenta con 27 profesores (18 de claustro), además de algunos docentes invitados. Su matrícula, es 30 estudiantes chilenos y extranjeros. El programa tiene una alta demanda y cada año se seleccionan entre 6 y 8 postulantes, señaló la directora.

En las imágenes, la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Dra. Gipsy Tabillo – la izquierda-, y la directora del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, Dra. Maureen Trebilcok K.




Tras visita de pares, UBB espera informe de evaluación externa para acreditación institucional

Dentro de 30 días hábiles, a contar del término de la visita del comité de pares, será remitido a nuestra Universidad el informe de evaluación externa para la acreditación institucional 2019. Nuestra Universidad, en tanto, dispone de cinco días hábiles para responder aquellos aspectos que estime pertinentes, en lo que constituyen las Observaciones de la Institución.

Los evaluadores externos estuvieron en la UBB del martes 14 al viernes 17 de mayo, oportunidad en que se reunieron con diferentes actores internos y externos relacionados con las áreas de acreditación: Docencia de pregrado, Gestión institucional (ambas obligatorias), Vinculación con el medio, Investigación y Postgrado (optativas). Recorrieron asimismo diversas instalaciones universitarias, en un programa acordado previamente y que abarcó las sedes Concepción y Chillán y la Unidad de Programas Especiales de la Facultad de Ciencias Empresariales, en Los Angeles.

Al término de su visita, los pares emitieron un informe oral de salida, con sus apreciaciones preliminares respecto de los propósitos institucionales, las políticas y mecanismos de aseguramiento de la calidad y su aplicación sistemática, los logros obtenidos y los desafíos por alcanzar. El informe de salida fue leído por el presidente del Comité, Jaime Millán Herrera, ante directivos universitarios, académicos y funcionarios que concurrieron, en gran número, al auditorio Hermann Gamm.

Además de Millán, integran el comité Leonardo Gatica Villarroel, Margarita Briceño Toledo, Gabriel Tany González y Claudia Velandia Gómez (par extranjero). La comisión visitó la UBB acompañado por Paula Collao de la Bastida, ministra de fe, de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA.

El informe de evaluación externa, junto con el de autoevaluación, el informe financiero, las observaciones de la institución y otros antecedentes que se utilicen para corroborar, verificar o complementar la información proporcionada por la Universidad, constituyen la base que ponderará la CNA para dictar su juicio de acreditación.

El Pronunciamiento de Acreditación -última etapa del proceso de acreditación- refleja el nivel de cumplimiento de los propósitos institucionales y los criterios de evaluación, es decir, la existencia, aplicación y resultados de mecanismos eficaces de autorregulación y de aseguramiento de la calidad al interior de la Universidad. Actualmente, la Universidad del Bío-Bío se encuentra acreditada por cinco años del 27 de agosto de 2014 a igual fecha de 2019, en las áreas de Gestión institucional, Docencia de pregrado, Investigación y Vinculación con el medio.




Acreditación institucional 2019: UBB recibe visita de evaluadores externos

Del martes 14 al viernes 17 de mayo se extenderá la visita de los evaluadores externos para la acreditación institucional 2019. El comité de pares está integrado por los académicos Jaime Millán Herrera, ingeniero forestal, quien lo preside; el ingeniero comercial Leonardo Gatica Villarroel, de la Universidad Tecnológica Metropolitana; la químico Margarita Briceño Toledo, de la Universidad Arturo Prat, y el profesor de Biología Gabriel Tany González, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, además de la arquitecto Claudia Velandia Gómez, de la Universidad de Los Andes, como par internacional. Como ministra de fe, en tanto, actuará Paula Collao de la Bastida, de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA.

Durante su visita, los evaluadores se reunirán con autoridades y directivos universitarios, académicos, investigadores, funcionarios administrativos, estudiantes de pre y posgrado, titulados, graduados y actores externos. El martes estarán en Concepción, donde serán recibidos primero por el rector Mauricio Cataldo Monsalves y luego sostendrán diversas reuniones. Conocerán también distintas instalaciones de la sede penquista. El miércoles irán a Chillán, para cumplir un intenso programa de reuniones y recorrer los Campus La Castilla y Fernando May. Por la tarde, parte del comité de pares se trasladará a la Unidad de Programas Especiales de la Facultad de Ciencias Empresariales en Los Ángeles.

El jueves y el viernes la agenda se concentrará nuevamente en Concepción, culminando la visita con la lectura del informe oral de salida, el viernes 17, de 17.30 a 18 horas, en el auditorio Hermann Gamm de la Facultad de Ingeniería.

En un comunicado enviado a la comunidad universitaria el lunes 13 de mayo, el Rector expresó su satisfacción porque –dijo- enfrentamos la visita de pares con la tranquilidad de la tarea bien realizada. Instó también a la participación, asistiendo a las reuniones convocadas, facilitando la información emergente que pueda ser requerida y esperando a los evaluadores durante el recorrido que harán por las sedes Concepción, el martes 14, de 12 a 13.30 horas, y Chillán, al día siguiente, de 14.30 a 15.30 horas. La autoridad universitaria agradeció asimismo a quienes han liderado el proceso de acreditación, que evidencia cinco años de trabajo. El logro de la acreditación institucional es y será el resultado del trabajo mancomunado, reflejo de esta larga historia que nos une a todos y todas, concluyó.

La visita del comité de pares tiene como propósito verificar la consistencia del Informe de Autoevaluación Institucional, elaborado sobre la base de diversos instrumentos: el Plan General de Desarrollo Universitario 2015-2019; el Informe de Seguimiento del Plan de Mejoramiento Institucional 2014-2018; el Certificado de Acuerdo de Acreditación Institucional 275 de la CNA y los Programas de Rectoría 2014-2018 y 2018-2022. La preparación del documento presentado a la CNA en diciembre del año pasado consideró la participación de  actores internos y externos, cuyas opiniones se recogieron a través de encuestas y talleres.




En claustros por acreditación, Rector llamó a la unidad y resaltó logros institucionales

Un ferviente llamado a la unidad formuló el rector Mauricio Cataldo al dirigirse a los asistentes a los claustros triestamentales por la acreditación institucional 2019, que se llevaron a cabo en los campus de Concepción y Chillán el lunes 29 y el martes 30 de abril. Podemos tener diferentes opiniones respecto de la gestión universitaria en distintos períodos, pero ante este desafío debemos sostener una mirada común y resaltar nuestros logros, que son fruto del esfuerzo de todos, señaló la autoridad universitaria.

Las reuniones realizadas en el Aula Magna penquista y en la del Campus Fernando May, así como en el auditorio Miguel Jiménez en La Castilla, fueron convocados desde la Rectoría, con el propósito de difundir los principales aspectos del informe de autoevaluación presentado a la Comisión Nacional de Acreditación en diciembre pasado. Junto con el Rector estuvieron la directora general de Planificación y Estudios, Ana María Barra, la jefa de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Patricia Letelier, y los encargados de cada una de las cinco áreas de acreditación: El vicerrector académico Peter Backhouse (líder del área de Docencia de Pregrado), el vicerrector de Asuntos Económicos Reinier Hollander (Gestión Institucional), la vicerrectora de Investigación y Postgrado Gipsy Tabilo (Investigación y Docencia de Posgrado) y Eric Forcael (Vinculación con el Medio).

Tras referirse a las acciones que la UBB ha impulsado para enfrentar las debilidades detectadas en el anterior proceso de acreditación institucional, las fortalezas y los desafíos pendientes en los distintos ámbitos, los expositores atendieron las consultas y reflexiones de académicos, estudiantes y funcionarios administrativos que concurrieron a los claustros.

No cabe duda de que en los últimos años la UBB ha avanzado y hoy estamos entre las mejores universidades del país en docencia de pregrado, enfatizó el rector Mauricio Cataldo, aludiendo al ranking general elaborado por el Grupo de Estudios Universitas. La medición -que considera a todas las universidades chilenas acreditadas- ha situado a nuestra institución en el cuarto lugar del sistema universitario nacional y como la mejor universidad pública de regiones los años 2016, 2017 y 2018.

El Rector recordó que el informe de autoevaluación para la acreditación institucional abarca el período 2014 a 2018 y comenzó a elaborarse durante la administración de su antecesor en el cargo, Héctor Gaete. Posteriormente lo completó el actual gobierno universitario, en lo que calificó como un trabajo duro y muy a conciencia. Cataldo advirtió asimismo que a lo largo de todo el proceso se propició la participación de los diversos actores, a través de talleres, reuniones con informantes clave, encuestas y otros instrumentos.

La acreditación es un desafío importante y todos estamos invitados a aportar para que el proceso sea exitoso y podamos sentirnos orgullosos de ser parte de la UBB y seguir contribuyendo al desarrollo de nuestras regiones, expresó la autoridad universitaria.




Líderes de área destacan aspectos más importantes de la evaluación interna

En el marco del proceso de acreditación institucional 2019 y a la espera de los pares externos, la comunidad UBB ha sido convocada a revisar el informe de autoevaluación, que recoge los principales avances y objetivos de nuestra casa de estudios en las áreas de gestión institucional, docencia de pregrado, vinculación con el medio, investigación y docencia de posgrado.

Para la evaluación interna se constituyeron comisiones por área, se realizaron talleres, se aplicaron encuestas y se invitó, además, a informantes clave, que entregaron sus impresiones respecto del quehacer universitario en los distintos aspectos. En su próxima visita –programada del lunes 13 al viernes 17 de mayo-, los evaluadores externos verificarán la coherencia del informe en relación al Plan General de Desarrollo Universitario. Con ese propósito, conversarán con autoridades universitarias, académicos, estudiantes, funcionarios administrativos, titulados, graduados, empleadores y otros actores vinculados con nuestra Universidad.

A continuación, los líderes de las cinco áreas de acreditación exponen los resultados más importantes de la autoevaluación, que todos debemos conocer.

Gestión institucional

Reinier Hollander, vicerrector de Asuntos Económicos.

Gestión Institucional es, junto con Docencia de Pregrado, una de las dos áreas obligatorias y contempla cuatro aspectos: misión y propósitos de la Universidad, estructura organizacional y sistema de gobierno, recursos humanos y recursos financieros. La autoevaluación se realizó de manera participativa, considerando la opiniones y aportes de las distintos actores y unidades involucradas, indica de partida el vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander Sanhueza, líder del área.

En el informe, añade, se constata que la Universidad del Bío-Bío tiene una misión y objetivos claros, establecidos en instrumentos legitimados, como el Plan General de Desarrollo Universitario y los planes estratégicos de unidades académicas y administrativas. Igualmente, posee una estructura organizacional formalizada, que permite el desarrollo del quehacer universitario, así como una gobernanza democrática y participativa, con autoridades y cuerpos colegiados representativos.

En cuanto a recursos humanos, se evidencia que son pertinentes para el cumplimiento de los propósitos institucionales y que existen mecanismos para la selección, contratación y capacitación del personal. Asimismo, la gestión financiera de nuestra Universidad permite el cumplimiento de los propósitos instituciones, tanto a corto como a largo plazo, lo que asegura la sustentabilidad institucional.

Hollander destaca que la Universidad cuenta con un Sistema de Gestión de Calidad (SGC) basado en la norma ISO 9001:2015, el cual contiene los procedimientos, reglamentos, manuales, instructivos, formularios y descripción de funciones de cargo, conforme a la estructura organizacional de nuestra institución. El SGC ha estado en permanente revisión, demostrando que la Universidad tiene la capacidad para efectuar ajustes y cambios necesarios para mejorar su calidad, tal como lo exige la Ley de Acreditación. Además, como reflejo de su compromiso con desarrollo sustentable de nuestras regiones, la UBB obtuvo la certificación del Acuerdo de Producción Limpia (APL) para los Campus Concepción, La Castilla y Fernando May, otorgada por la Agencia Chilena de Eficiencia Energética y Cambios Climático.

El Vicerrector invitó a revisar el SGC a través de la página web institucional, así como a leer el informe de autoevaluación, cuyo resumen se distribuyó a la comunidad universitaria y que está también disponible en internet.

Docencia de Pregrado

Peter Backhouse, vicerrector académico.

El informe de autoevaluación en Docencia de Pregrado constata la calidad de los procesos formativos en la Universidad del Bío-Bío, explica el vicerrector académico Peter Backhouse, líder del área que comprende materias como la docencia, oferta académica, desarrollo estudiantil, gestión curricular, formación integral y aseguramiento de la calidad.

Backhouse recalca algunos de los principales logros alcanzados por nuestra Universidad en estos ámbitos, tales como los notables niveles de acreditación de carreras que registra nuestra casa de estudios y una oferta académica basada en las capacidades institucionales y pertinente a las necesidades regionales. También menciona el sostenido avance del proceso de renovación curricular conforme al modelo educativo de la UBB, que a la fecha alcanza al 95 por ciento de nuestros programas de pregrado.

Se refiere igualmente a los programas de acompañamiento a los estudiantes, que han permitido que la Universidad alcance una de las mejores tasas de retención del sistema universitario nacional. La UBB también se destaca por los altos índices de posgraduación de su cuerpo docente, afirma. Asimismo –agrega- hemos propiciado la incorporación de metodologías activas al trabajo en el aula, mejorando los procesos de enseñanza-aprendizaje, y tenemos un creciente porcentaje de académicos que llevan adelante proyectos de investigación en docencia.

El líder del área de Docencia de Pregrado pone de relieve además las iniciativas orientadas a la internacionalización de la Universidad y los avances en digitalización.

Todo ello nos ha llevado a situarnos entre las cuatro mejores universidades del país en docencia de pregrado, de acuerdo al ranking general que anualmente elabora el Grupo de Estudios Avanzados en Educación Superior Universitas, subraya Peter Backhouse. La medición que abarca a todas las universidades chilenas acreditadas, ha situado a la UBB en el cuarto lugar del sistema y como la mejor universidad pública de regiones los últimos tres años.

Por último, el vicerrector insta a la comunidad universitaria a participar activamente en el proceso de acreditación institucional. La UBB se encuentra en un alto nivel y todos estamos llamados a mostrar nuestros logros y esfuerzos, expresa.

Vinculación con el Medio

Eric Forcael, director general de Relaciones Institucionales.

El área de Vinculación con el Medio considera las actividades de extensión, innovación y transferencia tecnológica, emprendimiento, formación continua, comunicación estratégica y relaciones institucionales, incluida la movilidad estudiantil. El informe de autoevaluación en esta área comprende las acciones con que se enfrentaron las debilidades encontradas en la anterior acreditación, así como los desafíos detectados en el actual proceso, señala el director general de Relaciones Institucionales, Eric Forcael, quien lideró la comisión a cargo de elaborar el documento.

En los últimos años, se avanzó sustancialmente en la conformación de una matriz transversal de vinculación con el medio, que abarca políticas, proyectos y soportes informáticos, con mecanismos formales y sistemáticos para robustecer el quehacer universitario en este ámbito, tanto desde un enfoque unidireccional como bidireccional, precisa el directivo. Asimismo, añade, se impulsó fuertemente la incorporación de estudiantes de pregrado en esta área, con proyectos concursables para el desarrollo de tesis o asignaturas de vinculación con el medio. Además, se están desarrollando instrumentos para potenciar la evaluación del impacto de las iniciativas en esta área.

Otro aspecto que se fortaleció significativamente es la movilidad estudiantil, manifiesta Forcael, precisando que el número de alumnos de la Universidad del Bío-Bío que sale al extranjero aumentó 20 por ciento, mientras que el porcentaje de alumnos de otros países que vienen a la UBB creció más de 100 por ciento. Ello evidencia la internacionalización de nuestra Universidad por el mayor conocimiento que hay sobre ella a nivel global y el interés que genera en los jóvenes, recalca el líder de área.

En general, las debilidades detectadas en el proceso anterior se han enfrentado con resultados sobresalientes o se han cumplido satisfactoriamente, concluye Forcael.

Investigación 

Gipsy Tabilo, vicerrectora de Investigación y Postgrado.

El informe de autoevaluación en Investigación registra el progreso de nuestra institución en indicadores como la adjudicación de proyectos Fondecyt que en el último concurso se elevó a 15, triplicando el promedio de los años anteriores. El trabajo realizado para robustecer el quehacer investigativo ha sido muy importante, considerando aspectos como el incremento de recursos internos, las ayudantías de investigación e investigadores postdoctorales, el aumento de las publicaciones, la actualización de las políticas institucionales y la creación de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, puntualiza la Vicerrectora Gipsy Tabilo, líder del área.

Se hicieron también ingentes esfuerzos para la difusión de las actividades y se potenció la contratación de doctores, a lo que se suman los programas de perfeccionamiento académico. Asimismo, se fomentó la creación de grupos de trabajo interdisciplinario y se avanzó en la participación de estudiantes de pre y posgrado en actividades de investigación, así como en proyectos de emprendimiento, con aportes internos y de fondos como el de Valorización de la Investigación Universitaria del Fondef (Fondef VIU).

La consolidación de las actividades de investigación y posgrado ha permitido a la Universidad del Bío-Bío alcanzar una posición de liderazgo entre los planteles con investigación y doctorados en áreas selectivas, según el ranking de Universitas. La medición clasifica a las instituciones en cuatro grupos: Universidades Docentes (1), Universidades Docentes con Proyección en Investigación (2), Universidades con Investigación y Doctorados en Áreas Selectivas (3) y Universidades de Investigación y Doctorados (4).

Los últimos dos años la UBB se ha situado como en el segundo lugar del tercer grupo, clasificación a la que accedió en 2016, resalta Gipsy Tabilo.

 Docencia de Postgrado

Esta es la primera vez que nuestra Universidad postula a la acreditación en Docencia de Postgrado, sobre la base de lo construido en años, advierte la vicerrectora Gipsy Tabilo, líder del área.

Actualmente, argumenta, tenemos tres de nuestros cinco doctorados acreditados y los otros dos están a la espera de las respectivas visitas de pares. Además, 50 por ciento de nuestros programas de magíster ya están acreditados y otros se encuentran en proceso de acreditación. De esta forma, próximamente el 90 por ciento de nuestros posgrados podrían estar acreditados, lo que significa que tenemos posibilidades concretas de acreditar esta área, sostiene la Vicerrectora.

La acreditación de los programas, destaca Gipsy Tabilo, da cuenta de la calidad y productividad de los claustros y de la infraestructura y equipos que los sustentan. El fortalecimiento de la investigación nos permitió sentar las bases para impulsar el posgrado y ponernos en buen pie para alcanzar su acreditación. Tenemos lo necesario para lograrlo, sostiene.

El informe de autoevaluación en Docencia de Postgrado da cuenta del desarrollo de las actividades de nuestra Universidad en esta área. Además de la creciente acreditación de los programas, el documento constata los avances en internacionalización, a través de convenios con universidades extranjeras, el aumento de postulantes de otros países, la renovación curricular, el robustecimiento de los claustros, la vinculación con la investigación y la existencia de políticas y mecanismos que permiten el desarrollo del posgrado.




Amplia difusión del Proceso de Evaluación Interna de cara a próxima Acreditación

Mediante jornadas de difusión la Universidad del Bío-Bío continúa compartiendo los aspectos más relevantes del proceso de evaluación interna considerando las cinco áreas de acreditación: Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Investigación, Vinculación con el Medio y Docencia de Postgrado.

La directora general de Planificación y Estudios, Dra. Ana María Barra, destacó que entre el 13 y 17 de mayo próximos, los pares evaluadores se entrevistarán con autoridades, académicos, administrativos, estudiantes, empleadores, titulados y graduados, con el propósito de verificar la consistencia del Informe de Autoevaluación Institucional, con el Plan de Desarrollo de la institución.

En la sede Chillán, el Prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, instó a los integrantes de la comunidad universitaria a involucrarse activamente, participando en las jornadas de difusión y en los próximos claustros. “Todos debemos participar porque el fundamento del éxito está basado en la forma en que cada integrante de la comunidad universitaria asuma esta tarea. La Acreditación institucional es una responsabilidad de todas y todos. Es un compromiso que a todos concierne. Tenemos la convicción que podemos lograr un buen desempeño”, aseveró.

En los distintos encuentros las autoridades institucionales han recalcado que lograr la Acreditación, incorporando esta vez la quinta área de Docencia de Postgrado, supone una serie de ventajas tales como incrementar el prestigio institucional al ser capaces de responder a los nuevos retos de la educación superior, que demanda una mayor internacionalización; consolidación de participación en comunidades académicas de instituciones igualmente acreditadas; así como mayor participación de docentes en redes y asociaciones a nivel nacional e internacional. Todo ello, consolidando una cultura de autoevaluación y autorregulación.

Los beneficios directos de la Acreditación se evidencian en la posibilidad de acceder a becas y créditos del Estado; mayores posibilidades de empleo para los estudiantes; acceso institucional a convenios internacionales, así como mayores posibilidades de homologaciones de títulos profesionales con instituciones del exterior.

El Diagnóstico Institucional se elaboró sobre la base de las siguientes fuentes: Plan General de Desarrollo Universitario (PGDU) 2015-2019; Informe de Seguimiento del Plan de Mejoramiento Institucional 2014-2018; Certificado de Acuerdo de Acreditación Institucional N°275 (CNA); Programas de Rectoría 2014-2018 y 2018-2022; Información de encuestas y talleres en el que participaron académicos, estudiantes, directivos, no académicos y actores del medio externo.

Más información en http://ubiobio.cl/acreditacion/




Positiva jornada de análisis del proceso de acreditación institucional

Con el objetivo de participar en una jornada de análisis del proceso de acreditación institucional, el lunes 15 de abril estuvieron en la sede Concepción el ex rector Sergio Bravo y la directora general de Aseguramiento de Calidad de la Universidad de La Frontera, UFRO, Martha Ramírez.

Por Dagoberto Pérez U. y Mariana Gutiérrez V. 

La visita se inició con un saludo protocolar con el rector de nuestra casa de estudios Mauricio Cataldo, el prorrector Fernando Toledo, el vicerrector académico Peter Backhouse, la vicerrectora de Investigación y Postgrado, Gipsy Tabilo, la directora general de Planificación y Estudios Ana María Barra y la jefa de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad Patricia Letelier. Posteriormente, en la mañana, se reunieron con el consejo asesor de Rectoría y el consejo asesor ampliado. Durante la tarde, en tanto, se llevó a cabo un encuentro abierto con directivos, académicos, funcionarios administrativos y estudiantes de posgrado, liderado por la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado.

La directora general de Planificación y Estudios señaló que la invitación a los representantes de la UFRO surgió de la Rectoría, en consideración al positivo resultado del último proceso de acreditación institucional del plantel, en el que fue acreditado por seis años en todas las áreas. La forma en que llevaron adelante el proceso puede servir de referencia a la UBB, indicó la directora, quien valoró la generosidad y transparencia con que compartieron la experiencia y los antecedentes de la acreditación institucional de la Universidad de La Frontera.

Ana María Barra indicó que la mirada aportada por el ex rector Bravo y la directora general de aseguramiento de la calidad fueron muy positivas. Nos insistieron en la necesidad que la comunidad universitaria conozca los datos más relevantes de las distintas áreas de acreditación, tales como las tasas de retención, matrícula, programas y acreditación de posgrados, entre otros. Recalcaron también la importancia de contar con evidencia que respalde los avances y mejoras comprometidos. Ante cada desafío asumido, debemos comprobar qué y cómo se hizo, precisó.

Al saludar a los asistentes a la reunión de la tarde, el rector Mauricio Cataldo reiteró el objetivo de acreditar el posgrado y agradeció el apoyo de Sergio Bravo y Martha Ramírez. No cabe duda que podemos aprender mucho de ese proceso de acreditación que ellos tuvieron recientemente, expresó.

En tanto, el ex rector de la UFRO, junto con agradecer la invitación, destacó la trayectoria que tienen ambas instituciones, tanto por trabajos mancomunados como por un perfil muy similar, como es ser estatal y pública. Resaltó asimismo la relevancia del proceso de acreditación, manifestando que no da lo mismo para un estudiante salir de una universidad acreditada que de una que no lo es. Y añadió: “Esto (la acreditación) no se logra de la noche a la mañana. Esto involucra a toda la comunidad universitaria, no es una acción de un rector. Una buena acreditación o una mala acreditación nos afecta a todos por igual, por lo tanto, todos debemos sumarnos”,

Bravo relató la historia de la Universidad de la Frontera en torno a la acreditación, que se remonta al año 2000. En 2004 y 2008 se acreditaron exitosamente, pero el de 2013 fue un proceso más complicado y, fruto de un relajo, estuvieron a punto de no acreditar. “Salvamos los cinco años en las cinco áreas, pero resultó un proceso tenso. La academia debe ser humilde, jamás soberbia”, dijo. Agregó que el aprendizaje que se saca de estas evaluaciones son los procesos más que los resultados.

Por su parte, la directora general de Aseguramiento de la Calidad de la Universidad de La Frontera, detalló los diversos pasos que vivieron, en distinto períodos, para lograr acreditar de manera exitosa.

 




UBB impulsa talleres de difusión del informe de autoevaluación en Concepción y Chillán

 

En Concepción y Chillán se están desarrollando los talleres de difusión del informe de autoevaluación presentado a la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, para la acreditación institucional 2019. El calendario de actividades se inició el lunes 18 de marzo y se extenderá hasta el viernes 3 de mayo, abarcando a directivos universitarios, académicos, investigadores, estudiantes de pre y postgrado, así como de programas especiales de continuidad de estudios, funcionarios administrativos, egresados, graduados, empleadores, asociaciones estamentales y unidades relacionados con las áreas de acreditación. Están todos convocados, aseveró la directora general de Planificación y Estudios, Ana María Barra Salazar.

Por Cristian Villa R. y Mariana Gutiérrez V.

Durante la primera jornada efectuada en Chillán, en la sala de reuniones del Aula Magna del Campus Fernando May, el rector Mauricio Cataldo Monsalves valoró la participación de directores de departamento y de escuela, jefes de carrera y directores de programas de bachillerato, y puso especial énfasis en que el proceso de acreditación institucional requiere del compromiso de toda la comunidad universitaria. “La Universidad envió el informe de autoevaluación a la CNA en diciembre de 2018. Los pares evaluadores nos visitarán en el mes de mayo y debemos estar muy bien preparados, de ahí la importancia de analizar el informe que ya está disponible en el sitio web institucional”, describió el rector.

El rector Cataldo instó a los concurrentes a transformarse en agentes socializadores del proceso y del informe de autoevaluación en particular. “Los pares evaluadores harán preguntas muy concretas respecto del área en la que cada uno se desempeña y por eso es fundamental que leamos el informe, sistematicemos la información y despejemos dudas. Es vital que trabajemos en equipo y en forma colaborativa”, enfatizó.

El rector Mauricio Cataldo comentó que si bien la Universidad tiene desafíos pendientes, ha logrado avances significativos respecto del anterior proceso.

Por su parte, la directora de Planificación y Estudios explicó que los talleres de difusión del informe de autoevaluación tienen como propósito dar a conocer el documento, que da cuenta de la evolución que ha experimentado la UBB y recoge los avances y acciones de mejoramiento que se han desarrollado el último período, según lo comprometido en el anterior proceso de acreditación. Están todos convocados a participar en estos talleres, para que tengamos una mirada común respecto de la marcha de nuestra institución, de cara a la próxima visita de pares, manifestó Ana María Barra.

Agregó que a fines de abril deberían confirmarse los nombres de los cinco evaluadores externos (uno por cada área: gestión institucional, docencia de pregrado, investigación, vinculación con el medio y docencia de posgrado), que concurrirán a la UBB en mayo. Esperamos su visita con tranquilidad y confianza, dijo Ana María Barra, señalando que el proceso de autoevaluación evidenció el desarrollo institucional y se cuenta con la información e indicadores de respaldo.

La directora reconoció también el interés por conocer el informe, señalando que la programación de los talleres de difusión se enviará semanalmente a través de correo electrónico.

De acuerdo a la Ley N°20.129, la acreditación institucional tiene como objeto “la evaluación del cumplimiento del proyecto institucional y la verificación de la existencia de mecanismos eficaces de autorregulación y de aseguramiento de la calidad, así como propender al fortalecimiento de la capacidad de autorregulación y al mejoramiento continuo de la calidad al interior de las instituciones de educación superior”, según consta en la Guía para la Evaluación Externa de Universidades de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA.

 

 

 




Destacan ejemplo de Pedagogía en Educación Parvularia por acreditación de 7 años

El rector de la Universidad del Bío-Bío, Mauricio Cataldo Monsalves, reconoció al equipo académico de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia tras la obtención de 7 años de acreditación otorgada por la CNA. El encuentro se realizó en dependencias de la Facultad de Educación y Humanidades y consideró la participación del prorrector Fernando Toledo Montiel, la coordinadora general de Aseguramiento de la Calidad, Patricia Letelier Sanz, la directora de Escuela, Carmen Mena Bastías y las académicas Patricia Arteaga González, Lucía Navarrete Calderón, Carolina Flores Lueg y Fernanda Yáñez Barrientos.

“Queremos reconocer el ejemplo que la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia ha dado a la Universidad y que todos debemos emular. Será de gran utilidad que puedan compartir su experiencia con otras carreras porque alcanzar el máximo de acreditación es un gran mérito”, enfatizó el rector Mauricio Cataldo.

La directora de Escuela, Carmen Mena, agradeció el gesto institucional y comentó que sobre la base de este logro deberán asumir nuevos desafíos y plantearse metas más exigentes. “Sentimos que la Universidad valora el trabajo que venimos realizando hace años como equipo de académicas de la carrera. Ahora iniciamos un nuevo proceso, con nuevas energías para enfrentar lo que viene. En 7 años más tendremos que elaborar un nuevo informe, pero para eso debemos seguir trabajando durante todo este tiempo”, advirtió.

La académica Mena Bastías reconoció que la última acreditación convierte a la Escuela en un referente nacional del área de Educación Parvularia, situación que también les impulsa a desplegar mayores esfuerzos para responder a esa expectativa. “Hemos avanzado paulatinamente en distintos ámbitos. Nuestras académicas se han incorporado a grupos de investigación y debemos consolidar esa dimensión. También hemos sido capaces de generar la Red de Centros Formadores de Educación Parvularia que integra a instituciones de las regiones de Ñuble y Biobío que ha llamado mucho la atención y ha concitado el interés de muchas instituciones formadoras”, manifestó.

El reconocimiento a la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia no proviene sólo desde el ámbito de la educación superior, sino también de instituciones vinculadas con esta etapa del desarrollo. Es así como hacia fines de febrero, la Escuela capacitará a funcionarios y funcionarias de INTEGRA en las ciudades de Concepción y Chillán. “En este caso abordaremos las nuevas bases curriculares de la Educación Parvularia con relación al referente curricular que considera INTEGRA”, expresó Mena Bastías.

Las académicas concurrentes también aludieron a las fortalezas que implica el trabajar en equipo, donde cada integrante, desde sus fortalezas, aporta al trabajo en común. “El trabajo de acreditación de la carrera no es responsabilidad del director(a) de Escuela o de un académico(a) en particular sino de todo el equipo de académicos que integra la carrera. Para ello es fundamental trabajar periódicamente y apostar por una cultura de la calidad, tarea que demanda una atención diaria”, aseveraron.

Durante el encuentro, también se valoró y destacó el aporte de los integrantes del Consejo Asesor Externo y del Centro de Tituladas, agrupaciones entregan una retroalimentación importante al trabajo académico.