Especialista del INSP de México colabora en investigación de académica UBB

La investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública de México, Lizbeth Tolentino Mayo, quien se desempeña en el Centro de Investigación en Nutrición y Salud de dicha institución, colabora con el proyecto “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble” que lidera la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores.

La iniciativa fue seleccionada en el XVº Concurso Nacional de Proyectos de Investigación y Desarrollo en Salud FONIS 2018, FONDEF de CONICYT, y tiene como objetivo “Evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”.

La Dra. Jacqueline Araneda precisó que se busca generar una pauta que permita medir ambientes alimentarios y que pueda ser utilizada en diferentes ámbitos. “Esta pauta puede ser de utilidad para académicos e investigadores, así como para personal del área de salud que quiera determinar el estado del ambiente alimentario de su zona geográfica de referencia. También puede ser un insumo relevante para determinar o decidir aquellos lugares en que es necesario generar centros de alimentación saludables que permitan a las personas una mayor disponibilidad de este tipo de alimentos”, aseveró.

La investigadora UBB señaló que si bien a nivel internacional existen pautas de este tipo, lo aconsejable es contar con una que se adapte a la realidad chilena considerando el contexto nacional socio-cultural y político.

La nutrióloga Lizbeth Tolentino Mayo posee una Maestría en Ciencias en el Área de Nutrición y estudios de doctorado en el área de Demografía y cuenta con amplia experiencia en este tipo de investigaciones.

“Desde 2011 hemos desarrollado una línea de investigación para evaluar entornos saludables. En estas evaluaciones hemos medido diferentes aspectos relacionados con la alimentación y el estado de salud y nutrición de la población, entre ellos, etiquetado, publicidad y actividad física. En mi caso me he especializados en Publicidad, Etiquetado y Evaluación de entornos internos y externos de Escuelas”, reseñó.

A partir de estas investigaciones es posible identificar algunas estrategias empleadas por la industria alimentaria para promocionar alimentos que no siempre pueden considerarse saludables. “Advertimos que los productos que van dirigidos a los escolares utilizan frecuentemente a personajes que son reconocidos por estar en películas de moda o personajes que ya son de referencia para la población infantil en general”, ilustró.

La investigadora Lizbeth Tolentino Mayo comentó que entre los ámbitos que debe considerar una pauta para evaluar entornos saludables se debe considerar: el acceso a los alimentos (si se puede o no comprar), la disponibilidad (si hay o no), el costo, la calidad y las estrategias de publicidad que se utilizan en diferentes ambientes en los cuales se desarrollan los escolares. Entre estos últimos se identifican el hogar, la institución (escuela), los restaurantes y los alimentos y bebidas que se expenden en la vía pública.

Para mayor información de las investigaciones y programas de estudio del INSP, visitar https://www.insp.mx




Académicos UBB participan en V Congreso Chileno de Salud Pública

El Dr. Patricio Oliva Moresco, la Dra. Jacqueline Araneda Flores, la Mg. Gloria Cárcamo Vargas y la Mg. Gladys Quezada, académicas del Departamento de Nutrición y Salud Pública participaron en el V Congreso Chileno de Salud Pública y VII Congreso Chileno de Epidemiología realizado en la Universidad de Concepción, que tuvieron como lema “Ciudadanía construyendo salud. Salud en todas”.

El Dr. Patricio Oliva Moresco fue parte del equipo organizador, evaluador de trabajos y moderador de diversas mesas temáticas. El académico UBB también es representante de la Universidad ante la Red Chilena de Instituciones Formadoras en Salud Pública, uno de los entes convocantes.

Según explicó la académica Gloria Cárcamo, en esta oportunidad el foco se orientó a analizar las opciones o alternativas para generar espacios para la expresión y cuidado de las diversas culturas, considerando la promoción de la salud y la prevención y tratamiento de la enfermedad. Asimismo, se buscó responder a desafíos e interrogantes referidos a cómo hacer más inclusivos a los sistemas de salud y de qué manera se incorpora a la ciudadanía en el diseño de sistemas y políticas públicas en el área.

“El Congreso fue verdaderamente un espacio de diálogo que consideró a diversos actores. Es importante debatir sobre estos temas, más aún cuando se debe incorporar más activamente a la comunidad para que ésta se empodere y actúe de acuerdo a la salud que quieren para su vida”, explicó la académica Cárcamo Vargas.

Según se ilustró, durante el congreso se dictaron numerosas conferencias sobre migración, movilidad y refugio; interculturalidad y pueblos originarios; salud ambiental; salud bucodental; salud mental; salud ocupacional; servicios y sistemas de salud; coordinación y modelo de atención; sistemas y servicios de salud; equidad y determinantes sociales; participación social, ciudadanía y salud; medicina alternativa y complementaria; envejecimiento y discapacidad; enfermedades crónicas y factores de riesgo, entre otros temas de primer orden.

El V Congreso de Salud Pública y VII Congreso de Epidemiología fue organizado por la Sociedad Chilena de Salubridad SOCHISAL; la Sociedad Chilena de Epidemiología SOCHEPI; la Red de Instituciones Formadoras en Salud Pública y la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.




Estudiantes participaron en actividades informativas sobre la prevención del VIH

 

Diversas actividades en las sedes Concepción y Chillán realizó el Departamento de Salud Estudiantil de nuestra Universidad para educar en la prevención y la pesquisa temprana de VIH e infecciones de transmisión sexual, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de VIH Sida.

Las iniciativas forman parte del Plan de Acción definido por la Red de Fortalecimiento de la Vida Estudiantil de la Macro Zona Sur del Consorcio de Universidades del Estado de Chile, que integran las universidades del Bío-Bío, de La Frontera, de Los Lagos y de Magallanes, representadas en la mesa técnica por los jefes del Departamento de Salud Estudiantil de la UBB, Gustavo Marín y Sonia Contreras.

En el campus Fernando May de la sede Chillán, el 4 y 5 de diciembre, más de un centenar de estudiantes participaron en el conversatorio que abordó temas de epidemiología, manejo clínico del VIH, salud sexual y bienestar afectivo, consejería de profesionales, toma de test rápido de VIH y entrega de preservativos gratuitos, a cargo de los profesionales del Departamento en conjunto con la Seremi de Salud Ñuble, con la colaboración del Laboratorio del Hospital Clínico Herminda Martin y del Cesfam de la comuna de Chillán.

La enfermera del Departamento de Salud Estudiantil de la sede Chillán, Carolina Zúñiga, señaló que la actividad fue pionera en la región de Ñuble y respondió a la necesidad de educar y fomentar la prevención de enfermedades de transmisión sexual a través del uso del preservativo en los jóvenes, visto el aumento de estas enfermedades en el último tiempo. “Es de vital importancia intervenir en éste grupo etáreo. La actividad sobrepasó las expectativas tanto que ya estamos haciendo las gestiones para poder repetir la jornada de toma de test rápidos, además de poder incorporarla dentro de nuestras prestaciones habituales de Salud”.

En la sede Concepción, en tanto, los estudiantes participaron en la jornada “Encontrándonos con el VIH”, donde se desarrollaron temas como la prevalencia y perfil epidemiológico del VIH/SIDA en la región del Biobío y en Chile, los test rápido y de Elisa, testimonios del grupo de estudiantes de Diseño Industrial, Cactarius, dedicados a la confección de ropa agenero y de la Agrupación de Apoyo y Orientación a Personas que viven con VIH o familiares y cómo afecta el VIH a las distintas sexualidades.

La actividad contó con el apoyo de estudiantes del Taller de formación integral sobre “Sexualidad responsable”, dictado por la matrona de la UBB, Patricia Olivares, quien destacó el trabajo que se ha realizado todo este año en relación la sensibilización de la comunidad estudiantil, a través de distintas intervenciones, como talleres, consejerías masivas e individuales, además de campañas para la toma del examen de VIH de forma gratuita.

La coordinadora de la Mesa Intersectorial de Prevención de VIH/SIDA e ITS de la Seremi de Salud del Biobío, Loreto Bastías, valoró la alianza con las universidades para fortalecer las acciones que se llevan adelante en este tema y así llegar a más jóvenes, con el fin de que cuenten con información, que conozcan el tema y realicen la promoción y prevención en el tema. “Queremos que los jóvenes tengan la información, que tomen las decisiones estando informados, que usen preservativo no sólo para evitar el embarazo sino para prevenir estas infecciones de transmisión sexual”.

Las actividades, explicó el jefe del Departamento de Salud Estudiantil de la sede Concepción, Gustavo Marín, forman parte del trabajo colaborativo que se realiza durante el año con el Ministerio de Salud y con el objetivo de promocionar, prevenir y pesquisar el VIH e infecciones de transmisión sexual.




Académicas UBB lideran formación de promotores de salud en escuelas de Chillán

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Ana Pincheira Rodríguez, lideró el proyecto denominado “Formación de monitores en conductas promotoras de la salud en escuelas básicas de Chillán”, junto con la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. Luz Lobos Fernández. La experiencia permitió el desarrollo de un manual y metodología de trabajo para formación de monitores de salud en escuelas básicas.

Alrededor de 30 estudiantes de sexto año básico de la Escuela Palestina y de la Escuela Grupo Escolar, dependientes de la Municipalidad de Chillán, fueron capacitados como monitores en conductas promotoras de la salud en temas de alimentación saludable y ambientes libres de tabaco.

La académica Ana Pincheira Rodríguez, explicó que las escuelas son entornos propicios para desarrollar estrategias educativas en temas de autocuidado, salud y calidad de vida, de ahí la relevancia y pertinencia del trabajo con niños y niñas que se encuentran en etapa de formación de hábitos y que pueden sensibilizar a sus compañeros y a sus propios ambientes familiares.

“Este proyecto consideró temas priorizados por el Ministerio de Salud y de Educación, así como políticas públicas nacionales expresadas en la Ley N°20.606 Sobre Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, y la Ley N° 20.660 referida a los Ambientes Libres de Humo de Tabaco. Creemos que la ejecución de este proyecto fue una exitosa iniciativa que ha logrado empoderar a los niños y niñas potenciando sus capacidades de autocuidado, trabajo en equipo, colaboración, respeto y participación; de hecho, durante este segundo semestre ellos desarrollaron sesiones educativas con sus pares de cuarto y quinto año básico, trabajando activamente con unos 100 escolares aproximadamente, promoviendo conductas que favorecen una alimentación saludable y ambientes libres de tabaco”, explicó la académica Ana Pincheira.

En esta línea, el pasado 6 de diciembre los niños y niñas recibieron su certificación como monitores de salud, actividad que dio término al proyecto, ilustró.

La académica Luz Lobos Fernández, en tanto, reveló que la iniciativa se constituyó en una oportunidad para difundir conocimientos en salud con la participación de académicos y estudiantes en práctica de las carreras de Enfermería y Nutrición y Dietética, tributando a la formación y logro de los objetivos académicos de la docencia de pregrado.

“Este proyecto, además, permitió la creación de una metodología educativa innovadora, plasmada en un manual para formación de monitores de salud en escuelas básicas, que surge como una herramienta educativa para establecimientos de educación básica que contribuya a la salud y la calidad de vida en comunidades educativas de Chillán o la región”, valoró Luz Lobos.

El proyecto de Vinculación con el Medio consideró la participación de estudiantes del programa de Magister en Salud Pública UBB, junto a profesionales nutricionista y enfermera del CESFAM Violeta Parra de Chillán, quienes colaboraron en la elaboración e implementación de metodologías educativas activas pertinentes para escuelas básicas con el sello institucional de la Universidad del Bío-Bío.




Académica destacó en el XVIII Congreso Latinoamericano de Nutrición (SLAN) 2018

La investigadora del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, expuso dos trabajos en el XVIII Congreso Latinoamericano de Nutrición (SLAN) 2018 realizado en Guadalajara, México.

La primera ponencia se denominó “El papel de la academia en la construcción de sistemas alimentarios sustentables” presentada en la mesa temática “Sistemas alimentarios sustentables y equitativos en América Latina. Debates, tendencias e impacto de políticas”.

La Dra. Araneda Flores dio cuenta del SIG-Obesidad, grupo internacional de investigación cuyo propósito es profundizar la discusión sobre la obesidad y el sobrepeso en América Latina por medio del intercambio de conocimientos y la coproducción de materiales de referencia.

La académica explicó que SIG-Obesidad surgió a partir de convenios de colaboración establecidos entre investigadoras de la Universidad Estadual Paulista, UNESP de Brasil; Universidad Técnica Particular de Loja (UPTL) de Ecuador; la Universidad de Córdoba (UNC) de Argentina, en el ámbito de la entonces Red SSAN-UNASUL; y la Universidad del Bío-Bío.

Dichas casas de estudios superiores comparten la coordinación del grupo internacional de investigación. “El SIG-Obesidad comenzó sus actividades hace un año. Por medio de reuniones virtuales mensuales, que se realizan por Web conferencia, el grupo de coordinación ha puesto en discusión las Políticas para obesidad de sus respectivos países. Como producto de los primeros encuentros fueron elaborados fascículos con la sistematización de los documentos consultados y de las discusiones ocurridas. En su segunda fase, el SIG-Obesidad actuará en sesiones abiertas a los interesados y mediante sesiones de trabajo para la sistematización de las informaciones”, explicó la Dra. Jacqueline Araneda.

La segunda presentación se refirió a la investigación signada como “Estrategias de mercadotecnia en alimentos dirigidos a población infantil en puntos de venta en Chile”.

La Dra. Araneda Flores precisó que en este caso se planteó como objetivo “caracterizar en los puntos de venta las estrategias de mercadotecnia en alimentos y bebidas no alcohólicas dirigidas a la población infantil y adolescente y sus tutores, que contribuyen a la compra de productos de alto contenido energético y baja calidad nutrimental”, describió.

La investigadora UBB señaló que dicho tema adquiere relevancia como materia de investigación considerando que en los últimos años se ha reconocido mundialmente la influencia que tienen los “Ambientes Alimentarios” en el comportamiento de las personas y en el estado nutricional de las poblaciones.

“En Chile, durante los últimos años, se han desarrollado políticas públicas destinadas a asegurar la regulación de la publicidad de productos que afectan el estado de salud y nutrición, especialmente dirigida a los niños, tales como la regulación de la Ley 20.606 en la que se establecieron límites de energía, azúcares, grasas saturadas y sodio para los productos industrializados. Los alimentos que superaran los límites de estos ingredientes, deben rotular en su cara frontal el mensaje de advertencia “ALTO EN”, medida que ha llamado la atención de otros países de la región y de otros puntos del mundo”, comentó la académica.




Mesa de Salud Cardiovascular de Ñuble certificó como monitoras a funcionarias UBB

Las funcionarias administrativas Ruth Ocares, Pamela Díaz, Berta Parada, Claudia Bahamondez y Maribel Zapata, participaron en el Taller de Formación de Promotores/as de la Salud Cardiovascular, impartido por la Seremi de Salud de la Región de Ñuble a través de la Mesa Regional de Salud Cardiovascular que integra la Universidad del Bío-Bío.

La profesional nutricionista del Departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud de la Región de Ñuble, Denisse Muñoz Hernández, explicó que el taller tuvo como objetivo que las monitoras logren identificar factores de riesgo, factores protectores de la salud y al mismo tiempo, tomen conciencia sobre la necesidad de prevenir este tipo de enfermedades y problemas de salud a través acciones concretas como la práctica del Examen de Medicina Preventiva anual de carácter gratuito.

“Este taller consideró una serie de sesiones en el que participaron diferentes gestores comunitarios tales como funcionarias de la UBB, integrantes de voluntariado, agrupaciones de adulto mayor, entre otros. Se abordaron diferentes temáticas referidas a salud cardiovascular en la infancia, adolescencia, adultez y tercera edad. Cada equipo debió implementar una actividad práctica donde expresaran lo aprendido e hicieran difusión de este tema en sus espacios de trabajo o con quienes se relacionan habitualmente”, precisó Denisse Muñoz.

Durante la entrega de certificados las diversas agrupaciones participantes dieron cuenta de sus proyectos.

Las representantes de la UBB expusieron sobre el trabajo realizado que llevó por título “Salud Cardiovascular, Factores de Riesgo y Hábitos de Control”.

La intervención, realizada en el Campus La Castilla y en el Campus Fernando May, consistió en la entrega de un díptico informativo sobre la salud cardiovascular, factores de riesgo y hábitos de control, junto a una bolsita con alimentos saludables, frutas y frutos secos, las que fueron entregadas a académicos, funcionarios y estudiantes.

“Nuestro propósito fue realizar un pequeño pero significativo aporte, con el fin de que las personas tomen conciencia. La adopción de estilos de vida saludable tales como beber agua regularmente, evitar el consumo de tabaco y alcohol, incorporar el consumo de frutas y verduras en la ingesta diaria, evitar la sal y practicar actividad física, pueden marcar la diferencia. La salud cardiovascular debe cuidarse en las diferentes etapas del ciclo de la vida”, precisaron las funcionarias UBB.

El Examen de Medicina Preventiva del Adulto (EMPA), también asoma como una acción preventiva. Consiste en una evaluación médica gratuita que permite a las personas conocer su estado de salud y detectar precozmente enfermedades o factores de riego. Mide la presión arterial; glicemia; peso; estatura; colesterol total; cuestionario sobre riesgo de uso de tabaco y alcohol.  Si es tosedor se realiza el examen de tuberculosis; examen de funcionalidad en personas de 60 y más años, y PAP y mamografía en mujeres, entre otras.

Para acceder a él, los beneficiarios/as de Fonasa deben solicitarlo en el Centro de Salud Familiar donde están inscritos. En el caso de los afiliado/as a Isapre, deben solicitarlo en la misma aseguradora.




Académica UBB capacitó a funcionarios del Cesfam Dr. David Benavente de Ninhue

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Gloria Cárcamo Vargas, brindó las exposiciones “Intervención en crisis” y “Consejería individual y familiar” en el marco del Convenio Docente Asistencial entre la Universidad del Bío-Bío y la Municipalidad de Ninhue. La participación de la académica se dio en el contexto de la actividad de capacitación denominada “Salud Familiar”.

La coordinadora de la Comisión Docente-Asistencial, académica Ximena Sanhueza Riquelme, explicó que el Departamento de Salud Municipal de Ninhue solicitó a la Universidad una colaboración específica en el marco del convenio.

En ese contexto, la académica Gloria Cárcamo Vargas describió que el Modelo de Atención Integral de Salud, de carácter familiar y comunitario, asume que la atención de salud debe ser un proceso integral y continuo que centre su atención en las personas y sus familias, “que priorice actividades  de  promoción  de  la  salud,  prevención  de  la enfermedad  y  se  preocupe  de  las  necesidades  de  salud de las personas y comunidades, entregándoles herramientas para su autocuidado. Su énfasis radica en la promoción de estilos de vida saludables; en fomentar la acción intersectorial y fortalecer la responsabilidad familiar y comunitaria, a fin de mejorar las condiciones de salud”, según se indica en orientaciones del Ministerio de Salud.

La académica Mg. en Salud Pública, mención en Salud Familiar, Gloria Cárcamo, precisó que la actividad de capacitación se orientó a funcionarios y funcionarias del Cesfam Dr. David Benavente

“La capacitación se realizó mediante metodologías de taller. Se dio un amplio espacio al diálogo y la reflexión, y lo cierto es que todos los participantes se mostraron muy interesados y motivados. Igualmente, se mostraron dispuestos a participar en otras actividades de capacitación referidas a éste y otros temas”, aseveró la académica UBB.

El Modelo de Atención Integral de Salud se define como: “El conjunto de acciones que promueven y facilitan la atención eficiente, eficaz y oportuna, que se dirige más que al paciente o la enfermedad como hechos aislados, a las personas consideradas en su integralidad física y mental, como seres sociales pertenecientes a distintas familias y comunidades, que están en permanente proceso de integración y adaptación a su medio ambiente físico, social y cultural”, según consigna el Ministerio de Salud a través de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y la División de Gestión de la Red Asistencial (2005).




UBB releva necesidad de cultivar relación asistencial-docente en seminario AUR

La Agrupación de Universidades Regionales (AUR) convocó al seminario regional “Relación Asistencial Docente, su Importancia en la Formación de Profesionales de la Salud”, organizado conjuntamente por la Universidad de Concepción, la Universidad Católica de la Santísima Concepción, la Universidad Católica de Temuco y la Universidad del Bío-Bío.

La coordinadora de la Comisión Docente-Asistencial y representante institucional ante la Comisión Salud de AUR, académica Ximena Sanhueza Riquelme, comentó que el seminario permitió visibilizar un tema prioritario de las Universidades con carreras de la salud, que deben asegurar campos clínicos para la formación de calidad de los estudiantes, futuros profesionales.

El uso de los campos clínicos representados por hospitales y establecimientos dependientes de los Servicios de Salud del MINSAL se regula por la norma N°254, que establece los criterios de asignación de uso de los campos para la formación profesional y técnica. Sin embargo, la propuesta de modificación a través de la norma N°19 alertó a las universidades regionales y del CRUCH, pues dichos cambios no aparecían del todo convenientes. Actualmente, la ahora norma 20 se encuentra en contraloría nacional

La Universidad también estuvo representada por el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dr. Jorge Moreno Cuevas; el director de la Escuela de Nutrición y Dietética, Dr. Patricio Oliva Moresco, coordinadores de práctica de las carreras de Psicología y de Fonoaudiología, entre otros.

“El tema de los campos clínicos atañe a las universidades en cuanto formadoras de profesionales que se desempeñan en espacios hospitalarios. Es un aspecto relevante, pero la relación asistencial-docente va más allá, porque también es necesario cultivar y fortalecer la práctica de la investigación científica, un importante aporte de las universidades al quehacer hospitalario. Creemos que la relación asistencial-docente implica un fortalecimiento simbiótico entre universidades y la red pública de salud”, aseveró la académica Ximena Sanhueza.

La conferencia inicial fue dictada por la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Dra. Andrea Mena Martineau, quien abordó la historia de la relación asistencial-docente, destacando que los hospitales públicos nacieron con un importante componente de docencia pues era necesario formar profesionales cuya escasez era notoria, considerando la realidad epidemiológica del país. Los cambios del modelo económico y las lógicas del mercado terminaron por alterar un vínculo que era más estrecho.

El Minsal estuvo representado por el jefe del Departamento de Formación y Capacitación Dr. Andrés Mercado y por el profesional Claudio Román.

Las autoridades concurrentes, entre quienes se contó a los rectores Carlos Saavedra de la UdeC, Christian Schmitz de la UCSC, y el seremi de Salud de la región del Biobío, Erick Jiménez, destacaron la importancia de la relación entre las casas de estudio y el sistema público.




Primera Jornada de Salud, Migración y Calidad de Vida se vivenció en la UBB

Fortalecer las competencias teóricas y metodológicas en el estudio de la salud del migrante en la comunidad universitaria, profesionales externos y en los propios migrantes, además de visibilizar la vinculación directa entre migración y salud desde una mirada bio-psico-social, fue el principal objetivo de la 1ª Jornada de Salud, Migración y Calidad de Vida convocada por el Departamento de Nutrición y Salud Pública.

La actividad, que también contó con el apoyo de la Dirección de Extensión, la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, el Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile A.G. y la Escuela de Nutrición y Dietética, fue organizada por el académico UBB PhD (c ) Eduard Maury Sintjago.

El académico Maury Sintjago explicó que la migración y los procesos de aculturación (marginalización, integración, asimilación, segregación) pueden provocar en el migrante un trastorno adaptativo y se ha descrito que esto podría derivar en trastornos de la conducta alimentaria. “Estudios en EE.UU. han evidenciado que el riesgo de trastornos de conducta alimentaria (tipo atracón) aumenta a lo largo de las generaciones de inmigrantes y que posiblemente las causas pueden deberse a factores no específicos que subyacen a los cambios en una amplia gama de morbilidad psiquiátrica asociada con la migración, además de las presiones culturales”.

Eduard Maury destacó que Chile ha avanzado en reconocer en su política de salud la atención sanitaria a los migrantes, independiente del estado jurídico o migratorio de éste. Sin embargo, existen otros desafíos más complejos como el de concienciar al profesional sanitario en reconocer al migrante no sólo como un sujeto de derecho, sino también como una persona dotada de hábitos culturales particulares que condicionan la promoción de estilos de vida saludable, la prevención de la enfermedad y el tratamiento oportuno de patologías.

“Por ejemplo, el profesional nutricionista tiene que estar capacitado en “hacer lectura” de los hábitos alimentarios de los colectivos migrantes para poder realizar un diagnóstico dietético adecuado y una planificación alimentaria-nutricional ajustada a las normas culturales, favoreciendo de este modo una mayor adherencia al tratamiento”, aseveró.

El programa consideró, entre otras, las conferencias “Salud mental, bienestar y migración” del Dr. Alfonso Urzúa de la Universidad Católica del Norte; “Migración y alimentación: cambios y persistencias” (DIUBB 182420 4/R), del Ph.D (c ) Eduard Maury; “Alta prevalencia de inseguridad alimentaria y factores asociados en inmigrantes haitianos en el sur de Chile” (DIUBB 182420 4/R) de la MSc. Alejandra Rodríguez; y “Los desafíos de la salud local frente a los procesos de migración y calidad de vida. La experiencia municipal de Valparaíso” por el director de Salud Municipal de Valparaíso, Alejandro Escobar.

Durante la jornada también se realizó la presentación del documental “Raíces que migran” del académico MSc. Alejandro Cárdenas Baracaldo de la Universidad de Aysén.




Concurso FONIS seleccionó proyecto UBB sobre ambientes alimentarios no saludables

Iniciativa dirigida por la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, fue seleccionada por el XVº Concurso Nacional de Proyectos de Investigación y Desarrollo en Salud FONIS 2018, FONDEF de CONICYT. Proyecto se denomina “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble”.

La Dra. Jacqueline Araneda explicó que dicho proyecto pretende: “Evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”. La muestra de la investigación considerará un total de 234 escolares de tercero a quinto básico de establecimientos educacionales de Chillán, según se indicó.

La investigadora UBB advirtió que la Obesidad es una epidemia mundial. Es así como en Chile, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, arrojó que el 74% de la población mayor de 15

años presenta malnutrición por exceso. Igualmente, estudios de la JUNAEB, muestran que la prevalencia de obesidad se ha mantenido en proporciones que alcanzan el 25%.

La Dra. Araneda Flores sostuvo que países desarrollados han comprobado que la exposición a ambientes alimentarios no saludables aumenta la probabilidad de tener una mala calidad de la dieta y generar obesidad.

“Los Ambientes Alimentarios influyen directamente en la calidad de los alimentos que consumen los niños y niñas. Los Ambientes Alimentarios se definen como los puntos de venta en los que las personas pueden comprar alimentos, incluyendo las tiendas de conveniencia y los restaurantes, así como los ambientes en los que la gente adquiere alimentos de forma tradicional, como la agricultura y pesca”, manifestó.

En esta línea, la Dra. Jacqueline Araneda expresó que los Ambientes Alimentarios no saludables también se denominan “desiertos alimentarios” y se caracterizan como áreas con acceso limitado a conseguir alimentos saludables, como podría ser, a modo de ejemplo, un barrio con alto número de locales de comida chatarra, precisó.

“En Chile no existen pautas que evalúen la exposición a Ambientes Alimentarios. Se han implementado iniciativas aisladas para disminuir la exposición a Ambientes Alimentarios no saludables, pero no se ha evaluado la intensidad real de este problema. Algunos municipios han implementado ordenanzas municipales para restringir la venta de alimentos fuera de los establecimientos educacionales, pero es insuficiente”, aseguró la académica, relevando lo fundamental que resulta estudiar el tema con el propósito de proteger a los niños de esta nociva exposición.