Investigador UBB desarrolla productos cárnicos reducidos en sodio listos para consumir

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Juan Esteban Reyes, impulsa el proyecto financiado por la Fundación para la Innovación Agraria, FIA-PYT- 2016-0649, titulado “Desarrollo de productos cárnicos listos para consumir reducidos en sodio, mediante el uso combinado de tecnologías innovadoras: reformulación de ingredientes y altas presiones hidrostáticas”. En dicho marco convocó al Encuentro Técnico-Científico denominado “Estrategias para reducir el contenido de sodio en productos cárnicos”.

La actividad se desarrolló en dependencias del Hotel Diego de Almagro de Chillán y consideró la participación de dueños, técnicos e ingenieros en alimentos de fábricas elaboradoras de productos cárnicos procesados de la zona, quienes tuvieron la oportunidad de conocer y discutir los principales inconvenientes y avances tecnológicos destinados a lograr reducir el contenido de sal (sodio) en productos cárnicos procesados.

En la oportunidad, Juan Esteban Reyes, profesor asociado del Departamento de Ingeniería en Alimentos UBB, Mg. Sc. Mención Microbiología, expuso el tema “Desarrollo de productos cárnicos listos para consumir reducidos en sodio”, donde dio cuenta de los principales resultados obtenidos en el proyecto FIA que dirige.

El académico Juan Esteban Reyes Parra comentó que el excesivo consumo de sodio (sal) es una de las principales causas de la hipertensión arterial, lo que incrementa el riesgo de padecer accidentes cardio- y cerebro-vasculares. Es por ello que varios países han implementado estrategias para reducir su consumo.

“En Chile, la promulgación de la nueva ley de etiquetado de alimentos busca que la industria alimentaria haga una reducción progresiva de este nutriente crítico. Esta exigencia, supone un gran desafío para la industria cárnica, ya que la reducción de sal (sodio) en productos cárnicos procesados es una de las tareas más difíciles que deben enfrentar, debido a la naturaleza multifuncional que desempeña la sal. Este ingrediente ejerce un fuerte impacto sobre el sabor, la textura, el color y la estabilidad microbiológica”, aseguró.

El académico Reyes Parra describió que existen estrategias que pueden permitir la reducción del contenido de sal (sodio) en productos cárnicos procesados, sin mayor desmedro de sus propiedades texturales, sensoriales y microbiológicas.  “Entre ellas, destaca la reformulación de ingredientes, que se basa en la substitución parcial del cloruro de sodio (NaCl) por otras sales como el KCl, así como del uso de potenciadores y bloqueadores de sabores. También se cuenta con tecnologías como la alta presión hidrostática (APH), la cual permite paliar los efectos negativos de la reducción de sal, particularmente las asociadas con la retención de agua, textura, inocuidad y estabilidad microbiológica”, aseveró.

El profesor Juan Esteban Reyes explicó que resulta importante señalar que las estrategias para la reducción de sodio en productos cárnicos “siempre tendrán un costo más elevado que el de no reducirlo, pero tendrán la ventaja de crear nuevas oportunidades de negocio para alimentos más saludables, acorde con los requerimientos de las autoridades y los consumidores, haciendo a las empresas más competitivas y comprometidas con la sociedad”, señaló.

En la ocasión también expuso el ingeniero en alimentos Francisco González, representante técnico-comercial del Área Cárnicos de la División Alimentos del Grupo Blumos, quien se refirió a la “Reformulación de ingredientes para la reducción de sodio en productos cárnicos”.

En tanto, Luis Arancibia, tecnólogo en alimentos y asesor de Lab-Consultores, abordó el tema “Costos asociados a la elaboración de productos cárnicos reducidos en sodio”.




Estudiantes de Diseño Gráfico UBB idean propuesta de Diseño de Aplicación Móvil sobre comunicación no verbal

El académico del Departamento de Comunicación Visual, Rodolfo Quezada Cofré, en el marco de la asignatura Taller de Diseño Contextualizado III, desarrolló junto a estudiantes y el ayudante de la asignatura, Kurt Bäuerle, una acabada propuesta de Diseño de Aplicación Móvil sobre comunicación no verbal.

Los resultados del trabajo realizado durante alrededor de dos meses fueron presentados en un seminario que contó con la participación del decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende; el secretario académico Hernán Ascui Fernández; académicas y académicos del Departamento de Comunicación Visual y estudiantes de la carrera.

El alumno ayudante Kurt Bäuerle explicó que la aplicación se orienta particularmente a las denominadas comunidades nómadas, tendencia sociocultural que adoptan muchas personas y que consiste en transitar constantemente por distintos países o regiones con diversas culturas e idiomas, aunque también puede ser de utilidad para viajeros u ocasiones más puntuales, según indicó.

“La aplicación es un reproductor y traductor de lenguaje no verbal para la comunidad nómada del mundo, que busca experiencias de comunicación intercultural efectivas y empáticas. Es decir, es una aplicación que servirá a personas que se mueven alrededor del mundo y requieren el entendimiento de mensajes no verbales de cada país”, aseveró.

Se trata de videos cortos o boomerang que dan cuenta de un gesto junto a la explicación de significado. Los propios usuarios podrán grabarse e incorporar los gestos que estimen necesarios, aunque igualmente se considera un filtro y un proceso de desarrollador para que se pueda visualizar.

“El desarrollo de esta propuesta consideró un trabajo de análisis muy exhaustivo por parte de los estudiantes y se optó por considerar mensajes significativos de cada país, no sólo los más icónicos. Hay que considerar que un determinado mensaje se puede representar con un determinado gesto en una cultura y en otra puede representarse de un modo distinto. Son mensajes de connotación clave y es necesario comprender eso para evitar malos malentendidos”, describió Kurt Bäuerle.

Según se indicó, los estudiantes de segundo año de Diseño Gráfico debieron aprender a manejar en un breve periodo un software nuevo, lo que también supuso un mayor nivel de complejidad en todo el proceso. “Como ayudante del curso debí orientar sobre el mejor empleo de esta herramienta. Es un producto interesante porque se trabajó una idea principal, se diseñó una estructura general de la aplicación y luego cada grupo compuesto por 6 estudiantes debió realizar un trabajo. Luego, el prototipo final lo formulé con todas las ideas que aportaba el mismo curso”, explicó Bäuerle.

Por su parte, el académico Rodolfo Quezada destacó que primeramente se buscó innovar a nivel pedagógico y didáctico con jóvenes que están en una etapa inicial de formación profesional. “El producto obtenido, desde un punto de vista académico docente, da cuenta de madurez vocacional, puesto que los estudiantes demostraron pasión y motivación por lo que representa el Diseño en la sociedad actual. A ellos les corresponde un papel importante como expertos en la creación de mensajes, medios o herramientas que facilitan la convivencia y el entendimiento entre las personas”, aseveró.

Rodolfo Quezada valoró el resultado técnico que consistió en un prototipo que fue validado en su función operativa y posteriormente revisado por expertos de diseño en el medio profesional de Santiago, quienes se pronunciaron positivamente sobre la sostenibilidad mercadológica de la aplicación, según describió.

Al respecto, el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende, recomendó presentar el trabajo a la Unidad de Emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado para impulsar la concreción de la propuesta de diseño.

El académico Quezada Cofré también subrayó el nivel de rendimiento alcanzado por todo el grupo curso, pues se logró motivar a la generalidad, un resultado que no siempre se obtiene en estas dinámicas. Ello se evidenció en la activa participación y asistencia durante el desarrollo de la unidad, con óptimas evaluaciones de procesos en un lapso acotado de alrededor de 2 meses y siempre con el horizonte de concretar el desarrollo de una aplicación.

Otro aspecto relevado por el académico del Departamento de Comunicación Visual, dice relación con la capacidad demostrada por los estudiantes de saber interpretar y describir la realidad, una falencia común de habilidades y capacidades entre los jóvenes que recién ingresan a la educación superior, según consignan distintos expertos.

“Sabemos que la realidad es un todo complejo y describirla e interpretarla requiere de preparación, pero aquí logramos eso. Los estudiantes pudieron referirse a una realidad tan compleja como es la realidad sociocultural de la movilidad espacial y de la experiencia intercultural a nivel de mensajes no verbales. No fue fácil, pero también hay un producto en términos de una habilidad de interpretación de una realidad que es de complejidad creciente”, aseveró Rodolfo Quezada.

El académico precisó que la experiencia se pretende compartir en las Jornadas de Innovación de la Docencia de la UBB.




Doctores Gipsy Tabilo y José Norambuena obtuvieron los Premios de Investigación UBB 2018

Los académicos de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dra. Gipsy Tabilo y de la Facultad de Ingeniería, Dr. José Norambuena  obtuvieron el Premio a la Excelencia en Investigación y el Premio al Investigador Joven, respectivamente, con que cada año se distingue la labor investigativa en nuestra Universidad. Esta vez ambos galardones fueron otorgados en la categoría Ciencias Aplicadas y Tecnologíasy serán entregados en una ceremonia que se efectuará próximamente.

La Dra. Gipsy Tabilo, académica del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, y flamante ganadora del Premio a la Excelencia en Investigación UBB 2018,enfatizó este reconocimiento como fruto de un trabajo en equipo. “Para mí es importante que la Universidad también reconozca mis méritos en actividades de investigación que he realizado durante los últimos 25 años. Este no es sólo un reconocimiento para mí, también para el equipo de trabajo que ha contribuido a este logro y ojalá que esto genere una sinergia para que muchas otras personas sean merecedoras de este reconocimiento”.

En cuanto a la relevancia de esta premiación, la Dra. Tabilo señaló que si bien lo agradece y lo destaca no cree que sea esa la gran aspiración que tenga un investigador para dedicarse hacer lo que hace.“No creo que la gente deba trabajar para obtener un reconocimiento, sin embargo, es reconfortante que tus colegas destaquen tus logros. Espero que mi trabajo sea un aporte y ojalá sirva de ejemplo para promover la investigación básica y aplicada”, resaltó.

Por su parte, el Dr. José Norambuena, ganador del Premio al Investigador Joven UBB 2018,le asignó una gran importancia a esta nominación, “un reconocimiento a mis logros en investigación alcanzados durante mi carrera como investigador, tanto fuera como dentro de la UBB. Además, simboliza un reconocimiento a los investigadores que conforman el Laboratorio de Materiales (LabMAT) que dirijo en la UBB, como Irene González-Torre y José Luis Concha, así como a los investigadores de otras instituciones, nacionales e internacionales, que colaboran con el LabMAT y con quienes desarrollamos investigación en el área de los materiales”, destacó.

Agregó que es importante que los pares reconozcan los aportes en la investigación que se realiza.

El Dr. Norambuena, que este 2018 cumple 10 años en el ámbito de la investigación, ha tenido la oportunidad de trabajar en diferentes centros de investigación y universidades, tanto en España, Suiza, China, Holanda y actualmente el Reino Unido. De todas sus estancias en estos países concluyó que lo importante es contar con laboratorios y espacios físicos que promuevan la investigación desde el pregrado. “No obstante, para el desarrollo de una investigación de calidad, lo más importante es tener ideas innovadoras que estén en la vanguardia del área de conocimiento, siendo materializadas con los recursos que cada país e institución proporciona”.

Aseveró que se debe seguir desarrollando conocimiento de alto valor-idealmente transferible- independiente de los obstáculos que se presenten en el camino. “Hacer investigación en Chile nunca ha sido fácil”, afirmó.

Asimismo señaló que este premio significa un estímulo para continuar trabajando en el desarrollo de investigación de calidad en el área de las ciencias aplicadas y tecnologías. “También representa una recompensa al esfuerzo desarrollado por el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la UBB y los estudiantes tesistas de Ingeniería Civil graduados del LabMAT, quienes siempre han prestado apoyado en el desarrollo de nuevas iniciativas y proyectos de investigación. Es por esto que la asignación económica que supone este premio será destinada a seguir mejorando las instalaciones del Laboratorio de Materiales y los proyectos de investigación que se encuentran en curso”.

El Premio a la Excelencia en Investigación y el Premio al Investigador Joven 2018 fueron conferidos por un jurado presidido por el Vicerrector de Investigación y Postgrado e integrado, además, por representantes de la Dirección de Innovación, de la Dirección de Investigación y Creación Artística, del Consejo Académico, académicos distinguidos con el Premio a la Excelencia en Investigación 2015, 2016 y 2017. Para su decisión se consideraron aspectos como la productividad, contribución a la formación de posgrado, participación en redes y encuentros internacionales y otros antecedentes relevantes para la actividad científica.

Experiencia de los ganadores

La investigadora Gipsy Tabilo, es Tecnólogo en Alimentos de la Universidad de Chile (1986), ingeniero en alimentos de la Universidad de La Serena (1991), Magister en Ciencias, mención Ingeniería en Alimentos de la Universidad de La Serena (1997) y Doctor (PhD) en Ciencias de la Ingeniería en la Washington State University, USA (2002), con posdoctorado en la Universidad de Kyushu, Japón (2005) y en la Katholic University of Leuven, Bélgica (2012). Miembro del Institute of Food Technologists (IFT), USA, de la Sociedad Chilena de Ciencia y Tecnología de Alimentos (Sochital) y de Instituto Chileno de Ingeniería en Alimentos (ICHIA).

A lo largo de su trayectoria como investigadora ha llevado a cabo labores en docencia de pre y posgrado, asumiendo diversos cargos en el ámbito académico de la Universidad del Bío-Bío. Actualmente es integrante de la Honorable Junta Directiva y miembro del Consejo de Investigación y Postgrado.

En investigación, en tanto, ha dirigido o codirigido numerosos proyectos apoyados con fondos concursables de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, Conicyt (Fondecyt, Fondef) y Corfo (Innova Chile, Innova Bío-Bío) y FIA situándose como un referente latinoamericano en el estudio de las altas presiones en el proceso de conservación de alimentos.

Entre sus aportes figuran “Estudios de tecnologías de Altas Presiones para estabilizar vinos blancos como alternativapara reducir el uso de sulfuroso y bentonita en la industria del vino”, también la aplicación de esta tecnología en aloe vera, en berries, en carnes y en surimi, lo que fue su tesis doctoral.

En el mismo tema cuenta con patentes sobre el Proceso para el ablandamiento de moluscos a través de enzimas proteolíticas impregnadas por altas presiones hidrostáticas, y Protocolo para la inactivación de los microorganismos del deterioro en productos del mar tratados con presiones hidrostáticas. Y recientemente obtuvo una nueva patente por elaboración de productos cárnicos fermentados tipo salame de ovino junto a la académica Fabiola Cerda.

Su quehacer investigativo se refleja igualmente en diversas publicaciones en revistas y libros de reconocido prestigio a nivel internacional y su participación activa como expositora y conferencista en congresos nacionales e internacionales.

Asimismo, el Dr. José Norambuena (33 años) es ingeniero constructor, y Doctor en Ingeniería Civil por la Universidad de Cantabria, España. Su tesis doctoral fue desarrollada en colaboración con los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales (EMPA), en Suiza. Desde junio de 2014 trabaja como Profesor Asistente en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la UBB, donde realiza docencia en el área de los materiales de ingeniería civil. Sus investigaciones están centradas en el diseño y desarrollo de nuevos materiales bituminosos auto-reparables, y materiales de construcción basados en la valorización de residuos.

En 2015 fundó el Laboratorio de Materiales de la Universidad del Bío-Bío (LabMAT), donde se desempeña como director. A la fecha, el académico cuenta con un total de 70 publicaciones científicas, de las cuales 35 corresponden a publicaciones tipo ISI. Además de contar con diferentes reconocimientos a su labor en investigación, también ha participado como investigador principal o co-investigador en más de 10 proyectos de investigación nacional e internacional, Fondecyt y Fondef incluidos.

Desde abril de 2017, como resultado de la adjudicación de una Beca Chile de Postdoctorado Conicyt, trabaja como Investigador Postdoctoral en el Centro de Ingeniería del Transporte (NTEC) de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, donde participa en proyectos y desarrolla investigación en el área de la ciencia y tecnología de los materiales de carreteras.




Exitosa presentación del proyecto CIPYCS en la UBB

En dependencias de la Universidad del Bío-Bío se realizó la presentación regional del primer Centro Interdisciplinario para la Productividad y Construcción Sustentable de Chile, proyecto CIPYCS, apoyado por Corfo y cuatro casas de estudios superiores, donde la UBB lidera el Nodo Sur. Esta actividad se llevó a cabo este viernes 29 de junio, en el Aula Magna de la sede Concepción, con la presencia de autoridades locales, académicos, investigadores, estudiantes, empresas y representantes del sector público se dieron cita a esta inauguración.

El Nodo Sur,  liderado por la Universidad del Bío-Bío, tendrá el desafío de instalar uno de los cuatro laboratorios a nivel de país, denominado PEP Lab: Laboratorio de Prototipado Experimental Piloto, con 1.240 metros cuadrados, que incluye dos líneas de prototipado; una para productos base madera y derivados, y otra para productos base hormigón que utilizarán tecnologías de diseño y fabricación asistida por computador del tipo CAD-CAM, robótica 3D, sistemas CNC, entre otras tecnologías disponibles.

El vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío e integrante del equipo Nodo Sur, Mario Ramos Maldonado, entregó un saludo institucional destacando el trabajo articulado de los diversos actores de esta iniciativa. “Este centro para la UBB se inscribe como un gran proyecto que involucra a nuestras facultades de Ingeniería y de Arquitectura, Construcción y Diseño, que aportarán al desarrollo de nuevos productos para el bienestar de nuestro país, propio de nuestra misión como universidad pública”, señaló el directivo.

 

El proyecto CIPYCS se enmarca en el Programa de Fortalecimiento y Creación de Capacidades Tecnológicas Habilitantes para la Innovación de Corfo y tiene como objetivo entregar soluciones innovadoras y sustentables para la construcción. En este contexto Macarena Vera Messer, directora Ejecutiva del Comité de Desarrollo Productivo Biobío de Corfo, subrayó la importancia que tiene este apuesta para la región. “Es fundamental levantar iniciativas como estas con foco en construcción sustentable. El contar con este Nodo Sur nos fortalece como región en estos temas, y además resulta grato trabajar con la Universidad del Bío-Bío”.

El CIPYCS ha sido destacado como una red nacional multidisciplinaria que enfoca su trabajo en productividad y construcción sustentable, fomentando la innovación en la industria.

El arquitecto y actual presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de la delegación Concepción, Manuel Durán, expresó su satisfacción por este tipo de iniciativas que ayudan al desarrollo local. “No sólo es importante para la región, este proyecto, también lo es para el país. Es interesante como se vincula el sector privado, la academia y el Estado. Va a ser un muy buen proyecto en la medida que logre poder unir las necesidades que tiene el sector productivo, la industria de la construcción con la investigación, la innovación que realizan las universidades, y por supuesto con apoyo del Estado”, destacó.

El director del proyecto Centro Interdisciplinario para la Productividad y Construcción Sustentable CIPYCS, Luis Fernando Alarcón, abordó los objetivos de esta iniciativa y sus alcances. “Si se logran los objetivos de CIPYCS de activar la innovación en nuestra industria de la construcción, esto puede significar un tremendo impulso en el desarrollo de nuestra industria para lograr una mayor productividad y proyectos más sustentables que beneficien el desarrollo de nuestro país.  Existen brechas muy importantes en productividad y sustentabilidad en nuestro país que este proyecto puede ayudar a nuestra industria a superar tanto en el ámbito de la tecnología como el de la gestión”, afirmó.

Uno de los cuatro nodos está respaldado por la Universidad del Bío-Bío, correspondiéndole el Nodo Sur, su director Ariel Bobadilla Moreno, director del Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción de la UBB, indicó que entre sus responsabilidades en este proyecto está el desarrollo del plan Nodo Sur, que considera la instalación en la región de uno de los cuatro laboratorios de prototipados, la construcción de una atractiva cartera de servicios de asesoría e investigación para la industria de edificaciones y su vinculación permanente con la industria.  “Me corresponderá articular y coordinar un grupo de a lo menos 40 investigadores de la Universidad del Bío-Bío, los que a su vez se articularán para propósitos de desarrollo con a lo menos 80 investigadores de las distintas instituciones que constituyen CIPYCS”, resaltó.

El investigador comentó la importancia de esta iniciativa para la Universidad del Bío-Bío, una institución de educación pública que se precia de su vocación de servicio. “CIPYCS tiene una gran importancia para nosotros. Por un lado, ayuda a cumplir con la tercera misión que asume la universidad, la de producir conocimiento aplicable productivamente, innovaciones tecnológicas y emprendimientos que contribuyan al desarrollo económico y social de la región y el país; le ayuda además, de manera importante, a agregar valor a su proceso de formación profesional, retroalimentándolo y enriqueciéndolo con nuevo conocimiento y experiencias resultadas de trabajo de investigación, fuente principal de conocimiento aplicable en una cátedra, donde los estudiantes se ven beneficiados en sus aprendizajes y conocimientos tecnológicos”, subrayó.

Los expositores Helen Ipinza Wolff, asesora sectorial de la Subgerencia de Programas Estratégicos de Corfo; Emilio Uribe Coloma, gerente de la Corporación Chilena de la Madera, CORMA; valoraron la apuesta que tiene el proyecto CIPYCS y esperan ver concretados sus objetivos y así aportar a una mejor calidad de vida para todos.

 

Finalmente el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres indicó que los temas de la productividad y la sustentabilidad son variables que van mucho más allá de lo que son las ciencias económicas y administrativas. “Es un desafío tremendo, que va desde la modificación de culturas en cuanto a cómo y cuándo se produce y quién hace eso”. Agregó que este proyecto que abarca otras universidades e imagina posibilidades de fortalecimiento de la industria de la edificación, nos importa por la calidad de vida que le ofrece a las personas, selló el rector.

El proyecto CIPYCS está gestionado a través de cuatro nodos: Nodo Sur, dirigido por la Universidad del Bío-Bío; Norte, liderado por la Universidad Católica del Norte, Nodo Metropolitano dirigido por la  Pontificia Universidad Católica de Chile y Nodo Centro por la Universidad de Talca, junto a la Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad Austral de Chile, y Universidad de Magallanes, quienes son responsables de la ejecución del proyecto y el desarrollo y oferta de los servicios necesarios en cada zona y esperan lograr esto entre 2017-2023.

 




Investigadores UBB culminan con éxito proyecto FIA para la obtención de microencapsulado de antocianinas a partir de maqui

El Seminario de Clausura del Proyecto FIA PYT-2015-0219 denominado “Desarrollo de nuevo método para la obtención de concentrado microencapsulado de antocianinas a partir de maqui (Aristotelia chilensis) para la obtención de un deshidratado con alto contenido de compuestos funcionales”, dio cuenta de los principales logros obtenidos por el equipo de investigadores liderados por el Dr. José Miguel Bastías Montes, del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la Universidad del Bío-Bío.

El equipo también estuvo integrado por el director alterno Dr. Jorge Moreno Cuevas y por los co investigadores Dr. Guillermo Petzold Maldonado, Dr. Rodrigo Romo Muñoz, Dr. Julio Alarcón Enos y el Dr. Carlos Céspedes Acuña.

“Se cumplió a cabalidad el objetivo general que era obtener un concentrado microencapsulado de antocianinas, mediante el uso de un nuevo método a partir de maqui (Aristotelia chilensis) para el desarrollo de un deshidratado con alto contenidos de compuestos funcionales”, expresó el Dr. José Miguel Bastías.

El Dr. Bastías aseguró que los resultados demuestran que es factible obtener polvo microencapsulado a partir del extracto acuoso del fruto de maqui, de excelente calidad, con altos contenidos de antocianinas y buena capacidad antioxidante.

La idea es que el concentrado de microencapsulado de antocianinas, pueda emplearse en la elaboración de alimentos funcionales y productos nutracéuticos.

Según se indicó, el maqui chileno (Aristotelia chilensis), es destacado por los especialistas debido a sus múltiples características como alimento funcional y su utilidad en la prevención de enfermedades cardíacas y envejecimiento, ayudando también a disminuir los niveles de azúcar en la sangre y controlar el peso. Con justa razón ha comenzado a ser sindicado como un “Súper alimento”.

“A partir de este proyecto damos curso a dos procesos de patentamiento. Primeramente, ideamos un prototipo de un dispositivo crioconcentrador de jugo de maqui, como asimismo, obtuvimos un producto en polvo microencapsulado con altos contenidos de antocianinas, pero además podemos precisar las concentraciones de los niveles de antocianinas y alcanzar una capacidad antioxidante homogénea”, aseveró el investigador UBB.

El Dr. Bastías Montes explicó que también se obtuvo la composición físico-química del maqui fresco así como del extracto, al igual que la composición del microencapsulado obtenido del extracto de maqui. “En la experimentación obtuvimos un producto final con casi un 25% más de concentración de antocianinas que el fruto, y una capacidad antioxidante sobre el 40% más que el maqui natural”, señaló.

“Este producto es completamente diferente a lo que hoy se encuentra en el mercado. Actualmente, lo usual es que se liofiliza el fruto completo y luego se muele, dando como resultado un polvo que incluye la cáscara, parte de la semilla y parte de la pulpa del fruto que es donde se encuentran los antioxidantes. En nuestro caso, extraemos del fruto todos los compuestos solubles, donde están los compuestos bioactivos, por lo tanto, lo que microencapsulamos es mucho más puro, porque no contiene semillas o bagazo”, ilustró el Dr. Bastías Montes.

Al seminario de clausura también concurrieron empresarios y agricultores interesados en los resultados. Entre ellos se contó a las empresas asociadas al proyecto, Nativ for Life y la Sociedad Inmobiliaria Las Pataguas S.A., esta última representada por Fernando May Colvin y Fernando May Boullón.

“Fue muy positiva la generación de vínculos con distintos agroempresarios quienes tienen mucho interés en lo que hemos investigado porque ven el potencial que esto representa. Muchos de ellos están generando plantaciones de maqui y ahora quieren generar subproductos del maqui con mayor valor agregado y no solamente como materia prima”, describió el Dr. Bastías.

El estudio permitió evidenciar que la producción presenta diferencias entre un año y otro, aun cuando se trate del mismo huerto. “El equipo comparó la caracterización química de la producción de los años 2016 y 2017. La diferencia se explica por las múltiples variables implicadas en la composición del maqui, incluyendo las climáticas”, sostuvo el investigador UBB.

En el marco del seminario también se presentó el libro “Perspectiva del Mercado Internacional para el desarrollo de la industria del maqui: Un análisis de las empresas en Chile”, cuyo autor principal es el académico del Departamento de Gestión Empresarial, Dr. Rodrigo Romo Muñoz, co-investigador del Proyecto y director Alterno del Grupo de Investigación en Agronegocios y subdirector de Investigación y Creación Artística de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado (VRIP) de la UBB.

El Dr. José Miguel Bastías comentó que el estudio de mercado y la evaluación económica del proceso del micoencapsulado a partir de maqui domesticado, también puede considerarse un aporte del todo relevante. “La evaluación económica de la obtención del polvo de maqui microencapsulado a partir de extracto acuoso del fruto, indica que es posible su producción y comercialización”, aseguró el académico e investigador de la Universidad del Bío-Bío.

El seminario consideró igualmente la conferencia: “Los compuestos polifenólicos, antioxidantes en frutas y su importancia en los frutos nativos de Chile” a cargo de la Dra. Lilia Masson Salaue, Profesora Emérita de la Universidad de Chile y presidenta del Capítulo Chileno de Composición en Alimentos (CAPCHICAL).

La conferencista es Doctora en Farmacia, y se ha desempeñado en calidad de Consejero Científico de ILSI Sur Andino; Miembro de Número de la Academia de Ciencias Farmacéuticas de Chile; Consultor en Grasas y Aceites; Profesor Visitante Extranjero en el Instituto de Nutrición de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil, entre otros relevantes cargos.

Ha desarrollado investigación en Grasas y Aceites con numerosas contribuciones científicas a través de publicaciones en revistas de la especialidad, monografías y capítulos de libros. Ha recibido numerosas distinciones por parte de la Sociedad Chilena de Nutrición, del Colegio de Ingenieros en Alimentos, de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas Universidad de Chile, de FAO/INFOODS; ACHIPIA; entre otros organismos.

En la oportunidad se exhibieron subproductos tales como la harina obtenida del bagazo del maqui, que a su vez permitió la elaboración de un galletón alto en contenido de fibra. Asimismo se realizó la caracterización química del aceite obtenido de la semilla de maqui.




Investigadoras UBB obtuvieron patente para elaboración de productos cárnicos fermentados tipo salame de ovino

“Cepa de Lactobacillus pentosus CChRGM RGM2139; uso de ella para la elaboración de productos cárnicos fermentados de ovino”, es el título de la patente de invención confirmada por el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile, INAPI, para las investigadoras Mg. Fabiola Cerda Leal y Dra. Gipsy Tabilo Munizaga.

La solicitud de patente se realizó en marzo de 2014 y fue concedida en febrero de este 2018. Su vigencia se extiende entre el 14 de marzo de 2014 y el 14 de marzo de 2034.

La Dra. Gipsy Tabilo explicó que el salame es un producto elaborado con bacterias probióticas, las que una vez que ingresan al sistema digestivo mejoran la digestión y el tránsito intestinal.

“La cepa de bacteria se aisló de carne ovina de la región de Ñuble, para ser utilizada en productos cárnicos ovinos. Esta patente puede contribuir a fomentar el uso de la carne ovina para productos cárnicos, especialmente en esta región, que tiene una productividad significativa de este tipo de carne. Eso le otorgaría un mayor potencial de desarrollo a productos con valor agregado a un precio razonable, superior al que los productores venden hoy en día. Ciertamente, se mejorarían los niveles de productividad”, ilustró la investigadora.

La académica Fabiola Cerda Leal, que la cepa patentada puede ser utilizada como un cultivo iniciador y como probiótico. “Es un starter microbiano, un cultivo que puede iniciar procesos fermentativos y transformar el alimento de carne en producto final, que en este caso sería un salame de ovino. Sin embargo, esta bacteria podría utilizarse para la elaboración de distintos tipos de salame o agregarse como un probiótico a otros productos cárnicos”, describió. Indicó además que continúa con esta línea de investigación, seleccionando cepas con potencial probiótico y ensayando su incorporación en alimentos.

La Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, expresó que la patente encuentra su origen en el proyecto denominado “Desarrollo e innovación de productos funcionales cárnicos frescos elaborados a partir de ovinos de la región del Biobío”, que fue financiado por Innova Bío-Bío.

La iniciativa buscaba agregar valor y desarrollar nuevos productos de carne de cordero que habitualmente se comercializa como carne en vara o animal a salida del predio.

Asimismo, la investigadora destacó las características nutricionales del cordero respecto de otras carnes disponibles en el mercado, que lo convierten en una alternativa muy competitiva.

“Caracterizamos aspectos básicos nutricionales de la carne de cordero, proveniente de distintas zonas agroclimáticas de la región y con distintos tipos de alimentación. Así se han identificado aspectos importantes respecto de la homogeneidad o heterogeneidad de las propiedades básicas de esta carne. Cuando el cordero se faena a cierta edad, la proporción de ácidos grasos beneficiosos para la salud se encuentran en mayor proporción que en otras carnes”, precisó.

La investigadora Fabiola Cerda, destacó el impacto social y económico que podría implicar el empleo de esta patente, puesto que en su mayoría, los criadores son pequeños productores dedicados a una ganadería de sustento familiar, por lo que no es difícil imaginar el positivo efecto que supondría en sus economías desarrollar productos con mayor valor agregado.




Doctorado en Ingeniería de Alimentos UBB marca hito con egreso de primer graduado

Un verdadero hito registró el Doctorado en Ingeniería de Alimentos que dirige el académico Dr. Ricardo Villalobos Carvajal, con la obtención del primer egresado de dicho programa; el Dr. en Ingeniería de Alimentos Patricio Antonio Orellana Palma, quien presentó su investigación denominada “External forces assisted cryoconcentration to improve the concentration process and the quality of fruit juices”, bajo la supervisión del Dr. Guillermo Petzold Maldonado.

El Dr. Ricardo Villalobos Carvajal expresó que el egreso del primer graduado con distinción máxima supone un importante paso que permite fortalecer el desarrollo del programa de postgrado. Efectivamente, el Doctorado en Ingeniería de Alimentos ya obtuvo una primera acreditación por 3 años, el máximo posible para programas que no registran graduados.

“La investigación desarrollada por Patricio Orellana Palma da cuenta de los objetivos que se propone el Doctorado, cual es formar investigadores de alto nivel, capaces de realizar investigación original e independiente, que se oriente a favorecer la innovación en los procesos productivos y así contribuir a mejorar la competitividad del sector alimentario del país y Latinoamérica”, expresó.

En lo referido a la tesis doctoral, el Dr. Patricio Orellana precisó que la industria de los alimentos utiliza la evaporación para lograr la concentración de alimentos líquidos, como por ejemplo, jugo de frutas, pero dicha tecnología daña los componentes beneficiosos de los alimentos, tales como antioxidantes, polifenoles, vitaminas, entre otros.

“Cuando se utilizan tecnologías que involucran altas temperaturas, se evapora el agua, pero se dañan los componentes termolábiles del concentrado final. Viendo tal desventaja de las altas temperaturas, mi tesis doctoral se centró en la crioconcentración o concentración por congelación, que se destaca por ser una tecnología innovadora y emergente que implica bajas temperaturas (congelación) para lograr la separación del concentrado final de la fracción hielo. Se pretendió evidenciar los beneficios de esta tecnología en jugo de arándanos y jugo de naranja, ya que son ricos en polifenoles y vitamina C, respectivamente. Al concluir mi trabajo de tesis, es posible indicar que la crioconcentración sí funciona, y además, permite pensar en el escalamiento industrial a futuro, ya que hasta la fecha la tecnología de crioconcentración se emplea en gran medida sólo a nivel de laboratorio”, argumentó el Dr. Orellana Palma.

En cuanto a la productividad de la investigación doctoral, la tesis se divide en 4 capítulos equivalentes a igual número de artículos ya publicados en prestigiosas revistas indexadas (ISI) del área de la Ciencia y Tecnología de los Alimentos.

Patricio Orellana Palma comentó que la obtención del grado académico implica la culminación de un proceso que inició en la Universidad del Bío-Bío el año 2006, cuando ingresó a la carrera de Ingeniería en Alimentos, prosiguió luego con el Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos y posteriormente con el Doctorado en Ingeniería de Alimentos. “Desde mi ingreso a la Universidad he vivido una etapa de continuo crecimiento. Los últimos cuatro años de estudio en el Doctorado han sido muy especiales, porque sentí que mi profesor guía, el Dr. Guillermo Petzold Maldonado depositó en mí mucha confianza. Siempre estuvo atento y debo admitir que estoy muy agradecido por todo el aprendizaje. El trabajo ha sido arduo, muchas noches sin dormir, viajes, errores, volver a empezar, pero todo fue desafiante y enriquecedor”, reflexionó el Dr. Orellana Palma.

Como parte de su proceso de formación, el Dr. Patricio Orellana realizó una pasantía de investigación de 6 meses en el Departamento de Ciencias de los Alimentos y Nutrición Humana de la prestigiosa Universidad de Illinois at Urbana-Champaign, USA, bajo la supervisión del Dr. Pawan Singh Takhar, que posee un alto nivel académico y sus investigaciones se vinculan en temas de micro/nanocaracterización por rayos X y modelamiento matemático aplicado a la congelación.

Patricio Orellana Palma también obtuvo en diciembre de 2017 el Premio Student Travel Award, galardón otorgado por la editorial ElSevier y la revista científica NanoToday. La distinción se concede cada dos años a los mejores trabajos a nivel de estudiantes doctorales en áreas micro y nanométricas. El Dr. Orellana Palma fue el único iberoamericano distinguido en la oportunidad, puesto que los demás ganadores pertenecían a reconocidas universidades de Europa, Asia y Estados Unidos.

Finalmente, el Dr. Patricio Orellana Palma agradeció el apoyo de la Universidad del Bío-Bío, de las Becas de Doctorado Nacional Conicyt y la confianza de Mercedes Palma Álvarez, Marianela Astudillo Lagos y del Dr. Guillermo Petzold Maldonado.




Investigador UBB obtuvo el Premio ALACCTA 2018 por investigación sobre métodos de secado de alimentos

La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos, ALACCTA, otorgó la distinción al académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dr. José Miguel Bastías Montes junto a su grupo de trabajo, a raíz del trabajo “Efecto de dos métodos de secado aplicados al Pepino de Mar Chileno (Athyonidium chilensis) sobre su composición proximal, nutricional y propiedades físicas”.

El Dr. José Miguel Bastías fue invitado en calidad de conferencista al XX Seminario Latinoamericano y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos realizado en Ciudad de Panamá, el que congregó a cerca de 12 países de la región.

El académico UBB oficia igualmente como segundo Expresidente de ALACCTA y como tal integra el directorio de dicha asociación.

“Estimamos que el Premio ALACCTA es un reconocimiento de los países de América Latina y el Caribe a lo que se está realizando en la Universidad del Bío-Bío y particularmente a lo que se realiza en el programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos. Este premio es un reconocimiento a la labor que estamos realizando como académicos e investigadores, dando cuenta de la fortaleza del claustro académico y de la excelencia de nuestros estudiantes”, manifestó el Dr. José Miguel Bastías.

La investigación distinguida se denomina “Efecto de dos métodos de secado aplicados al Pepino de Mar Chileno (Athyonidium chilensis) sobre su composición proximal, nutricional y propiedades físicas” que desarrolla el Dr. Bastías Montes junto a la estudiante del programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos UBB, Yanara Tamarit Pino, y el académico Dr. Andrés Segura Ponce.

Al respecto, el Dr. Bastías Montes explicó que el pepino de mar chileno cuyo nombre científico es Athyonidium chilensis, posee un alto contenido de catepsinas (proteasa que lo degrada rápidamente) por lo cual debe ser procesado en forma rápida para evitar su deterioro.

Comentó igualmente que más del 80% de la producción mundial se comercializa deshidratado.

“Los pepinos de mar originarios de Chile son exportados al continente asiático, principalmente a China, evidenciando un aumento del 297.87% en las ventas. Hasta ahora se envía seco salado. A la fecha no existen reportes de la caracterización del pepino de mar chileno fresco ni procesado, por lo cual, el estudio se planteó como objetivo evaluar el efecto de los métodos de secado solar y liofilización, sobre la composición proximal (humedad, proteínas, grasas y cenizas); nutricional (Hierro, Zinc, Calcio); y propiedades físicas (porcentajes de encogimiento, capacidad de rehidratación y retención de agua)”, describió.

El Dr. José Miguel Bastías comentó que entre los resultados se encontró que ambos procesos de secado no influyeron significativamente en el contenido de Hierro, Zinc y Calcio, por lo cual la calidad nutritiva del pepino deshidratado no se vio afectada. “El pepino de mar fresco evidenció un alto contenido de proteínas, mientras que el producto liofilizado mostró mejores resultados en la calidad física y química que el pepino seco. Estos resultados corresponden a una de las primeras investigaciones de la variedad de pepino de mar chileno fresco y procesado”, reseñó.

“El comité científico de ALACCTA, quien definió premiar a esta investigación, destacó el grado de innovación de esta propuesta; el impacto que genera en sí; el plus que supone investigar sobre materia prima nativa o autóctona; y también se evaluó la forma en que se presentó el trabajo”, ilustró el Dr. José Miguel Bastías.

En la oportunidad también dictó la conferencia denominada “Desarrollo de productos con alto potencial funcional a partir del Maqui (Aristotelia chilensis (Mol.) Stunz) La “super-fruta” nativa de Chile”.

En esta línea el Dr. Bastías Montes explicó que diversas investigaciones demuestran que el fruto presenta un alto contenido en polifenoles y antocianinas, poseyendo una actividad antioxidante 70% superior a sus más cercanos competidores.

“A la fecha, se ha logrado demostrar diversas propiedades beneficiosas para la salud como son su alto potencial antioxidante, su efecto hipoglucemiante, antiinflamatorio, cardioprotector, antiagregación plaquetaria, gastroprotector, efectos preventivos para diversos tipos de cáncer, retrasa la aparición de enfermedades neurodegenerativas tipo Alzheimer, entre otras, lo que ha permitido al maqui ser llamado la “Super-Fruta”, aseveró el investigador UBB.

Esto mismo, precisó el Dr. Bastías Montes, ha llevado a incentivar el desarrollo de diversos productos a partir del maqui, tales como la obtención de crioconcentrado a partir del extracto del fruto del maqui; obtención de harina de maqui, y polvo microencapsulado a partir del jugo del maqui.

El Dr. José Miguel Bastías explicó que en relación al crioconcentrado de maqui se obtuvo un producto concentrado 3 veces superior al extracto de maqui, con un alto contenido de compuestos bioactivos. En tanto, la harina obtenida a partir del bagazo de maqui con semilla, demostró ser un buen producto con características funcionales por su alto contenido de fibra dietética. Finalmente el polvo microencapsulado de maqui, obtenido por aspersión del jugo de maqui mezclado con maltodextrina y goma arábica en igual proporción como agentes encapsulantes, permitió obtener un producto con altos contenidos de compuestos bioactivos.

“De acuerdo a todos los resultados obtenidos se puede concluir que los productos desarrollados a partir del fruto de maqui son una alternativa para obtener excelentes productos con alto potencial funcional”, aseguró el Dr. Bastías Montes.

En segundo término, también dio cuenta de la investigación denominada “Determinación de fibra dietética total, soluble e insoluble y almidón resistente en harina obtenida a partir de semilla de Teosinte (Dioon mejiae)”, que realiza junto a la estudiante del programa de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos, Laura Flores.

“En este caso se trata de una harina obtenida de una planta originaria de Honduras, el teosinte. Con esta harina se elabora rosquillas, rosquetes, pan, mascaduras, tamales y tortillas, alimentos que sirven de complemento en la dieta de muchos hondureños entre indígenas y mestizos. A la fecha no hay una caracterización química y nutricional de la harina de teosinte, por lo cual se planteó como objetivo la determinación de fibra dietética total, soluble e insoluble y almidón resistente. Se utilizó harina de teosinte proveniente del Municipio de Gualaco, Departamento de Olancho, Honduras”, ilustró el Dr. Bastías.

Producto de la investigación se determinó que la harina de teosinte se puede utilizar para enriquecer formulaciones tradicionales a base harina de trigo, así como la posibilidad de combinarla con harinas de fuentes no convencionales para incrementar su valor nutricional.

“La estudiante Laura Flores, mediante esta investigación, realiza un importante aporte a la ciencia de su país”, aseveró el Dr. Bastías Montes.




Expertos se reunieron en la UBB para analizar impacto de desastres naturales y resiliencia urbana

Académicos, estudiantes, profesionales y expertos del mundo público y privado se dieron cita en la sede Concepción, el lunes 5 y martes 6 de octubre, para el workshop Ciudades en transformación: Cambio climático global, desastres naturales y resiliencia urbana. Convocados por nuestra Universidad, los participantes presentaron y analizaron propuestas técnicas, proyectos científicos y planes preventivos y educativos para la mitigación de los efectos del cambio climático y catástrofes naturales, con miras a fortalecer la capacidad de las ciudades y las comunidades de enfrentar y sobreponerse a estos eventos.

SE MINARIO CIUDAD EN TRANFORMACION ( IVAN CARTES ) 5-X-2015

En el acto inaugural, la prorrectora Gloria Gómez Vera precisó que el encuentro se enmarca en el proyecto de innovación para un hábitat sustentable que lleva adelante nuestra casa de estudios. La ciudad es una de las áreas de investigación de esta iniciativa abarcando, entre otros, los temas centrales del workshop, sobre los que la UBB cuenta, además, con la experiencia del trabajo de asesoría y apoyo al proceso de reconstrucción regional, tras el terremoto y maremoto de 2010.

SE MINARIO CIUDAD EN TRANFORMACION ( IVAN CARTES ) 5-X-2015

Por su parte Iván Cartes Siade, coordinador del grupo institucional de investigadores en Sustentabilidad, Resiliencia y Regeneración Urbana, S2R, advirtió que cada año se registra un creciente número de desastres de origen geológico, hidrológico y meteorológico, que afectan a millones de personas a nivel global. La realidad pareciera superar a la ficción, dijo. Agregó que, en países como el nuestro, el impacto de estos fenómenos se agudiza por las condiciones de pobreza e inequidad, la existencia de asentamientos humanos en zonas de riesgo y otros factores. En este escenario, a la Universidad del Bío-Bío le interesa contribuir a generar un hábitat más seguro y que considere la protección de los sectores más vulnerables, precisó.

SE MINARIO CIUDAD EN TRANFORMACION ( IVAN CARTES ) 5-X-2015

El alcalde de Talcahuano Gastón Saavedra Chandía valoró el aporte académico en este ámbito. El edil -que también intervino en la inauguración del encuentro- abogó por una gestión integral de riesgos, a partir de los aprendizajes y desafíos acumulados en los últimos años. Llamó a estrechar y proyectar la colaboración con el mundo universitario, a una mejor coordinación con la empresa privada, a profundizar la participación ciudadana y a velar no sólo por el resguardo y recuperación de los bienes materiales, sino igualmente por la salud mental y emocional de los afectados. Insistió asimismo en que los municipios son la primera ayuda visible después de ocurrida una emergencia, instando a recoger la mirada de estas corporaciones.

SE MINARIO CIUDAD EN TRANFORMACION ( IVAN CARTES ) 5-X-2015

La apertura del workshop Ciudades en transformación: Cambio climático global, desastres naturales y resiliencia urbana culminó con la conferencia del impulsor del proyecto Recupera Chile, Dr. Douglas Ahlers, de la Escuela de Gobierno Local de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, y del David Rockefeller Center para Estudios Latinoamericanos. En su exposición se refirió al estudio de los casos de New Orleans, Nueva Zelanda, Nepal y Chile, su impacto y el modelo de recuperación adoptado tras los desastres naturales que enfrentaron en 2005, 2010-2011, 2015 y 2010, respectivamente. La presentación abarcó aspectos como el involucramiento y liderazgo de autoridades centrales, la participación ciudadana y las comunidades locales y el restablecimiento de bienes y servicios de las áreas económica, de salud, medioambiental, patrimonio y otros.

Durante las dos jornadas en que se desarrolló el encuentro, se llevaron a cabo una serie de paneles y conferencias, con la participación de profesores de la Red de Master y Doctorados en Urbanismo y Arquitectura, docentes e investigadores de nuestra Universidad y representantes de organismos y entidades públicas y privadas. En la oportunidad se abordaron las temáticas Eventos climáticos, cambio global y efectos en el hábitat humano; Desastres naturales, impacto y vulnerabilidad urbana; Monitorización, alerta temprana y gestión de riesgo; Resiliencia urbana, recuperación y reconstrucción post-desastre; Comunidades urbanas y resiliencia social y Prevención, medidas de mitigación y gestión de la emergencia.

El programa concluyó con una visita a Dichato.

En la imagen exterior, previo a la inauguración, de izquierda a derecha: Los directores generales de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos, y de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, el alcalde Gastón Saavedra, Iván Cartes, la prorrectora Gloria Gómez y el expositor Douglas Ahlers. Al interior, arriba, intervención del geógrafo Marcelo Lagos, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en un de los paneles. En las restantes fotografáis, otros aspectos del workshop




Director de I+D+I integra nuevo Consejo Directivo de Fomento Productivo e Innovación

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos Maldonado, fue convocado por el intendente regional para integrar el Consejo Directivo de Fomento Productivo e Innovación, constituido en el marco del proceso de descentralización que impulsa el Gobierno. A la instancia conformada por representantes de los sectores público, privado y académico, le corresponde aprobar o rechazar las propuestas que presenten Innova Biobío, el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec) y la Corporación de Fomento (Corfo), cuyas competencias están siendo traspasadas desde el nivel central a la Región.

Junto con agradecer la confianza de la autoridad regional, Mario Ramos señaló que su incorporación al Consejo constituye un reconocimiento a la UBB y al aporte y compromiso institucional con el desarrollo regional. Entregaremos nuestra mirada como Universidad y como institución pública, contribuyendo a que las decisiones que se adopten se ajusten a la Estrategia Regional de Desarrollo, cuya elaboración fue liderada por nuestra Universidad, comentó Ramos.

Destacó igualmente que la creación del Consejo Directivo de Fomento Productivo e Innovación se inserta en un momento histórico del proceso de descentralización. En este sentido, recordó que el traspaso de competencias de Sercotec, Corfo e Innova desde la administración central al gobierno regional se inició en septiembre en nuestra Región, en una experiencia piloto en el país. El Consejo deberá definir o redefinir los instrumentos que se ponen a disposición de las empresas e investigadores, determinando su bajada a nivel regional, y también decidirá sobre la asignación de recursos a proyectos, puntualizó.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación valoró que el organismo esté compuesto por representantes de distintos sectores, lo que -dijo- enriquecerá su labor.

Además de la de  Mario Ramos – nombrado por el intendente Rodrigo Díaz en su condición de funcionario de una entidad pública -, a la fecha han sido oficializadas las designaciones de los empresarios Jorge Porter y Sergio Escobar; el jefe de la División de Planificación de la sede local de la Universidad Santa María, Patricio Rojas; el subgerente regional de Corfo, Francisco Bernasconi; el presidente de la Comisión de Fomento Productivo del Consejo Regional, Javier Belloy, y el ex jefe de gabinete de la Intendencia, Patricio Martínez, quien lo presidirá.