Fondecyt UBB busca generar cartografías temáticas del riesgo climático a escala local en Ñuble

“Riesgos socionaturales intensificados por el cambio climático: Análisis de la Vulnerabilidad-Resiliencia social a escala local”, se denomina el proyecto Fondecyt de Iniciación N° 11200683 liderado por el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. José Sandoval Díaz. En este primer año el investigador analizará los fenómenos de sequías y olas de calor en relación con tres grupos específicos de la población: personas mayores, adolescentes y pequeños agricultores. “El propósito es analizar el componente adaptativo del cambio climático a escala local, incorporando elementos psicosociales como la susceptibilidad y capacidades de afrontamiento, pero también aquellas variables propias del ambiente como la exposición, frecuencia e intensidad de peligros”, precisó el académico.

El Dr. José Sandoval explicó que a través del proyecto se elaborará un mapeo de distintos peligros representativos vinculados al cambio climático que azotan a la Región de Ñuble y específicamente en Chillán.

El investigador UBB comentó que el año 2020 el Ministerio de Medio Ambiente presentó un atlas de riesgo de resolución comunal que aborda una serie de peligros considerando dimensiones humanas, naturales e históricas. “El aporte de mi proyecto es un poco más acotado y tiene una resolución más específica, puesto que queremos trabajar con ciertos grupos que han sido caracterizados como grupos vulnerables a este riesgo. Entonces, queremos generar distintas cartografías de riesgos climáticos, incorporando aspectos del peligro particular, exposición y aspectos de vulnerabilidad – capacidad de estos grupos específicos”, comentó.

La idea, expresó el Dr. Sandoval, es pensar esos mapas para que puedan articularse a nivel institucional y sean de utilidad para los tomadores de decisiones, puesto que las intervenciones no son homogéneas. “Es importante para las decisiones, pero también para evaluar cómo se van a comunicar esos riesgos o cómo se van a orientar capacitaciones e intervenciones a grupos específicos para fortalecer capacidades y resiliencia ante las distintas etapas del ciclo del riesgo”, argumentó.

“En el caso de la sequía nos enfocamos en los pequeños agricultores para conocer no sólo cuán expuestos y susceptibles están frente a ese evento, sino también para identificar las capacidades con que cuentan, qué conocimientos poseen, cuál es el grado de percepción del riesgo, cómo lo han afrontado y qué confianzas institucionales tienen”, ilustró.

Las olas de calor, en tanto, se articularán con adolescentes, de manera de poder vincular aspectos de conocimiento del cambio climático y su impacto sobre el bienestar, a través de distintos grupos de adolescentes, que provengan de diferentes trayectorias en términos de ingresos, capital cultural, establecimiento educacional y confort habitacional. Al respecto, el Dr. Sandoval expresó que el cambio climático se ha venido paulatinamente implementando en el currículo nacional, e interesa dilucidar cómo ese conocimiento formal está, o no, influyendo en el actuar cotidiano de los/as jóvenes.

El académico UBB señaló que actualmente existen mapas de peligro a nivel regional sobre erupción volcánica, inundación, entre otras amenazas, pero éstos no dicen mucho sobre la vulnerabilidad y acción humana. “Hemos encontrado que las personas mayores tienen algo que plantea la literatura, que es la memoria colectiva; cada grupo tiene distintas capacidades que es importante relevar, y también tiene distintas vulnerabilidades, como la capacidad de movilidad restringida en las personas mayores, o la necesidad de alfabetización tecnológica en el caso de pequeños agricultores que muchas veces no encuentran el sentido de algunas soluciones de este tipo”, argumentó.

El Dr. José Sandoval señaló que el proyecto también alude al concepto de resiliencia comunitaria, y en este caso se realizará una revisión sistemática de la literatura latinoamericana para poder entender cómo se ha estudiado, cómo se define, y qué capacidades tienen las comunidades para afrontar riesgos socionaturales. “La noción de resiliencia surge de los estudios ecológicos y hoy es un concepto plástico para poder entender cómo las comunidades territorializadas no solamente se adaptan, sino que también mitigan y transforman las condiciones de adversidad”, reseñó.

La investigación también se propone generar encuestas y grupos focales. Mediante la encuesta se busca incorporar un componente de georreferenciación de manera de entender lo social en el espacio. Asimismo, con antecedentes cualitativos y cuantitativos se buscará construir un índice de resiliencia comunitaria a escala local para cada grupo con respecto a su peligro respectivo.

“La literatura plantea que la resiliencia es dependiente del territorio, es decir, no podemos pensar en la resiliencia de los grupos en abstracto, sino que la resiliencia es del grupo situado que vive en el territorio (…) Ese indicador puede servir para focalizar comunicaciones e intervenciones de fortalecimiento de capacidades”, describió.

Finalmente, el Dr. José Sandoval enfatizó en la importancia de trabajar ciertas temáticas desde una mirada multi, inter y/o transdisciplinar debido a la complejidad de los fenómenos. “Estas temáticas de cambio climático necesitan la articulación con geografía, antropología, pero también con las ciencias básicas que se ocupan de los peligros particulares… El cambio climático, al igual que otras áreas como el envejecimiento y la misma pandemia, son problemáticas que nos vienen a interpelar como Universidad, para poder trabajar colectivamente”, reflexionó.




Fondecyt UBB busca aprovechar subproductos del salmón para impresión de alimentos 3D

La académica del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, lidera el proyecto Fondecyt 1201578 denominado “Optimization of physical properties of fish by-products as a food matrix for 3D printing”, que pretende lograr el uso eficiente de proteínas extraídas de subproductos de la industria del salmón para su potencial empleo en impresión 3D. “El uso de la impresión 3D en la industria de alimentos es novedoso en términos de desarrollar alimentos a medida, nos abre nuevas puertas para la producción de alimentos personalizados basadas en las necesidades nutricionales específicas de ancianos, niños, embarazadas o pacientes con patologías específicas como diabetes, hipertensión, problemas de deglución, etc.”, precisó.

La Dra. Gipsy Tabilo explicó que a través del proyecto se busca optimizar las propiedades físico-químicas de las proteínas extraídas de los subproductos del salmón –cabeza, espina dorsal, cola y recortes, que son una buena fuente de productos de alto valor alimentario, como proteínas, aceite y minerales de pescado – y que además puedan ser imprimibles. “El propósito es evaluar las proteínas que se pueden obtener de los desechos de la industria del salmón, extraer esas proteínas y usarlas tal como la tinta de impresión para desarrollar alimentos ricos en proteínas. Realizamos extracciones de proteínas, hemos obtenido gelatina a partir del colágeno de estos subproductos. Con estas proteínas estructuramos matrices alimentarias que pueden ser imprimibles”, ilustró.

La Dra. Tabilo comentó que de este modo se buscan alternativas de fuentes proteicas no tradicionales, toda vez que se emplean subproductos de una industria chilena relevante, como es la salmonera, y que por ahora son subutilizadas. “Pretendemos estudiar las bases científicas que nos permitan establecer las condiciones óptimas para poder usar esas proteínas como base para la impresión 3D. Es importante señalar que esto puede ser empleado tanto para la alimentación humana como animal. Hoy la industria del alimento de mascotas es muy importante, de manera que es una buena alternativa”, expresó.

La investigadora UBB señaló que el desafío es obtener geles, que sin modificar sus propiedades físico-químicas alcancen cierta estabilidad, es decir, que mantengan la forma de impresión y no se deformen. “Si logramos que ese material sea imprimible y estable, podríamos construir cualquier tipo de alimento con una forma e ingredientes en particular. En este caso estamos trabajando 100% con proteínas, pero esto daría pie a que esta proteína pudiese unirse con otros componentes como carbohidratos, vitaminas, minerales, entre otros, y pudiésemos generar un alimento distinto y necesario. Este gel daría el soporte para desarrollar alimentos ricos en proteínas y con las características que el consumidor necesitara”, reseñó.

Según describió la Dra. Gipsy Tabilo, en la industria alimentaria se ha trabajado en impresión 3D con proteínas de origen lácteo y de algunos vegetales, pero aún no se han estudiado proteínas obtenidas de fuentes animales, como las derivadas de productos del mar, que en este caso serían de la industria del salmón. En este sentido, también está el trasfondo de aprovechar subproductos de la industria que hoy se desechan.

La Dra. Tabilo precisó que los avances en la investigación son prometedores y ya se han expuesto en congresos internacionales. “Estimamos que la gelatina (proteína) que obtenemos, es una muy buena fuente proteica para el ser humano. Nosotros realizamos algunos estudios preliminares antes que nos adjudicáramos el proyecto Fondecyt, lo que nos permitió avanzar de manera importante. Creemos que es una muy buena forma de recuperar materiales biológicos que son de utilidad nutricional”, enfatizó.




Proyecto Fondecyt UBB del área de Historia fue seleccionado en primer lugar nacional

La Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo ANID, seleccionó en primer lugar nacional del grupo de evaluación de Historia, área de Ciencia, el proyecto Fondecyt Regular (2021) N° 1210545 denominado “Anormalidad y medios impresos: Representaciones socioculturales respecto de sujetos y grupos anormales durante el Chile desarrollista (1927-1973)”, dirigido por el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco León León.

El Dr. Marco León valoró la información confirmada por la subdirectora de Proyectos de Investigación de la ANID, Alejandra Vidales Carmona. “Tal distinción me llena de orgullo y permite consolidar una línea de trabajo que ahora se verá fortalecida por los vínculos que el proyecto permitirá establecer con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC). Ello también es una muestra de la calidad de los proyectos presentados y adjudicados por la Universidad del Bío-Bío”, señaló.

La investigación tiene como objetivo “indagar, desde una perspectiva sociocultural, las representaciones construidas respecto de una serie de personas cuyas conductas y acciones fueron englobadas bajo la denominación de anormales”, en el periodo transcurrido entre 1927 y 1973, en función de diversas publicaciones seleccionadas para abordar el tema de estudio.

El Dr. Marco León explicó que el marco temporal definido corresponde a las fechas de aparición y término de las diversas publicaciones seleccionadas, identificándose tres ejes de análisis. En primer término las Revistas académico-disciplinares entre las que se identifican la Revista de Psiquiatría y Disciplinas Conexas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; Revista de Ciencias Penitenciarias y de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile; revistas jurídicas como la Revista de Ciencias Penales del Instituto de Ciencias Penales, Cuadernos de la Realidad Médico Social y Revista de Neuropsiquiatría.

En segundo término se analizarán producciones impresas del campo de la acción policial considerándose la Revista de Carabineros de Chile surgida en 1927 y las revistas de la Policía de Investigaciones tales como Revista Detective, Revista Criminología y Policía Científica, y la Revista Criminología.

El tercer eje de análisis corresponde a la prensa surgida durante este período “que ha sido conceptualizada a partir de su llegada masiva a públicos lectores heterogéneos, pero de carácter urbano, escolarizados y con capacidad de consumo”. Para ello se analiza el Diario La Tercera y Diario Clarín que cierra en 1973.

“Me interesa estudiar cómo estos distintos medios impresos -que son heterogéneos en cuanto a su formato, el público al que apuntan, y en los contenidos implícitos y explícitos- van construyendo representaciones sobre la denominada anormalidad o sobre sujetos concretos denominados anormales”, explicó el Dr. León.

Entre la amplia variedad de “anormales” graficados en las publicaciones, el Dr. León centrará su análisis en alcohólicos, drogadictos, homosexuales y los criminales de carácter sexual, no sólo por haber encontrado sobre ellos numerosas referencias en investigaciones anteriores, sino además por estar mejor definidos, detallados y tipificados en los materiales impresos que se analizan.

El Dr. Marco León señaló que el concepto de “anormalidad” posee un componente biológico que corresponde a un legado de le época decimonónica, específicamente de la criminología de corte lombrosiano, que relaciona la moralidad del individuo con la apariencia, la carga genética o un atavismo de conducta, más que con aspectos ambientales.

“Nuestra hipótesis busca demostrar que la anormalidad, entendida como una construcción sociocultural, generaría matrices de interpretación y sentido, que encontrarían representaciones textuales y gráficas en los medios impresos antes mencionados. Cada uno de ellos, aunque con formatos, mensajes, intencionalidades y públicos diversos, a su manera, contribuiría al desarrollo, consolidación, transmisión y reproducción de reputaciones negativas e identidades violentas respecto de determinados individuos y grupos del cuerpo social: los así llamados anormales”, explicó el investigador.

El Dr. Marco León señaló que dichas representaciones “no sólo se apoyarían en diversas ideologías de la exclusión –que formarían parte de los procesos de criminalización de personas vigentes para entonces-, sino además en un modelo de sociedad hegemónico y binario (buenos-malos; normales-anormales) favorecido por el Estado, las autoridades (políticas y policiales), los juristas, científicos y los medios de comunicación, para organizar y ordenar la vida colectiva en aras de la normalidad y la productividad, como parte de un escenario moderno y desarrollado”, ilustró.

El investigador UBB comentó que bien podría argumentarse que las pretensiones de una revista académica son muy distintas a las de un diario o medio de comunicación de masas. Sin embargo, se busca evidenciar que estas representaciones tienen un sustrato común, independiente de la heterogeneidad de los medios impresos mencionados. “Ese sustrato común, apunta en el fondo a un imaginario social que se alimenta de representaciones sociales, y que está construido a partir de dualidades: bueno-malo, blanco-negro, por mencionar ejemplos”, indicó.

El Dr. León también busca replantear la perspectiva de investigación del periodo de mediados del siglo XX chileno, que por lo general se aborda desde un punto de vista político-económico, por sobre las dimensiones sociales y culturales. “Son décadas muy interesantes que muestran un mundo social complejo, diverso y rico. Mi interés es rescatar eso, cómo este periodo de la historia de Chile también tiene una riqueza y una complejidad que es necesario poner en evidencia”, manifestó.




Encuentro internacional UBB abordó la enseñanza y usos públicos de la Historia

La actividad fue organizada por la Facultad de Educación y Humanidades y consideró el patrocinio del Proyecto Fondecyt Regular 1191075, que dirige el director del programa de Doctorado en Educación en Consorcio UBB, Dr. Omar Turra Díaz, y el Instituto de Investigación sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Convocar a la reflexión de estudiantes y académicos/as sobre la enseñanza y el uso público de la Historia fue uno de los principales objetivos del encuentro internacional, según explicó el Dr. Omar Turra Díaz, quien dirige el proyecto Fondecyt Regular denominado “Caracterización del código disciplinar de la historia escolar ante las reformas curriculares recientes. Estudios desde el sistema escolar y formación del profesorado”.

El Dr. Turra Díaz explicó que tradicionalmente se ha planteado que a la Historia y a los historiadores, concierne una responsabilidad fundamental en la imagen que los sujetos tienen de sí mismos y de “los otros”, construida desde el relato histórico. “También la crítica histórica postula que la reconstrucción del pasado ha sido instrumento de dominación ejercida por los sectores hegemónicos, cuya arbitrariedad conlleva que en todo tiempo y lugar, la recuperación del pasado, antes que científica, ha sido primordialmente política, según ha expuesto el historiador mexicano Enrique Florescano en la década de 1980”, explicó.

En atención a ello, precisó el Dr. Turra, el encuentro rescató la expresión “usos públicos de la historia”, en tanto “considera un conjunto de temas y problemas que reflejan debates actuales en los estudios históricos acerca de la forma de gestionar el conocimiento del pasado, tanto en el terreno de la investigación como en su difusión o llegada al sistema educativo, o su inclusión en los procesos de escolarización”, ilustró.

El Dr. Omar Turra explicó que el concepto “uso público de la historia” surge en el contexto de la historiografía alemana e italiana, durante la década de 1980 del siglo XX, “y es un concepto que viene a relevar las funciones políticas y culturales inherentes a las representaciones del pasado. Luego llega a los sistemas educativos, en tanto comienza a debatirse la función social y educativa de la Historia como disciplina escolar, es decir, su valor público”.

El Dr. Sebastián Plá Pérez, académico del Instituto de Investigación sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y coordinador del seminario “Educación y usos públicos de la historia”, abordó el tema desde una perspectiva metodológica y de investigación. Para ello interrelacionó 3 elementos que a su juicio se intersectan: el uso público de la Historia, la historiografía profesional y la enseñanza de la Historia en el ámbito escolar.

“Lo que quiero discutir es dónde ubicar la enseñanza de la Historia escolar en relación al uso público de la Historia y a la historiografía profesional, porque para mí es importante concebir la relación o un vínculo de relación, en cierta medida, con la historiografía profesional. Estimo que se debe entender que la enseñanza de la Historia está mucho más próxima en su epistemología, en sus finalidades sociales, a otros usos públicos de la Historia porque hay una dimensión educativa, y la historiografía profesional no tiene esa dimensión educativa”, enfatizó.

El Dr. Plá Pérez relevó la necesidad de reflexionar en la centralidad de lo educativo y repensar la manera en que se asume la investigación en la enseñanza de la Historia, tanto en lo metodológico como en las fuentes disciplinares y teóricas. “Creo que tenemos que repensar la investigación en la enseñanza de la Historia como un uso público de la Historia, el uso común de los saberes, conocimientos, interpretaciones, contenidos del pasado que se presentan en múltiples formas en la cultura histórica de una sociedad, y que esa visión tiene que renovar nuestras formas de pensar la enseñanza de la Historia”, ilustró.

En tanto, el Dr. Omar Turra Díaz dio cuenta de algunas reflexiones sobre la Historia como disciplina escolar enmarcada en la historia social del currículum, y que de acuerdo a autores ingleses y franceses, la historia se posiciona como un campo de conflicto, donde lo curricular no es pacífico puesto que lo que se enseñaría en las escuelas está fuertemente condicionado a las pugnas y a los intereses de grupos de poder, a quienes interesa viabilizar su entendimiento de la cultura y sus conocimientos legítimos a través de la enseñanza histórica.

“Esa ha sido la impronta tradicional de la asignatura. Se sabe que el origen nacionalizador de la disciplina es relevante desde la conformación del Estado moderno. La creación de la escolarización y el ingreso de la asignatura al sistema educativo viene a desarrollar ese propósito, a nacionalizar el pasado y a construir identidades nacionales. Pero justamente es eso lo que se ha puesto en cuestionamiento desde el ámbito del mundo científico y del mundo político. Se ha cuestionado la enseñanza de la Historia, en tanto tendría fines interesados de construir nacionalismo en una época en que esto ya no cabe, en una época en que estamos hablando del reconocimiento de diversidades culturales”, describió el Dr. Turra.

El investigador UBB explicó que en la actualidad el currículum educativo de la asignatura se ve permeabilizado por la idea de conformar subjetividades interculturales, y también se suman otros ámbitos como la construcción de una ciudadanía para vivir en democracias multiculturales, donde también es sumamente relevante la formación en materia de Derechos Humanos.

Todo ello podría llevar a pensar que la impronta tradicional de la asignatura ha desaparecido, pero el Dr. Turra Díaz precisa que las investigaciones evidencian que persiste la enseñanza de una historia nacionalista. “Por ejemplo, en escuelas y liceos donde el 80% del estudiantado proviene de la sociedad mapuche, la enseñanza de la historia replica categorías chilenizadoras. La historia enseñada es la historia nacional, la historia patria, con sus efemérides, y el mundo mapuche tiene que estudiar la Guerra de Arauco, que muestra cómo el Estado chileno se enfrentó a los españoles y luego a los mapuches para alcanzar el triunfo y ocupar el territorio que hoy pertenece al Estado chileno, y cómo los mapuches son “incorporados” a la chilenidad”, ilustró.

El Dr. Omar Turra también se refirió al rol del profesorado y de las prácticas docentes, un ámbito donde debería haber más investigación. “Una cosa es el currículum prescrito y otra el currículum enseñado, y en ese contexto aparecen situaciones que habría que relevarlas desde la investigación y establecer ciertos cambios, miradas críticas respecto de las prácticas docentes, sobre todo en estos contextos educativos interétnicos, interculturales, y ver cómo avanzamos en esa dirección”, recalcó el investigador UBB.




Investigador UBB edita libro “Familia, Escuela y Sociedad”

El Dr. Héctor Cárcamo Vásquez, investigador Fondecyt y Director del Grupo de Investigación Familia, Escuela y Sociedad (FESOC), ofició como editor principal de la publicación de Ediciones Universidad del Bío-Bío que lleva por título “Familia, Escuela y Sociedad. Múltiples miradas para un fenómeno complejo”, tarea que emprendió junto con la Dra. María Loreto Mora Olate.

“Relevar la temática de la relación entre familias y escuelas, y la complejidad del fenómeno escolar visto desde diversas aristas”, es el principal objetivo de la obra, según explican los editores Dr. Cárcamo Vásquez y Dra. Mora Olate.

En este sentido, precisan que la literatura académica da cuenta de la importancia de la generación de sinergias entre estos agentes, toda vez que existe consenso acerca de los beneficios que implica una buena relación entre las escuelas y las familias. “Entre los beneficios más destacados por la literatura internacional, encontramos: mejor rendimiento académico, disminución de comportamientos disruptivos por parte de los y las estudiantes, fortalecimiento de la autoestima de niños y niñas, incremento de la participación de padres, madres y apoderados, fortalecimiento de la gobernanza escolar, por mencionar solo algunos”, reseñan en la introducción.

Es por esta razón y también considerando la complejidad del fenómeno, que diversas disciplinas “han desarrollado una creciente producción de conocimientos orientados a proporcionar insumos que faciliten su comprensión, tal ha sido el caso de la psicología, la antropología, la sociología y la economía y las propias ciencias de la educación”.

La publicación de 174 páginas se divide en 2 partes: “Las relaciones entre familias y escuelas” compuesta por cuatro capítulos, y “El fenómeno escolar” conformada por tres capítulos, sumando los aportes de 13 investigadores/as, entre ellos, referentes internacionales en la temática como Verónica Gubbins Foxley de Chile y Jordi Garreta Bochaca de España.

El primer capítulo, cuya autoría corresponde a los editores Dr. Héctor Cárcamo y Dra. María Loreto Mora, se denomina “Familias y escuelas. Representaciones del profesorado en formación respecto a la implicación parental educativa”. En este caso, según explican, se “busca reconocer la representación que los estudiantes que cursan la carrera de Pedagogía en Educación General Básica poseen respecto de la implicación parental en el proceso de escolarización de niños y niñas. Es un estudio desarrollado en la Región de Ñuble, Chile, donde destaca su relevancia por situar el análisis de la temática de la relación entre familias y escuelas en el campo de la formación inicial del profesorado”, aseveran.

Entre los autores se cuenta a la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Dra. Carmen Gloria Jarpa Arriagada con el capítulo “Duplas psicosociales: tensiones y desafíos para la mejora de la experiencia educativa”, donde se plantea “un conjunto de reflexiones en torno al papel de las duplas psicosociales y los modos en que estas intervienen en las dinámicas de la escuela”.

El académico Dr. Carlos Rodríguez Garcés, también del Departamento de Ciencias Sociales, comparte autoría con Geraldo Padilla del capítulo “El nuevo marco para la medición de calidad educativa en Chile: una discusión desde el clima de convivencia escolar”, donde revisan la producción académica dedicada al análisis del sistema de medición de calidad de la educación.

En síntesis, manifiestan el Dr. Héctor Cárcamo y la Dra. María Loreto Mora, la publicación “busca dar cuenta de la densidad y la multiplicidad de facetas configurativas del fenómeno escolar en el contexto social actual. De este modo, releva diversas aristas, actores y temáticas que confluyen en él. En consecuencia, desde diferentes miradas disciplinarias y diversos contextos, aspiramos a contribuir al proceso de problematización de la realidad circundante, por medio de aportaciones de carácter teórico, metodológico y empírico”, reflexionaron.

La obra se realiza en el marco del proyecto Fondecyt 11160084 denominado “Representaciones sociales de la relación familia-escuela desde la formación inicial docente: contenidos, fuentes y agentes que las configuran”, junto con los aportes del Grupo de Investigación Familia, Escuela y Sociedad (FESOC) y la Dirección de Investigación y Creación Artística de la Universidad del Bío-Bío.

 




Académicos UBB exponen resultados de investigaciones en interculturalidad y etnomatemática

Los académicos del Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Educación y Humanidades, Dr. Miguel Friz Carrillo y Dr. Rodrigo Panes Chavarría, dieron cuenta de algunos de los principales resultados de las investigaciones desarrolladas en el marco del Grupo de Investigación en Educación e Interculturalidad ( GI/VC 195023) de nuestra Universidad, así como del proyecto FONDECYT 1180993 “Estudio sobre las configuraciones del conocimiento matemático que desarrollan profesores en comunidades educativas interculturales situadas en contextos de ruralidad, migración y comunidades mapuche”.

El Dr. Miguel Friz expuso la conferencia denominada “Algunos elementos culturales que incorporan profesores de matemática”, en el marco del seminario “Redes de Investigación en Didáctica de la Matemática”, convocado por el Magister y Doctorado en Educación Matemática de la Universidad de Los Lagos.

“En la ponencia se da cuenta de los resultados obtenidos durante el trabajo de campo del proyecto FONDECYT 1180993 que consideró a comunas de las regiones del Maule, Ñuble y La Araucanía. Es así como evidenciamos que los profesores de matemática hacen diferencias tanto conceptuales como de aplicación del curiculum nacional, debido a la diversidad cultural existente en las aulas y territorios, advirtiéndose una disonancia entre lo que se cree es la enseñanza de la matemática y lo que se prescribe curricularmente”, aseveró.

El Dr. Friz Carrillo señaló que otros resultados también describen cómo los procesos de migración han reconfigurado el marco comunicativo del profesor/a de matemática, tanto en la escuela rural como en el contexto de territorios indígenas. “Estos resultados nos han permitido generar publicaciones WOS y SCOPUS que nos llevan a sostener esta línea de investigación y generar con ello, la visualización del conocimiento matemático emanado de comunidades educativas no tradicionales”, sostuvo.

A su vez, el Dr. Rodrigo Panes Chavarría, invitado por la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Arturo Prat, presentó la conferencia “Etnomatemática, ruralidad y formación de profesores de matemática”, oportunidad en la que entabló vínculos con académicos de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, con miras a establecer redes en torno al programa de investigación etnomatemático.

“El trabajo en contexto rural de los profesores de matemática muestra algunas similitudes a lo largo de Sudamérica, lo que permite configurar una identidad profesional con apego al contexto y a las actividades propias del territorio. Se comparten principios como una visión amplia respecto de qué es la matemática; se reconoce que las técnicas y verdades matemáticas son un producto cultural, como también la implicación de elementos culturales en su práctica de enseñanza y aprendizaje”, reseñó.




Académico UBB desentraña representaciones del crimen en la prensa escrita del siglo XX

“Imaginarios y representaciones del delito y el crimen a través de los medios de comunicación impresos. América Latina en el siglo XX”, se denomina la obra publicada por el  Centro de Estudios Bicentenario, editada por el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco Antonio León León, que compila investigaciones de autores de Argentina, Chile, México y Uruguay.

El Dr. Marco Antonio León precisó que la obra “explora uno de los aspectos menos estudiados de la temática criminal en Chile y América Latina: el de la construcción de un sentido común, o imaginario social si se quiere, respecto de la figura del delincuente y criminal a través de la cobertura periodística (expresada en revistas y diarios) que tomó lugar en nuestro continente durante la época del –así llamado por la historiografía– Estado de bienestar o etapa de modernidad desarrollista (1930-1973)”.

Al respecto, el Dr. León señaló que se optó por estudiar dicho periodo “porque permite correlacionar procesos diversos y contemporáneos, tales como el cambio en el rol del Estado, la urbanización, el aumento de la población, de la escolarización, el crecimiento y mayor complejidad de la clase media, la diversificación de los sectores populares urbanos y del proletariado industrial, la demanda por mayores derechos políticos, legales y sociales, etc.”, manifestó.

Junto a la edición general del libro, el Dr. Marco León también aporta el capítulo denominado “Sensacionalismo y crónica roja. Miradas a la representación criminal a través del diario Clarín. Santiago de Chile, 1954-1973”, el cual se origina en el marco de su proyecto Fondecyt Regular N° 1170393.

“Desde este enfoque lo que interesa precisar es que los medios de comunicación impresos, tales como diarios y revistas, no solo suministran información, sino que son actores importantes del periodo. Ciertamente cubren delitos y crímenes, pero lo relevante es advertir la forma en que cubren aquellos hechos, qué estrategias emplean, qué estereotipos refuerzan, y de qué manera el diario o revista influye o no en la construcciones de sentidos comunes e imaginarios sociales. Muchas de las representaciones o construcciones mentales respecto del delito y del crimen son vehiculizadas por los medios de comunicación de cada época”, aseveró.

El Dr. León destacó que a partir de las décadas de 1920 y 1930 del siglo pasado, se desarrolla y consolida una industria cultural activa en términos de publicaciones que aportan discursos textuales (narraciones, crónicas) con nutrida adjetivación. Asimismo, los discursos visuales (fotografías) cumplen la función de complemento del texto, reforzando las representaciones del imaginario que se ha construido, así como los estereotipos predominantes.

“Esta obra muestra e instala una dimensión sociocultural al momento de estudiar el delito y el crimen en las sociedades contemporáneas del siglo XX. Trata de superar el enfoque de la historia social más clásica o tradicional, centrada en sujetos, en la relación capital y trabajo, en los conflictos que se generan entre los sujetos… Se busca evidenciar cómo estos medios impresos generan representaciones que tributan a imaginarios mayores o más globales y hegemónicos respecto de lo que las sociedades consideran un delincuente o un criminal. Los medios impresos contribuyen a la construcción y circulación de sentidos comunes respecto de esos delincuentes y criminales”, enfatizó el investigador UBB.

El libro considera una serie de investigaciones expuestas en el seminario denominado “Representaciones del delito y el crimen a través de los medios de comunicación impresos. América Latina en el siglo XX”. Entre los autores se cuenta a Lila Caimari de la Universidad de San Andrés (Argentina); Jorge Trujillo de la Universidad de Guadalajara (México); Jeremías Silva de la Universidad Nacional de General Sarmiento (Argentina); Daniel Fessler del Sistema Nacional de Investigadores de Uruguay; Carlos Sottorf, ayudante del proyecto Fondecyt Regular N°1170393, y los estudiantes de pre y postgrado de la Universidad del Bío-Bío, Macarena Almuna, profesora de Historia y Geografía; Cristóbal Catejo, profesor de Historia y Geografía; y Evelyn Zagal, Magíster en Historia de Occidente y actual alumna del Doctorado en Educación UBB.




Académicos UBB exponen avances de proyecto Fondecyt en Jornadas de Educación Matemática

 

Los académicos del Grupo de Investigación en Educación e Interculturalidad (GIEI) de la Facultad de Educación y Humanidades, Dr. Miguel Friz Carrillo y Dr. Rodrigo Panes Chavarría, participaron en las XXIII Jornadas Nacionales de Educación Matemática, organizadas conjuntamente por la Sociedad Chilena de Educación Matemática (SOCHIEM) y la sede Puerto Montt de Universidad Austral de Chile (UACh).

En la ocasión Dr. Miguel Friz Carrillo, miembro del comité científico de las jornadas, y el Dr. Rodrigo Panes Chavarría, presentaron la comunicación denominada “Configuraciones del conocimiento matemático que desarrollan profesores rurales: un análisis desde la Teoría de la Idoneidad Didáctica Etnomatemática”. “Estos hallazgos dan cuenta de una parte de los objetivos planteados en el marco del Proyecto FONDECYT 1180993 que utiliza la Etnomatemática como guía teórica al analizar las prácticas de profesores en contextos de ruralidad, migración y pueblos originarios”, precisó el Dr. Friz.

La instancia también fue propicia para divulgar el trabajo con expertos investigadores presentes y para compartir experiencias similares de trabajo que se están realizando en el sur de Chile. El Dr. Friz Carrillo comentó que “estas instancias permiten mostrar el desarrollo de la investigación, mostrar los avances del proyecto en general, como también, crear redes de colaboración entre investigadores con intereses comunes”, señaló.

Por su parte el Dr. Rodrigo Panes dio a conocer los medios de comunicación y acciones que se están realizando a través de la Red Internacional de Etnomatemática, que coordina para el sur de Chile. Señaló que a través de instancias como las jornadas y seminarios en Talca y Chillán, se busca presentar y comunicar el Programa Etnomatemático, como también recopilar experiencias investigativas y actividades pedagógicas que los profesores están desarrollando en su contexto de desempeño, esto con vías a la realización y organización del Tercer Encuentro Latinoamericano de Etnomatemática a realizarse en 2021 en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Las Jornadas Nacionales se realizan desde el año 1982 y constituyen un hito relevante en el campo de la Educación Matemática de Chile, erigiéndose como un espacio de encuentro entre investigadores, investigadoras, profesores y profesoras en ejercicio y/o en formación, asesores y en general, actores del sistema educativo que influyen en las políticas que conciernen a dicho campo.

Según se indica en la convocatoria, en esta última versión se creó una nueva instancia de participación, orientada exclusivamente a profesores y profesoras de aula, desde educación inicial a educación superior, dentro de la cual, se consideró la participación en talleres exclusivamente orientados a sus necesidades, junto con exponer sus experiencias de aula exitosas, en las diferentes modalidades que ofrece la jornada. De esta manera, se busca abordar y reflexionar acerca de fenómenos de enseñanza –aprendizaje de la matemática de manera integral.




Presentan resultados de Proyecto Fondecyt UBB sobre relación Familia-Escuela

El Dr. Héctor Cárcamo Vásquez, coordinador del Grupo de Investigación Familia, Escuela y Sociedad, FESOC, de la Universidad del Bío-Bío, dio cuenta de los principales resultados de la investigación desarrollada durante 3 años a través del Proyecto Fondecyt de iniciación N° 11160084, denominado “Representaciones sociales de la relación familia-escuela desde la formación inicial docente: contenidos, fuentes y agentes que las configuran”.

El Dr. Héctor Cárcamo explicó que la investigación se desarrolló sobre la base de entrevistas a futuros profesores y profesoras de Pedagogía Básica, así como a formadores de formadores (académicos) que trabajan con estudiantes en universidades de las regiones de Ñuble y Biobío.

“Los futuros profesores tienen una imagen bastante desmejorada de lo que son las familias actuales. Estiman que éstas reflejan poca preocupación por hijos e hijas, asumiendo que existe falta de tiempo, lo que redunda en problemas para conciliar el trabajo, la escuela y la familia. Asimismo, se refleja una imagen idealizada de las familias antiguas, considerando que esas sí se preocupaban. Estiman que las familias de hoy establecen una relación clientelar con el profesorado y con la escuela”, precisó.

El Dr. Héctor Cárcamo precisó que la imagen sobre la familia concebida por los futuros profesores y profesoras es muy relevante, puesto que la literatura señala que las personas actúan o reaccionan frente a la realidad, según las percepciones o creencias que se forman. Es decir, se tiene una actitud favorable o desfavorable dependiendo de cómo se montan las imágenes sobre los fenómenos.

Un segundo eje de análisis se refiere a la imagen que los futuros profesores tienen respecto de la relación que debería existir entre la familia y la escuela. Al respecto, asumen que lo esencial es que la familia participe a un nivel informativo, estando atentas a lo que acontece y requieren la escuela y el profesorado.

“Visualizan una relación poco horizontal, determinada y guiada por las necesidades exclusivas de la escuela. Esto es relevante porque no se advierte una mirada de proceso democrático. La escuela y el profesorado conciben que la familia debe estar presente, pero en función de lo que ellos necesitan”, ilustró.

En tercer término, el Dr. Héctor Cárcamo se refirió al Rol parental educativo, concepto que alude a lo que se esperaría que las familias hagan en el marco de su relación con la escuela.

“Los futuros profesores esperan que las familias desempeñen un rol desde los hogares, generando hábitos de estudio que contribuyan al buen desempeño del docente. Lo que apreciamos en la idea del rol parental educativo es una extensión figurativa de la escuela en el espacio no escolar, como si la escuela llegara a la casa. Se reafirma la idea de que el niño o niña vive un proceso de ‘alumnización’, el niño es alumno antes que niño, por lo tanto, en casa se deben promover hábitos de estudio, cumplir con las tareas y hacer todo lo posible para que rinda adecuadamente” describió el Dr. Cárcamo Vásquez.

Considerando los resultados de la investigación, el Dr. Héctor Cárcamo identifica una línea de trabajo clara que las universidades formadoras de profesores y profesoras deben asumir, que dice relación con mejorar la formación inicial del profesorado en esta dirección.

“Actualmente, en Chile y en las universidades de las regiones de Ñuble y de Biobío, el tema de la relación familia-escuela está casi ausente, no hay contenidos curriculares respecto a este tema, casi todo se forja en la línea de evaluación, currículo y didáctica, pero perdemos de vista que todo eso está dirigido a relacionarse y trabajar con niños. Se nos olvida que esos niños, sobre todo en los primeros años de escolarización, llegan con sus familias y nuestros futuros profesores no poseen las herramientas necesarias para relacionarse con las familias”, advirtió.

En el marco del Proyecto Fondecyt N° 11160084, se editó una Guía Didáctica para el Trabajo de la Relación Familia-Escuela en la formación inicial docente, la que será distribuida en universidades. Asimismo, se generó un libro que aportará a la discusión teórica, considerando aportes de diferentes autores de Chile y España.




Estudiantes UBB destacan en Congreso Chileno de Ciencia y Tecnología de Alimentos

Estudiantes de la Escuela de Ingeniería en Alimentos y de la Escuela de Nutrición y Dietética, así como del Doctorado en Ingeniería de Alimentos, expusieron los principales resultados de sus investigaciones en el marco del XXII Congreso Chileno de Ciencia y Tecnología de Alimentos. La actividad fue organizada por la carrera de Ingeniería en Alimentos del Departamento de Acuicultura y Recursos Agroalimentarios de la Universidad de Los Lagos y por la Sociedad Chilena de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (SOCHITAL).

“La alimentación inteligente. La alimentación del futuro” fue el lema del XXII Congreso de SOCHITAL, encuentro que permitió generar un espacio de diálogo y colaboración entre investigadores, docentes y estudiantes para abordar temas tales como: Alimentos funcionales, nutrición y biotecnología; Innovación, desarrollo de productos y gastronomía; Ingeniería de alimentos; Sustentabilidad ambiental en la industria de alimentos; y Calidad e inocuidad.

El director de la Escuela de Ingeniería en Alimentos Dr. José Miguel Bastías Montes destacó la relevancia de incorporar a estudiantes en actividades de investigación, lo que permite a los jóvenes vislumbrar la práctica de la investigación científica como una alternativa de desarrollo académico y profesional.

En el marco del Congreso la estudiante de tercer año de Nutrición y Dietética, Marcela Rosales, dio cuenta de “Desarrollo de barritas energéticas de maqui, cranberries, avena y mantequilla de cacao almendras (Maquicao)”, en tanto que su compañera Maryorie Riquelme, se refirió a “Elaboración de queque saludable a base de zanahoria con crema de dátiles (Datilcake)”.

Ambos trabajos fueron seleccionados para ser expuestos en el Congreso y corresponden a investigaciones realizadas en la asignatura “Nutrición en el Procesamiento Tecnológico de Alimentos” que dicta el Dr. José Miguel Bastías. En dicha asignatura se instó a las estudiantes a desarrollar un alimento con propiedades nutricionales y funcionales.

A su vez, el estudiante de Ingeniería en Alimentos Gheldred Salinas presentó “Caracterización fisicoquímica y determinación de compuestos bioactivos de extracto acuoso de calafate (Berberis microphyla) para su potencial uso en alimentos funcionales”. Por su parte, Ivo Gajardo y Nicole Galdames expusieron “Caracterización nutricional de 12 variedades de porotos chilenos para potenciar su consumo en el mercado nacional”. En tanto, Natalia González y Abigail Flores presentaron “Obtención y caracterización de extracto acuoso de maqui (Aristotelia chilensis (mol.) Stuntz) con alto contenido de compuestos bioactivos para el desarrollo de nuevos productos”.

Los trabajos consideraron el aporte del Convenio de Desempeño de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, y del Proyecto FONDECYT Nº 1191127 denominado “Efecto del tratamiento de Campo eléctrico pulsado (PEF) y Homogenización por alta presión (HPH) sobre el perfil de antocianinas, capacidad antioxidante, bioaccesibilidad y vida útil de los crioconcentrados de maqui (Aristotelia Chilensis (Mol.) Stuntz) y calafates (Berberis microphylla)”, liderado por el Dr. José Miguel Bastías.

El Dr. Bastías destacó que a través del Proyecto FONDECYT Nº 1191127 los estudiantes también pueden participar en actividades de corte científico tecnológico, junto con aprender la metodología científica y mostrar sus resultados en congresos y seminarios, lo que les permite adquirir una dimensión distinta sobre el desarrollo de la investigación en la ciencia y la tecnología de alimentos.